Pioyá: Nuestro pueblo no admite ni admitirá cobardes armados que pretenden controlar nuestro territorio

Como es de conocimiento público el pasado 5 de marzo hombres fuertemente armados asaltaron nuestra Yat Wala (casa del cabildo) y posteriormente asesinaron a nuestro compañero Eider Arley Campo Hurtado. Hecho indignante que se suma a una serie de acciones delictivas del crimen organizado que nos afectaron más directamente a finales del año pasado y que siguen desarmonizando nuestro territorio, mientras nosotrxs seguimos levantados en resistencia con nuestras comunidades. Después de los lamentables hechos antes mencionados, hemos pasado varios meses de zozobra, intranquilidad, desvelo, dolor, rabia, impotencia con preguntas tras preguntas que siguen quedando en el aire, sin respuesta alguna. Comuneros y comuneras siguen advirtiendo y denunciando movimiento e intimidación por parte de personas fuertemente armadas en el territorio; presencia y circulación de extraños en motocicletas en la madrugada y a altas horas de la noche dentro del resguardo; llamadas telefónicas, mensajes de texto y de voz amenazantes que siguen llegando sin cesar al celular del Ne´jwesx “Gobernador” Ovidio Hurtado Pito y otrxs comunerxs.

Aún así, seguimos caminando la palabra y tejiendo acciones de control territorial por la defensa de la vida. Por eso el pasado 11 de abril realizamos la Audiencia Pública en el casco urbano de Caldono Cauca, denunciando las constantes amenazas contra las Autoridades y líderes de parte de los grupos armados, específicamente contra la Autoridad de Pioyá, en relación al ejercicio del Derecho Propio y la aplicación de Justicia Propia. También logramos reorganizar y estamos fortaleciendo a los Pu´yaksa (guardia indígena), para que sigan salvaguardando el territorio ancestral de Pioyà. En ese contexto, el 22 y el 23 de agosto fueron capturados Evelio Corpus Dagua y Robinson Valencia Corpus, implicados en el asalto a la casa del Cabildo y en el asesinato de nuestro compañero Eider Arley Campo Hurtado. Por eso, hoy 29 de agosto nos concentramos en Audiencia Pública en el resguardo de Pioyá para el juzgamiento, aplicación de remedio y respectiva sanción.

Hechos recientes

El miércoles 22 de agosto, en horas del día, el gobernador de Pioyá recibió una llamada de parte de la Fiscalía seccional Cauca, con la noticia de la captura de señor Evelio Corpus Dagua en la ciudad de Santander de Quilichao Cauca. El jueves 23 de agosto en el corregimiento de Mondomo, la fiscalía hizo entrega del capturado Evelio Corpus Dagua a manos de la Autoridad y los Puýaksa – Guardia Indígena- de Pioyá, trasladándolo hacia nuestro resguardo.

El jueves 23 de agosto la Autoridad en conjunto con los Pu´yaksa capturan en el territorio de Pioyá a Robinson Valencia Corpus; según las investigaciones y seguimientos del caso por parte de la autoridad ancestral, los ocho (8) capturados – recapturados – condenados y recluidos en marzo, confiesan haber sido diez (10) hombres quienes participaron en el asalto de la casa de cabildo y ser cómplices del asesinato del Puýaksa Eider Arley Campo Hurtado.

De los 10 involucrados directamente en este hecho violento, Evelio Corpus Dagua y Robinson Valencia Corpus lograron escapar, Corpus Dagua con su respectiva arma y ambos seguían prófugos de la Autoridad Ancestral. Con ellos dos, hasta el momento tenemos 10 personas capturadas quienes participaron en este lamentable hecho. Sin embargo, es probable que hayan más autores materiales involucrados, mientras los autores intelectuales siguen en libertad.

Desde el 24 hasta hoy 29 de agosto, el consejo de mayores realizó la investigación pertinente y en Audiencia Pública, la Máxima Autoridad -la Comunidad-, ratifica el juzgamiento, aplicación de remedio y sanción de Evelio Corpus Dagua y Robinson Valencia Corpus en presencia de la comunidad indígena Pioyá; de las autoridades ancestrales de Sa`th Tama Kiwe (La Laguna, Las Mercedes y La Aguada San Antonio; del Consejo Regional Indígena del Cauca (Comunicación y Derechos Humanos); de organizaciones y procesos solidarios; de medios de comunicación propios y alternativos.

Reconocemos y ratificamos

Audiencia 29_08_Pioya

Que con la gravedad de los hechos que siguen afectando a nuestro territorio, una vez más nos queda claro que la “paz” y el “postconflicto” que nos impusieron, en realidad es una estrategia de ocupación criminal de nuestros territorios. Y no es nueva, hace parte de la conquista que ya va para 600 años. En su fase actual, queda ilustrada en los hechos relacionados con el asesinato de Eider Arley Campo Hurtado. Hecho que no se puede quedar sólo con el castigo de los autores materiales, se requiere de respaldos y apoyos porque esta es una de tantas expresiones del crimen organizado y poderoso, que actúa más allá de Pioyá, más allá del Cauca y más allá de Colombia. Entonces, lo que nos sigue quedando claro frente a los hechos, es que el capitalismo es crimen organizado con articulaciones legales e ilegales y que esta fase nos va quedando al descubierto con este caso reciente en Pioyá.

Esa es la “paz”, es el “posconflicto” que nos llegó al territorio, una fase criminal territorial con actores legales e ilegales. Fase que está reclutando también indígenas para que nos matemos entre pueblos y a nombre de esa estrategia de guerra nos estamos matando hasta entre parientes. Nos están convirtiendo en víctimas y victimarios al servicio del opresor, del conquistador. Estos actos que desequilibran nuestros territorios no sólo se ven en hechos como los de Pioyá, también en hechos graves como el llamado conflicto Nasa-Misak. Disputas y tensiones que debemos conversar con la palabra y el corazón dulce alrededor de la tulpa como nos han enseñado nuestros ancestrxs, pues seguir agrediéndonos entre pueblos sólo le sirve a los señores de la guerra. Así sólo les hacemos el juego a los poderosos y ellos siguen ganando mientras nosotrxs nos seguimos desangrando.

Frente a la reciente captura de Evelio Corpus Dagua y Robinson Valencia Corpus, desde la autoridad tradicional de Pioyá, reiteramos hacia dentro, al movimiento indígena, al territorio de Sa´th Tama Kiwe, a todas y todos, que no hay lugar ni tiene sentido y es absurdo maltratarnos y matarnos entre nosotros. Aquí en Pioyá seguimos sintiendo ese dolor reflejado en el asesinado del compañero Eider Arley Campo Hurtado, porque aunque los asesinos obedecían órdenes de arriba, desde el opresor, a quien se mató fue a otro hermano Nasa. Nos duele en lo más profundo la muerte entre hermanxs, pues matarnos entre parientes, entre pueblos por una guerra ajena es convertirnos en las víctimas y victimarios de un sistema que nos quiere eliminar. De igual forma, le reiteramos al gobierno entrante, que en realidad lo que representa es la política del despojo, de ocupación, de persecución, de fragmentación y de negación de derechos de los pueblos. Que vamos a resistir y que la organización y la autonomía se convertirán en nuestros bastones de mando territoriales.

Insistimos en nuestro llamado al Movimiento Indígena, a nuestros hermanxs, a sentarnos a reconocer y abordar también las contradicciones internas que nos atraviesan como pueblos, a no matarnos ni nasas con nasas, ni nasas con misak, porque lo único que estamos haciéndole es el favor al opresor. Y con la captura de estos hombres que participaron en el homicidio de nuestro compañero, seguimos diciendo que el gobierno actual le da continuidad a la política de muerte, pero además profundiza el horror y el terror contra los pueblos. El llamado es a mirarnos a los ojos para reconocer que sólo contamos con nosotros y nosotras mismxs para defendernos. El llamado es a indígenas y no indígenas a resistir y a juntarnos para defendernos entre pueblos sin esperar nada del estado, porque del estado solamente podremos recibir conquista, despojo y muerte.

Por último, reiteramos nuestra denuncia y comunicado “Pioyá Corazón de la Resistencia” de la audiencia pública realizada el pasado 11 de abril del 2018, en donde manifestamos que:

“…Los acontecimientos sucedidos en el resguardo de Pioyá nos permiten concluir que no son hechos aislados sino que hacen parte de una estrategia de guerra que involucra a actores legales e ilegales. Las evidencias encontradas y los testimonios de los involucrados demuestran una sistemática persecución a la autonomía y a la resistencia indígena con la clara intención de destruir el proceso comunitario para que sea vulnerable. Todos los actores intentan lavarse las manos diciendo que los involucrados obedecen a intereses personales. Eso es una mentira descarada. Ellos se sirven de actores individuales para que trabajen al servicio de sus proyectos económicos, políticos y militares. Se sirven incluso de comuneros indígenas que engañados y empobrecidos se venden para matar a sus propios hermanos. Los utilizan para que a través de sus redes de informantes señalen a quienes son un estorbo a sus intereses codiciosos.

Ante eso, hoy más que nunca tenemos la claridad de señalar nuestro camino. No queremos más asesinatos, amenazas y desplazamientos. Nuestro territorio no es un corredor del narcotráfico. Nuestra comunidad no está al servicio de redes de informantes ni de ninguna infame estrategia de guerra. Nuestro pueblo no admite ni admitirá la presencia de cobardes armados que creen que nos pueden intimidar. No les tenemos miedo. Los actores armados deben salir de nuestros territorios y los controles territoriales de la guardia indígena continuarán para defender los territorios ancestrales, la resistencia, la autonomía y la Madre Tierra. La paz que queremos las comunidades no es la paz de las armas que protegen proyectos económicos al servicio de intereses multinacionales. La paz de los pueblos indígenas se construye con los bastones de autoridad al servicio de la autonomía de cada vereda, de cada resguardo, de cada territorio ancestral. Todos nosotros como comunidad somos guardias protectores de la vida. Por eso continuaremos el legado de Eider Arley para honrar su dignidad que es la dignidad de nuestro pueblo.”

AUTORIDAD ANCESTRAL DE PIOYÁ, 29 de agosto de 2018

Fuente: Colectivo De Comunicacion Indigena Intercultural Pioya

2 comentarios sobre “Pioyá: Nuestro pueblo no admite ni admitirá cobardes armados que pretenden controlar nuestro territorio

Comentarios cerrados.