En cambio, las medidas del Presidente de El Salvador frente a la pandemia…

Nayib Bukele, el Presidente de El Salvador (1) nombra y ordena lo extraordinario. Bukele es extra-ordinario porque sale de lo aceptado y ordena lo justo frente a la pandemia de Corona virus. El confinamiento, el contagio y la enfermedad requieren de recursos y medidas para proteger a un pueblo, no para señalarlo, someterlo y condenarlo. La pandemia exige estructuras, recursos, insumos y medidas para defender, proteger y cuidar a un pueblo y acá hace el análisis y ordena estas medidas desde el “pulgarcito” de Centro América. Por eso le dice a los más ricos: “Hay también algunos empresarios preocupados porque van a ser un 10, un 15, un 20% menos ricos. Miren, créanme, ustedes tienen dinero para vivir 10 vidas, 20 vidas, es decir, no van a vivir suficiente para acabárselo…” Hay que escucharlo con atención, ante el espejo y no tolerar nada menos que esto que acá se analiza y se decide con dignidad. Es el rasero a partir del cual desde un país empobrecido y pequeño sale la bofetada a todos los demás estados para que se sacudan, a todos los pueblos del mundo para que levantemos la frente, para que no sigamos de rodillas, para que abramos los ojos, tengamos dignidad y luchemos. Que la pandemia nos sacuda y nos despierte…que no es la hora del silencio sino la de la consciencia y la dignidad.

En este video (editado y completo) que compartimos se expresa a través de su palabra, el espíritu y el sentido de lo que debe impulsar la lucha de la humanidad para confrontar la pandemia de COVID 19, para levantarnos, ponernos de pie. La dignidad. La rebeldía. Excepcional porque además lo que debe inspirar y movilizar a los pueblos lo nombra desde el ámbito del gobierno, es decir, de la administración de recursos establecida para preservar y fomentar el orden del despojo, la dependencia, la obediencia y la sumisión. La codicia es ley y robar es sagrado. Nayib Bukele, ordena enfrentar la pandemia de COVID 19 de modo que los ricos, los poderosos, la clase dominante, se desprendan de su capital, lo retornen en medidas concretas y paguen lo que se requiere ahora mismo, para garantizar condiciones de vida de lxs confinadxs, por la alimentación de los pueblos, por hospitales (construye el más grande de América Latina exclusivamente para atender esta pandemia con 2300 camas en 2 meses y medio), ventiladores y todo lo que haga falta a quienes ante el riesgo de la pandemia no pueden someterse a la cuarentena y sobrevivir en su condición de despojo. Este es un acto de gobierno, como si los pueblos decidieran que nos convoca a decidir como pueblos “hasta cuando la dignidad se haga costumbre“. Es, desde un rincón del mundo, en esta hora en la que para enfrentar la pandemia global, lo primero, lo elemental, lo impostergable es que quienes han usufructuado explotando, deban pagar para beneficio de todxs…y si no lo quieren hacer y pretenden (como es normal y ordinario-como lo están haciendo) aprovechar la pandemia para dominar, especular y acumular más, la ley; esta ley extra-ordinaria y contraria al estado que acá dicta Bukele, les obliga a cumplir con la vida. A empezar, en esta hora en que la vida toda se encuentra amenazada, a devolver del excedente que no podrán gastarse en esta y varias vidas más. A devolvérselo a la humanidad, como un paso para devolvernos a la vida toda, a la tierra que como peste y pandemia, como humanidad bajo la normalidad del capitalismo patriarcal y racista estamos destruyendo.

Médicos de la “peste negra”

La hora de la pandemia del Corona virus, es un espejo en el que deberíamos ver cómo somos la peste, desde esta normalidad de codicia, que va a exterminarlo todo y que la vida, territorio por territorio, confinada y contagiada de devastación, está siendo exterminada para que unos, cada vez más pocos, se hagan cada vez más ricos. La normalidad, lo ordinario, el Estado, el retorno a lo establecido dictan la política “pública” y las medidas de emergencia y aislamiento en la perspectiva esperable de proteger el capital y el privilegio. El torrente de la historia ha forzado violentamente el flujo de la riqueza, de la vida toda, en la dirección de la codicia, del dominio y del poder. A unos les ha infestado de bienes y privilegios a costa de la destrucción del planeta y de los pueblos. Se estanca la ganancia pestilente. Infecta, contamina, invade, destruye y ordena el repliegue de la humanidad y de la vida sometida. El poder señala como antaño las puertas cerradas de la reclusión de los apestados con una cruz, que es tumba en vida para quienes sobran. Algo se les dará de consuelo y caridad que tendrán que agradecer mientras se pudren obedeciendo las medidas del desprecio. Algo, mientras quienes todo lo merecen y más, se refugian en palacios, mansiones, lujos y la vanidad de su arrogancia protegida e intocable. Todo lo que han extraído se preserva mientras pasa la tormenta y las políticas garantizan que el flujo de lo ordinario; de lo normal, de lo intocable, retorne…y lxs muertxs al olvido.

Capitalismo o vida. Tal es la disyuntiva que enfrentamos en estos tiempos de pandemia. Optar por la vida aquí y ahora es rebelarnos, desatar con nuestra fuerza el caudal represado para que fluya la vida. ¡Así Sí! Prácticas y Saberes. Pueblos en Camino

Nayib Bukele: Medidas frente a la Pandemia de Corona virus (editado)

Nayib Bukele, Presidente del Salvador¡Esto es ser presidente!

Posted by Nelson Cavieres on Saturday, March 21, 2020

Video completo

El primer caso…

Cadena Nacional en donde confirmamos el primer caso de COVID-19 en El Salvador.

Posted by Nayib Bukele on Wednesday, March 18, 2020

Pueblos en Camino
Marzo 22 de 2020

(1) Nayib Bukele perteneció al FMLN, ocupó cargos de elección popular y fue expulsado de este partido de izquierda por criticar la estructura autoritaria y la “vieja política”. Llegó a la Presidencia de El Salvador derrotando al bipartidismo y a pesar de las maquinarias que buscaron impedir alternativas a las estructuras con poder hegemónico sobre el estado. Todo parece indicar que se sale de la camisa de fuerza de los condicionantes del Estado, o, por lo menos se propone hacerlo.

Un comentario en “En cambio, las medidas del Presidente de El Salvador frente a la pandemia…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.