Evo convoca elecciones para evitar la catástrofe: El desafío de retomar el camino de los pueblos o caer bajo el capitalismo «democrático» imperial.

Lo que hasta hace unas horas resultaba imprescindible y parecía imposible, hoy es una decisión. Evo Morales ha convocado nuevas elecciones y renovará completamente el Tribunal Electoral. Como cuando revirtió hace unos años el «gasolinazo» impuesto por el FMI ante un levantamiento popular, hoy, cuando la ira y el odio son la consecuencia de la decepción y de la arrogancia, esta decisión puede de inmediato evitar una catástrofe total y, tal vez, permitir que los pueblos retomen el rumbo por el que llevaron a Evo a la Presidencia y este les condujo a la decepción, a la supresión sistemática de alternativas populares, críticas, indianistas y de izquierda, al resurgir de la más rancia derecha y a la sin salida.

Evo Morales anuncia la convocatoria a elecciones

Mario Rodríguez, de Radio Wayna Tambo de El Alto envió un texto aterrador y preciso en la descripción de lo que está sucediendo ahora mismo en Bolivia. Evo Morales y García Linera junto con un Tribunal Electoral manipulado y a su servicio, cometió un fraude abierto y evidente que ya se ha hecho público y es innegable. El fraude se da luego de que Evo haya perdido un referendo en el que pretendió modificar la Constitución en febrero de 2016 para elegirse una vez más. Primero, violar el resultado del referendo y la Constitución y ahora cometer un fraude abierto para evitar una segunda vuelta contra el candidato Meza, ponen en evidencia lo que ya es bien conocido por todas y todos: no es que hubiera ganado Meza, el candidato de la oposición sino que el disgusto y la indignación de la gente contra Evo, hizo que no pudiera ganar la presidencia en la primera vuelta como quería y la decisión de manipular los resultados para afianzarse en el poder, es como lo describe este texto con claridad, catastrófica para Bolivia. En síntesis, el fascismo de ultraderecha está desatado en Bolivia y se aprovecha de la indignación popular y de la rebelión contra el gobierno de Evo por fraude. Es un fascismo desatado, planificado, oportunista que pretende señalar, culpar, asesinar indígenas, a quienes, desde su racismo arraigado culpabilizan de todos los males de Bolivia sirviéndose del fraude como pretexto. Este fascismo desatado justamente aprovecha (con respaldos poderosos del capital transnacional e imperial, incluyendo la OEA que respalda los gobiernos ilegítimos de Chile y Ecuador mientras se muestra firme contra el de Bolivia) lo que Evo les entregó en bandeja de plata al afianzarse fraudulentamente en el poder. Este fascismo con nombres propios, planes, estrategias, armas, populismos, no tiene interés alguno en salvar la democracia sino en retomar la posesión de Bolivia purificándola de los «indios» que desprecian y siempre despreciarán. Este odio de siempre desatado como nunca, se afianza sobre las políticas capitalistas, corruptas, neoliberales, patriarcales que a nombre de la revolución se perpetuaron desde el gobierno Morales/García Linera. En este momento Bolivia está ad portas de una guerra de guerras civiles. La derecha quiere eso y quiere aprovecharse del descontento y de la indignación populares para desatar una catástrofe. Una vez más con dolor y con ira decimos que esta catástrofe ha sido provocada por la ambición de perpetuarse a toda costa en el poder de Morales-García Linera. Otro gobierno progresista que al traicionar al pueblo que por resistir al capitalismo racista y fascista les eligió y respaldó, se encuentra amenazado desde el poder del estado que les defraudó y por el resurgir de los fascistas que buscó dejar atrás para siempre.

Debemos conocer esta realidad para apoyar al pueblo de Bolivia y no dejarnos meter en la ecuación progresista o fascista que son dos lados de la misma del capital patriarcal, transnacional y racista. Es hora de apoyar a los pueblos o puede ser demasiado tarde. Afortunadamente la decisión de Evo Morales abre la posibilidad de dejar atrás el fraude electoral, aunque en este contexto consecuencia de mentiras, manipulaciones, engaños, maniobras, la falta de opciones es aterradora y evidente y el mecanismo electoral, expresión y dispositivo de democracias formales, resulta a todas luces insuficiente. Ojalá con este anuncio Bolivia vuelva a hacer una transición desde abajo y en ayllus y colectivos, hacia la libertad de los pueblos. Que las elecciones den fuerza a los pueblos para retomar su camino manoseado y amenazado desde el poder, el capital y el racismo. Esta transición renovada es un desafío descomunal e imprescindible. Todo lo demás es, pues, lo que está en ciernes y en curso: ira, racismo, terror y decepción. En Tiempo Real. ¿Dónde estamos? Pueblos en Camino.

Evo Morales Convoca Elecciones y Anuncia Renovación de Tribunal Electoral

«Fascismo colonial, señorial, neoconservador con una capacidad de choque como nunca hemos visto en Bolivia«

Buen día. Les mando mi manera de comprender el estado de situación actual en Bolivia. Parece que las horas del gobierno de Evo Morales y el MAS están contadas, salvo que acontezca algún movimiento inesperado. Los indicios de manipulación del conteo del voto son demasiados y ya es indefendible ante la mayoría de la gente los resultados electorales que den victoria a Evo en primera vuelta . El informe de la OEA se debería emitir recién el miércoles en la mañana, pero parece mucho tiempo hasta entonces y que el gobierno no alcanzará a llegar hasta entonces.

Incluso si ese informe propusiese segunda vuelta electoral, los liderazgos de los Comités Cívicos ya han dejado claro que su posición es renuncia de Evo y convocatoria a nuevas elecciones con nuevo órgano electoral. Con la ofensiva lanzada y la movilización que han conseguido, no parece que vayan a negociar un retroceso en estos pedidos. Es más, la oposición electoral (Comunidad Ciudadana principalmente), ha tenido que ponerse detrás del liderazgo “cívico” para intentar no perder el carro de un mínimo de apoyo y ha perdido toda iniciativa y recibe cada vez desplantes de los líderes cívicos y aun así sigue detrás de ellos porque saben que son quienes tienen el mando de esta movilización y, parece, del destino próximo del país. Estos liderazgos “cívicos” se expresan en Fernando Camacho del Comité Cívico de Santa Cruz y Marco Pumari de Potosí. desde mi perspectiva claramente expresan una mirada del país señorial, colonial, patriarcal, con discurso religioso neoconservador y con capacidad de organización de choque como nunca vimos de la derecha, con ribetes de un fascismo señorial. Incluso Pumari de procedencia claramente indígena andina, ha reproducido estos discursos apelando a lo religioso cristiano conservador como pueden en casi todos los medios de prensa, sean de donde sean.

Pumari y Camacho, ayer en el cabildo de Adepcoca. Foto:Freddy Barragán / Página Siete. Neo-fascismo racista y señorial del «Movimiento Cívico»

La movilización social contra el “fraude” ha desbordado sectores medios y ha incorporado, sin duda, a sectores populares y a organizaciones del campo popular enfrentadas al gobierno de Evo Morales desde hace rato u otras que se han ido incorporando en el camino. Organizaciones como el sector cocalero de los Yungas, la nación Qhara Qhara o la población urbana de Achacachi, son muestras claras de su enfrentamiento desde hace años con el gobierno y que han adherido a esta movilización, ya con dimensiones de estallido social. Otras organizaciones se han ido incorporando y que eran tradicionalmente base social del MAS: desde carniceros hasta sectores del transporte pesado o la policía de baja gradación o tropa. Sin embargo, El Alto, ciudad donde me muevo más, hasta ahora no se ha incorporado masivamente a esta movilización, aunque tampoco se ha movilizado sostenidamente en defensa del gobierno, salvo en algunos momentos concretos, pero fundamentalmente a través de las organizaciones más “orgánicas” alineadas con el gobierno.

Hay un ala del MAS que está planteando la retoma de la calle, ya que la iniciativa es de la movilización contraria al gobierno. De momento esta línea ha sido contenida y parece que no es la mayoritaria, pero hoy puede ser el desborde y que las organizaciones afines al gobierno entren en el campo de la confrontación violenta lo que nos llevaría a un escenario catastrófico. Hay otros sectores del MAS, en el gabinete, que sostienen que el camino es una salida negociada. De momento el gobierno no ha sacado ejército y esperemos que no lo haga.

Hoy la movilización contra el gobierno es más fuerte y ha desbordado a muchos sectores sociales. Sin embargo, eso no nos debería llevar a perder de vista que quienes han concentrado el liderazgo de la oposición en la calle son una expresión muy contundente de la extrema derecha, más allá que otros sectores estén en la movilización incluidos sectores de izquierdas muy diversa y amplia, medio ambientalistas, población con una legitima posición contra la concentración del poder del MAS y su aferramiento al poder incluso manipulando el voto y muchas más. Recordamos que el propio MAS llevó a que el debate se concentre en la legitimidad democrática, aunque pobremente concentrada en el voto y la institucionalidad de corte liberal, con su decisión de transgredir la propia Constitución y manipular los poderes para repostular a Evo Morales luego de un referéndum perdido para modificar esa constitución en febrero del 2016. Es gobierno nos llevó a este callejón.

Las protestas contra el gobierno de Evo Morales en La Paz se extienden. /REUTERS

Las muestras de racismo y señorialidad han desbordado el momento, podría contarles cientos de ejemplos que viví, vi, escuché y leí estos días. Estoy viviendo este tiempo en el centro de La Paz y lo escucho en los ascensores de mi edificio, en la calle, en el trato a la gente. Les podría contar muchos testimonios que me llegaron que muestran que además de una salida espontánea y legitima de la gente contra el gobierno, hay una estructura y una estrategia de movilización de actores muy contrarios a los sectores populares, por eso sigo señalando que lo que se viene es un señorialismo muy próximo al fascismo. Más allá de cómo se resuelve la crisis post electoral en este momento, lo que se quedará es lo que más me preocupa, lo que viene es todavía peor de lo que hemos estado viviendo este tiempo. Hoy recibí esto y me parece súper oportuno: “¿QUÉ ES LO INSOPORTABLE PARA ESTA ‘CLASE’ MOVILIZADA? La «falta de democracia» evidentemente no lo es, pues en dictadura jamás podrían haber hecho todo lo que hicieron en estos días. Lo insoportable es el goce del Otro, de ese otro históricamente subalternizado que empezó a gozar abierta y libremente…
«El psicoanálisis nos enseña que siempre subyace en la comunidad humana el rechazo de un goce inasimilable (el goce del otro) y que es resorte de toda barbarie.» (Antonio Bello Quiroz. Psicoanalista)”.

Mario Rodriguez,
Radio Wayna Tambo
El Alto, Bolivia

Noviembre de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.