¡Es la misma guerra en todas partes! ¡Ahora mismo! La guerra fascista global del capital patriarcal contra los pueblos

Nelton Rivera, para Prensa Comunitaria, Kilómetro 169 recoge en el texto que publicamos dos testimonios que refieren hechos en un lugar específico, involucrando actores particulares. Julio Gómez, autoridad comunitaria, se encuentra en el Parque Central, en la cabecera municipal, a la que se dirigió para realizar unos trámites, cuando la Policía se dirige directamente a él, lo rodea, lo retiene, le exige sus documentos de identificación. Los policías, luego de intentar sin éxito comunicarse telefónicamente, lo liberan. Un caso más de persecución que, en este ocasión, no tuvo consecuencias fatales….No es el único afectado. Rigoberto Juárez Mateo denuncia la forma en que una empresa (en este caso hidroeléctrica) ha montado una red que hace parte de una estrategia integral de despojo e incluye procedimientos para para vigilar, intimidar y perseguir a las autoridades comunitarias. A partir de estos hechos relatados, nos aparecen los hechos de terror y muerte de los últimos días, las últimas semanas y horas. No se seca aún la sangre por el asesinato de Don Temis (Temístocles Machado), dirigente comunitario y defensor de tierras urbanas en una ciudad destinada por el capital transnacional a convertirse en paraíso cómodo de empresarios, burócratas y turistas sobre la muerte y despojo de sus actuales y ancestrales habitantes. Cae asesinado Payancito; Nicomedes Payán Segura y son amenazados de muerte Naka Mandinga y Rolando Caicedo, todo hace parte de una “Sangría Étnica“. Nixon Mutis y Leidy Amaya, líderes comunitarios de dos regiones cercanas entre sí, fueron asesinados ayer 30 de enero por defender el derecho de vivir en paz. El cuerpo de Guadalupe Campanur Tapia, valiente defensora de su comunidad, líder, ejemplo de autonomía y lucha anti-patriarcal y rebelde es violada, golpeada y brutalmente asesinada. Su cuerpo es hallado en el kmt. 15 de una carretera. Hacía parte de las y los defensores comunitarios de su territorio que, dándole un ejemplo a su país y al mundo,  había expulsado conjuntamente a carteles, talabosques, políticos y policía para establecer un gobierno autónomo y estructuras de defensa comunitaria de las que hizo parte. Bernardo Cabal se declara preso político tras ser retenido por agentes del DEIC, por formar parte de una organización comunitaria de su pueblo indígena. El viernes pasado, miles de pobladores indígenas exigen justicia tras el asesinato, el miércoles anterior, de 3 de sus compañeros: “Los cuerpos de Ovidio López Sántiz, Francisco Méndez López, y Víctor Sántiz Gómez, fueron presentados en sus féretros ante unos cinco mil indígenas que se dieron cita en la plaza central y gritaron consignas en contra de María Gloria Sánchez (alcaldesa en exilio, representante de partidos políticos tradicionales al servicio del despojo, expulsados por la comunidad), cuyos simpatizantes dispararon contra los miembros del Movimiento de Resistencia Civil“. En el mismo atentado “quedó herido el abogado comunitario Juan Gabriel Méndez López, quien ha defendido legalmente ante los tribunales el derecho de ese pueblo indígena a regirse y gobernarse bajo sus usos y costumbres y no con el sistema político partidista.” En dos incidentes distintos, en extremos opuestos del mismo país y a menos de una semana de diferencia entre los dos, el ejército asesina a un grupo de indígenas que cazaban con arcos y flechas y a un guardia indígena comunitario Eleazar Tequia Vitucay, de 41 años, quién defendía a su comunidad agredida por el ejército que la acusaba sin sustento alguno de asaltar vehículos que circulan por la vía que atraviesa su territorio ancestral. En la mañana del jueves 24 de enero, el activista Quintín Salgado es asesinado. Defendía el territorio, el agua, los ríos. Las comunidades señalan como responsables de este crimen a una multinacional minera Canadiense; Torrex Gold Resources, frente a la cual la comunidad se declaró en huelga desde el 3 de noviembre de 2017, hartos de las condiciones de esclavitud y la destrucción ambiental causada por la mina en colusión con las autoridades locales y el crimen organizado (minera, autoridades y carteles son crimen organizado). La huelga continúa hasta hoy. Hasta el 10 de enero pasado se reportaban 34 asesinatos, incluidos 6 menores,  en Honduras entre quienes protestan el más descarado e infame fraude electoral presidencial contra una coalición de oposición a un gobierno y régimen ilegítimos al servicio de transnacionales que ocupan ese país a sangre y fuego. Estos 34 asesinados, se suman a los cientos de personas en ese país que  han caído por atreverse a exigir justicia y dignidad en defensa de sus vidas, derechos, riquezas y territorios, lo que resulta inaceptable para un país que ha sido destinado por el capitalismo para ser una base de operaciones del despojo y del desprecio. Más de 70 asesinados por día en México, 25339 en 2017 para beneficio de los intereses económicos extractivos transnacionales . Espiral asesina; 725 muertos en 721 días en Argentina. Cerca de 200 líderes comunitarios, hombres y mujeres, han sido asesinados en los últimos dos años, tras la firma de los “Acuerdos de Paz” en Colombia; un líder asesinado en promedio cada 48 horas. Un país en el que la ultra-derecha articulada al capital transnacional está contra toda opción de paz. Aunque este no es, ni pretende ser un recuento exhaustivo de amenazas detenciones, retenciones, ataques, asesinatos contra quienes defienden la vida y los territorios en diferentes lugares de  Abya Yala, intencionalmente hemos dejado por fuera los estados-nación donde se cometieron estos abusos y crímenes que permanecen y permanecerán impunes a menos que las propias comunidades los clarifiquen. Evidencias de los últimos días, hasta la noche anterior de esa guerra desatada por el fascismo transnacional empresarial extractivista y especulativo contra líderes y procesos colectivos y comunitarios lo mismo en Guatemala, como en México, Colombia, Argentina, Honduras, Chile, Walmapu, Perú, Venezuela, Uruguay…el mundo entero. Preámbulo de una guerra continental desde Venezuela a partir de reclutar a los pueblos en dos lados de la misma ecuación del capital extractivista (gobierno-oposición) contra los pueblos, por la activación de la acumulación involucrando los ejércitos y pueblos de la región contra el pueblo de Venezuela y todos los pueblos. Una guerra como la del Medio Oriente, basada en ese mismo modelo, en curso y en ciernes. Guerra que viene a consolidar el petrolero, empresario de la Exxon (Esso) Rex Tillerson, ahora actuando como Secretario de Estado. La misma guerra para reactivar la economía, en lo que vienen teniendo éxito en el Medio Oriente, y que, ahora mismo, mientras escribimos y desde hace varios días, la fuerza aérea Turca, con el apoyo de Rusia y bajo el manto de silencio cómplice de los EEUU, Israel, Arabia Saudita, bombardean de manera inclemente y aterradora Efrin, al Nor-Oeste de Siria. Uno de los tres cantones de Rojava liberados por el pueblo Kurdo, con el protagonismo y liderazgo de las mujeres. Ahora mismo, mientras las bombas asesinan y destruyen, la decisión está tomada: Efrin no caerá en manos del poder del capital que les hace la guerra con diversos pretextos para superar su crisis y, sobre todo, para aplastar lo evidente, lo que demuestra la Revolución en Rojava: que un mundo autónomo, matriarcal, colectivo, democrático, ecologista, no sólo es posible; ya existe a pesar y en medio de la guerra. Pero también que el terror y la guerra desatados por las naciones más poderosas al servicio del capital transnacional, como el Ejército Islámico, o los Carteles, o los paramilitares, o los escuadrones de la muerte en conjunción con los ejércitos articulados a la OTAN, al Pentágono y a todas las fuerzas nacionales y multinacionales al servicio del capital en su fase mafiosa transnacional, caen derrotados ante la decisión de un pueblo de defender su territorio y dignidad porque no hay más adonde ir y el robo debe detenerse. Las estructuras e instituciones estado-nacionales sirven una a una al fascismo corporativo transnacional bajo cuyo mando se encuentran las fuerzas represivas “públicas” de cada país. Es la misma guerra por territorios, trabajo y riquezas. La guerra fascista global del capital patriarcal contra los pueblos. La que, a nombre de todo el poder económico reunido en Davos nos declaró como vocero Macri: cuando anunció “…todos somos descendientes de europeos”. Ingenuo sería pensar en este contexto que se equivocó o que sólo se refería a Sudamérica. “Todos somos descendientes de europeos”, es decir, del proyecto capitalista, patriarcal, racista, clasista que se arroga el derecho a ocupar, someter y exterminar a quienes “no somos descendientes de europeos” de ese proyecto global de despojo que domina el mundo. En Davos, Macri nombró la guerra, la misma guerra en curso en todo el planeta. Guerra que no detendrán hasta cuando “todos seamos descendientes de europeos”. La libertad empieza por entender que de este otro lado y tejidas-tejidos a la Madre Tierra, abrazadas y abrazados entre nosotras y nosotros, estamos los pueblos, más allá y más acá de las fronteras del capital y de sus aparatos de despojo. Nos asumimos como pueblos y enfrentamos la guerra contra la vida y contra todas y todos en todas partes, o nos siguen masacrando una por una, uno por uno o en masa, mientras seguimos levantando banderas y respetando instituciones que nos explotan, roban y matan. Es la misma guerra dirigida primordialmente contra quienes consolidan la libertad y la autonomía. Somos diversos pueblos en la misma lucha por la vida ya, bajo amenaza directa, frente a la que muy pocos reaccionan y resisten de manera organizada y por ello son vulnerables y los matan… y esos europeos (máscara del proyecto global de la codicia en expansión) a nombre de quienes se nos ha declarado la guerra, la misma guerra (también contra los pueblos de Europa), debemos reconocerlos, resistirlos ¡YA!, liberarnos, hasta cuando queden atrás para siempre. Debemos tejernos como pueblos en resistencia y parteros de autonomía y vida. No es una opción, es un imperativo. No encontrar el camino es seguir observando cómo nos exterminan y permitiéndolo. ¡Así No! ¿No Más! Pueblos en Camino.

 

Julio Gómez: El Testimonio De Una Retención, “Ellos, Se Dirigieron Directamente A Mí”

FOTOGRAFÍA NELTON RIVERA. Prensa Comunitaria Km. 169

El martes 16 de enero, Julio Gómez, autoridad comunitaria y coordinador del Gobierno Ancestral Plurinacional de San Mateo Ixtatán, viajó a la cabecera departamental para realizar varios trámites en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) de ese departamento. Se detuvo un momento en el parque central, cerca del puesto de lustradores, de pronto aparecieron varios agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) que se dirigieron directamente a él y sin ningún motivo le pidieron su documento de identidad.

Ante esta solicitud Julio entregó su documento. Los agentes de la PNC llamaron en reiteradas veces a varios números telefónicos, sin darle una explicación del porqué lo retenían. Los oficiales volvían a llamar por teléfono, una y otra vez. Luego optaron por revisar las cosas que Julio portaba en su mochila.

“Abrí tu mochila me dijeron ellos, y revisaron todas mis cositas… luego me devolvieron mi documento y solo afirmaron que ese era su trabajo. No entiendo por qué solo a mí me detuvieron y revisaron mis cosas”.

Un total de siete agentes de la PNC lo retuvieron. Eran las 10:45 de la mañana. Para Julio, el actuar de la PNC fue preocupante porque fue a la única persona a la que retuvieron por 30 minutos en el parque central. Ninguna otra persona de las muchas que circulan en ese mismo lugar fue detenido, ni tampoco había un puesto de registro.

A un costado del parque central de Huehuetenango está una comisaría de la PNC, a unos 50 metros de distancia. Pero Julio Gómez cree que alguna persona dio aviso de su presencia esa mañana en el parque central. Esta retención podría estar vinculada con la lucha en defensa de los ríos que están llevando en el territorio de San Mateo Ixtatán de la cual Julio forma parte, y por la criminalización que realiza la empresa hidroeléctrica, Promoción de Desarrollo Hídrico, S.A. (PDHSA) – Energía y Renovación SA.

Luego del incidente, los policías se alejaron del él, con la preocupación que le generó la posibilidad de una detención arbitraria. Decidió continuar con las gestiones por las que viajó y se trasladó a otro lugar. Julio Gómez corrió el riesgo de vivir una detención arbitraria como muchas que han ocurrido en contra de las autoridades ancestrales y comunitarias del norte de Huehuetenango.

“Ellos, (los policías) llegaron directo a mí, no fue por casualidad, o por una rutina de revisión de personas”.

Esta no es la primera amenaza o agresión que sufre Julio Gómez. Un año antes fue agredido cuando estaba trabajando. El alcalde municipal también ha querido perjudicarlo, incluso apareció descrito en un documento que un Consorcio de empresas llamado “Paz, Desarrollo y Cultura”. Lo nombraban como una amenaza para las hidroeléctricas por ser “un líder radical y sin propuesta”. Es en este contexto de agravios permanentes que distintas autoridades locales en San Mateo Ixtatán y en microrregiones como Ixquisís opuestas a la construcción de hidroeléctricas están sufriendo por reclamar sus derechos y defender los bienes naturales. Esta historia se ha repetido durante los últimos 10 años en Guatemala.

La persecución permanente contra las autoridades comunitarias

Prensa Comunitaria Km. 169

FOTOGRAFÍA NELTON RIVERA.

Para Rigoberto Juárez Mateo, autoridad ancestral q’anjob’al, es preocupante cómo la empresa montó una red con personas que se dedican a darle seguimiento a las autoridades comunitarias chuj y q’anjob’al del territorio de San Mateo Ixtatán y que también forman parte del Gobierno Ancestral Plurinacional, este seguimiento tiene como fin ubicar cuáles son las actividades de la gente, a dónde van, qué hacen, cómo se mueven, etc., similar al trabajo que hizo el ejército durante la contrainsurgencia.

Vemos como la estrategia de los empresarios nuevamente subió a otro nivel de agresión en el territorio norte, especialmente en San Mateo Ixtatán, donde la persecución la están haciendo estructuras para estatales vinculadas a la hidroeléctrica, a la empresa Energía y Renovación SA, pero también se está haciendo desde las fuerzas de seguridad del Estado, y en esa línea el Estado de Guatemala está promoviendo órdenes de aprehensión y procesos penales en contra de las autoridades para beneficiar a la empresa.

El Gobierno Ancestral Plurinacional responsabilizó a la empresa PDHSA – Energía y Renovación SA, al alcalde municipal Andrés Mateo Alonzo y a otras empresas que están operando en beneficio de la PDHSA, de cualquier situación que sufran las autoridades locales, comunitarias y ancestrales.

Por ejemplo, ninguna de las denuncias que el pueblo chuj y q’anjob’al ha puesto ante el Ministerio Publico (MP) avanza, especialmente, denuncias en las que están involucrados personas dentro de la municipalidad de San Mateo Ixtatán, el propio alcalde municipal y personas vinculadas a la hidroeléctrica en la microrregión de Ixquisis, el asesinato de Sebastián Alonzo Pascual de 72 años de edad, el 17 de enero de 2017 sigue en la impunidad. Crónica del asesinato de Sebastián Alonso Juan

Otra agresión que vemos en el territorio, afirmó Rigoberto Juárez Mateo, es la presencia de las fuerzas militares de los Estados Unidos, como una acción contradictoria su gobierno, ¿cómo es posible que estén apoyando a las empresas que están dañando la estabilidad social, cultural y económica de los pueblos?, y al mismo tiempo aplican una política migratoria violatoria de los derechos humanos en contra de los connacionales chuj y q’anjob’al que están en los Estados Unidos trabajando y son el sustento de la económica del país.

El análisis que hacemos como autoridades, es que la presencia del Comando Sur, responde a la línea estratégica de los planes que tienen para el “triángulo norte” como le nombran, y al mismo tiempo defienden intereses económicos que solo buscan perjudicar a los pueblos en lo comunitario, coincidentemente con el despliegue de la persecución penal y criminalización que tienen en la nación chuj y q’anjob’al.  Enfatizo Rigoberto Juárez.¿Por qué hubo presencia militar norteamericana en San Mateo Ixtatán?

Por: Nelton Rivera.
Kmt. 169
Prensa Comunitaria
Guatemala
Enero 29 de 2018
http://www.prensacomunitaria.org/julio-gomez-el-testimonio-de-una-retencion-ellos-se-dirigieron-directamente-a-mi/

Ver también

4 comentarios sobre “¡Es la misma guerra en todas partes! ¡Ahora mismo! La guerra fascista global del capital patriarcal contra los pueblos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *