Grecia: Lecciones y caminos desde la Dignidad, la Rabia y la Esperanza en la fuerza colectiva.

El 16 de Julio de 2015 realizamos este Encuentro de Pueblos en Camino en el espíritu de ayudar a tejer resistencias y autonomías entre pueblos y procesos- El encuentro se realizó apenas unos días después del referéndum en el que el 62% de las y los votantes en Grecia le dijeron ¡NO!, ¡OXI! a las políticas de austeridad y sometimiento a la troika y al poder económico del capitalismo en le Unión Europea. También unos días después de que el Gobierno de “izquierda” de Syriza,  con Tsipras como Primer Ministro que prometió dejar atrás la austeridad y quien convocara a este referéndum y quien muy a pesar y en contra de los resultados del mismo, presentara e hiciera aprobar en el parlamento un “acuerdo” humillante y contrario a la decisión del pueblo, a favor del despojo económico y la humillante pérdida de soberanía en beneficio del poder económico del gran capital. Este “acuerdo” fue aprobado por la Troyka y el futuro inmediato para Grecia, es de despojo, miseria y humillación. “El pueblo Griego le dijo ¡OXI! ¡NO! al miedo” en un acto de dignidad y valor ejemplar. Las máscaras de la izquierda institucional se caen y el capitalismo también desenmascara su proyecto real hundiendo la fantasía de la Europa democrática y participativa. Acá compartimos el debate que viene de las calles y los hogares en Grecia y en el mundo, para que siga y se convierta en palabra y camino de los pueblos tejiéndonos en resistencia y lucha. ¿Dónde Estamos? Lectura de Contexto. Pueblos en Camino

“Vivíamos en Europa, teníamos beneficios y se cayeron.

1. En claro debe quedar que Syriza no era izquierda nunca (como la definimos, la entendemos, la sentimos, la vivimos y la luchamos nosotrxs)

2. Syriza sigue como gobierno y los que en Europa dominan quieren demostrar que pueden gobernar aun con un gobierno anti-memorándum. Al poder de la Troika y de la Europa del capital, esto no los afecta. Por el contrario les sirve, si alguien levanta la cabeza para oponerse con dignidad. Si lo hace aún con el voto mayoritario, no les importa. Descarada y abiertamente lo aplastan y esto no necesita argumentarse. Los hechos lo ponen en evidencia. Hay un poder del capital supra-nacional que ocupa Europa y es intocable y autoritario que ya no se preocupa por las apariencias o las formas y agrede abiertamente

3. El NO, el referéndum con el 62% del OXI es un embrión, con un camino para recorrer. Es un tesoro, mucho más que una posibilidad, es un camino que puede abrirse a la dignidad.”

Evgenia Mijalopoulou

 

Grecia: Lecciones y caminos desde la Dignidad, la Rabia y la Esperanza en la fuerza colectiva.

 

El 16 de Julio de 2015 realizamos este Encuentro de Pueblos en Camino en el espíritu de ayudar a tejer resistencias y autonomías entre pueblos y procesos- El encuentro se realizó apenas unos días después del referéndum en el que el 62% de las y los votantes en Grecia le dijeron ¡NO!, ¡OXI! a las políticas de austeridad y sometimiento a la troika y al poder económico del capitalismo en le Unión Europea. También unos días después de que el Gobierno de “izquierda” de Syriza,  con Tsipras como Primer Ministro que prometió dejar atrás la austeridad y quien convocara a este referéndum y quien muy a pesar y en contra de los resultados del mismo, presentara e hiciera aprobar en el parlamento un “acuerdo” humillante y contrario a la decisión del pueblo, a favor del despojo económico y la humillante pérdida de soberanía en beneficio del poder económico del gran capital. Este “acuerdo” fue aprobado por la Troyka y el futuro inmediato para Grecia, es de despojo, miseria y humillación. “El pueblo Griego le dijo ¡OXI! ¡NO! al miedo” en un acto de dignidad y valor ejemplar. Las máscaras de la izquierda institucional se caen y el capitalismo también desenmascara su proyecto real hundiendo la fantasía de la Europa democrática y participativa. Acá compartimos el debate que viene de las calles y los hogares en Grecia y en el mundo, para que siga y se convierta en palabra y camino de los pueblos tejiéndonos en resistencia y lucha. Como insumos para este encuentro compartimos los siguientes:

 

Theodoros Karyotis. Grecia desde abajo. Video-entrevista 

 

Syriza se ha rendido, es el momento de reforzar las resistencias populares. Theodoros Karyotis 

 

LAS REPERCUSIONES DEL “ACUERDO” ENTRE GRECIA Y LA TROIKA. Raúl Zibechi

 

Presentan desde Grecia

 

Katerina Nasioka

Evgenia Mijalopoulou

Theodoros Karyotis

 

Presentación-Provocación desde Grecia

 

Evgenia Mijalopoulou

 

Kalimera en Griego. Buenos días. Debe empezar Teo. Ya ha escrito un artículo en caliente sobre el tema y se ha circulado entre todas y todos y publicado como insumo para esta discusión. Creo que sería un buen punto de partida. 

 

Theodoros Karyotis (Teo)

 

Empiecen ustedes y yo les sigo con gusto.

 

Evgenia

 

Debemos, Katerina y yo advertir algo: No tenemos la distancia adecuada para hacer un análisis completo sobre una situación además tan reciente y tan intensa, y, por eso, las preguntas y comentarios que hagan ayudarán. 

 

Queremos poner tres puntos para empezar: 

 

1. ¿Syriza es izquierda o no? No tiene que ver con nuestra opinión sino con algo más profundo: o le damos otro sentido a “la izquierda” o la abandonamos como termino. No puede nombrarse izquierda todo, desde el PRD de México, hasta el gobierno de Lula y Dilma, Syriza y muchos más incluyéndonos a nosotr@s y/o l@s zapatistas en esa “izquierda”.  Si los zapatistas son “izquierda”, entonces, SYRIZA y Dilma y PRD no lo son.  Eso, el sentido de lo que es izquierda no puede seguirse asumiendo. Hay que abordar este tema y reflexionar en esto.

 

2. Conocer y reconocer al capitalismo hoy.  Las Características que tiene hoy en día el enemigo. Y especialmente (porque nos interesa por lo de Grecia) como se expresa hoy en día el capitalismo en Europa. Necesitamos hacer un análisis de él y entenderlo. Si no lo hacemos, si no lo entendemos, fácilmente caemos en sus trampas y nos equivocamos. 

 

3. 62% del Referéndum. Este es el tema más importante y más valioso. Para todas y todos nosotros. Quienes acá nos reunimos y nos encontramos y quienes nos identificamos al acercarnos en la lucha  y el camino, ese 62% es crucial para la lucha desde abajo.

 

Katerina Nasioka

 

1. Syriza: Ahora en Grecia mucha gente dice que es el fin de un período histórico, de una etapa: metrópolis/post-dictadura hasta hoy. Todas las fuerzas, absolutamente todas, de todas las tendencias, pasaron por el molino del poder y salieron derrotadas. No tenemos ninguna ilusión, a partir de la evidencia y experiencia acumuladas, de que la izquierda oficial pueda hacer una lucha contra el capital en nuestros términos.

 

Sobre el Carácter de Syriza. Syriza avanzó una Estrategia en dos ejes: 

 

1. Lograr un tipo de consenso nacional bajo el capitalismo; cohesión social basada en la consolidación de la producción en Grecia y un equilibrio menos desigual, pero bajo el capitalismo. Equilibrio con las clases bajas solamente resolviendo situaciones extremas sin transformar la estructura de clases ni el establecimiento. No presupone redistribución de la riqueza. Ahora vemos, ante los hechos, que es así. Que este es el proyecto Syriza: Un arreglo con las élites en este sentido.

 

2. La Ilusión de Syriza. Un capitalismo más suave. Su proyecto político es el de un estado social débil posible. No reconoció que la única vía que tenemos contra el capital es más conflictiva que consensual. Estos puntos que presentamos únicamente describen el resultado visible a partir de las decisiones que tomó Syriza y que tienen el  respaldo de la derecha y del centro, sin el carácter de izquierda que mucha gente pensó que tenía a partir de ilusiones, deseos, necesidades y discursos. 

 

Evgenia:

 

Syriza nunca era de izquierda. Se trata de un partido socialdemócrata en una Europa en la que ni siquiera cabe la socialdemocracia light ¿Podría avanzar hacia la ruptura con la UE? La respuesta es NO!. No estaba en las opciones de la dirigencia de Syriza la ruptura con UE. Ninguna ruptura. 

 

Sí que tenía una estrategia y ésta es permanecer en la UE a toda costa. Esto no lo ha ocultado nunca. Por eso nunca pensaron en serio en un Plan B (y cuando hablo de “plan B” no hablo solo de la salida del euro). Trazó el camino de negociaciones con la UE según esta opción. En mi opinión, estas negociaciones con esta orientación era errada. Pensaron aprovecharse de fisuras en la UE para empujar a Europa a un capitalismo más humano. Esto es totalmente imposible y equivocado.

 

Se trataba de Don Quijote, salvando a la señora de sus sueños (la bella Europa) del desastre, pero no había molinos de viento esta vez sino gigantes reales.

 

 

Claro, hay quienes en Syriza están y manifiestamente siempre estuvieron a favor de salir de la UE. Con ellos estoy más enojada que con Tsipras y sus aliados. Una parte de la Juventud de Syriza, la Plataforma de Izquierda  y otros. Mi enojo se debe a que lo que están proponiendo no pasó de ser discurso, es decir, no tuvieron nunca nada más serio y contundente que una opinión. Ninguno de ellos se había sentado a la mesa a diseñar el proceso de la salida del Euro. Cómo hacerlo. No tenían estrategia (tanto ellos así como varios de la “izquierda radical” no parlamentaria que proponían la salida del euro). 

 

Tsipras tenía un objetivo estratégico y una agenda: quedarse en Europa. Ellos, en cambio, no pueden hablar. Porque son ellos que dieron legitimidad a lo que es hoy SYRIZA, es decir un partido presidencial, jerárquico que nada tiene que hacer con la izquierda. Ellos lo permitieron hacerse así. Ellos, siguiendo la tradición patológica de la izquierda, huyeron de las calles y de la lucha colectiva hacia arriba, para tener una parte de la torta dentro del partido y del gobierno. 

 

¿Es todo eso (Tsipras y los demás de SYRIZA) “izquierda”?

 

O renombramos la izquierda cuestionándola y re-definiéndola, o la abandonamos como algo que no nos incluye

 

Katerina:

 

Un punto muy importante es que con lo que pasó, se rompió definitivamente la narrativa de la Europa de los pueblos y de la democracia. Esto se verá más en el futuro, pero ya ha sucedido. Las contradicciones de este proyecto de la UE se intensificaron al grado de que algo se rompió. Es el comienzo del fin de una política de muchos años.

 

Lo otro: la salida del Euro y el Dracma. De acuerdo con Evgenia. Si pensamos el Dracma, una moneda propia por fuera del Euro, como un proyecto en sí, pues no es una ruptura con la UE. Recordemos que Schauble mismo, desde la Troika propone esto como salida. La propia institucionalidad financiera propone a salir del Euro, sacar del Euro a Grecia. Seguramente llegaremos allí, pero lo importante es entender que esto, contrario a como se presenta y argumenta, no es una ruptura con políticas neoliberales ni con el capital. No cambia la correlación de fuerzas contra el capital sino a favor del mismo y en esencia es una redistribución y despojo de los pobres a favor de los ricos. Dracma es capitalismo neoliberal con otra cara. Un distractor. 

 

No tenían un plan frente al modelo económico y la UE porque Tsipras no lo quería y porque en realidad no significa una ruptura.

 

El verdadero NO! (OXI) es algo muy distinto a lo planteado y propuesto vagamente o en términos de otra moneda. OXI, implica una apertura a algo que no conocemos y que nos ayuda a salir luchando a nuestra manera pero no en torno de la moneda y la economía porque es igual, son lo mismo.

 

Lo que vamos a ver lo que se nos viene encima: las medidas son muy duras. Nuestra cotidianidad va a ser muy difícil. Vamos a enfrentar una situación muy difícil y ante esta, al enfrentarla, ganará sentido ese OXI! Allí se pondrá a prueba y seremos desafiados. Esta durísima situación que vamos a enfrentar puede producir, a partir de este OXI, un grito que no tiene forma en este momento, desde la cotidianidad, la pobreza, un camino de caminos en el que surja lo que necesitamos. Lo que queremos. Lo que nos motivó a decir OXI con dignidad. 

 

Teo:

 

Comparto todo lo que han dicho las compañeras. Asumo como abogado del diablo, en aras de la discusión, el papel de conciliador: 

 

Syriza, tanto como proyecto y su fracaso eran inevitables. Es la Crónica de un fracaso necesario e inevitable y anunciado. La sociedad creía que con este proyecto iban a encontrar la salida a la crisis y a la austeridad. Era predecible y ya fracasó. Este es el momento critico. Syriza construyó una hegemonía brutal en movimientos sociales y al hacerlo los desmovilizó. Esta hegemonía se derrumba,  termina en un día. Lo bueno de esto es que a nivel Europeo quedó claro que Europa no es otra cosa que la imposición y la dominación y no ese cuento falso de unión y democracia. La izquierda debe reconocerse en este engaño. El proyecto que se proponía y prometía cambiar el rumbo de Europa sin cambiar cosas de fondo se derrumbó.

 

Ésta pérdida de la fe en la democracia representativa, para la mayoría, puede, por un lado generar un deseo de profundizar la democracia, hacer de ella una democracia radical, popular, real, pero por el otro lado puede producir un rechazo a la idea de la democracia  y llevar a posturas más reaccionarias de ultraderecha. Posturas que tienen representantes y fuerzas concretas en todas partes como Aurora Dorada en Grecia y o como el Front National de Francia o el UKIP de Inglaterra. Ya se ve esta posibilidad real y concreta con actores visibles que pueden aprovechar el fracaso de proyecto de la izquierda reformista. 

 

Sin duda alguna, el legado enorme es el NO! OXI mayoritario. Tenemos que profundizarlo. Esperar activamente y trabajando a que termine, a que haga su tránsito el ambiente de terror que experimentamos y ver cómo profundizamos en la democracia radical real desde abajo.

 

El proyecto de Syriza fue posible también a través de y gracias a nuestros defectos: De quienes luchamos por un mundo mejor. Fallamos en el proceso de articularnos y generar una expresión política. Por política no me refiero necesariamente a lo electoral. Fallamos en propuestas. Nos quedamos, por ejemplo, en un hiper-revolucionismo abstracto. Fallamos en construir en lo concreto procesos, caminos, alternativas frente a necesidades. Fuerzas, caminos, cercanos a la gente y sus necesidades y vivencias. Ojalá podamos aprender de nuestros fracasos y que el nuevo ciclo sea distinto desde allí.

 

Evgenia:

 

De acuerdo con Teo: Dos puntos:

 

1. En relación con el proyecto Europa: Pregunto¿Por qué Europa ha decidido acabar con su narrativa; con el mito cultivado por tantos años? Domina la estrategia que promueve terminar con el rostro que defendían –aún sólo en palabras y, claro, por sus motivos- los de arriba en Europa. El Domingo pasado la Europa de los arriba echó al diablo su mito, cultivado con cuidado por siglos: el mito de la Europa de la civilización, de los derechos, del pensamiento critico, de la tolerancia, del respeto a la democracia etc… etc….. . En las últimas semanas se escuchan voces que hablan directamente, abiertamente en esta dirección y en representación del poder y del capital. Por ejemplo, el Presidente del Euro-Parlamento (y también varios voceros de Alemania), como sabrán, declaró esta semana : “Nunca jamás vamos a permitir a pueblos y a gobiernos inmaduros poner en peligro la idea de Europa. Queremos UN ESTADO, UNA CONSTITUCION, UN MINISTRO de finanzas para que nada dependa de parlamentos de varios países inmaduros y autónomos, que no se rijan desde el centro”. Que todo se decida en Bruselas. Se acabó la idea de esa otra Europa descentralizada, articulada y democrática.

 

La HISTORIA (con mayúsculas, la Historia de los arriba), sufre un cambio crucial. Estamos viviendo este cambio, siendo testigos del mismo ante nuestros ojos y debemos reconocerlo y entenderlo. Podrían haber incorporado a Tsipras y a Syriza fácilmente en este nuevo rumbo. Pero no lo van a hacer. No lo han hecho. Han decidido y optado por ese cambio profundo. Grecia era y es el animalito de un experimento que va mas allá de Grecia: un gobierno dirigido por el dinero donde pueblos, gobiernos (sean los que sean) y seres humanos no juegan ningún papel. Y ya no necesitan (según creen) coartadas, ni disfrazarse. La primera vez que los que dominan en Europa han mostrado descaradamente su rostro verdadero era en la guerra de Yugoslavia. La segunda en el caso de Ucrania. La tercera el domingo pasado con Grecia.  Hay quienes dicen que lo que pasó el domingo pasado era una venganza a Grecia que resistió. No, era un castigo paradigmático al animalito del experimento que se les escapó por un momento. Un castigo que les sirve como paradigma para los demás animalitos. Porque el experimento va a continuar….

 

2. OXI, el 62. No era un NO homogéneo ni consciente de las consecuencias, pero es un momento crucial. Para mí, sin duda, lo es. La gente superó el miedo. Eso es crucial y hay que cuidarlo. El OXI-62 es una revuelta silenciosa e invisible de las que no se escribe en la Historia (con mayúsculas, la de los arriba), sin embargo son cruciales para lo que PUEDE seguir.

 

Dicho de otra manera, para ilustrarlo: Por ejemplo, la Revolución Mexicana se hizo posible a partir de las revueltas previas invisibles. Así cada uno de los momentos que fueron resultado de una larga secuencia de procesos invisibles, olvidados, pero muy reales y concretos, construidos desde abajo, que dieron como resultado estos hechos tumultuosos y visibles que ya no pudieron ocultarse. Los estallidos surgen de allí. El referéndum y la decisión del pueblo de perder el miedo ante las amenazas y las consecuencias frente al poder del sistema, es lo mismo. Este es un momento así. OXI! es un momento en el que la gente perdió el miedo.

 

Pero No hay proyecto. No tenemos Proyecto. Estoy de acuerdo con Teo. Hay proyectos, pero no hay tejido y comunicación desde allí con la sociedad. Muy pronto vamos a tener comunicación con la sociedad. La necesidad abre posibilidades. Lo creo. Ese 62% es un terreno fértil que tenemos que conservar y aprovechar precisamente para ese tejido.

 

Katerina:

 

De acuerdo con lo dicho ¿Por qué Europa decide y opta por terminar con el mito? Vivimos tiempos políticos muy convulsos en Grecia. Se reconfiguró toda la izquierda política. Termina la hegemonía de Syriza pero empieza la de Tsipras. En pequeña escala vemos cosas que no veíamos antes. Las medidas se aprueban desde la derecha y Syriza, pero nadie habla. No se está hablando del fracaso de Syriza y Tsipras. No se habla de su falta de proyecto. No se cuestiona a Tsipras en este momento. Por el momento sale como ganador intocado. Se presenta como un héroe nacional, la única salida y bajo el nacionalismo ya-no izquierdista.

 

No fue una presión fuerte la que reveló las contradicciones de Europa. Nada per-decidido. Estallaron. Quedaron  a la vista. No pudieron contener estas contradicciones y quedaron reveladas. 

 

No sabemos para donde vamos. Estamos muy cerca para tener la distancia necesaria que nos permita observar mejor y todo cambia rápidamente. Es difícil elaborar. No sé si vamos a radicalizar la democracia o vamos a una pos-democracia de múltiples partidos que sea todo lo contrario a la democracia radical, popular y real.  Que esta máscara de democracia vacía resulte como consecuencia directa de estos últimos 5 años y de esta derrota

 

Como movimientos no conseguimos crear y apoyar una ruptura. Nuestras estructura de solidaridad es débil. Tenemos iniciativas, muchas, pero no se tejen entre sí para enfrentar las necesidades que va a encontrar la gente. Pero no hay más opción. ya salimos de esta ilusión creada en torno de Syriza y del mito Europa y sus instituciones, a la vez que de esta ilusión no-cuestionable de izquierda que se derrumbó en sus propios términos y fantasías

 

Evgenia:

 

Vivíamos en Europa, teníamos beneficios y se cayeron.

 

1. En claro debe quedar que Syriza no era izquierda nunca (como la definimos, la entendemos, la sentimos, la vivimos y la luchamos nosotrxs)

 

2. Syriza sigue como gobierno y los que en Europa dominan quieren demostrar que pueden gobernar aun con un gobierno anti-memorándum. Al poder de la Troika y de la Europa del capital, esto no los afecta. Por el contrario les sirve, si alguien levanta la cabeza para oponerse con dignidad. Si lo hace aún con el voto mayoritario, no les importa. Descarada y abiertamente lo aplastan y esto no necesita argumentarse. Los hechos lo ponen en evidencia. Hay un poder del capital supra-nacional que ocupa Europa y es intocable y autoritario que ya no se preocupa por las apariencias o las formas y agrede abiertamente

 

3. El NO, el referéndum con el 62% del OXI es un embrión, con un camino para recorrer. Es un tesoro, mucho más que una posibilidad, es un camino que puede abrirse a la dignidad.

 

Intercambio y Debate

 

Jorge Alonso-Guadalajara: 

 

 

Todo esto dicho, sin embargo, existe una contradicción en la Troika, frente al “rescate”. La Contradicción en la Troika puede empeorar el panorama: El FMI dice que no puede apoyar un rescate si la deuda de un país no es viable. La deuda Griega es del 180% y puede llegar al 220%. Alemania dice que no puede ejecutar el rescate porque la ley no se lo permite, de modo que todo puede ser peor aún de lo que aparece en los términos del acuerdo firmado y aprobado.

 

Después de lo aprobado por el parlamento, todo puede ser aún peor de lo que había antes del referéndum. La democracia no le importa y no sirve para los ámbitos e intereses de la Troika. Mi pregunta es, a partir de asumir que “en lugar de maldecir las tinieblas hay que encender un cerillo”: ¿Se puede aprovechar el NO para idear una estrategia que intente desde abajo salidas sin contar con la relación europea?

 

Rafael Sandoval-Guadalajara

 

Parto de tomarle la palabra al correo de Raúl Zibechi ayer en relación con este encuentro de hoy (en relación con no buscar siempre la salida fácil que consiste en culpar al enemigo para eludir y encubrir el hecho de que no tenemos propuestas, estrategias y capacidad y necesitamos asumir nuestro fracaso). Sería importante discutir desde lo que pasa con nuestra estrategia. El problema de una estrategia propia en el contexto actual, no sólo en Grecia, una estrategia radical: ser anti-capitalista y anti-estadista. Si discutimos: ¿qué implica esto? Si es necesario nombrarnos aún como izquierda. Además implica ser anti-capitalista y anti-estatista en lo cotidiano, implica también estar en contra de la forma estado, cotidianamente. El ellos. La postura implica negar lo que nos niega para construir autonomías.

 

Aterrizando lo que implica construir estrategias: Sí hay que caracterizar al enemigo, sin duda, pero si nos quedamos allí, nos quedamos en la lógica y racionalidad de los de arriba. Entramos en sus agendas. Específicamente, esto se establece en la dinámica que consiste en construir primero mayorías y luego cambiar. Esto no funciona. Ya ha quedado demostrado con creces en Grecia y en todas partes en América Latina. Construir mayorías electorales, o mayorías a toda cosa para luego y con estas como respaldo transformar, ni nos permite construirlas, ni conduce a una transformación. Pero además, queda claro ahora que Nunca Más la clase política dominante va a permitir siquiera algo parecido a Syriza.

 

Si discutimos a partir de la necesidad de una estrategia propia, la implicación es superar la racionalidad económica del proyecto capitalista. Dejar de pensar en correlación de fuerzas. El propio referéndum es parte del proyecto de los de arriba. La única manera de expresar lo nuestro es en sus términos. Pero hay más ejemplos. Se dan todo el tiempo. Ahora el proyecto con el Papa liderando las luchas ambientales, anti-sistémicas y populares. Ya sabemos que generará inevitablemente la desilusión; otra desilusión que además agota energías y nos hace sucumbir en la impotencia y el cansancio una vez más, ante la posibilidad, la esperanza y la opción de pensar desde imaginarios diferentes.

 

Ahora quiero plantear un punto más duro: No se trata de ser anti-capitalistas en abstracto, sino la construcción en concreto. Por ejemplo el tema Autonomía: ser conscientes de estar en el contexto dominante. Esto frecuentemente nos lleva a pensar que no se puede tener una postura radical porque ésta viene de quienes no sufrimos necesidades inmediatas ni hambre y que siendo puros, nos damos el lujo de exigir imposibles poco prácticos. Actuar en consecuencia con esta actitud, o esta presión tiene como resultado que nos acomodamos desde lo que se puede en la práctica, es decir, lo que es, lo dado, lo que existe, lo que queda condicionado bajo la estructura y posibilidades del sistema y abortamos la otra racionalidad transformadora que se necesita. Es una culpa que nos agobia, nos somete y limita la potencia transformadora a nombre de convertir en vanguardia de transformación a los más dependientes, limitados y sometidos. Creo que la experiencia recurrente y reiterada nos debería haber enseñado a no caer de un lado en estas culpas y del otro en la culpa que nos lleva a apoyar al Papa mientras esté en nuestro lado o a Evo o a Syriza. Es decir que, o nos sometemos a los sometidos por la culpa de tener privilegios y poder pensar alternativas o siquiera pensar y exigirnos críticamente o nos sometemos cuando una figura pronuncia nuestro discurso, toma nuestra palabra o asume nuestro proyecto. Ambas, a mi juicio, son probadas estrategias de cooptación y siempre nos llevan a la misma situación de impotencia y sometimiento a las condiciones de lo establecido. 

 

Si hacemos resistencia anti-capitalista sin contenido de rebeldía, de no aceptar negociaciones en los términos de arriba y abandonando lo que podemos construir nosotras y nosotros mismos, seguiremos siendo víctimas del imaginario que nos enreda: creer que se puede construir democracia desde arriba.

 

Raúl Zibechi:

 

Comparto el análisis de Teo, Evgenia y Katerina. Estamos en el fin de un período, en el fin de las ilusiones. Syriza nunca ocultó lo que es. Es hora de no señalar hacia fuera. Se debe a nuestros defectos. Hay un fin del relato histórico. Es un fin que estamos viendo.

 

Creo que está llegando a Europa, a Grecia y Europa la acumulación por desposesión y despojo de manera descarnada

 

 

Leí el documento (“acuerdo”) de 7 páginas que se firmó con la Troika. Es un documento que ni a Menem se le habría ocurrido ni habría firmado. Una humillación sin límites. Llega el ajuste estructural a Grecia y a Europa de forma brutal

 

Terminan tres cosas

 

1. Termina el Estado de bienestar. Fin de las “clases peligrosas” en el sistema. De ahora en adelante quedan fuera y se acabó.

 

2. Fin de la democracia. Si el 62% se subordina al 1%, se queda sin voz ni palabra ni representantes, la democracia fue secuestrada por el 1%.

 

3. Lo más difícil de aceptar. Fin del proyecto nacional. Se acordarán que el finado Marcos en la 4ª Guerra mundial y otros textos decía que luchar por el estado es luchar por el timón de un barco que ya no existe. El parlamento tiene que tener en Grecia y en todas partes el apoyo de la Troika o no existe. Las instancias de decisión están totalmente bajo el control del capital central. En Uruguay fue así en casos concretos. 

 

En consecuencia con estos hechos y, en particular, con el último, el fin de lo nacional: Nuestros proyectos de rebeldía no pueden ser de Colombia, México, Perú, Grecia, sino de pueblos, Tojolabales, Nasa. Son relaciones entre pueblos que no se someten a las fronteras nacionales a las que ya no se somete el proyecto del capital y sus poderes.

 

En el corto plazo es inevitable que suban las derechas. Puede ganar, por ejemplo, Le Peine en Francia. Aurora Dorada en Grecia. Otro tanto en Inglaterra y Holanda. Aunque es un problema gravísimo, hay que reconocerlo y pasar por eso: resistirlo y salir al otro lado. En 1938 invaden los Nazis, hoy invaden Grecia. Lo bueno de esto es que el sistema se saca la máscara, aunque haya muchos que aún ante estos hechos, se nieguen a reconocerlos. Hay que enfrentar esto, aguantar la avalancha y que exista un más allá.

 

Emmanuel Rozental (Manuel):

 

Ante las preguntas que se hacen hay mucho, demasiado, al igual que en los comentarios, por eso yo les pediría, nos pediría, si les parece – Katerina, Evgenia, Teo que seguramente ya han pensado algunas reacciones iniciales – que, desde mi perspectiva, en mi opinión, no le estamos pidiendo a Katerina, a Teo y a Evgenia  que respondan estas preguntas. Sería además de injusto, demasiado fácil para las y los que las hacemos. Resulta que estas preguntas, el comentario de Rafa, las críticas más a fondo de Raúl, todas, nos las estamos haciendo a nosotras y a nosotros en todas partes porque el entusiasmo y el momento que hay que cuidar (como dice Evgenia) del ¡NO! ¡OXI!, es el momento de la historia en minúsculas: Esa constelación maravillosa y hermosa que nos conmovió a todas y todos en el mundo desde Grecia con el ¡OXI!, eso y también, cómo se manipula y se vende la esperanza y el valor de un pueblo. La historia de historias en minúsculas, desde abajo y también las derrotas y maniobras de los vencedores, eso lo hemos vivido todas y todos en todas partes. De modo que estamos hablando desde Grecia entre pueblos y no de Grecia y solamente con ustedes para que nos expliquen y respondan cuestionamientos para todas y todos que nos hacen, nos reclaman y que nos exigen preguntas y caminos. Aquí no estamos señalando. Las preguntas se nos devuelven como nos las merecemos

 

Entonces, si quieren ustedes (Teo, Katerina, Evgenia) comentar desde allá, pero entendiendo que no les estamos exigiendo respuestas. Sería injusto y no es nuestra intención exigírselas. Por lo menos así lo planteo yo. A ustedes no les pedimos respuestas las exigimos a las luchas, a los pueblos y a nosotros y nosotras hacer nuestra parte. Pero sí nos gustaría mucho escucharles. 

 

Jesús Alemancia:

 

Algunas preguntas.

 

1. Describir el 62% ¿Qué sectores de la sociedad Griega emitieron ese voto?

 

2. Hay una critica que se ha lanzado desde lo que se vive en AL., desde la experiencia que hemos tenido con las izquierdas en el poder y su limitada o ausente capacidad auto-crítica y su amnesia. La izquierda institucional en Grecia, Syriza, con instrumentos para participar en la burocracia y administración pública, ¿Cual es su postura? ¿Se quedan, se critican? Frente al acuerdo económico, Frente al referéndum, ¿hablan de estos temas? ¿Se reconocen en el espejo que les pone a la cara?

 

3. Reconociendo que Syriza no es izquierda. Referéndum mayoritariamente en contra y por la dignidad  y acuerdo humillante son hechos. Los que no entraron en un pacto dentro de Syriza ¿qué proyección tienen en términos del quehacer? ¿Plataforma de lucha? ¿Otro partido? ¿Cual es su estrategia política y social frente al resultado y los hechos? Se que se ha hablado de las deficiencias, pero ¿Dónde está el debate? Frente a esto ¿cómo abrimos el proceso en lo organizativo, comunitario etc.?

 

4. ¿Hay una estrategia desde Grecia para construir otros procesos que sean puntos de apoyo para lo que pase allí y en otros países, tejiendo pueblos entre países para enfrentar esta situación tan dura?

 

Un Comentario

 

A partir de la situación de AL y del debate que se genera y que ahora se reproduce en Grecia y España (PODEMOS) ¿cómo construir anti-capitalismo si una parte de la izquierda quiere entrar al estado y administrar lo que crítica?

 

 

Si no entramos, otro entra y opera. 

 

En otras palabras: La construcción del sujeto anti-capitalista y anti-estado pasa por discusiones que aún están pendientes

 

No por ego, las únicas posturas anti-capitalistas que conozco y con muchas contradicciones y no del todo transformadoras, pero, a pesar de todo claramente anti-capitalistas, son del movimiento indígena.

 

Alonso Gutiérrez

 

Descripción de la composición del 62%, como ya apuntaba Jesús, pero además, ¿qué nivel de participación hubo? ¿Abstencionismo? ¿Hubo esto? y ¿qué opina este sector?

 

Queda en evidencia de nuevo “La esperanza como mercancía” como la llaman los zapatistas. La esperanza es vendida y se posiciona como otra mercancía. Esto fue lo que se sucedió en Grecia. Ante los hechos y la decepción y frustración, ¿cómo se recoge la esperanza y se reconstruye? Este chorro de fuerza genuina que ve vendida su esperanza y se preguntan ¿hacia donde y cómo seguir? Esa respuesta de respuestas es el desafío, el camino, la oportunidad y también el riesgo

 

Evgenia:

 

Las preguntas son para todas y todos. Podemos responder las que tienen que ver directamente con la abstención, la composición de quienes votamos, los datos, la información y nuestra percepción, etc. Pero de ahí en adelante todas y todos debemos responderlas.

 

Katerina:

 

Me pareció muy actual y clara la palabra de Raúl. Debió empezar a hacer la presentación y no nosotras. De acuerdo. No entendí bien lo de los proyectos de rebeldía. Si lo podemos hacer desde lo cotidiano. Que no sea desde los ámbitos de estados nación. Estos ámbitos no pueden contener la crisis. Una economía nacional es una nueva ilusión que nadie puede consumir.

 

Voltios. 

 

Tratamos de decir no lo que queremos sino lo que está pasando. Lo que queremos son autonomías, proceso anti-estatal, pero estamos en una posición bastante débil para hacer mucho al respecto. Va a haber un impulso hacia el empeoramiento de las condiciones materiales de la gente. Esto no va a ridiculizar a la gente con seguridad y comodidad, pero va a perturbar aún más una condición que ya es inestable. ¡Debemos trabajar en esto! No lo veo aún. Veo iniciativas y un largo camino de trabajo para tener algo más tejido y concreto.

 

Me parece que ante la pregunta ¿qué hacer? que siempre nos hacemos:

 

El NO! fue un no clasista. Surgió de las clases más bajas pero no solamente de la gente que no tenía nada que perder. Un NO! de la insubordinación y no el de una clara estrategia clasista. Los partidos de centro que no son izquierda ya no son opción. Puede ser que se cree otro o más de uno, pero esto ya no es opción.

 

Teo:

 

Quiero comentar sobre opiniones que escuchamos:

 

Que el Referéndum es parte de la agenda institucional. Este es un debate abierto. Hay situaciones que nos obligan a tomar posturas. Si no lo hacemos es debilitante y nos conduce a la irrelevancia. Es lo que pasa al movimiento anarquista en Grecia porque todas sus propuestas empiezan por “hacer la revolución”, una propuesta y una postura muy abstracta ante dinámicas, exigencias y necesidades concretas y apremiantes.

 

El resultado del referéndum fue muy clasista. Los de abajo, que salen perdiendo siempre, fueron los que salieron con el NO! Tenemos que estar allí y buscar fisuras, alianzas, trabajo, no estar ausentes; sumarnos, acompañarnos, acompañar y trabajar.

 

Las otras posturas: abstención y voto nulo. PC, por ejemplo, propuso voto nulo. Anarquistas, abstención. Como si fuera cualquier cita electoral. Estas posturas nos conducen a la irrelevancia. Como si desde la moralidad superior pudiéramos estar por encima de la coyuntura

 

Por ejemplo el debate sobre el Euro y el Dracma. No le hemos prestado la atención que requiere. No tiene que ver con nosotros. Abogamos pro un plan C. (Plan A el de la Troika, dentro de la UE, que se impone y afianza. Plan B, salir de la UE y entrar al Dracma, una salida economicista que es de ellos, más de lo mismo con otra moneda)No volver a la UE ni el Dracma sino los bienes comunes, comunidad y auto-gestión. Pero hay un dilema: Euro/Dracma. Presionan y apresuran. Este dilema preocupa a la gente y es muy actual y real. No creo que podamos mantenernos ajenos a este dilema. Quizás no es oportuno pensar que este tema es irrelevante.

 

Katerina:

 

A nivel más concreto en Grecia, en Tesalónica, las Asambleas que se hacen para evaluar la situación y cuidar el NO! Consiste en tratar de ir a los barrios, algo no centralizado, y ver si podemos conectarnos con la gente que dijo NO! Y tejer entre personas y procesos. Iniciativas pequeñas que están comenzando. Ese es el desafío y el proceso a replicar en todas partes ¿Cómo encontrar la fuerza, las redes, las estructuras y estar listos para esta ruptura y estos tiempos difíciles?

 

Manuel: 

 

Es un desafío ético, estratégico (aunque no me gusten las palabras) el que enfrentamos, en Grecia y en todas partes. Me explico:

 

1. Si el ámbito del capital es transnacional y las naciones desaparecen o se reestructuran  (ajustan) para servir a la acumulación transnacional, realizar proyectos de infraestructura para el extractivismo, el agronegocio y la acumulación financiarizada y el control demográfico y social, la implementación de políticas y la represión y control poblacional (así como para el tráfico de commodities), las luchas de los pueblos y los desafíos que enfrentamos son comunes a los pueblos. No es un problema de Grecia ese de tejer en condiciones adversas, desde abajo, frente a maquinarias con poder para aplastar y someter. No es un desafío para Grecia en la distancia, con impactos únicamente en Grecia el de trabajar y tejer localmente a la vez que conocer muy bien y resistir la agresión y las estrategias del capital. 

 

2. Necesitamos superar el falso dilema entre lo local autonomista y lo global de resistencia anti-sistémica. Esta es, precisamente, la tarea “ético-estratégica” común a los pueblos. Si perdemos en Grecia, perdemos los pueblos. El OXI! Es un triunfo nuestro que hay que cuidar, aunque hubieran puesto el cuerpo quienes así votaron. 

 

3. Nosotros y nosotras cometemos el error de ignorar los ámbitos de poder y los estados. De no construir estrategias coherentes con nuestra rebeldía a ser implementadas desde los estados al servicio de mandatos de procesos locales autonómicos y para oxigenas nuestros tejidos, a sabiendas de que son estructuras de las que nos tenemos que servir o confrontar para eliminarlas, pero existen.  El problema no es que confrontemos y enfrentemos la realidad de los estados, sino que terminamos siempre metiéndonos en su lógica. Hemos estado ausentes en decisiones porque nos domina la Historia con mayúsculas y percibimos nuestra historia en minúsculas sometida y envuelta en la de ellos, en sus condiciones, como un componente marginal de la de los vencedores.  No consideramos ni reconocemos que la nuestra, nuestra historia, que está, por ejemplo, en lo que sucedió  en el 94 con el alzamiento zapatista y desde entonces,  así como está y ha estado en muchos casos, muchísimos, y en lo que expresa y tiene como potencia el OXI! y tantos otros de los que podemos aprender sin que sean recetas, es que nuestra historia en minúsculas siempre, en cada caso, ha desbordado la de ellos, no cabe en sus términos ni narrativa. Es, ha sido, tiene que ser otra historia. Se encuentra en casos y procesos, en narrativas, palabra y camino, que han enfrentado la relación con el estado desde y para los pueblos de maneras diversas, sin eludir este desafío y sin entrar en la lógica institucional porque no caben allí, son otra cosa!. O nos interesa el estado en sus términos, los del poder y la burocracia del capital, o no nos interesa el estado y no nos interesa administrarlo y por eso, no tenemos un plan B o C que incluya qué hacer con los estados y desde allí, nosotras y nosotros. Es un desafío concreto y real para y desde los pueblos en proceso de tejer resistencias y autonomías. Ante este hecho se nos plantea el que reconozcamos un contexto en el que hemos estado ausentes nosotros y nosotras en la mayoría de decisiones y esa ausencia se debe en gran medida que nos domina la Historia en mayúsculas porque la nuestra, en minúsculas es para las grietas, la penumbra, el margen. Hacer la historia nuestra para desbordar la de los vencedores nos impone, ante circunstancias y estructuras concretas, generar estrategias nuestras y controlar nuestros destinos. Esto no equivale a meternos al poder en sus términos. Dislocar la disyuntiva del adentro como ellos o afuera en las márgenes. No puede seguir siendo lo uno o lo otro porque esta es la arquitectura del capitalismo. Es una que no es ni lo uno ni lo otro y las desborda para servir a un proceso de procesos que las supera sin negarlas o darles la espalda

 

3. En la comparación y análisis de lo sucedido en Grecia y de lo que viene imponiendo el capitalismo de manera muy agresiva en otros ámbitos, en todo el planeta (África, América Latina, el Medio Oriente, China, Rusia…todo el planeta) hoy en día, se observa claramente que vienen avanzando en una guerra total y global para superar su crisis sistémica.  Se observa si se quiere reconocer en contravía de la propaganda. Se observa, pero aisladamente, en unidades regionales y estados-nación, pero no de manera integral. Hace falta establecer la diferencia y confrontar entre lo que ven los capitalistas, motivados por su necesidad de acumular a partir de la explotación de la naturaleza y del trabajo llevadas al límite de su extinción,  y lo que nosotros vemos desde abajo en planes de vida y procesos colectivos. Estamos ante el problema de que enfrentamos la guerra de destrucción del capital, que el capital necesita y que implica eliminar excedentes de población; eliminar a la gente por diversas vías, desde el hambre y el ajuste estructural, hasta las diversas formas de guerra y apropiarse de la naturaleza para seguir acumulando. El capital necesita del fascismo estratégicamente y en Europa y en todo el mundo es eso lo que viene implementando. La eliminación de la gente que les sobramos a los capitalistas. 

 

Frente a estos tres ejes planteados esquemáticamente y en el contexto de este intercambio propongo un punto con firmeza: No acabamos de reconocer que no hemos estado resistiendo como pueblos. No nos sentimos convocados globalmente como pueblos a resistir un neo-fascismo totalitario del capital que ahora mismo avanzó sobre Grecia y la conquista para eliminar y someter a su pueblo y robarse sus riquezas y territorios. Están ocupando el mundo país por país con un proyecto totalizante y totalitario para la acumulación y nosotras, nosotros, los pueblos, no hemos asumido la RESISTENCIA POPULAR GLOBAL DE LOS DE ABAJO FRENTE AL CAPITALISMO TOTALITARIO!. Les propongo como practica y como desafío inmediato reconocer este vacío y asumir la tarea que nos reclama cómo construirla. 

 

Cuando Teo, Evgenia y Katerina dicen lo que han dicho y se teje a lo que todas y todos estamos diciendo desde un nosotros compartido, señalamos que lo que pasa en Grecia nos pasa a todas en el mundo frente al Capital. Realmente el OXI! Nos conmovió y motiva no como un hecho en Grecia sino como una expresión de dignidad nuestra, de los pueblos. Lo mismo frente a la masacre de Gaza o Ayotzinapa o la dignidad Mapuche o Nasa. Es un nosotras y nosotros en resistencia que falta re-conocer y una resistencia global por asumir y actuar. 

 

No se trata de sí o no al estado, ese es un debate de ellos: del sistema, en el que nos meten, sino de las múltiples resistencias de todxs para que aparezca y se despliegue nuestra historia.

 

Saskia Fischer: 

 

Pregunta. Estuve leyendo recientemente sobre colonialismo y subjetividad colonial. No se si sería útil para pensar desde allí el colonialismo desde un capital que tiene patria. La mentalidad de la gente que cree que el futuro debe estar vinculado a Europa aunque sea como estados serviles. ¿Será útil pensar desde allí esta situación y realidad?

 

Rafael

 

Yo siento lo que dice Teo, pero al revés. Pienso que respetar al pueblo no es asumir por principio y en principio que el pueblo tiene razón y por ello dejar a un lado lo que yo creo para acompañar a lo que el pueblo cree. Es un tema muy importante. Grecia ha demostrado que los griegos actúan más como lo hacen los anarquistas (hago referencia a ellos, como podría a otros solamente porque Teo los mencionó). No hablo de revolución en abstracto sino que me parece más importante no preocuparnos por ser relevantes para dejar los huertos colectivos, las comunidades de aprendizaje, la construcción de auto organización de la colectividad y la construcción desde abajo. No preocuparnos tanto por ser relevante y participar de los hechos de la agenda del sistema. Por ello entonces se vuelve más importante el gran tema de la política en mayúsculas. La de ellos y no la nuestra. Se exige un imaginario diferente sin importar si quedamos aislados.

 

Manuel:

 

No se trata de una dicotomía. Esta es la lógica dual del sistema. No es o hacemos lo local en nuestra agenda o nos ocupamos de la agenda del poder y del estado. En el ejemplo que daba Teo quedaba expuesto esto. Claramente dijo, por ejemplo, que el Dracma no es un tema de nosotros, así como que el referéndum era una oportunidad para expresar una posición. No podíamos aislarnos ante ninguno de estos temas y estar por encima o por fuera de lo urgente. Son ámbitos de debate, de lucha. Espacios que existen en la realidad en los que, participando desde el nosotras y nosotros planteamos lecturas que no son las duales del sistema y lo desbordan dislocándolo. La Guerra del Agua. Ellos privatizaron y el pueblo se levantó contra la privatización. Hasta allí dicotomía, dualismo entre el poder del capital-estado y los pueblos exigiendo un derecho. Pero fue desbordada la dicotomía. Muy pronto no se trataba de esta dicotomía desde la asamblea popular incontenible. Surge otra agenda: la superación del Estado y la consolidación concreta, en la práctica, de un poder comunitario-colectivo popular a partir del agua. Se desborda desde una lucha en los términos del sistema de manera que queda superado el orden

 

No se trata de que a unos temas-ámbitos-dinámicas les entramos porque son nuestros y a otros no porque son de ellos. Hay temas que no pueden ignorarse, ámbitos y dinámicas que deben aprovecharse y reapropiarse desde una historia de sociedades otras negadas y el referéndum no es una realidad que manejamos nosotros bajo un régimen que nos subordina. Lo que importa es reconocerlos y afrontarlos para que se vea y se sienta cómo nos planteamos, nos desplegamos y somos ante estos. Nuestra historia en minúsculas está hecha de estos hechos que nos aparecen luego como derrotas cuando fueron triunfos momentáneos en los que se manifestó el mundo otro posible. Al narrarlos desde la lógica dual del sistema, no se tejen entre sí, no las tejemos, porque narramos en dualismos y dicotomías de ellos, de su Historia de vencedores. Nuestra historia desde abajo es la del tejido de estas superaciones, desbordamientos, reapropiaciones de lo que sea y de todo

 

Vilma Almendra: 

 

Tres cosas:

 

  1. 1. Retomo las palabras de Raúl frente a la crisis. Hay una Crisis en todos los ámbitos, no sólo en el de ellos. Crisis nuestra también, incluido el movimiento indígena. Esto debemos reconocerlo y señalarlo. Se están cayendo las máscaras. Sí, se caen las máscaras o quedan a la vista como máscaras, aún en el movimiento indígena. Acá hay tendencias progresistas, estatistas. Es bueno reconocer esto, que queden a la vista y que la crisis sea visible, porque nos permite reconocernos y reconocerlos sin máscaras.
  2. 2. Emergen desde abajo cosas que no están en la Historia con mayúsculas, se tejen desde abajo, se cocinan en el fogón a fuego lento en el interior de nuestros territorios y hogares. Cosas que aún los que nos decimos de izquierda ignoramos.
  3. 3. Es el momento de acercarnos y acompañar más las luchas que hacen cotidianamente quienes no hacen parte de movimientos, partidos, estructuras. Pequeñas y cotidianas en las que se logran cambios.

 

Evgenia:

 

Son cosas muy grandes las que abordamos y nombramos. Las que salen en las preguntas. 

 

Raúl, describió muy bien en qué etapa estamos hoy y en lo que están las élites y lo que dijo Vilma resume muy bien el contexto y los desafíos. 

 

Pienso que estamos en un cambio de época. Las formas de resistencia fueron las que conocemos. Estamos en otra etapa más allá de partidos, sindicatos, etc. Una etapa para dar fruto a otras formas y necesitamos tiempo. Los Zapatistas y muchos otros procesos son expresión de esto mismo y toman tiempo. Creo mucho en las luchas cotidianas. La vecina que necesita asegurar el pan y no piensa en formas de resistencia, pero ella va a encontrar si nos encontramos, ella con nosotros va a encontrar nuevas formas de resistencia que no tienen forma clara y visible hoy o son negadas o simplemente aún no las vemos. Son cosas muy nuevas. Pero estoy pensando, tal vez me equivoco. Ya suceden. No dan fruto en lo inmediato, pero ya suceden y en el futuro inmediato o a mediano plazo vamos a ver cosas que ni nos imaginábamos

 

Los poderosos nunca van a vencer aún en la Historia con mayúsculas tendrán al pueblo frente a ellos. tampoco ahora van a vencer. Debemos confiar y tener fe en la naturaleza humana porque resiste por todos los siglos y resiste. Confío absolutamente en ese 62. Es un voto clasista, pero si tenemos la creencia, a partir de esta fuerza, en trazar en lo cotidiano estrategia, vamos a trazar un nuevo camino. Si nos quedamos en las casas nada va a pasar

 

 

Tengo una angustia…necesitamos toda nuestra pasión. Hay un montón de resistencias en Grecia. Hubo radios comunitarias auto-gestionadas. Televisión auto-gestionada. Cooperativas. Muestras de que las resistencias suceden. Tenemos que cuidar los momentos cruciales porque necesitamos creer en la sociedad. Muchas veces no creemos en la sociedad. Yo creo.

 

Katerina:

 

Coincido con Evgenia. es un precedente. Lo vamos a encontrar en frente en poco tiempo. La narrativa de pueblos y estados naciones se acabó.

 

Evgenia:

 

Tampoco se producen como sindicatos se acabó esta forma.

 

Katerina:

 

Esta homogeneidad pasó. Nos inspiran mucho las experiencias de América Latina. Estamos pensando en Argentina-trueque, México y la multiplicidad de experiencias y ojalá podamos seguir platicando sobre esto.

 

Evgenia:

 

Necesitamos la esperanza.

 

Muchas gracias a todxs, hasta pronto!

 

Malely Linares

 

Muchas gracias a todos. Realmente muy enriquecedor

 

Saskia:

 

Voy a traducir al inglés la transcripción si les parece, porque este debate con esta riqueza no se encuentra en ese idioma. 

 

Gabriela Sepúlveda: 

 

Gracias a todxs! Super-enriquecedora y nos es valiosa para nuestra propia realidad !

 

Martín Villarroel Borgna

 

Gracias compañeras, fue muy rica la experiencia.

 

Tomas Astelarra

 

gracias!

 

Beatriz Amor:

 

Bueno, gracias! y hasta la próxima !

 

Leonie  Pokutta:

 

Gracias por la esperanza! Abrazos para todos los compañeros!

 

Alonso Gutiérrez: 

 

gracias a todos!!

 

René Olvera Salinas: 

 

Bonito día compas! Muchas gracias!!

 

Nota Aclaratoria

Los audios fueron grabados y editados por Constanza Cuetia del Tejido de Comunicación del Pueblo Nasa. La transcripción de estas notas fue hecha por Emmanuel Rozental -con alguna ayuda de Rafael Sandoval y de Tomás Astelarra, a partir de ir transcribiendo en vivo las conversaciones. En consecuencia, no se trata de una transcripción literal sino de una transcripción de los planteamientos e ideas fundamentales. Al revisar y editar la transcripción se busca fortalecer lo expresado en la perspectiva de que sea un instrumento más útil para su difusión, lectura y debate en otros ámbitos. Se comparte antes de publicarlas con quienes participaron para hacer correcciones de fondo. Una vez hecho esto, mientras más se disemine y más se discuta, mejor. No tienen dueño, son de los Pueblos en Camino de tejer autonomías y resistencias. Una grabación en vivo del encuentro está disponible también en www.pueblosencamino.org.-

 

Pueblos en Camino

Julio 16 de 2015

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *