Posicionamiento Político: “Estado, no te puedes legitimar con un proceso electoral”

Compartimos este posicionamiento político “Para no volver a la Normalidad” desde Guadalajara, México, al cual nos adherimos junto a Colectivxs y Compañerxs de diferentes partes del mundo: “… El Estado (sistema, instituciones, funcionariado, corporaciones, etc.) nos han violentado, empobrecido, explotado, disminuido, hecho ignorantes, individualistas, inhumanxs… En este punto conviene preguntarnos ¿Cuál institución nos ha resuelto un problema, el que sea?, ¿Cuál nos ha garantizado (a lxs de abajo) la justicia, la reparación del daño, la garantía de no repetición?, ¿Cuántas veces hemos acudido a ellas? Y por otro lado, ¿cuáles alternativas hemos construido nosotrxs mismxs para lidiar con esos problemas?
Ante esta realidad es que nos planteamos que la alternativa solo será posible cuando la construyamos y esa construcción solo será alternativa cuando nada tenga que ver con el Estado y con los intereses perversos que ahí mandan
…” Así si Carajo!!!

Posicionamiento político de la coordinación de organizaciones “Para no volver a la Normalidad”

En el contexto electoral decimos: Estado, no te puedes legitimar con un proceso electoral.

Intervención 8M de las Mujeres que luchan desde México


Asistimos a una coyuntura más de intento de legitimación de las estructuras políticas del Estado. Ya abierto el proceso electoral que concluye el próximo 6 de junio, la partidocracia se presenta una vez más como la salvación de nuestros pueblos, como la solución a todos los problemas que viven a diario nuestras gentes, como los que harán realidad todos nuestros sueños.


Pero a esta punta de políticos cínicos, tránsfugas -muchos de ellos con procesos judiciales abiertos por cargos criminales, otros integrantes de carteles de manera directa y otros advenedizos del mundo de la farándula – se les olvida o hacen como que se les olvida, que ya hemos vivido de manera repetida sus mentiras, que ya llevamos dos años de las actuales administraciones de todos los niveles de gobierno y que el resultado es el mismo: beneficios para las oligarquías con la entrega de nuestro territorio con todo lo que ahí se encuentra- incluyendo la vida de sus pobladorxs -, por medio de sus megaproyectos neoliberales que lo único que han cambiado es de nombre.


Que continúa la muerte de miles de personas denominadas homicidio doloso y que de seguir así, este sexenio terminara con más de 200 mil muertxs. Que se sigue asesinando a las mujeres solo por ser mujeres y que se cuentan por miles sin que el Estado haga nada. Que la saña es inédita y expresa un odio sin límites de las estructuras patriarcales machistas que pretenden “justificar” en la vestimenta, en el horario de andar en la calle y demás estupideces que reproducen por igual personajes de iglesias, de los medios de comunicación, de la política y del mundo empresarial.


Como si faltara dolor para nuestro pueblo, ahí están las miles de personas jóvenes, hombres y mujeres, que a diario son víctimas de desaparición forzada por parte de criminales cómplices de los gobiernos y en particular con sus policías de los diferentes niveles y corporaciones. Para sustentar esto tenemos la declaración del gobernador de Jalisco en el contexto de la represión de los días 4, 5 y 6 de junio del 2020, donde reconoció que su fiscalía estaba infiltrada por el crimen organizado.


En suma, parece que la deshumanización llego para quedarse como proyecto de muerte de los de arriba, como proyecto de control y continuidad y que el proceso electoral en puerta sólo busca de lxs que sufrimos esta barbarie, que les regalemos mediante los votos, una legitimidad que no se han ganado ni merecen.


El Estado (sistema, instituciones, funcionariado, corporaciones, etc.) nos han violentado, empobrecido, explotado, disminuido, hecho ignorantes, individualistas, inhumanxs… En este punto conviene preguntarnos ¿Cuál institución nos ha resuelto un problema, el que sea?, ¿Cuál nos ha garantizado (a lxs de abajo) la justicia, la reparación del daño, la garantía de no repetición?, ¿Cuántas veces hemos acudido a ellas? Y por otro lado, ¿cuáles alternativas hemos construido nosotrxs mismxs para lidiar con esos problemas?


Ante esta realidad es que nos planteamos que la alternativa solo será posible cuando la construyamos y esa construcción solo será alternativa cuando nada tenga que ver con el Estado y con los intereses perversos que ahí mandan.


Construyamos en comunidad una autonomía para resolver prioritariamente:

  • Vida libre de violencia para mujeres, infancias, familias, trabajadorxs, etc. Construyamos espacios seguros y fortalezcamos las iniciativas de atención y acompañamiento feminista, involucrémonos en las tareas de transformación de la cultura y participemos en la atención, seguimiento y erradicación de agresores.
  • Acompañamiento a las familias de personas desaparecidas de todas las formas que nos sea posible, hasta que la dignidad se haga costumbre y hasta que se erradique la concepción de “normalidad” a tan cruel delito.
  • Acompañamiento a la infancia desde el respeto a sus derechos humanos y la construcción de espacios seguros, libres de violencia, prejuicios, estereotipos, taras, complejos y/o ignorancia que les pongan en riesgo.
  • Alimentación y producción de los alimentos. Iniciemos o fortalezcamos procesos de producción propia, abasto e intercambio de esos productos
  • Salud: física, mental y social. Generemos espacios de atención multidisciplinaria a la salud, su conservación y recuperación.
  • Educación. Construyamos o fortalezcamos los espacios de generación de conocimiento, investigación, discusión, compartición de saberes, etc. que propicien una mejor comprensión de nuestra realidad, una mejor convivencia comunitaria y una mayor realización y amor a la vida.
  • Justicia. Construyamos o fortalezcamos procesos de justicia propia, principalmente para alcanzar la reparación del daño y la garantía de no repetición. Procesos donde sea posible la confianza de todas las partes y donde seamos capaces de reconocer la conveniencia colectiva de alcanzar lo justo.
  • Abandono del dinero como único medio de cambio, ejercitando cotidianamente el trueque, la banca de tiempo, etc.
  • Alianza con la madre naturaleza, promoviendo en la vida cotidiana acciones concretas y posicionándonos contra los megaproyectos municipales, estatales y federales: Por nuestro derecho a la naturaleza para la vida y en contra de la depredación capitalista.
  • Coordinación con otrxs (EZLN, ambientalistas, feministas, familias de personas desaparecidas, etc.), en base a acuerdos concretos, responsabilidades y tareas precisas/evaluadas, así como definiendo acciones estratégicas.
    Consideramos que el Estado Liberal, nació desde y para beneficio del poder capitalista- patriarcal- colonial, y no puede funcionar de otra forma,-ejemplos los hay de sobra – por eso les decimos a todas las personas honestas y bien intencionadas que ahora van por una candidatura de cualquier partido político: no les denostaremos, pero no les defenderemos, no permitiremos que nuestras luchas sean usadas como monedas de cambio por los pseudo-políticos de siempre, tenemos claro que el sistema les requiere a ustedes ahí para confrontarnos directamente, así lo ha hecho. Confiamos en que cuando ustedes lo descubran, sin importar el dinero, la popularidad, las amistades, la sensación de estar en el círculo privilegiado o cualquier otra cosa, lo mencionen y hagan público, antes de aceptar convertirse en lo que antes combatieron, se los exigiremos.
    A todas las personas que de forma particular o colectiva, en cualquier territorio, coincidan con este planteamiento, les invitamos a analizarlo, discutirlo y en su caso firmarlo, a coordinarse con estas organizaciones y a seguir construyendo una alternativa que rompa de una vez y para siempre con el patriarcado, el capitalismo y el colonialismo.

“No hablo al Presidente de la República, a quien no conozco,
ni al político, del que desconfío;
hablo al mexicano/a, al hombre/mujer de sentimiento y de razón,
a quien creo imposible no conmuevan alguna vez (aunque sea un instante)
las angustias de las madres, los sufrimientos de los huérfanos,
las inquietudes y las congojas de la patria”
Emiliano Zapata

ATENTAMENTE
Guadalajara, Jalisco. Marzo 7 de 2021

COLECTIVAS
Brigada “Dr. Ignacio Martín-Baró”
Yocoyani A. C.
Ddeser Jalisco
Pueblos en Camino Abya Yala
Centro de Acompañamiento, Desarrollo e Investigación Feminista
Ants Tlaxcalli
Marea Verde Altas Montañas
Colectivo Feminista Cihuatlahtolli A. C.
Colectivo Desde el Margen
Proyecto Libre: Educación y Autonomía
Ddeser Querétaro
Ddeser Jóvenes Querétaro
En Cortito que’s pa’ largo

PERSONAS

Verónica Marín
Gabriela Aguilar
Ruth Padilla
Katya Ramírez
Paola Mendoza
Mariana Aguirre
Adriana Meza
Yazmin Cano
Shaila Ruiz
Magaly Romo
Sofía García
Alejandrina Maciel
Verónica Beltrán
Elianeth Martínez
Georgina Enciso
Verónica González
Guadalupe González
Mariana González
Magdalena Mejía
Lucía Zavala
Araceli Corona
Alejandra Villalobos
Zaira Covarrubias
Leny Rosas
Donaji del Río
Natalia Padilla
Lorena Ruiz
Naxielly Ibarra
Yumico Veliz
Rosana Gutiérrez
Ruth Ramírez
Tania Origel
Mariandrea Almanza
Esmeralda Gallegos
Daniela Gómez
Silvia Paola Avalos
Naomi Díaz
Diana Rubio
Jocelyn Jiménez
Vilma Almendra
Constanza Cuetia
Ana Sandoval
Gabriela García
Evelyn López
Elena Durán
Nataly Varela
Lesly Rodríguez
Dulce Ureña
Catherine Walsh
Alessia Dro
Mandeep Dhillon
Ahtziri Hernández
Matilde Ortuño
Martha Desiree Barojas
Angélica Jasso
Elizabeth Contreras Colín
Lluvia Cervantes Contreras
Epifanía Pérez Vázquez
Eunice Ramos Melchor
Yolanda Reséndiz Arvizu
María Fernanda Herce Sánchez
Yutsil Aguilar Rangel
Daniela Zárate Peralta
Valeria G. Olvera Perrusquia
Frida María Villalobos Balderas
Aida Luz López
Tatiana Roa Avendaño
Patricia Ortega
Abelardo Chávez
Daniel Don
Luis Miranda
Germán Hernández
Júpiter Ramos
Carlos Walter Porto-Gonçalves
Manuel Rozental
Mauricio Acosta
Raúl Argaez
Eduardo Arámbula
Antonio González
Jorge Aníbal Flores
Christian Rivera
Rogelio Flores Jasso
Rogelio Flores Lopez
Antonio Orozco Michel
Héctor Adriana Ramos
Rene Olvera Salinas
Tommaso Cornali
Alberto Acosta
Antonio Elizalde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.