Palas Luis, periodista, defensor del agua, LA LEY, “El Proceso” desde Guatemala sobre GuateMaya

Nelton Rivera de Prensa comunitaria Kmt. 169 relata en texto y fotografía “La prisión política en Guatemala y la lucha por la libertad de un defensor del agua”. “El Proceso” al que sometieron a su compañero periodista y defensor del agua Palas Luis bajo LA LEY. Fotografías y textos que resuenan donde quiera que actúa el ORDEN LEGAL. Sin LA LEY, la amenaza totalitaria desaparecería, pero, al haber suplantado a la justicia, al haber capturado y sometido la regulación social, ir contra LA LEY resulta imposible…a menos que…
¡LA LEY! es el Estado. La ley del estado…de la “forma Estado”. Se entiende el dominio, los trámites, el sometimiento, la “justicia” como propiedad y la propiedad como “justicia” siguiendo el “orden legal”. Un laberinto. ¿Un proceso? ¡NO!: ¡El Proceso¡ Aunque uno no la vea, ella sí lo ve a uno. La libertad, la justicia y la ley son incompatibles. Legal-mente sirve al poder y a la acumulación…aún cuando otorga la libertad a un inocente, castiga a un victimario poderoso o desenmascara un abuso. LA LEY pertenece al abuso. ¿Exageración? ¿Incomprensión?…¡JA! Basta con pensar la ley ante la guerra, ante la masacre que es la historia permanente del capitalismo. Y el capitalismo que se inventó esta LEY para legitimar su HISTORIA, convenciéndonos de que es trans-histórica y universal (y casi todxs estamos convencidxs) de modo que cuando pensamos derechos y justicia, pensamos leyes, tribunales, abogadxs, jueces, procedimientos. Eso! Procedimientos. Cuando el abuso sagrado y fundamento de los demás se establece como el origen y anatema supremo de LA LEY, LA LEY se estructura, se adorna, se complica, se burocratiza, se legisla, para garantizar la propiedad privada, es decir, la conquista, la masacre, el despojo, el poder del invasor, del ladrón, del asesino y de todos sus instrumentos supremos empezando por el Estado. Basta con pensar en la guerra y la masacre: Guatemala. Mientras cientos de miles fueron masacrados por el Estado en la mayor masacre de la historia reciente de este continente (y ese ya es un logro), LA LEY les exigía probar caso por caso en trámites eternos cuyo costos y procesos complementan y hacen parte de la masacre que “hay que probar en derecho”, mientras los tiranos terminan legislando y siendo Presidentes y sus juicios les garantizan plenos derechos hasta la impunidad. Años para que, por ejemplo, entregaran un brazo en una oficina pública llena de papeles y exigieran de oficio, como descuartizaron de oficio: “ya se puede ir tranquila, este es el brazo de su pariente. Ya déjese de molestar“. La misma LEY en todas partes.

LA LEY no confronta la guerra del sistema por la propiedad privada: ¡NO! LA LEY existe para hacer la guerra para la propiedad privada. Es la guerra por otros medios. Las leyes son los medios de la guerra para que esta nunca termine y no se pueda confrontar, denunciar, resistir, llorar, luchar, vengar de ningún otro modo. Para eso existe el “orden legal”. Para eso, para dar continuidad a la guerra y para incorporar, capturar, entretener, intimidar, someter, expropiar, empobrecer, a quienes son sus víctimas, la resisten, la sufren, la denuncian “en derecho”. Desde la misma Guatemala de las masacres, LA LEY actúa, en este caso no aislado, en beneficio de una hidroeléctrica española y acusa, captura, juzga a un periodista, defensor del agua, luchador social como otras y otros en Huehuetenango, frontera con el Zapatismo, al norte de GUATEMAYA. Acá, Nelton Rivera, periodista de Kmt. 169, al igual que Palas Luis, la víctima de “El Proceso”, lo relata en texto y fotografía. ¿Dónde Estamos? Lectura de Contexto. Pueblos en Camino

La prisión política en Guatemala
y la lucha por la libertad de un defensor del agua

Palas Luis es el nombre en idioma Q’anjob’al de Francisco Lucas, fue acusado por la empresa española Ecoener Hidralia Energía en el año 2012 cuando tenía 33 años de edad, pasó 8 años criminalizado y con una orden de aprehensión en su contra, nunca se escondió, ní huyó del territorio, al contrario continúo aportando desde su liderazgo, la investigación y el periodismo en la defensa de los bienes naturales y la organización comunitaria, misma que se declaró en resistencia desde el año 2009.

Palas fue detenido el 21 de diciembre de 2019, permaneció en prisión 14 días hasta que un juzgado de Mayor Riesgo en la ciudad capital de Guatemala el 3 de enero de 2020 resolvió su libertad por falta de mérito, la postura del Ministerio Público MP fue la de ratificar que no existe forma de comprobar que existe delito alguno, un día después de la audiencia recuperó su libertad.

Palas es defensor del agua, fundador y periodista de Prensa Comunitaria, dirigente del Movimiento de la Sociedad Civil de Barillas y dirigente del partido Winaq’.

Veintiuna personas han sufrido de la prisión política desde el 2012 hasta la fecha en el territorio norte de Huehuetenango –Santa Eulalia, San Mateo Ixtatán y Barillas-, todos están vinculados a la defensa del agua y los bienes naturales, detrás de las acusaciones y los procesos penales están las empresas hidroeléctricas, alcaldes municipales y funcionarios públicos del estado.

Palas Luin muestra todos los sellos de salida que fueron colocados antes de salir del Centro Preventivo para hombres de la ciudad de Guatemala. Fotografía Nelton Rivera

La disputa por el agua y el territorio

Una empresa transnacional española quiso en 2010 instalarse en Guatemala, específicamente en el territorio Q’anjob’al de Barillas, frontera con México, la empresa Ecoener Hidralia Energía / Hidro Santa Cruz al verse descubierta con la construcción de la casa de máquinas de la hidroeléctrica en 2011 comenzó a criminalizar a los dirigentes comunitarios y a las organizaciones en defensa de los recursos naturales, un año antes las comunidades realizaron la consulta libre, previa e informada y rechazaron de forma mayoritaria la explotación de sus bienes naturales.

En 2012, frente a la dura oposición comunitaria, la estrategia de la empresa fueron las denuncias penales, los principales dirigentes, hombres y mujeres indígenas fueron el blanco de la empresa, acusados en los juzgados locales y regionales, así surgieron las primeras ordenes de aprehensión en el territorio. Dinámicas del despojo y resistencia en Guatemala, comunidades, Estado y empresas.

Palas Luin detrás de la malla de metal de la carceleta en el sótano de Tribunales de la ciudad capital. Fotografía Nelton Rivera.

Esta acusación la hizo en 2012 el empresario Luis Castro Valdivia, propietario de Ecoener Hidralia Energía (España) y de la empresa Hidro Santa Cruz (Guatemala), algunos testigos dan cuenta que el español con su propia letra escribió el listado de los nombres de las personas que debían de ser detenidas. Fue en ese momento que Castro Valdivia señaló a Palas como uno de los principales opositores a las hidroeléctricas que él y otros socios pretendían construir en Huehuetenango. La empresa abandonó los dos proyectos de Hidro Santa Cruz en el año 2016, no así las acusaciones y los procesos penales.

La detención de un defensor del agua

Desde el primer día de su detención por un grupo de agentes de la policía en Santa Eulalia en lo alto de los Cuchumatanes, el 21 de diciembre del año pasado, Palas Luin permaneció 14 días encarcelado; pasó la navidad en prisión, también el año nuevo y su cumpleaños, los últimos nueve días los vivió en el Centro Preventivo para Hombres de la ciudad capital y durante trece días esperó en vano que un juez realizara la audiencia de primera declaración a la que tenía derecho en las primeras 24 horas.

Desde el territorio Q’anjoba’l se iniciaron varias acciones por lograr su liberación, varios abogados locales intervinieron de inmediato, se lanzó la alerta por un nuevo ataque en contra de la libertad de expresión y el periodismo en el país, Palas es fundador y periodista en Prensa Comunitaria.

Después de 13 días de prisión política, el 3 de enero finalmente se realizó la audiencia de primera declaración y el juez Celada Galindo –suplente- del juzgado de Mayor Riesgo B, resolvió dejarlo en libertad por falta de mérito –a solicitud del MP-, queda pendiente una nueva audiencia con el juez Miguel Ángel Gálvez –titular-, para resolver la clausura total del caso. Un día después, el Sistema Penitenciario con la resolución del juzgado, permitió que saliera del Centro Preventivo para hombres.

Palas es defensor del agua, fundador y periodista de Prensa Comunitaria, dirigente del Movimiento de la Sociedad Civil de Barillas y dirigente del partido Winaq’. Desde el primer momento de su detención se declaró preso político. La acusación así lo confirmó: actividad contra la seguridad de la nación, terrorismo, secuestro, detenciones ilegales, atentado contra la seguridad de servicios de utilidad pública, coacción, amenazas y por último incendio.

Luego del traslado desde Huehuetenango a la capital el día 26 de diciembre, los abogados de su defensa decidieron solicitar un recurso de exhibición personal en el juzgado de turno en la capital, el juez de turno resolvió ordenarle al juzgado de Mayor Riesgo B que realizara la audiencia de primera declaración el día 2 de enero.

Palas recuerda lo terrible que fue ese traslado, el día 26 estando en la cárcel de Santa Eulalia, un policía se acercó y le dijo salga, sin mayor explicación lo subieron a la palangana de un picop de la PNC, el único pensamiento que lo envolvió fue la incertidumbre de no saber a dónde lo llevaban. Durante doce horas de viaje lo cambiaron de la palangana de un picop de la radio patrulla a otras 22 veces, a ese traslado las autoridades policiales y del sistema penitenciario le llaman “por cordillera”, no importe si viajan de noche, si hay frío o lluvia.

Palas Luin dentro de la carceleta del juzgado de Mayor Riesgo B en el nivel 14 de la Torre de Tribunales. Fotografía Nelton Rivera

El 2 de enero y la audiencia que no se realizó

El Sistema Penitenciario fue notificado de la audiencia por el juzgado de turno, desde temprano del día 2 de enero lo llevaron en el cajón –un camión gris con forma de jaula blindado-, permaneciendo todo el día en la carceleta de tribunales y la audiencia no se realizó. Sin la exhibición personal lo más probable es que Palas seguiría recluido en el Preventivo para Hombres y no se habría realizado la audiencia de primera declaración un día después.

A las 8 de la mañana, un equipo de abogados y abogadas solicitaron información en la secretaría del juzgado de Mayor Riesgo B –adornado aun con luces, tarjetas y un árbol navideño en el pasillo-, para la sorpresa de los abogados el juzgado no tenía información, ni la notificación de lo resuelto por el juez de turno –ubicado en el primer nivel de ese mismo edificio-, a pesar de estar en un mismo edificio con trece niveles de diferencia y la orden de realizar la audiencia para garantizar los derechos de Palas no se había entregado.

“No tenemos información de lo resuelto por el juez de turno”, con esa respuesta los abogados tomaron el elevador en el nivel 14 y se dirigieron al juzgado de turno en el primer nivel –el elevador solo tienen capacidad para 8 personas, amontonados se superaba esa cantidad-. En el juzgado de turno ubicaron el recurso de exhibición personal y luego de algunos minutos, todos regresaron al juzgado de Mayor Riesgo B por el único de los cuatro elevadores que funciona, de regreso en el nivel 14, acompañaron al oficial de turno para entregar la notificación en el juzgado.

Pasaron 40 minutos de espera, la secretaria del juzgado finalmente les anunció que la audiencia se programaría para el 3 de enero a las 8 de la mañana. En cada una de esas vueltas estuvieron la diputada electa Sonia Gutiérrez Raguay del Movimiento político Winaq, Rigoberto Juárez Mateo coordinador del Gobierno Ancestral Plurinacional del norte de Huehuetenango, Ruth del Valle auxiliar para personas defensoras de derechos humanos y periodistas de la Procuraduría de los Derechos Humanos PDH, Udefegua y observadoras internacionales.

En el sótano 2 de la Torre de Tribunales, Palas Luin esperó todo el día en un espacio reducido y rodeado por muros de una malla metálica de la carceleta, por la tarde al finalizar las audiencias los agentes del Sistema Penitenciario regresaron a todos los presos que trasladaron desde temprano.

Palas Luin durante la entrevista que realizó Tunku Mis en la Torre de Tribunales. Fotografía Nelton Rivera
Secretaría del juzgado de Mayor Riesgo B. Fotografía Nelton Rivera
Secretaría del juzgado de Mayor Riesgo B. Fotografía Nelton Rivera
Rigoberto Juárez Mateo coordinador del Gobierno Ancestral Plurinacional junto a la diputada electa Sonia Gutiérrez Raguay de Winaq’. Fotografía Nelton Rivera.
Rigoberto Juárez Mateo coordinador del Gobierno Ancestral Plurinacional junto a la diputada electa Sonia Gutiérrez Raguay de Winaq’. Fotografía Nelton Rivera.

El juez ordenó la libertad por falta de mérito

El 3 de enero, Palas Luin fue trasladado de nuevo desde la zona 18, esta vez la sala de audiencias del nivel 14 estaba lista para la audiencia de primera declaración, desde las 8 de la mañana fueron llegando los abogados y abogadas de su defensa — la Asociación de Abogados Mayas, Bufete de Derechos Humanos, Winaq´, Caldh, y el Bufete de Pueblos Indígenas-.

La abogada Sonia Montes fiscal del MP estaba presente en la sala, minutos antes de comenzar con la audiencia, explicó que en el año 2016 la fiscalía entregó un memorial al juzgado de Mayor Riesgo B solicitando el sobreseimiento y la revocatoria de todas las ordenes de aprehensión -23 en total- para este caso (65/2012), de esa cuenta tres años atrás se pidió el cierre del mismo.

A las 8:30 de la mañana, un agente del Sistema Penitenciario subió a Palas Luin desde el sótano hasta la sala de audiencias con las manos hacia la espalda y esposadas, al entrar fue recibido con abrazos de quienes asistieron a acompañarlo a la audiencia, a petición de una de las oficiales del juzgado le quitaron las esposas de las manos.

El juez Celada Galindo, quién sustituye al juez Miguel Ángel Gálvez –de vacaciones y que regresa a trabajar hasta el 9 de enero- llamó a su oficina a las dos fiscales del MP, durante 20 minutos conversaron y luego comenzó la audiencia.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos -Oacnudh-, la Guatemalan Human Rights Comission -GHRC- y otras organizaciones de observación internacional observaron la audiencia.

La petición del MP

“Esta representación va a requerir la falta de mérito, en 2015 el juez Miguel Ángel Gálvez resolvió las acusaciones con un sobreseimiento, indicando a la vez que de los hechos acontecidos no existía congruencia, indicando en esa oportunidad que el día de los hechos eran más de 150 personas y que en realidad no se podía identificar a todos. Esta resolución causo estado, tanto así que los querellantes y la parte acusadora la empresa Hidro Santa Cruz y las demás partes no se pronunciaron y no se apeló, quedando en firme esta resolución para las personas ligadas a este proceso. El MP presentó un memorial con fecha 6 de octubre de 2016 para que se desestimara este proceso y a la vez que se levantaran todas las ordenes de aprehensión a favor de 16 personas que aparecen señaladas en este proceso, y leyéndose en el literal 9 el nombre de Francisco Lucas Pedro que es la persona que hoy se encuentra aquí detenido. Razón por la cual esta representación solicita la falta de mérito a favor de esta persona.” Fiscal Sonia Montes.

La resolución del juez

“Hemos escuchado la argumentación del Ministerio Público a la cual se adhiere la representación de la defensa técnica…El MP considera que no se puede proceder más con la investigación, y haciendo una revisión del expediente efectivamente se encuentra ese memoria de solicitud de desestimiento, quedando pendiente fecha para conocer la solicitud de desestimiento. En el caso interno de esta audiencia no veo inconveniente para otorgar la solicitud del MP basado en la objetividad de esa representación. Resolviendo a lugar la solicitud del MP, otorgando la falta de mérito a favor del señor Francisco Lucas Pedro por los delitos señalados en la orden de aprehensión, como consecuencia se ordena la inmediata libertad y se ordena oficiar a la oficina general de la Policía Nacional Civil, descarguen y dejen sin efecto la orden de aprehensión esto a favor del sindicado.” Juez Celada Galindo.

Juez Celada Galindo suplente del juzgado de Mayor Riesgo B de la ciudad de Guatemala. Fotografía Nelton Rivera.
Sala de audiencias del nivel 14. Fotografía Nelton Rivera.
Fotografías Nelton Rivera.
Palas Luin junto a la abogada Msaknicté Racancoj Sierra. Fotografía Nelton Rivera.
Fotografía Nelton Rivera.
Torre de Tribunales del Organismo Judicial OJ en el Centro Histórico de la ciudad de Guatemala. Fotografía Nelton Rivera.

La salida del Preventivo

La expectativa de la salida de Palas Luin ese mismo día se fue desvaneciendo a las 9 de la noche frente a la entrada del Preventivo, una hora antes los pocos puestos de comida se fueron levantando, en pocos minutos desarmaron las cocinas, recogieron hoyas y banquitos, el paso de personas de quienes se dirigían o regresaban de Santa Teresa –el Preventivo para mujeres- disminuyó y solo quedó un grupo de mujeres que colocaron cartones para quedarse a dormir a un costado de la malla de seguridad en ese lugar. A algunas mujeres se les avisó que sus familiares, en el caso de una de ellas, el esposo, saldrían esa misma noche.

Fue a través de la comunicación de Andrea Barrios de la Asociación Artesana con el Alcaide en el interior del Preventivo que se confirmó que ninguno saldría por la noche, si no, hasta el día siguiente, para ese momento eran las 10 de la noche, la neblina cubría buena parte del Preventivo y de la zona 18, dos o tres perros dormían sobre una de las banquetas en la entrada de vehículos y un gato gris buscaba dentro de los botes de basura un poco de comida.

La notificación para el Sistema Penitenciario llego a través de mensajería, siguiendo el protocolo –un motorista con las ordenes de libertad las traslada desde la Torre de Tribunales a la zona 18- estas van dirigidas al director del Preventivo para hombres, quien las revisa una por una, estos documentos fueron entregados aproximadamente a las 9 de la noche, pero por una medida tomada por la Cámara Penal, Palas Luin y el resto tuvo que esperar hasta las 13:00 horas del día 4 de enero para que el Sistema Penitenciario les permitiera salir.

Finalmente Palas Luin logró salir del Preventivo un día después de la sentencia del juez Celada Galindo, en el territorio norte muchas personas lo esperan, con seguridad en cada uno de los pueblos tendrá que detenerse para saludar, habrá marimba, juegos pirotécnicos.

No fue el único en salir libre, una familia completa –la esposa, hermanos, hijos, nueras, nietos y nietas- abrazaron efusivamente al padre de familia tras 8 años de prisión preventiva en este centro, salió detrás de Palas Luin.

Palas Luin junto a Rigoberto Juárez Mateo el 4 de enero de 2020. Fotografía Nelton Rivera.

Escrito por
Nelton Rivera
Enero 11 de 2020

https://medium.com/@PrensaComunitar/la-prisi%C3%B3n-pol%C3%ADtica-en-guatemala-y-la-lucha-por-la-libertad-de-un-defensor-del-agua-a468847bde1e

Prensa Comunitaria KM169

Hacemos periodismo comunitario, feminista y autónomo, documentamos la voz de los pueblos y sus diferentes luchas.#Periodismo #Investigación #Comunidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.