“…surge de la tierra sagrada (y sangrante) ancestral, de los tejidos de las mujeres nasa, de los cuerpos asesinados y silenciados por los dueños de la guerra”

En su valiente apuesta discursiva la escritora desdibuja, desmitifica, problematiza los discursos dominantes acerca de la milenaria resistencia nasa. Su enfoque se dirige a las fracturas y a las debilidades de un proceso de lucha que necesita restablecer con claridad sus fronteras, y redefinirse a partir de una oposición firme a todos los centros de poder que tengan como objetivo la inclusión forzada, el silenciamiento y la muerte de la comunidad. Actores impulsadores de proyectos de conquista que en la obra se identifican tanto en los gobiernos colombianos que se sucedieron en estas décadas como en las fuerzas paraestatales, las élites de terratenientes y otras estructuras de captura, también internas al espacio comunitario.”

Así empieza esta hermosa y precisa reseña de Simone Ferrari del libro Entre la Emancipación y la Captura: Memorias y caminos desde la lucha Nasa en Colombia (disponible también en PDF) de Vilma Almendra, que acá compartimos.
No puede ser más contundente ni más oportuna. Ahora mismo, el proceso indígena Nasa del Norte del Cauca en Colombia ocupa (transitoriamente como cada escándalo en Colombia hasta hoy) las primeras páginas y la atención, seguramente, de millones. Es así porque siguen asesinando indígenas en este territorio que fuera el corazón de la resistencia en Colombia. Cada tres días otro homicidio en un genocidio en curso. Cristina Bautista, la gobernadora masacrada en Tacueyó junto con 4 Guardias Indígenas dejó un vacío doloroso y su palabra serena, dulce y firme: “si nos callamos nos matan. Si hablamos también nos matan. Entonces hablamos“. La Guardia Indígena y su himno se escuchan y se entonan ahora en todo el país de pie en este Paro Nacional que se inició el 21N y que ayer estalló en un Canto por Colombia emotivo, contundente y absolutamente masivo. Mientras les masacran en el Cauca, les respetan y reconocen en las calles. Claro que resisten y enfrentan la conquista que tiene más de 500 años y que se profundizó con la república de más de 200 años. Claro que es peor ahora con el retorno de Uribe al poder bajo su partido y su Presidente Duque. La guerra contra la resistencia indígena Nasa incluye al narcotráfico, el incumplimiento de los acuerdos de paz con las FARC y el rearme de “disidencias” también tejidas al narcotráfico y la profunda corrupción de la “Fuerza Pública”, más un aparato de crimen organizado que una fuerza de protección a la población, según se ha puesto en evidencia de manera cada vez más clara. Duque responde al genocidio con más “fuerza pública”; es decir, más genocidio!. Pero hay autoridades indígenas, las que han tenido el control casi hegemónico del proceso sobre el Norte del Cauca en la última década que no sólo reclaman más “fuerza pública” señalando a pesar de lo que es el narcotráfico como dispositivo de acumulación de capital, de conquista y de terror para el despojo y la ganancia, que se trata de un asunto que sólo la policía y el ejército pueden resolver justamente en un territorio (físico, del imaginario y de los cuerpos) que a ojos vista fue ocupado por cultivos para el narco bajo estas autoridades que ahora llaman al estado a actuar desde la guerra que siempre ha fracasado y que siempre le ha ayudado a extenderse. Es decir, respeto y reconocimiento a la Guardia y al pueblo en resistencia, ineptitud y profundización de la guerra por parte del estado (terror y genocidio) y profundas contradicciones internas que se encubren y ahondan la sin salida. Compromiso y sabiduría, sí, pero también, negligencias, complicidades y apariencias que facilitan la penetración del opresor y ponen en riesgo la pervivencia de un pueblo admirable y hoy admirado. Para que el respeto y el afecto sentido hacia La Guardia y el pueblo Nasa del Norte del Cauca se hagan hoy fuerza desde el levantamiento nacional, se necesitan voces como la que Simone recoge y refleja que desde Vilma Almendra “Entre la Emancipación y la Captura” es…
Un texto militante y revitalizante, que sabe poner en práctica -por medio de una lengua descolonizada y transformadora- sus propias propuestas de innovación de los paradigmas de la lucha caucana. Un texto que surge de la tierra sagrada (y sangrante) ancestral, de los tejidos de las mujeres nasa, de los cuerpos asesinados y silenciados por los dueños de la guerra. Y que ahí retorna, a las entrañas del espacio del imaginario comunitario, para rememorar, para autonomizar, para convocar a nuevos horizontes de liberación.¿Cómo Así? Contradicciones. Pueblos en Camino

Edwin Dagua. Autoridad Indígena Nasa del Norte del Cauca asesinado el 8 de diciembre de 2018 por defender la dignidad y el territorio
12484-Articolo-37302-1-10-20191129

Simone Ferrari
Università degli Studi di Milano
Pontificia Universidad Javeriana (Bogotá)
simone.ferrari1@unimi.it

N. 22 – 11/2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.