Convocatoria encuentro/jornada: Vernos y reconocernos ante el espejo de esta revolución kurda de las mujeres

Hoy 18 de febrero de 2018, a 20 años de un crimen contra el pensamiento y la lucha por la libertad que se prolonga impune hasta nuestros días, convocamos con el texto que publicamos, a un encuentro/jornada virtual, el 24 de febrero de 2018 a las 8 de la mañana hora de México con una vocera del Movimiento de Mujeres de Kurdistán y con un vocero del Congreso Nacional del Pueblo Kurdo. Luego de escuchar su palabra, tendremos la oportunidad de realizar un diálogo e intercambio, para concluir con propuestas y proyecciones que contribuyan al tejido de resistencias y autonomías entre pueblos y procesos, mientras Afrin en Rojava resiste el bombardeo inclemente.

QUIENES VAMOS A PARTICIPAR DEBEMOS ESCRIBIRLE A Manuel Rozental: em_rozental@yahoo.com Y a René Olvera rene.olvera@live.com.mx Quienes quieran participar deben registrarse antes del viernes 23 de febrero a las 12 del medio día hora de México. Quienes se inscriban dentro de este margen de tiempo, recibirán las instrucciones para participar. Pedimos a quienes vayan a participar, hacer lo posible por revisar el material anexo antes del encuentro, para sacar el máximo provecho del mismo y poder aportar al intercambio. ¡Así Sí! Resistencias y Caminos. Pueblos en Camino

 

La Revolución de las Mujeres desde Rojava;
el tejido de nuestra libertad con Kurdistán,
frente a la guerra que pretende eliminarlas.

Encuentro/Jornada Virtual
Sábado 24 de febrero 8 a.m. hora de México

La ofensiva turca sobre el norte de Siria, coloca nuevamente la “cuestión kurda” en la agenda internacional. El discurso geopolítico y las voces de guerra se hacen presentes en el cantón de Afrin y su entorno. El saldo de muertos, heridos y desplazados vuelve a galopar sobre esta parte del Medio Oriente.

La guerra en Afrin y los discursos de las “seguridades”, opacan la historia de un pueblo que está contribuyendo a la construcción de nuevos procesos socioeconómicos y políticos en medio de la guerra. El conflicto militar impulsado por los centros de poder mundial en el Medio Oriente no nos puede negar la posibilidad de conocer estos procesos colectivos.

No nos pueden negar conocer el proceso autonómico kurdo expresado en el “Confederalismo Democrático” y las bases fundamentales que lo sustentan. Una experiencia política cuyo espacio está en lo local; en las aldeas en el campo y en los barrios de las ciudades organizadas en comunas. Experiencia democrática que ha permitido al pueblo kurdo, encontrar soluciones colectivas a sus necesidades, a sus problemas a partir de la rotación de sus autoridades, cumpliendo el rol de portavoces y la coordinación entre las comunas y grupos. La presencia de las asambleas, de las comunas, en la planificación y solución de problemas de las mismas.

La guerra no nos puede negar la historia de la revolución de las mujeres kurdas, que es la historia de la revolución kurda. Enfrentadas a una guerra impuesta por los centros de poder mundial, han abierto caminos de reconocimiento de su participación y lucha, modelando el proceso organizativo de todo un pueblo, con su combate contra el patriarcado en medio de la guerra.

La guerra contra esta revolución de las mujeres, contra esta democracia de y desde lo pequeño que convoca, escucha y hace partícipes a todas y a todos en todas partes -que es cada lugar-, desde la educación hasta la producción pasando por la salud y la justicia restaurativa y reparadora ejercida por todas y todos-, esa guerra tampoco nos puede negar la vocación y decisión ecológica de tejerse a la tierra protegiendo el agua, reforestando, sembrando, evitando contaminar y asumiéndose, inseparables del destino y la salud del territorio.

La guerra, esta misma guerra que hoy encabeza la tiranía turca, su fuerza aérea aliada a Rusia y tropas asesinas en tierra que, de nuevo incluye mercenarios, también involucra a EEUU, con juegos tácticos y estratégicos que lo hacen aparecer en un lado y en otro, Israel, el gobierno Sirio, Arabia Saudita, Irán y todos los Estados Nación del Medio Oriente al servicio del mismo sistema patriarcal, racista; al servicio de la acumulación capitalista.

Esta guerra integral que articula el terror, el bloqueo y sometimiento económico, la ocupación territorial, la propaganda y la manipulación ideológica desde las fuerzas más poderosas y con mayores recursos del planeta, le teme a la libertad, a las ideas que hacen camino y al pensamiento que se desató de dogmatismos patriarcales y autoritarios y de la historia de los vencedores y sus discursos, desde una reflexión auto-crítica, rescatando la memoria de 10 mil años y asumió la libertad como relación social y destino.

Con esta guerra pretendieron encerrar y silenciar el pensamiento en teoría y práctica, libertario, del Confederalismo Democrático propuesto por Abdullah Öcalan, líder del Partido de Trabajadores Kurdo (PKK), cuando lo capturaron en Kenia hace 20 años, el 18 de febrero de 1998 y lo encerraron en solitario en una isla bajo el control de Turquía. Pero el camino de la libertad vive y se consolida con nombre propio en Rojava, al norte de Siria, donde se hace realidad esta revolución de las mujeres, en tres cantones que prometen ser los primeros: Afrin, Cezire y Kobane. Pretenden ahora mismo, empezando por el bombardeo contra Afrin, encerrar, ocupar y destruir estos tres cantones y el camino de la libertad.

Esta guerra que no pudo destruir Kobane, la ciudad liberada que se levantó de las ruinas y los escombros y hoy vibra y reverdece alegre, no ha podido ni podrá destruir Afrin si a la dignidad y decisión del pueblo y de las y los combatientes en resistencia, se suma la de los pueblos del mundo comprometidos con la vida en libertad.

Esta guerra no debe negarnos la oportunidad de vernos y reconocernos en el espejo de Rojava y de esta revolución. La guerra no debe lograr su objetivo esencial, el de impedir que quienes luchamos desde el hacer, en teoría y práctica por un mundo libre, conozcamos esta lucha y camino, intercambiemos experiencias, ideas, perspectivas y compartamos el desafío de resistir y construir alternativas tejiéndonos entre pueblos y procesos. Esta guerra no puede impedir que nos encontremos con Rojava y que nos levantemos con Afrin y desde allí para detener la infamia, contagiadas y contagiados de libertad, corazón por corazón, comuna por comuna, cantón por cantón, desde nuestras propias luchas, memorias y caminos que así, re-conociéndose recíprocamente en diálogo, son la misma por diversos y ricos rumbos.

Pueblos en Camino
2018-02-18

Por favor revisar los siguientes materiales antes del encuentro el sábado 24 a las 8 de la mañana hora de México:

  1. Entrevista a Riza Altun en dos partes: 1. Altun: Creamos zonas de libertad en Medio Oriente por primera vez
    2. Segunda parte de la entrevista a Altun de KCK
  2. Mujeres-Kurdas-copia
  3. Librito Jineologi
  4. La Revolución de las mujeres, video.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.