Masacran a trabajadores en San Quintín: Boicot ya a las transnacionales y sus frutos de amargura y sangre

El subsecretario de Gobernación Luis Enrique Miranda Nava dejó plantados a más de 4000 trabajadores del Valle de San Quintín en Baja California que ayer 8 de mayo lo esperaban a primera hora con la respuesta a sus justas demandas laborales. El pretexto absurdo que dio el alto funcionario Federal fue que no encontró un medio de transporte. En realidad, el incumplimiento y el engaño respondía a otra agenda por parte del Gobierno de México al servicio de las transnacionales que explotan a los más de 60 mil jornaleros y jornaleras en huelga. En la madrugada de hoy, con el respaldo del ejército, la policía ataca a los jornaleros y a las comunidades. Al finalizar el Seminario “Pensamiento Crítico Frente a la Hidra Capitalista” organizado por el EZLN en San Cristóbal de las Casas, los participantes fueron informados de este ataque en el que “la policía dispara a matar, queman vehículos y casas y entran a viviendas en las que maltratan a sus habitantes y destruyen violentamente sus pocas pertenencias”. “No se acaba de sanar la herida por los hechos de Ayotzinapa y atacan de nuevo” dijo el Sub-comandante Insurgente Moisés en la clausura de este evento. Para todas y todos los asistentes, es claro el mensaje del régimen. El plan de exterminio es inclemente y avanzan con crueldad y violencia sin misericordia. Se requiere resistencia ya. Abrir los ojos ante un gobierno que representa y sirve a un sistema capitalista criminal. La rabia expresada por el Subcomandante Moisés, recoge el sentir de quienes presencialmente o a distancia han asistido a este evento. Toda la solidaridad con las y los jornaleros de San Quintín. Su causa es justa y es nuestra. Como ya lo informamos antes, las transnacionales que explotan el trabajo y la tierra articuladas con gamonales y terratenientes que son a la vez la clase política de ese estado, prefieren asesinar y reprimir, para seguir matando de hambre y sobre-explotación a esta gente trabajadora, a responder a demandas razonables. Ojalá la Unión de César Chávez y los pueblos de México y del mundo se movilicen en apoyo a esta lucha. Ojalá se inicie de inmediato un boicot global contra las compañías Driscoll y Berrymex. No comprar uno sólo de sus productos; frutos dulces que esconden la amargura del despojo y de la explotación y que ahora también están embebidos en la sangre de las víctimas del terror contra quienes siembran y cosechan para que estas empresas asesinas se enriquezcan con la miseria y el dolor. Hoy son ellas y ellos. Mañana seremos nosotras y nosotros. “Nos vamos a reír cuando logremos detener este ataque. Cuando hayamos decidido lo que hay que hacer y lo hayamos hecho con éxito, ahí celebraremos” enfatizó el Subcomandante Moisés. “Mientras tanto, no hay nada de qué reírnos”. La nota anexa, da cuenta de algunos de los hechos. México está gobernado por Transnacionales con un régimen criminal a su servicio. El silencio es complicidad: No actuar es aceptar que la esclavitud, la injusticia y el terror son justos. Tenemos que resistir el régimen de terror para la ganancia de las corporaciones ya! Para empezar, no comprar ni comer los frutos de la sangre hasta cuando haya justicia! Así No! Pueblos en Camino

 

Ataca la policía estatal a jornaleros de San Quintín; 70 heridos

 

 

 

Durante el ataque se destruyeron algunos vehículos de la policía así como la sede de la delegación de Vicente Guerrero. Foto Roberto Armocida

 

 

San Quintín, BC. Alrededor de 70 heridos, siete de ellos de gravedad llevados a una clínica del Seguro Social, es el saldo hasta el momento del ingreso de la policía a la colonia Nuevo San Juan Copala, en la delegación Vicente Guerrero. Justino Herrera, líder de la comunidad Triqui en San Quintín, confirmó a La Jornada Baja California que no hay muertos, pero sí hay varios jornaleros gravemente heridos.

 

Conforme han transcurrido las horas, la información ha sido más clara. La versión de los jornaleros es que todo inició esta madrugada, cuando a las puertas de Rancho Seco, uno de los campos productores de jitomate más grande de la región, se presentó un grupo de jornaleros aliancistas para pedir a sus compañeros que no ingresaran a trabajar y esperar hasta el próximo miércoles la visita del subsecretario de gobernación Luis Enrique Miranda Nava.

 

Al percatarse de la situación, el dueño del rancho llamó a la policía, quien arribó alrededor de las 5:00 de la mañana y arremetió contra los jornaleros que pedían mantener el paro. Algunos de ellos corrieron hacía sus casas y fueron perseguidos por la policía quien entró a las viviendas y golpeó a mujeres y niños que aún permanecían dormidos. Al darse cuenta de que varios de sus compañeros eran perseguidos por la colonia, otros jornaleros se organizaron para repeler a la policía con palos y piedras y destruyeron dos de las veinte patrullas que ingresaron a la colonia.

 

 

Más tarde, otro grupo de trabajadores se sumó y destruyeron la tanqueta antimotines que llevaba la policía y las oficinas de la policía en esa comunidad.

 

El secretario general de la Central Campesina Cardenista, Max Correa, pidió este sábado la intervención urgente del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, para reestablecer el orden en San Quintín y frenar la «represión» del gobierno del estado y de los empresarios contra los trabajadores agrícolas.

 

Según información que recibió por parte de Fidel Sánchez Gabriel, uno de los voceros del movimiento de jornaleros de San Quitín, el dirigente resaltó que los agroempresarios llevaron a la policía estatal para evitar el boicot que iniciaban los trabajadores inconformes por la falta de respuestas por parte de la Secretaría de Gobernación.

 

Correa enfatizó que la ausencia del subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda Nava, en San Quintín, para dar respuestas a las demandas de los agricultores fue una de las causas que desató la violencia en el sitio.

 

La víspera, el subsecretario de Gobernación canceló su participación en la mesa de diálogo que el gobierno sostiene con los jornaleros agrícolas del Valle de San Quintín, argumentando que no tenía en qué transportarse hasta el lugar de las pláticas.

 

Ayer, los jornaleros habían decidido instalarse en un plantón frente a la oficina de gobierno estatal que hay en San Quintín; sin embargo, un grupo de 200 hombres, ajenos al movimiento, empezó a bloquear la Transpeninsular y a agredir con piedras y palos a los automovilistas, por lo que los jornaleros decidieron retirarse para evitar que fueran ligados a tales hechos violentos.

 

La colonia Nuevo San Juan Copala se ubica a unos 180 kilómetros de Ensenada.

 

Por La Jornada 

Baja California

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2015/05/09/agrede-policia-estatal-a-jornaleros-del-valle-de-san-quintin-603.htmlSábado 09 mayo de 2015 12:19

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.