México: La Noche Triste de Peña Nieto

La tarea del Presidente es encubrir para que se ejecute la agenda de los que mandan.

Siguen sin aparecer los 43 normalistas desaparecidos por la fuerza pública (ejército y policía) el 26 de septiembre de 2014. Ha pasado más de un mes. En esta nota, José Cárdenas resume desde Excelsior lo que fueron las 6 largas horas del encuentro entre Peña Nieto y los familiares de las víctimas: en esencia, lo imaginable, un espectáculo, un acto medíático sin consecuencias reales. Mientras tanto, los crímenes de Estado de esta Organización Criminal que Preside Enrique Peña Nieto y que abarca todas las instancias y niveles del gobierno mexicano siguen cometiendo crímenes. Siguen implementando la agenda de terror para el despojo y para el beneficio del capital transnacional y de sus contrapartes a su servicio. El proceso de maquillaje va desnudando sus cartas. Además de la reunión mencionada, se nombra Gobernador de Guerrero a quien hasta hace unos días marchaba en las calles contra el gobierno legitimado por haber sido víctima de la acción del Estado y sus masacres en el pasado. Pero el Gobernador Ortega no tiene un discurso de denuncia y protesta ahora. Lo ha reemplazado por llamar a la calma, militarizar el territorio, señalar responsables externos al régimen del que se asume parte y, en compañía de Osorio Chong, la mano derecha de Peña Nieto, consolida un mensaje de más terror: una cosa es manifestar el dolor y protestar y otra es al hacerlo, afectar los derechos de otros!!. La maquinaria criminal que gobierna y despoja y desplaza y tortura y desaparece y asesina y niega y actúa en colisión y coordinación inseparable con narcotráfico, corrupción, terror, despojo, robo y megaproyectos, se proclama de nuevo y contra toda la evidencia, protectora de derechos. No se vale. Un estado criminal bajo el mando de gobiernos criminales son responsables de la violación y negación de derechos, libertades y vidas para beneficiarse en lo personal y beneficiar al capital transnacional. Así no  más no se puede pasar de asesinar a los padres y exigir consideración, respeto y respaldo porque se quedaron huérfanos. Menos mal que los familiares de las víctimas, desde el dolor, tienen esto muy claro. A EPN le toca dar la cara para que se cumpla una agenda de quienes le ofrecieron la Presidencia de México a cambio de seguir adelante con libertad y sin dar la cara. Es el precio que paga Mefisto por sus privilegios: a seguirte poniendo los trajes elegantes, las corbatas, las camisas almidonadas, el peinado impecable, la sonrisa perfecta y todo el maquillaje de la máscara: para eso te pusieron la banda Presidencial los que mandan y ejecutan el terror para la codicia. Pueblos en Camino

 

La noche triste de Peña Nieto

 

La tragedia de Iguala acorrala al Presidente de la República. 

 

Tras seis horas largas, los agraviados salieron de Los Pinos con vagas promesas… y el mandatario con una pistola en la sien. Los acuerdos firmados con la «comisión» de familiares de los normalistas desaparecidos obliga a Peña Nieto a cumplir o cumplir, de lo contrario, todo lo dicho y comprometido será usado en su contra…

 

El largo atardecer del miércoles fue preámbulo de una noche triste. Enrique Peña Nieto comenzó nervioso y terminó abrumado, agotado, ojeroso, impotente, con un papel firmado y un amargo sabor a tristeza.

 

 

Los reclamantes se fueron como llegaron, quizá peor, sin certeza, esperanza, ni confianza… 

 

La firma del acuerdo fue mero compromiso mediático. El rediseño de las pesquisas, la creación de una comisión mixta para seguir las investigaciones, la no criminalización de los estudiantes, las garantías al debido proceso, la atención a las víctimas y la dignificación de las normales rurales suenan a poco en lo oídos de los padres y familiares de los desparecidos quienes han vivido el último mes un verdadero infierno. 

 

Los agraviados se sienten desamparados; topan con la última instancia; no hay nada más allá de Los Pinos. ¿Si el Presidente no tiene respuestas, entonces quién?

 

Familiares de los normalistas desaparecidos durante el encuentro con Peña Nieto

 

El Procurador Jesús Murillo Karam pide tiempo –otra vez–, dice estar cerca de la verdad; recuenta medio centenar de detenidos; basta una captura para resolver el misterio, promete. 

 

Los familiares de los normalistas asesinados y desaparecidos dejan claro su recelo. Demandan buscarlos vivos, no solo en fosas o en basureros; advierten que la confianza no se pide, se gana y el sufrimiento no se negocia.

 

Gobernador Rogelio Ortega del Estado de Guerrero

 

El panorama es desolador, pero el Gobernador Rogelio Ortega aun vende esperanzas. Dice tener indicios de que los normalistas siguen con vida, la versión pasa de boca en boca, es un rumor, pero según él, la probabilidad es alta… llama a los captores a soltarlos ya, demanda negociar cuando digan y como digan, ofrece mediar aunque su vida corra peligro. Algo importante sabrá el doctor Ortega; blofear frente a la desesperación sería criminal. 

 

EL MONJE LOCO: José Luis Abarca estaba limpio. El alcalde prófugo fue investigado en el sexenio pasado y libró todas las acusaciones de orden federal; así lo confirma el Secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong. PUNTO Y APARTE…

 

Artículo José Cárdenas / Excelsior

31 de Octubre, 2014

@JoseCardenas1 | josecardenas@mac.com | josecardenas.com.mx

http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=452339&idFC=2014

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.