Exoneran al policía estadounidense que asesinó a afroamericano en Ferguson

Un policía armado, Darren Wilson, le disparó al joven afro-americano Michael Brown 6 veces, en Fergusson Missouri asesinándolo. Los argumentos de Wilson en su defensa estaban llenos de inconsistencias y evidentes falsedades. Pero toda la institucionalidad del régimen reaccionó para encubrir el crimen racista, autoritario y desvergonzado. El “Departamento de Justicia” de los EEUU acaba de exonerar a Wilson. Es decir, acaba de condenar de nuevo a Brown a una segunda muerte con la impunidad. Acaba de confirmar que el poder está del lado de quienes lo ejercen en su beneficio. De nada sirvió movilizarse para exigirle justicia a un régimen que existe para garantizar con la injusticia el privilegio de los poderosos. De nada podía servir protestar contra una policía que es guardiana y protectora del abuso. De no exonerar a Wilson, la propia policía podría reclamarle al régimen lo que le debe cotidianamente dentro y fuera de EEUU. Reprimen, despojan, asesinan, vigilan y le garantizan seguridad al orden del despojo. Eso se retribuye con exoneraciones como esta. Michael Brown no era O.J Simpson. No pertenecía a la clase en el poder para la que existe la Policía, el ejército, las instituciones, las leyes, el ejército global, el Pentágono, el Departamento de Estado y el Estado de Injusticia que el Departamento correspondiente ejecuta. En tiempo Real. Pueblos en Camino

 

Exoneran al policía estadounidense que

asesinó a afroamericano en Ferguson

 

Darren Wilson protagonizó el episodio que agitó a EE.UU. después de que disparara al joven Michael Brown, un hecho que muchos calificaron como una violación a los derechos humanos.

 

Darren Wilson, asesino exonerado y Michael Brown, víctima doblemente asesinada

 

El Departamento de Justicia de Estados Unidos exoneró este miércoles a Darren Wilson, el policía blanco que asesinó al joven afroamericano Michael Brown en agosto pasado en Ferguson (Misuri), al considerar que el agente no violó los derechos civiles cuando disparó al joven, que iba desarmado.

 

Según un informe del Departamento de Justicia emitido este mismo miércoles, los fiscales no hallaron que las acciones de Wilson, que disparó contra Brown cuando este iba desarmado, constituyeran motivo para incriminarlo por la ley de derechos civiles.

 

La indignación por la muerte del joven afroamericano , de 18 años, y la posterior absolución del policía que le disparó seis veces dejaron de ser asuntos exclusivos del estado de Misuri y para noviembre de 2014 las manifestaciones se extendieron en diversos puntos de Estados Unidos: Nueva York, Los Ángeles, Atlanta, Boston, Washington, Detroit, Seattle y Nueva Orleans.

 

El caso, que tiene como telón de fondo un profundo debate sobre el racismo en el país, se convirtió en el emblema de las comunidades negras, que salieron a las calles, apoyadas también por movimientos sociales, activistas de los derechos humanos y protestantes esporádicos, en las que poco a poco se fueron institucionalizando como “noches de rabia”.

 

El Espectador

http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/exoneran-al-policia-estadounidense-asesino-afroamerican-articulo-547472

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.