“Cortar caña para sembrar comida”, reportaje sobre la Liberación de la Madre Tierra en Telesur

Cortar Caña para Sembrar Comida es el reportaje sobre la lucha por Liberación de la Madre Tierra en la que se empeñan sus protagonistas, que lo son también de este reportaje, realizado por el videasta mexicano Iván Castaneira presentado por TeleSur. Castaneira recoge en un poco más de 20 minutos, desde voces informadas y con evidencia suficiente, una historia de siglos de conquista y despojo que se profundiza con la expansión y tecnificación crecientes del agro negocio transnacional. Este reportaje relata desde los ojos puestos en la tierra y dando prioridad a las voces, la lucha de resistencia y libertad por la vida desde memorias y vivencias de indígenas Nasa, obligados desde la conquista a refugiarse en la cordillera para sobrevivir el despojo. Con los Ojos de la Tierra, desde el norte del Cauca, nos comparten sus protagonistas la decisión de cortar caña para sembrar comida, esta vez, para Liberar la Madre Tierra, que muere envenenada junto con sus hijas e hijos despojados, perseguidos y sometidos a la miseria. Esta es, desde Corinto, Cauca, frente a la larga historia actualizada del capitalismo agresor, la palabra y acción de quienes han entendido que Liberar la Madre Tierra del capitalismo, sus fuerzas e intereses, es indispensable para que el presente no sea la indignidad y la destrucción y el futuro no sea la muerte.

Este reportaje trata de la ocupación y del empeño por liberar una de las tierras más fértiles del mundo; el valle geográfico del río Cauca en Colombia, ahogado bajo el monocultivo de caña de azúcar. Un desierto verde que envenena esas tierras y aguas, luego de desplazar, despojar y someter a la explotación y control casi totales a indígenas, afros y campesinos que las habitaran y cultivaran hasta hace poco. Este reportaje ayuda a sacar del silencio la verdad encubierta por el poder del capital y sus artimañas de penetración y propaganda. No es un asunto de indios ni del Cauca y Colombia, sino, el desafío de la humanidad toda cuya pervivencia depende de liberarse con la Madre Tierra. Este relato nos convoca desde la humildad digna algunas y algunos de sus protagonistas a reconocernos en el espejo que nos ponen en frente. No sólo se trata de re-conocer el agro negocio como la muerte de la tierra y de los pueblos al servicio de la codicia. No sólo nos acerca a lo indígena como sabiduría práctica indispensable para dejar atrás protagonismos, egoísmos, servidumbres, jerarquías patriarcales y esta resignación que nos mata rápidamente entretenidos obedeciendo a patrones, -vengan de donde vengan y sean quienes sean-, o haciendo oficio; sino que verlo, sentirlo con respeto nos impide, según lo experimentamos, asumirnos distantes de un problema que vemos como ajeno, de indios, de gente del campo, cuando estamos, lo sepamos o no, involucrados del lado de quienes destruyen y someten territorios negándose y negándonos el futuro. Basta con señalar para complementar lo que con cifras y evidencias presenta “Cortar caña para sembrar comida” que la industria de la caña ha cambiado recientemente, bajo la fórmula de lo que Héctor Mondragón denominara “capitalismo burocrático”, dispositivo que evita a los empresarios de la caña a someterse a las leyes de libre competencia del mercado. Desde la Ley 693 de 2001, impone la mezcla creciente de etanol a la gasolina en ciudades de más de 500.000 habitantes hasta llegar a un 18% en 2018. En consecuencia, como lo calculara Alfredo Molano Bravo: “Tanquear hoy un carro con 12 galones (60 litros) de gasolina significa 12 litros de bioetanol, o sea, tres hectáreas de tierra en caña de azúcar, y cada libra de azúcar necesita 17 libras de agua.”

La disyuntiva es entre la vida y la muerte. Entre liberar la madre tierra y todos los territorios, liberándonos con ella (lo que hacen quienes saben que la tierra es madre), o que esta “guerra contra la tierra que no ha parado” como dice Héctor Mondragón, siga por el camino de la destrucción. Bienvenido sea este reportaje que ojalá recorra desde el Norte del Cauca, imaginarios, pueblos, corazones, luchas y gentes en toda el Abya Yala y más allá para ayudar a re-conocernos en el camino de la Libertad para la Madre Tierra que es el que acá nos comparten. ¿Dónde Estamos? En tiempo Real. Pueblos en Camino. 

CORTAR CAÑA PARA SEMBRAR COMIDA

“La agroindustria transnacional de la caña de azúcar da continuidad y profundiza el despojo de territorios ancestrales indígenas en el Valle geográfico del río Cauca, Colombia, la tierra más fértil del mundo. Empujados a las montañas desde la conquista española y por sucesivas ondas de despojo y violencia para la acumulación, las y los Nasa resisten con la tierra. En el 2005 se comprometen a Liberar la Madre Tierra desde este valle intoxicado por el agronegocio. Tras sufrir represión y engaños, en diciembre de 2014 reinician la Liberación desde Corinto, Cauca. Cortan Caña para sembrar Comida. Iván Castaneira, recoge la historia del despojo desde investigadores/activistas cuyas vidas y saberes son garantía de credibilidad y la palabra y acción de comuneras y comuneros comprometidos con poner en libertad su Madre Tierra. Un viaje sentido por esta confrontación entre el capital y la vida que convoca desde paisajes, memorias, sabidurías y lucha paciente y sabia, a liberar la tierra en todas partes. TeleSur lanza este reportaje para que el poder y las jerarquías no sigan silenciando a las y los liberadores y su amor por la tierra en libertad”. 

Ver también en: Ojos de la Tierra y en Telesur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *