“Las posibilidades de que las cosas cambien están en nuestras propias capacidades de unidad y organización”

Pablo Marimán, Historiador Mapuche, ha estado participando activamente en los procesos de exploración histórica y difusión de las demandas ancestrales del Pueblo Mapuche. Junto a otros investigadores escribió el libro “Escucha Winka”, que es una potente base argumentativa política, cultura, económica e histórica para enfrentar las discusiones con el Estado y la sociedad chilena. Mariman afirmó que “no hay que hacerse grandes expectativas con respecto a la vía institucional y tener en cuenta que la Autonomía debe ser construida por los propios Mapuche”. Agregó que de todas formas en estas elecciones “hay fuerzas progresistas que sí tuvieran mayor influencia y representación quizás el camino (para el Pueblo Mapuche) sería un poco más liviano, pero insisto en que esos sectores progresistas no entienden el tema de forma radical, con perspectivas claras”.

pablo-mariman

 

–          Desde tu perspectiva ¿Qué significado tienen para el Pueblo Mapuche las próximas elecciones?
–          Las elecciones están encuadradas dentro de un sistema que desde nuestra perspectiva es el que ayuda a reproducir a la clase dirigente de la sociedad chilena colonizadora. Por lo tanto, tiene impacto en nosotros en la medida en que se puedan reproducir más las relaciones de desigualdad y desconocimiento que hay respecto de nosotros o se puede reproducir menos dependiendo de los sujetos que salgan. Por eso indirectamente nos toca el tema de las elecciones presidenciales, parlamentarias y ahora de CORE.
 
 
 
–          ¿Crees que las demandad del Pueblo Mapuche se ven reflejadas en los programas y candidaturas actuales?
–          La mayoría de ellas sigue reproduciendo una visión en la cual el tema lo abordan culturalmente y se siguen refiriendo al derecho a exigir. Pero no se involucran mayormente en temas contingentes relacionados con aspectos jurídicos, políticos y territoriales de la reivindicación y demanda Mapuche. No hablan de la autonomía, no se refieren a la auto determinación, pero sí hablan de desarrollo y aspectos de cultura e identidad. Algunas, lamentablemente las que tienen menos posibilidades de proyectarse, son las que hacen una mención a la cuestión Mapuche como un conflicto que involucra al Estado y que, por lo tanto, debe resolverse en una perspectiva política, económica y social.
 
 
–          ¿Cómo crees que se pueden vincular temas como la Autonomía y la Autodeterminación con los procesos electorales en Chile?
–          Yo creo que la construcción de la Autonomía es un estado dentro de un contexto de autodeterminación. Por una parte tiene a un sujeto fundamental que es el propio pueblo que la demanda y exige, y ese somos nosotros, si nosotros no somos capaces de crear las condiciones e irnos fortaleciendo y capacitando en esta perspectiva, ninguna combinación electoral que resulte de parte de nuestros potenciales aliados o enemigos nos va a beneficiar. O sea, lo principal es que nosotros estemos en ese camino y tengamos la capacidad de organización y conciencia y de transformar la situación.
 
Ahora, desde el punto de vista relacional, situándonos en nuestra convivencia con el sistema político, evidentemente hay fuerzas progresistas que sí tuvieran mayor influencia y representación quizás el camino sería un poco más liviano, pero insisto en que esos sectores progresistas no entienden el tema de forma radical, con perspectivas claras. Es por ello que algunos de ellos con buenas intenciones quieren ayudar, pero a veces aplican modelos de hace 20 o 30 años y no tienen que ver con la actual contingencia en materia de derechos de los pueblos Indígenas.
 
 
–          ¿Qué recomendación o consejo le darías a las familias y comunidades con respecto a las próximas elecciones?
–          Para empezar les diría que no se hagan ninguna expectativa, que no se está jugando nada en temas fundamentales porque esos temas tienen que ver con nuestros territorios y nuestras ideas, tienen que ver con las formas de vida con que nosotros convivimos, y eso en algunos programas están presentes pero no van a ser los que se van a proyectar. Aquellos que se van proyectar son aquellos que son agresivos con respecto al desarrollo y conservación de nuestra identidad y nuestra relación con el medio que nos circunda y sobre todo con la idea de plurinacionalizar el Estado de manera real, o sea con sujetos, no solamente con fórmulas que toman la cuestión como si fuera un frasco vacío.
 
Por eso yo digo que no hay que hacerse grandes expectativas porque la situación continuará igual, espero que no sea peor. Las posibilidades de que las cosas cambien están en nuestras propias capacidades de unidad y organización, de podernos establecer con respecto al poder chileno que en parte se constituye a partir de las elecciones, pero que tiene otros sujetos que son estos empresarios, verdaderos comenderos, que ganen o no ganen las elecciones seguirán igual. Por eso hay que buscar estrategias más a largo plazo. Yo creo que tiene que haber una perspectiva territorial. Como te digo no se está jugando nada y por lo mismo yo ni siquiera voy a ir a votar.
 
Por: Roger Ancamilla y Patricio Melillanca
Fuente: Mapuexpress
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.