Contradicciones que son lecciones: ¿cómo así?

Las contradicciones hacen parte de los procesos y de las dinámicas organizativas y del quehacer político y social. Pero encubrirlas, ocultarlas, negarlas, además de impedirnos reconocerlas, degenera en expresiones autoritarias y termina robándonos las banderas y propósitos de nuestras luchas. La decepción y el resentimiento amargan la biografía de las luchas individuales y colectivas como una constante dolorosa y recurrente. Nos aplastan en una sin salida que fácilmente se transforma en impotencia. De allí que abramos el espacio para decir y gritar ¿Cómo Así ?!!! y señalar estas contradicciones contribuyendo a impedir que sigan el curso esperado hacia el despojo de nuestra iniciativa en el vacío de palabras para alimentar intereses ajenos con lo que tanto nos ha costado creer, crear y caminar.

1. Ética Práctica. Cada lucha. Cada iniciativa. Todos los procesos, exponen necesariamente contradicciones. Las contradicciones son inherentes a los procesos. Son el camino y la oportunidad. Son el desafío y la fuente de la sabiduría colectiva. No esperarlas, negarlas, encubrirlas, abre el camino al autoritarismo, a la injusticia, a la traición, al derrumbe de las causas. A la explotación privada de lo colectivo. Reconocer las contradicciones. Mantener los espacios de debate, de reflexión, de critica y cuestionamiento y actuar en consecuencia con humildad y respeto a las causas y colectivos, no debilita. Por el contrario: fortalece. Nos hace vulnerables negar nuestras contradicciones. Generalmente implica que algunos han conseguido unos privilegios que no quieren perder y que hay quienes se arrogan el derecho de decidir por el bien de todas y todos. Buscar, señalar y reconocer las contradicciones, para actuar colectivamente en consecuencia.
2. Formas, reflexiones y prácticas para confrontar contradicciones. Así como las dinámicas que las perpetúan. Todos los ámbitos, pero en particular, el Estado (gobiernos progresistas), los partidos, las organizaciones e instituciones etc. Aprender a reconocer y a defendernos. A defender las luchas y a superar la confusión que causan los que hablan como nosotros y vienen de abajo, pero son ellas y ellos.
3. Relaciones-otras para sociedades otras. Se explota, como una mercancía más, el saber colectivo, las luchas, la militancia, la resistencia, los proyectos transformadores. La racionalidad instrumental, el pensamiento utilitario y las jerarquías definen nuestras relaciones comúnmente aún cuando nos unimos para luchar colectivamente por la transformación. Compañerismo. Ser nosotras. Ir rompiendo-confrontando-aprendiendo.
Pueblos en Camino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.