Defender la tierra es estar por la vida

Desde la Sierra norte de Puebla se reúnen cerca de mil personas para informarse sobre la minería y decidir el camino colectivamente. En este espacio identifican y ratifican los impactos ambientales, sociales, culturales y políticos contra sus pueblos y por eso deciden seguir exigiendo la soberanía en su territorio y el derecho a la libre información, y también su derecho a tomar decisiones autonomas y a organizarse para defender la vida.
 

HERMANAS Y HERMANOS INDÍGENAS  DE LA SIERRA NORTE DE PUEBLA,
PUEBLO DE MÉXICO.

 

La explotación minera que en centurias pasadas devasta los bosques de estas tierras, hoy vuelve con señales que amenazan la vida y nuestra cultura. La nueva versión del progreso se presenta como proyectos de muerte: el de las minas, que amenazan las actuales y futuras generaciones al liberar sustancias que envenenan agua, aire y suelo y ponen en peligro el tesoros más importantes que tiene México como centro de origen de diversidad biológica.

 

Ante este escenario, el pasado 20 de octubre, en la comunidad de Tlamanca del municipio de Zautla, se realizó la primera Asamblea Informativa sobre Minería Tóxica, convocada por el Centro de Estudios para el Desarrollo Rural, CESDER, y el Consejo en Defensa de la Tierra Tiyat-Tlali, a la que asistieron alrededor de mil personas, autoridades municipales, representantes de otros movimientos en contra de la minería, defensores y defensoras de los derechos humanos y de los derechos de los pueblos indígenas.

Uno de los objetivos de la asamblea fue informar a la población del municipio, sobre los trabajos que está realizando la empresa JDC Minerales, S. A. de C. V en la comunidad de Tlamanca y los efectos que tienen en el medio ambiente, en la cultura y en la salud, por la deforestación, los materiales tóxicos que se usan para el procesamiento del oro, de la plata y del cobre, la introducción de dinero y generación divisiones en la comunidad, esto último como estrategias de la empresa para controlar la resistencia en contra del proyecto de la mina.

Otro de los objetivos de la Asamblea fue favorecer el diálogo de los y las participantes y abrir el espacio para que expresaran su sentir, mismo que retomamos en CESDER y NOS PRONUNCIAMOS:
 
• A favor del derecho que tiene los pobladores sobre la tierra que habitan  y los ecosistemas que prevalecen en el territorio.
• La soberanía de los pueblos en la toma decisiones sobre su territorio y en lo que en él se encuentra.
• Exigir el derecho a un ambiente sano para la generación actual y las futuras
•  Por el derecho a estar informados para decidir libre y conscientemente, como condición para vivir en paz y tranquilidad.
• Por la necesidad de organizarnos para evitar que sea contaminada nuestra tierra.

Convocamos a la sociedad y pueblos de la Sierra Norte de Puebla a que se sumen a la defensa de la tierra, del agua, el aire. Y a construir proyectos de vida buena, fincados en la matriz cultural campesina e indígena.

Dado en Capolihtic, Zautla, Puebla a los 28 días del mes de octubre de 2012.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.