Colombia: este corazón que todavía tenemos aunque nos hayan vuelto cucarachas

Una voz entre tantas. Una opinión, una mirada para el intercambio, la conversación, el conocernos y reconocernos nombra por ejemplo una deuda de más de 500 años en los que no se nos ha permitido conversar como somos de lo que queremos; crear, construir entre todas y todos. Nos ocuparon: la conquista, pero también este estar ocupadxs “defendiendo la democracia” de ellos, de esa “minoría putrefacta” que nos somete, nos genera la “opinión pública” y nos decide. Nos decide: obediencia, humildad-humillación. Tanto que la única forma de no obedecer matando es gritar la verdad y quitarse la vida.

Fealdad (nosotrxs somos lxs fexs)… y esas dos herramientas/dispositivos: la política con el uso exclusivo de la fuerza y la propaganda con los medios que cuando decimos justicia y libertad, dicen vándalos o sus 500 años de históricos equivalentes. Bueno, pues ahora resulta que el asco, el cansancio, la rabia, las masacres, las leyes de despojo, la corrupción y la “fuerza pública” de asesinos y ladrones nos sacó a la calle. Nos sacó desde aquí adentro. De este corazón que todavía tenemos aunque nos hayan vuelto cucarachas: cada una buscando su comida. Pues cuando nos vimos los rostros gritando: “Uribe paraco, el pueblo está verraco”, empezamos a saber que me haces falta vos, que por aquí estoy-estando-estamos solitxs y que ya nunca más si no nos conocemos y dibujamos para siempre esta tierra en libertad volvemos de las marchas, de los cantos, de Dilan asesinado y símbolo a ser cucarachas para su democracia. Es una voz nomás, pero si nos ponemos a conversar, eso que llaman asambleas o como se llamen, los abrazos nos dan la fuerza para enterrar a los fascistas.

Compartimos unas entrevistas con Manuel Rozental de Pueblos en Camino… es sólo una palabra entre muchas. ¿Dónde estamos? En Tiempo Real

Manuel Rozental: «Esto es la fiesta de la indignación»

El Paro Nacional del 21 de Noviembre en Colombia. Los crímenes de Estado y el paquetazo de medidas de ajuste. Política neoliberal y fascista del presidente Iván Duque y de Álvaro Uribe Vélez. ESCUCHAR

Cuando los dueños de todo tienen que vernos. Cuando ya no nos importa que nos reconozcan sino nombrar nuestra propia palabra y camino

El Tiempo es el medio de la familia Santos, de la élite de derecha. Cuando El Tiempo se vuelve liberal y reconoce una voz popular como acá lo hace, es que no pueden tapar el son con la propaganda como siempre lo hacen. No es que lo vean todo, pero les tocó vernos

Crónica de la marcha popular más grande de Colombia

Emmanuel Rozental de Pueblos en el Camino, nos cuenta desde Colombia las causas y características del paro nacional y protestas que iniciaron ayer en contra del gobierno. ESCUCHAR

Pueblos en Camino
Noviembre 27 de 2019

2 comentarios en “Colombia: este corazón que todavía tenemos aunque nos hayan vuelto cucarachas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.