Continúa agenda de terror del post conflicto en el Cauca: “Estado-profundo-paralelo”-Fuerza Pública-“ELN”

Todo indica que el ejército nacional se camufla como ELN en territorios indígenas para cometer actos de terror. Ya lo habíamos señalado (ver conclusiones de comunicado anterior abajo). La policía utiliza camionetas blancas nuevas con carpas negras para realizar actos de terror. Estas sospechas han sido respaldadas con evidencias y testimonios incriminatorios que incluyen el material descubierto por las autoridades indígenas y la Guardia del Resguardo Nasa de Corinto, Cauca. Simultáneamente continúan los hechos de terror en la vereda Quitapereza del municipio de Santander de Quilichao, lo mismo que en el territorio indígena de Sat Tama Kiwe, Caldono. En todos estos hechos se observa un patrón, unos beneficiarios, una intención, una articulación y coordinación, que apuntan a la ejecución de un plan estratégico del “post-conflicto”, para generar y profundizar la guerra para el despojo.

Lo anterior, documentado en los hechos que compartimos abajo,  sumado a los hechos que ya señalamos con anterioridad (ver abajo) y al ataque sistemático a los movimientos y líderes sociales en el Cauca y en todo el país, pone en evidencia la existencia de un plan de ocupación militar y terror como estrategia fundamental fascista del “postconflicto” para acceder a riquezas y territorios por parte del capital. Además, este plan beneficia las candidaturas de ultra-derecha cuya agenda principal es el terror y la guerra. Sobran razones para aducir que existe un “Estado Profundo-paralelo”, como un aparato para-estatal que articula intereses del capital transnacional con actores neo-fascistas y de ultra-derecha, empresarios y políticos y a altos mandos de la fuerza pública, lo mismo que funcionarios con cargos importantes en el gobierno, congresistas y jueces entre otros y articulados con el crimen organizado. Este “Estado Profundo-Paralelo” avanza su agenda sin importar quién ocupe la Presidencia o detente el poder del gobierno y, aún más, si lo ocupan. La paz en los territorios indígenas del Cauca y en Colombia depende, ahora como antes, del respeto a los territorios y comunidades, de la salida de todos los actores armados, del control territorial por parte de las comunidades organizadas (de la Guardia Indígena en sus territorios) y de la expulsión de megaproyectos y de sus cómplices dentro y fuera de los territorios. La militarización y la propaganda sirve al despojo y al terror. Ya lo habíamos advertido. ¿Dónde Estamos? En Tiempo Real. Pueblos en Camino.


Post-conflicto y plan de terror fascista. “Estado-profundo-paralelo”
-Fuerza Pública-“ELN”

Media Naranja, Corinto

Según informa un comunicado público de las autoridades indígenas y la Guardia indígena del Resguardo de Corinto, “El día 01 del mes de marzo del año 2018, aproximadamente a las 11:00 Am; la autoridad tradicional indígena de corinto, recibió un reporte de las comunidades Indígenas del corregimiento de Media Naranja; que había subido el ejército nacional a la comunidad de la laguna, y que además había movimiento de grupos armados ilegales.

Es así que la Autoridad Tradicional Indígena, Guardia Indígena y Comunidad indígena realiza el recorrido, en la cual se habló con el ejército nacional los cuales dieron que no había problema y que ellos se retirarían de la zona donde no afectara a la comunidad; cuando se realiza el control territorial se llega a una casa que se encontraba abandonada en la comunidad de la nevera; dentro de la casa se encuentran los siguiente.

7 maletas tipo militar, 2 cantimploras marcadas con letras del “ejército nacional”; un vaso militar con letras del “ejército nacional”;2 pañoletas negras con verdes con letras amarillas que dicen “contra guerrilla” y su respectivo logo; 1 pañoleta negro con rojo con las letras ELN; 3 pantalones pincelados camuflados de las fuerzas militares, con marca “PARADISO & CARMONA”; 3 camisas pincelados camuflados de las fuerzas militares, con marca “PARADISO & CARMONA; cobijas , ropa de civil y objetos personales de aseo y 4 cartuchos de los cuales 3 tienen esta referencia; ik.03 5.56×43; y un con la referencia 13-94; 1 celular marca ALCATEL 1050ª, color negro.

Con lo retenido por las comunidades, guardia indígena y las autoridades tradicionales, se encontraron 3 pañoletas dos de usos de militares y una pañoleta alusivo o con las letras distintivas del Ejercito Liberación Nacional.”

Finca Quebradaseca, Corinto

El 16 de febrero, las autoridades del Cabildo de Corinto, Cauca, hicieron público un comunicado en el que se lee: “El día miércoles 14 de febrero del año 2018, en la finca quebrada seca donde las comunidades están adelantando del proceso de liberación de la madre tierra, en el punto uno que es la vía que de corinto conduce a Santa Elena, a eso de las 9:30 y 10:00 de la noche llega una camioneta blanca, doble cabina y en la parte trasera un carpa negra, desciende un grupo de 4 hombres, portando armas de fuego de largo alcance, trata de ingresar a donde están los cambuches de los liberadores, la comunidad reacciona y estos sujetos al ver la reacción de la comunidad, salen corriendo y luego llega la camioneta y los recoge, con dirección a Corinto.

Unos diez minutos más tarde la misma camioneta sube de nuevo y a unos 300 metros de donde había dejado los hombres, recoge a otros y se regresa de nuevo para corinto, la comunidad trata de detener la camioneta con unas piedras y atraviesan una guadua pero esta camioneta pasa por encima de la barricada con rumbo a Corinto.”

Quitapereza, Santander de Quilichao

Ya habíamos preguntado ¿A quién beneficia el terror y la zozobra que resurgen en el norte del Cauca? (ver abajo). En seguida, nuevos hechos que reiteran la pregunta y la respuesta evidente.

Alrededor de las 11 de la noche del 3 de marzo de 2018 se escucharon dos explosiones en la vereda Quitapereza del municipio de Santander de Quilichao en el Norte del Cauca. Dos testigos distintos, desde distintos lugares en la zona, se asomaron a una distancia prudente y observaron una camioneta blanca nueva en los alrededores. No tenía insignias. Una vecina de la misma zona donde los dos testigos observaron la camioneta, escuchó pasos de hombres a pie y luego escuchó la llegada de una moto y finalmente de una camioneta que llegó a recogerlos.

Durante la semana anterior, se conoció una grabación en la que se habla de la decisión y la orden a la Policía Nacional de ocupar el terreno que había sido utilizado como basurero municipal y que es ahora proyectado para un basurero regional, a pesar de que la comunidad rechazó este proyecto y que a pesar de la represión logró expulsar esta fuente de contaminación y destrucción. Los terrenos, según versiones locales, pertenecen a los resguardos indígenas Nasa. El negocio de imponer un basurero más grande involucra a varias de las autoridades regionales, empresarios y, según se ha podido documentar desde testimonios confiables, a algunas autoridades de cabildos indígenas que seguramente han sido contactados y convencidos (¿a cambio de qué?) por parte de quienes son cómplices de este lucrativo proyecto. Hay movimientos de hombres, armas y policías en la zona. Aparecen pintas firmadas como ELN, pero hay razones para dudar la presencia del ELN en este territorio. El gobernador indígena de Corinto ya había denunciado la presencia de varias de esas camionetas blancas (ver abajo), que, según varios testimonios, pertenecen a la Policía Nacional, pero no llevan esta identificación y que transportan hombres armados. Una de estas camionetas ingresó a un punto de liberación de la Madre Tierra en Corinto. La comunidad reaccionó y quienes iban en la camioneta lograron escapar en esta. La descripción de la camioneta vista anoche en Quitapereza en la zona de las explosiones, corresponde con esta descripción.

Campo Alegre, Caldono

Ayer en las horas de la tarde una bomba fue activada en Campo Alegre, Caldono, también territorio indígena Nasa, cerca de una zona veredal de desmovilización de las FARC donde se pretende instalar una enorme base militar, a pesar de que se ha desmovilizado esta insurgencia armada. El propio Ministerio de Defensa ha reconocido que no hay presencia del “ELN” en la zona. Esta acción justificaría desde la perspectiva del Estado y de grupos de derecha, la militarización de la zona, a lo que se oponen las autoridades indígenas quienes exigen la desmilitarización del territorio y asumen el control territorial por parte de la Guardia Indígena. La presencia de actores armados y del ejército y Policía coincide con el incremento del terror y este tipo de atentados. El terror y la guerra ahora como antes, benefician intereses extractivos y la división del proceso indígena para despojarlos de sus territorios.

Pueblos en Camino
Marzo 4 de 2018

¿A quién beneficia el terror y la zozobra que resurgen en el norte del Cauca?

El propósito de esta denuncia es dar a conocer algunos de los hechos graves y preocupantes que vienen presentándose en el norte del Cauca y que señalan el riesgo para pobladorxs y comunidades de estos territorios quienes ya vienen siendo afectados por acciones de intimidación, terror y guerra que sobre la base de lo que aquí se denuncia, parecen responder a un plan de terror y guerra en todo el territorio que viene implementándose y que amenaza la vida e integridad de todas y de todos los pobladores. Adicionalmente, esta denuncia se propone presentar una perspectiva sobre los beneficiarios y posibles promotores de este tipo de acciones, de manera tal que, la propaganda, los rumores y otras maniobras que confunden para servirse del terror y la guerra, empiecen a develarse, esclarecerse y enfrentarse desde las comunidades. ¡Así No! Dominación y Despojo. Pueblos en Camino

Corinto

Tal como lo denunció recientemente el gobernador del resguardo indígena, vienen dándose hechos de terror, violencia y guerra en ese territorio. La reacción de las autoridades y de la comunidad en asamblea dio inicio a reestablecer y fortalecer el control territorial, además de exigirle a todos los actores armados salir del territorio. El plazo para hacerlo ya se cumplió. Una de las reacciones ante esa decisión de asamblea fue una acción de guerra y hostigamiento. También aparecieron amenazas firmadas por las Águilas Negras. En la asamblea estuvo un hombre que se identificó como miembro del “ELN” portando una pañoleta con la insignia de este grupo armado.

Toribío

Simultámente a los hechos narrados, durante el fin de semana se presentaron hostigamientos en el casco urbano de Toribío. Mientras que aparecieron comunicados amenazantes suscritos por el “ELN”. Los Cabildos Indígenas de Toribío decomisaron y destruyeron armamento incautado a grupos delincuenciales. Como represalia por este hecho de acción territorial, las amenazas se volcaron contra todas y todos los pobladores de Toribío, Miranda, Jambaló y Corinto.

Santander de Quilichao

Además de la grave situación de orden público que viene afectando a este municipio y que incluye un elevado número de asesinatos tanto en el casco urbano, como en veredas y otros municipios cercanos (Buenos Aires), se han presentado hechos preocupantes que merecen toda la atención para prevenir el escalamiento de acciones de terror y guerra.

En Carbonero, testigos observaron recientemente a un numeroso grupo de hombres fuertemente armados descansando. Durante el fin de semana pasado en una horas de la noche, una habitante de la vereda Quitapereza observó a tres hombres sospechosos que se bajaron de una moto grande, la dejaron estacionada a orillas de la carretera y entraron al lote propiedad del municipio. Ante el aviso oportuno de este hecho, se movilizaron decenas de vecinas y vecinas en motocicletas desde el casco urbano de Santander de Quilichao, para verificar y hacer una ronda de protección. Al parecer los hombres alcanzaron a retirarse en la motocicleta antes de que llegan las y los vecinos. Indagando se descubrió que no es la primera vez que estos individuos rondan por la zona. En un lugar cercano al de estos hechos, en la vereda Jaguito detrás del Basurero municipal que la comunidad hizo cerrar, y en una huecada que colinda con una plantación de piña, unos jóvenes vieron como se descargaba armamento de un camión a plena luz del día. En esta misma zona, en la vía a Palmichal, otros testigos observaron a 7 hombres sospechosos vestidos de civil pero con botas militares, también a plena luz del día.

A pesar de que la propia Policía Nacional ha advertido sobre el riesgo de la presencia de la guerrilla del ELN en esta zona, extrañamente vecinos de la vereda Quitapereza han visto camionetas de la Policía Nacional que circulan por estas vías únicamente con el conductor sin otra protección.

Ante lo descrito que es apenas un mínimo frente a lo que está sucediendo por todo el territorio manifestamos:

  1. El contexto actual del norte del Cauca es confuso y complicado por intereses que se mueven en torno de alianzas y proyectos de control territorial, por ejemplo, a pesar de la decisión comunitaria de expulsar el Basurero de Quitapereza, recientemente se ha renovado la intención de reestablecer el mismo, al igual que plantas de tratamiento de aguas y desechos, lo que incluye y se articula con un ambicioso proyecto de “reforestación” que está generando divisiones y tensiones entre quienes habían rechazado el basurero. Según algunos testimonios, tanto el proyecto de reforestación como el reestablecimiento del basurero y la planta de tratamiento, van en contra del proceso de Liberación de la Madre Tierra que viene adelantándose en esta misma zona. Varios líderes de este proceso han sufrido persecución y señalamientos por parte de quienes están interesados en la reforestación y el basurero.
  2. Es imposible identificar de manera cierta a los actores armados y a los autores de estas amenazas. Al punto que, es posible que se trate del mismo actor presentándose con diversas máscaras.
  3. El contenido de las amenazas, que aparecen firmadas por el ELN o por paramilitares es, salvo detalles, el mismo. En esencia someten a las comunidades al terror y advierten de atentados terroristas indiscriminados a quienes no se sometan a su control.
  4. En el contexto enrarecido de campañas político electorales y de un postacuerdo con asesinato de luchadoras y luchadores sociales por todo el país; incumplimientos de lo acordado; actos de violencia abierta contra quienes acogiéndose a los acuerdos iniciaron campaña electoral a nombre de las FARC como partido político y debieron suspenderla; abandono masivo y documentado de los sitios veredales de concentración de las y los desmovilizados; ocupación paramilitar en colusión y articulación con la fuerza pública de territorios que antes fueron ocupados por las FARC; y una masiva entrada de megaproyectos extractivos a los antiguos teatros de operación, los beneficiarios de esta estrategia de terror y de guerra son, indudablemente los actores y partidos de extrema derecha y sus contrapartes transnacionales.
  5. Ante estos hechos, además de respaldar las iniciativas de control territorial como las que reinició el cabildo de Corinto, hacemos un llamado para que la población y las comunidades estemos muy pendientes de actividades irregulares o sospechosas. Que las denunciemos con el cuidado máximo, al detalle, con veracidad y que hagamos un esfuerzo conjunto por comprender más allá de la propaganda y los rumores, los intereses y beneficiarios de esta guerra que viene escalándose. Que nos organicemos en defensa de la vida y del territorio para no ser manipulados ni reclutados con engaños en beneficio de quienes siempre nos han robado con la guerra.

Pueblos en Camino

Febrero de 2018

Un comentario sobre “Continúa agenda de terror del post conflicto en el Cauca: “Estado-profundo-paralelo”-Fuerza Pública-“ELN”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.