Hugo Blanco: “En el Perú hemos usado la campaña electoral para mostrar que la lucha social es la única forma de arreglar las cosas”

Las grandes empresas transnacionales que gobiernan el mundo, jamás han de permitir que los de abajo lleguen al gobierno por la vía electoral. La forma de llegar al gobierno de la colectividad es por la vía de los zapatistas o de Cherán.

Mientras tanto debemos hacer esfuerzos por construir poder, como lo he visto en Grecia, donde los vacíos que ha dejado sin atender el estado son cubiertos por la sociedad organizada, como las clínicas atendidas por los trabajadores de salud, la televisión en Tesalónica que era atendida por sus trabajadores, una editorial en manos de sus trabajadores, una cooperativa que vendía los productos del campo para evitar intermediarios, etc.

También son parte de esa construcción de un mundo nuevo los obreros que toman las fábricas en sus manos (usando las leyes del sistema que dicen que una deuda puede ser pagada por la confiscación de los bienes del deudor, en este caso los patrones que debían meses de salario a los obreros).

También forman parte de esa construcción los productores de alimentos ecológicos conectados con consumidores de ellos. Quienes practican la medicina alternativa en contra de las grandes empresas de laboratorios. Quienes practican la educación alternativa. Los “criadores de semillas” que están en contra de la patente de las semillas y de las semillas transgénicas.

Sin embargo, es correcto participar en procesos electorales para usarlos en la propagandización de nuestras ideas aprovechando que en época electoral la población piensa en política. Me parece que en esto era ejemplar el Socialist Workwrs Party de EEUU antes de su degeneración. Sabiendo que no iban a ganar en ese país del bipartidismo, cuando había gran prejuicio contra los negros y contra las mujeres, lanzaban de candidato a la presidencia un negro y a la
vicepresidencia una mujer.

En el Perú hemos usado la campaña electoral para mostrar que la lucha social es la única forma de arreglar las cosas. Cuando yo estaba exilado mis compañeros me pusieron como candidato a la Asamblea Constituyente. El gobierno tuvo que dejarme regresar. Por demagogia dispuso que hubiera programas de televisión gratuitos para hacer propaganda electoral. A mí me tocó luego de un fuerte “paquetazo” (fuerte alza de precios de los productos de primera necesidad). La Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) había convocado a un paro de 48 horas. Cuando hablé por televisión dije: “Acabamos de sufrir un terrible paquetazo ¿Qué hacer contra eso? ¿Votar por mí?
¡No! ¡Esto no se arregla con las elecciones! ¡Hay que confrontarlo con la lucha colectiva! La CGTP ha convocado a un paro los días 21 y 22. ¡Es obligación de todos nosotros hacer que ese paro sea un éxito! Ya saben, voten por cualquiera pero todos como un solo puño tenemos que luchar por el éxito del paro.”

Como el espacio gratuito era para hacer propaganda electoral y no propaganda al paro, a las pocas horas me tomaron preso. Aprovecharon y apresaron a otros izquierdistas y en un avión militar nos enviaron a la base antisubversiva de Jujuy, Argentina. Al bajar del avión un general argentino nos gritó “¡Ustedes son prisioneros de guerra!” (Era parte del “Plan Cóndor” entre las dictaduras sudamericanas para eliminar gente de izquierda. Debían asesinarnos. Lo que nos salvó fue que un periodista fotografió el avión militar peruano en la base antisubversiva argentina y la publicó. Como ese año el campeonato mundial de futbol iba a ser en Argentina, no les convenía matarnos. No quise admitir mi libertad, pues luego de firmar y salir me secuestrarían y asesinarían. Tuvo que venir el cónsul peruano y darme un pasaporte con el que fui a Suecia donde todavía tenía residencia.

Es un ejemplo de uso de las elecciones para propagandizar la lucha social. Fui el candidato de izquierda más votado. No me dejaban regresar. Comencé una gira por Europa denunciando esto, comprendieron que más daño hacía afuera que adentro y me dejaron volver. El actual proceso electoral peruano es asqueroso. El Jurado Nacional de Elecciones ha decidido que gane Keico Fujimori.

La que está en primer lugar según las encuestas es ella. Esto se debe a que fue en época de su padre que fue derrotado el terrorismo de Sendero Luminoso. En realidad esa derrota se debió a la lucha del campesinado que fue el que el que más sufrió con la guerra interna, murieron 70,000 peruanos, la mayor parte de ellos campesinos, matados por los dos lados.

Otro motivo es que tuvo una política asistencialista, regalaba comida. Además hizo carreteras para muchos pueblos.

Alberto Fujimori renunció por fax desde Asia. Luego vino a Chile pensando entrar al Perú y ser recibido apoteósicamente. El Perú pidió su captura a Chile y su extradición, lo que fue aceptado. Está sentenciado a 25 años por diversos delitos de asesinatos masivos y robo de las arcas públicas luego de que hiciera un autogolpe, debido a lo cual gobernó 10 años.

El Jurado Nacional Electoral ha tachado a dos candidatos que podían pasar a segundo vuelta. A uno de ellos ha acusado haber dado dinero en la campaña. Hay videos que muestran a Keico dando dinero pero a ella no la tachan.

Hay muchos candidatos que han sido anulados o que se han retirado, sin embargo sus nombres figuran en las cédulas de votación, si la gente marca por ellos el voto se considera nulo y si el número de votos nulos es elevado, ya no habrá segunda vuelta y entrará Keico. La candidata de izquierda es Verónika Mendoza del Frente Amplio. La dirección de este frente hizo muchas maniobras paras la lista de candidatos, entre otras cosas, sin aceptación de la base metió a candidatos de la “izquierda tradicional” que no estaban en el F. A. Publiqué mis diferencias programáticas con el F.A. a cuyo congreso asistí como invitado.

Quienes dirigimos Lucha Indígena consideramos que lo que se necesita en el Perú es la coordinación de todos los sectores que luchan, habíamos planteado la formación de una corriente coordinadora.

Solidaridad y organización desde Perú
Solidaridad y organización desde Perú

Últimamente hemos visto la radicalización personal de Verónika y como se manifiesta que sin aceptación de las poblaciones no van Conga en Cajamarca ni Tía María en Islay, esas poblaciones la ven como su candidata. También el movimiento anti-minero de Apurímac. Plantea el aumento del salario mínimo, lo que jala a los asalariados. Como es cusqueña y habla quechua, eso atrae a la población indígena. Hay videos que muestran el fogón donde (según ella) cocinaba su abuela.

Su discurso de cierre de campaña fue radical, denunció que la economía está en manos de las grandes empresas, las que hacen que los gobiernos desatiendan las necesidades del pueblo y se pongan a su servicio. Dijo que hay dinero para atender la salud, para atender la jubilación temprana de las mujeres que trabajan en sus casas. Hay dinero para la educación gratuita, que ésta no debe ser un negocio.

La corriente coordinadora de los luchadores que necesitamos, por ahora, se manifiesta en la campaña de Verónika.

Como se ha visto en lo que publicó Pueblos en Camino, hay un fuerte movimiento anti-Keico. Si entra ella se abre un período de fuertes luchas. Liberará a su padre quien será el que gobierne. Si hay segunda vuelta con el norteamericano Kuzinski, las empresas estarán felices y preferirán a él que no tiene los anticuerpos de Keyco.

Si hay segunda vuelta con Verónika, será una fuerte competencia. La fuerza anti-Keico, en su gran mayoría, apoyará a Verónika.

En el muy remoto caso de que ella ganara, sus congresistas y su entorno oportunista pactarán con sectores de la derecha. Veremos forma de rescatar a la corriente popular, con Verónika o contra ella. (Acaba de venir Enrique Fernández, quien me informa que los sondeos a boca de urna muestran un empate entre Kuzinski y Verónika).
Hugo Blanco Galdos

Abril 11 de 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.