Venezuela: ¿De qué socialismo estamos hablando si a los Yukpa los están asesinando?

El gobierno no acaba de cumplirle al pueblo Yukpa, por eso se ha visto obligado a recuperar tierras, así como sucede en todo el continente. Ellas y ellos, quienes defienden el derecho a la tierra siguen el camino que les marcó Sabino, pero también son amenazados y asesinados por los militares, la guardia nacional y los hacendados. Evidentemente, los intereses que hay en su territorio son transnacionales, por eso quienes luchan por la tierra, se convierten en la piedra más grande en los zapatos del imperio. Las y los invitamos a leer el texto “A un año del asesinato de Sabino y no hay PAZ en el Zulia” y a ver el reciente video “Justicia y Tierra Yukpa”.

 
 
 
 
 
 
 
 
Hace un año, el el 3 Marzo de 2013, dos días antes de recibir la noticia de la muerte del Presidente Hugo Chávez, representantes de movimientos sociales nos dirigimos al canal 8 a altas horas de la noche, luego de hablar aquí y allá con los funcionarios encargados de obstaculizar la entrada del pueblo al canal, les pedimos un espacio, explicándoles que ese es el canal de todos los venezolanos (atrás quedaron los tiempos en que Romero Anselmi, luego de la reposición de la señal que la derecha fascista tumbara en 2002, abriera el canal para el pueblo en lucha), y que estábamos en nuestro derecho de pedir espacio para que el país conociera la terrible noticia de la que lamentablemente éramos portadores: El Cacique Sabino Romero, había sido asesinado.
 
Durante 2010, 2011 y 2012, luego de su salida de la Cárcel y de un terrible juicio, que evidencia el carácter burgués del aparato de justicia, el Cacique Sabino y la comunidad Yukpa se trasladaron en varias oportunidades a Caracas, para denunciar asesinatos, maltratos y violaciones de las que han sido objeto permanentemente, entre otros el asesinato de Alexander Fernandez, de 20 años y la arremetida contra la comunidad Yukpa en la que resultara herida de bala su hija Zenaida Romero y dos mujeres de esa comunidad, alertando ante los medios de su asesinato, planificado por hacendados. Alerta que cayó en el vacío, resultando vilmente acribillado por balas paramilitares.
 
La muerte de Sabino Romero constituye una baja irremplazable para el movimiento popular, en tanto el Cacique, tal como lo dijo en el programa que debido a las presiones de movimientos sociales, se realizara en Canal 8 (ver Entrevista en VTV – Canal 8  el 9 de Noviembre 2012), luego de la protesta realizada frente a la vicepresidencia y del suceso conocido como “el cortinazo de Vanesa”, “Yo no estoy tomando tierras, las estoy recuperando, pues son las tierras de mis ancestros..”. encarnaba un liderazgo auténtico, que logró sensibilizar a los movimientos sociales de Caracas y otras ciudades del país y latinoamericanas, acerca de la terrible realidad que acontece en la Sierra de Perijá.
 
 
Al día siguiente de la muerte de Sabino, la concentración se realizó en la Fiscalía, en la que luchadores sociales expresamos nuestra indignación a través de consignas “Sabino marca el camino”, ¨Sabino vive, la lucha sigue¨, ¨De que socialismo estamos hablando si a los yukpas, los están asesinando¨, murales, discursos y canciones, siendo satanizados solo a las pocas horas, por la propia fiscal cuando expresó en el mismo programa de Vanesa “Contragolpe” “que éramos de derecha”. Pero la vida suele dar lecciones y el 12 de abril pasado, la derecha auténticamente fascista si dejó sus huellas en la fiscalía, dejando un saldo de muertos y destrozos en las instalaciones de la plaza Carabobo, situación que hasta hoy no para, y que continua produciéndose en el marco del diálogo de paz.
 
Como militantes de la paz con justicia, de la paz que se construye con la participación protagónica del pueblo, desde la honra que debemos hacer a la CRBV, con la que estamos en deuda en todo lo que se refiere a los pueblos originarios, nos preguntamos: ¿Por qué el diálogo de paz no ocurre también en la Sierra de Perijá?
 
Un dialogo de paz. para que hacendados, cuerpos de seguridad, pueblos originarios y demás pobladores, establezcan un diálogo para repensar juntos la frontera, para revisar los planes depredadores como la carboeléctrica, para reconstruir la memoria histórica y el buen vivir presente en las consmovisiones que día a día se destruyen, por el desprecio de hacendados y cuerpos armados, a los pueblos originarios
 
Como militantes de la paz con justicia, en la conciencia que no hay otra manera de construirla, proponemos que el diálogo de paz llegue hasta la Sierra de Perijá, que permita un aprendizaje de la experiencia actual del Estado Táchira, de la experiencia del propio Estado Zulia, en las que se rebela que no basta ganar la elecciones para derrotar el proyecto dominador-depredador-necolonizador. Como decía Alí Primera, Hacen falta muchas cosas para construir la paz, y una de ellas es la participación de los pueblos originarios, hagámoslo posible, como pueblo en lucha pues….
 
Autor: Aana Waraira Repano
Fuente: La Guarura 
 
 
 
 
Video realizdo por Cineminga, publicado el 8/7/2014. Con Carmen “Anita” Fernandez, Zenaida Romero, Clarita Romero y Alejandro Romero. Realizado durante la Muestra Internacional de Cine Indigena de Venezuela 2014 en colaboración con la Fundacion Wayaakua.
 

a propósito de la situación de los yukpa…

 ¿QUIÉNES SON LOS “ENEMIGOS DEL PROCESO”?: LA RESPUESTA LA DAN LOS PUEBLOS Y LOS HECHOS

Los indígenas Wayuu se pronunciaron frente a la militarización de su territorio, en una Carta Abierta titulada: “SALGAN DEL TERRITORIO Y RESPETEN NUESTRA LIBERTAD. NO LE SIGAN AYUDANDO AL IMPERIO” publicada por Pueblos en Camino, que, además de circular ampliamente por redes sociales y medios alternativos, fue retomada por el Tejido de Comunicación como su Editorial en un boletín reciente, antecedida por dos párrafos en los que enuncian su posición. Este último hecho, suscita un comentario cuyo contenido y postura ejemplifican una manera de reaccionar, rechazar y descalificar lo que la Carta de los Wayuu expresa y exige. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *