Territorio Nasa Sa´th Tama Kiwe frente al narcotráfico. Es el Estado: «Acá resistimos entre todxs!»

Las comunidades del Territorio Ancestral del Pueblo Nasa Sa´Th Tama Kiwe se ha pronunciado desde el corazón Nasa que lo constituye, como siempre, con dignidad y firmeza. La guerra, el narcotráfico…o como se llamen, son siempre el Estado, siempre al servicio de la acumulación de capital por la vía de la conquista, del racismo, del terror y del patriarcado. En medio de esta guerra que nunca se ha detenido, a la que siempre han resistido, no se dejan engañar y señalan para anunciar que resisten, como antes, como siempre y ahora. Mientras otros llaman, equivocados al Estado a que los apoye, lo que equivale a llamar al terrorista, al invasor, al asesino, al enemigo al servicio de la codicia, ellas y ellos se pronunciaron. Compartimos su palabra y «Resistimos entre todxs» el documental en el que el Resguardo de Pioyá recuerda y afianza su resistencia. 

“Los acontecimientos sucedidos en el resguardo de Pioyá nos permiten concluir que noson hechos aislados sino que hacen parte de una estrategia de guerra queinvolucra a actores legales e ilegales. Las evidencias encontradas y lostestimonios de los involucrados demuestran una sistemática persecución a laautonomía y a la resistencia indígena con la clara intención de destruir elproceso comunitario para que sea vulnerable. Todos los actores intentan lavarselas manos diciendo que los involucrados obedecen a intereses personales. Eso esuna mentira descarada. Ellos se sirven de actores individuales para quetrabajen al servicio de sus proyectos económicos, políticos y militares. Sesirven incluso de comuneros indígenas que engañados y empobrecidos se vendenpara matar a sus propios hermanos. Los utilizan para que a través de sus redesde informantes señalen a quienes son un estorbo a sus intereses codiciosos.

Ante eso, hoymás que nunca tenemos la claridad de señalar nuestro camino. No queremos másasesinatos, amenazas y desplazamientos. Nuestro territorio no es un corredordel narcotráfico. Nuestra comunidad no está al servicio de redes de informantesni de ninguna infame estrategia de guerra. Nuestro pueblo no admite ni admitirála presencia de cobardes armados que creen que nos pueden intimidar. No lestenemos miedo. Los actores armados deben salir de nuestros territorios y loscontroles territoriales de la guardia indígena continuarán para defender losterritorios ancestrales, la resistencia, la autonomía y la Madre Tierra. La pazque queremos las comunidades no es la paz de las armas que protegen proyectoseconómicos al servicio de intereses multinacionales. La paz de los pueblosindígenas se construye con los bastones de autoridad al servicio de laautonomía de cada vereda, de cada resguardo, de cada territorio ancestral.Todos nosotros como comunidad somos guardias protectores de la vida. Por esocontinuaremos el legado de Eider Arley para honrar su dignidad que es ladignidad de nuestro pueblo.”[1]

En otros lugares se amenaza, señala, abandona y ataca a la Guardia Indígena desde dentro y fuera. En Sa´Th Tama Kiwe, todas y todos son Guardias y entre todxs resisten. Ese ejemplo hoy, es indispensable y viene de quienes no se han vendido, no se han cansado y no engañan ni se dejan engañar. Cxa Cxa, Cxa Cxa! Fuerza, Fuerza!!! Así Sí! Resistencias y Caminos. Pueblos en Camino 

Aquí Resistimos Todos

Defendernos entre todos porque la muerte no es opción

Pronunciamiento Público SA´TH TAMA KIWE:

El pueblo NASA, las Autoridades Ancestrales de Sa´th Tama Kiwe (San Lorenzo de Caldono, Pueblo Nuevo, Las Mercedes, La Aguada, Las Mercedes y Pioyá) y la Consejería de la Asociación de Cabildo Ukawe’sx Nasa C’xhab,envía un saludo de solidaridad, hermandad y resistencia para el territorio ancestral de la ÇXHAB WALA KIWE, a los Kiwe Tegnas – Guardia Indígena y a los afectados por el atentado ocurrido ayer en el norte del Cauca.

Los hechos ocurridos ayer 25 de julio enÇXHAB WALA KIWE, en el sector de La Chivera del corregimiento de El Palo,municipio de Caloto departamento del Cauca, tenían como objetivo “La Guardia Indígena- “Kiwe Tegnas”, quienes sufrieron un atentado con 3 granadas defragmentación y disparos con arma de fuego dejando como resultado 4 kiwe Tegnasentre ellos Geovanny Vitoncó, hombre de protección del coordinador de la GuardiaIndígena del resguardo de Huellas; Fabián Camayo, coordinador de GuardiaIndígena del resguardo de Las Delicias, Arcadio Tròchez guardia del resguardode Huellas, y Jorge Ulcué, Guardia del resguardo de La Concepción. Los cuatroguardias presentan heridas de distinta gravedades”[1]. Estos hechos de terror son producto y evidencia de unasistemática guerra contra los pueblos y procesos.

Así mismo, elterritorio ancestral Sa´th Tama Kiwe, nos es ajeno a la realidad y al contextodel Cauca y del país. En hechos recientes, el actuar de los grupos amadoslegales e ilegales y narcotráfico (crimen organizado) , deja como resultado en los últimos meses, el asesinato deun joven Pu´yaksa – Guardia Indígena en el resguardo de Pueblo Nuevo productodel narcotráfico; decomisos de cargamentos de marihuana – cocaína y detención ––destrucción por la autoridad de la Aguada; intimidación y amenazas de gruposarmados frente al control territorial a la Autoridad de Pioyá; presencia degrupos fuertemente armados en altas horas de la noche en los resguardo de LasMercedes y Caldono y persecución política a la jurisdicción  indígena caso concreto resguardo de La Lagunapor parte de gobierno nacional y organizaciones contrarias al CRIC. Estepanorama de agresión tiene que ver con un plan sistemático de amenaza y despojofrente al ejercicio de control territorial y consolidación de la autonomía delos pueblos.

A nivel nacional el contexto es bastante aterrador, las amenazas, persecuciones, intimidaciones, asesinatos, atentados y masacres por parte de grupos armados legales e ilegales no cesan. Después de la firma de los acuerdos de paz hasta el momento ya suman alrededor de 800 líderes y lideresas asesinad@s en el territorio nacional, mientras que el gobierno se lava las manos manifestando que viene haciendo todo lo posible para identificar el origen de las muertes. Mientras que en los territorios rurales y urbanos la violencia se intensifica aún más, es decir:

 “1. Que en el contexto actual de post-conflicto, tras la firma de los acuerdos de paz, en ámbitos como el del Cauca, lo mismo que en otros territorios, es muy difícil establecer quienes son los actores armados que realizan actos de violencia y agresión contra líderes, procesos y territorios. Más aún, en este sentido reina la confusión y la incertidumbre. Lo que es incierto es que la guerra contra los pueblos y procesos continúa y que ésta tiene beneficiarios y promotores que permanecen en su mayor parte encubiertos e impunes. Resulta indispensable en este sentido manifestar que se trata de una guerra contra los pueblos que no puede ignorarse y debe reconocerse, denunciarse, resistirse y superarse para alcanzar una paz verdadera. Mientras haya quienes tengan el poder de fomentar y beneficiarse de la guerra y mantenerse encubiertos de modo que toda la responsabilidad caiga en autores materiales, la amenaza contra los pueblos y la zozobra persistirán.

 2. Que quienes defienden sus territorios y pueblos de manera digna, se encuentran en grave riesgo y bajo amenaza, justamente porque hay quienes fomentan y se sirven de la guerra y permanecen encubiertos y distantes de una verdadera justicia”[2] y, los hechos que se vienen presentando sistemáticamente: (…) no son hechos aislados sino que hacen parte de una estrategia de guerra que involucra a actores legales e ilegales. Las evidencias encontradas y los testimonios de los involucrados demuestran una sistemática persecución a la autonomía y a la resistencia indígena con la clara intención de destruir el proceso comunitario para que sea vulnerable. Todos los actores intentan lavarse las manos diciendo que los involucrados obedecen a intereses personales. Eso es una mentira descarada. Ellos se sirven de actores individuales para que trabajen al servicio de sus proyectos económicos, políticos y militares. Se sirven incluso de comuneros indígenas que engañados y empobrecidos se venden para matar a sus propios hermanos. Los utilizan para que a través de sus redes de informantes señalen a quienes son un estorbo a sus intereses codiciosos.”[3]

Siendo este el contexto, desde Sa´th Tama consideramos que los hechos de guerra y terror de los últimos meses, semana y días, son producto de un Plan de Muerte que viene diseñado desde políticas internaciones – transnacionales y que el Estado mafioso paramilitar gobernado por Uribe-Duque, tiene como propósito consolidar un modelo de acumulación de capital que articula el extractivismo de trasnacionales, de carteles del narcotráfico, con políticos (presidentes, partidos políticos, gobiernos locales), grupos armados legales e ilegales (Policía, FF.MM., Paramilitares, Delincuencia y Guerrillas: EPL, ELN – Disidencias FARC) y empresas privadas, es decir, un aparato de terror para la acumulación de capital, en la cual, cambian de uniforme y de nombre según se requiera pero la intención tiene que ver con despojar y desmantelar los procesos de las comunidades que defiende pueblos, proceso y territorios. Y justamente cuando altos mandos militares del ejército colombiano se ven involucrados en casos extrajudiciales (FF.MM., y paramilitarismos), es cuando aparece el Cartel de Sinaloa – CDS – (México) en territorios como el Cauca para garantizar el narcotráfico y quien se oponga será masacrado.

Finalizamos con nuestra posición ante el movimiento indígena, la opinión pública y ante el Estado Nacional Colombiano lo siguiente:  

  1. Si no tomamos una posición clara, nuestras comunidades, nuestro movimiento y nuestras autoridades estarán en riesgo. Hay que reconocer las contradicciones internas para tomar una decisión concreta y no ser cómplices de estas mafias. Nosotros como comunidades y con nuestros territorios vecinos, debemos tomar una postura clara contra el narcotráfico o nos van a destruir a todos y van a robar nuestro territorio. 
  2. Nuestras comunidades y autoridades debemos ratificar e implementar los mandatos establecidos en espacios asamblearios en donde claramente se prohíbe la producción, el tráfico y la comercialización de los cultivos que causan desarmonía social y territorial. 
  3. Que la violencia, amenazas y desarmonía al territorio se recrudecen con el post-conflicto y con la presencia de las zonas de desmovilización y con las bases militares, fuerza pública y las paramilitares. Exigimos investigación seria al más alto nivel para identificar de donde en realidad vienen las amenazas contra nuestras comunidades, porque en este conflicto con confluencia de diversos actores armados, no tenemos certeza de quienes nos amenazan (así las amenazas lleguen con membretes y logotipos de un actor en particular).
  4. Que siempre hemos apoyado y construido paz, que no nos opusimos y respaldamos los acuerdos y que por ello señalamos que estos vienen generando terror, guerra, crimen y desarmonía, no paz.
  5. Que la paz en el territorio depende de la autonomía y del control territorial por parte de los Pu´yaksa “Guardia Indígena” y de las comunidades, lo que ha sido demostrado con creces. En consecuencia, debe respetarse y fortalecerse con respaldos concretos e inmediatos el control territorial autónomo, lo que implica el fortalecimiento de los Pu´yaksa “Guardia Indígena”, de las autoridades y de las comunidades.
  6. Que la presencia de fuerza pública y de todo actor armado, lejos de traer tranquilidad y paz trae más desarmonía y que la mejor y única solución es apoyar a los Pu´yaksa “Guardia Indígena” para que ejerza el control territorial y sacar a la fuerza pública de manera verificable con la participación y veeduría de organismos nacionales e internacionales incluida la ONU. Crear estos mecanismos de verificación de manera inmediata en reunión entre las partes. Garantizar la paz es sacar a los armados y verificar que se hayan ido. Reiteramos que el post-acuerdo, lejos de significar la salida de la violencia y de los armados, ha significado la creciente llegada de armados y criminales.
  7. El problema del narcotráfico ha entrado a nuestros territorios. Hay comuneros nasas que están involucrados tanto en consumo como en tráfico. Según las  investigaciones de la autoridad ancestral las fuentes de producción del narcotráfico están localizadas en resguardos vecinos y esto genera desarmonía en nuestros territorios.
  8. Rechazamos las políticas del gobierno Duque, quien viene desmantelando el Derecho a la Consulta Previa, la Protesta Social, la Acción de Tutela, entre otros derechos. Al tiempo, que impone una política de muerte, de empobrecimiento, que envenenan y asesinan a nuestras comunidades mediante el uso del glifosato como medida para la erradicación de los cultivos de uso ilícito. De igual forma, no aceptamos la implementación de proyectos de marihuana medicinal, puestos que son monocultivos al servicio de las multinacionales que enferman nuestra Uma Kiwe.

ASOCIACIÓN DE CABILDOS UKAWE’SX  NASA  C’XHAB

AUTORIDADES ANCESTRAL DEL PUEBLO NASA SA´TH TAMA KIWE

CALDONO CAUCA.

26 de Julio de 2019


[1] Comunicado Opinión Publica “SEGUIMOS FIRMES EN EL EJERCICIO DE CONTROL TERRITORIAL Y EL GOBIERNO PROPIO EN LA ÇXHAB WALA KIWE”. ASOCIACION DE CABILDOS INDIGENAS DEL NORTE DEL CAUCA-ACIN  CXHAB WALA KIWE   (Territorio del  gran pueblo). Santander de Quilichao Cauca, 25 de julio del 2019.

[2] Territorio ancestral Nasa de Pioyá: Condenados autores materiales en audiencia pública, 5 de marzo de 2018, tomado de [http://pueblosencamino.org/?p=5440].

[3] “PIOYÁ, CORAZÓN DE LA RESISTENCIA”. El 10 de abril de 2018 las comunidades indígenas Nasa de Sa`th Tama Kiwe se reunieron en Audiencia Pública alrededor de la tulpa (fogón) desde Caldono, Cauca (Colombia). Ver https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=1889795694421430&id=1377175285683476 


[1] Colectivo de Comunicación Indígena Intercultural Pioya Stereo “La voz de todos”, emisora del Cabildo de Pioyá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.