Minerva: Proyecto de EEUU para neutralizar movimientos sociales

Universidades estadounidenses colaboran hoy con el Pentágono mediante el Proyecto Minerva, iniciativa que estudia la dinámica de los movimientos sociales en todo el mundo con el objetivo de neutralizarlos y erradicarlos.

 
 
Al igual que la polémica Agencia de Seguridad Nacional (NSA), envuelta en un escándalo de espionaje a nivel global, el proyecto considera al mundo como un “territorio enemigo” que resulta necesario neutralizar, destacó el sitio digital blackagendareport.com.
 
Mediante Minerva, desde 2008 las autoridades militares norteamericanas pretenden estudiar cómo las personas se involucran en movimientos contrahegemónicos para derrocar el orden establecido mediante actos de desobediencia civil.
 
En este sentido, enmarcan la pesquisa dentro de los “estudios sobre terrorismo”, en los cuales los seres humanos que participan en movimientos sociales son considerados “contagiados” por vectores que propagan una enfermedad, señaló la fuente.
 
Para el Pentágono resultan enemigos susceptibles de ser reducidos quienes se oponen a la política militar estadounidense en el mundo, al sistema de justicia represivo y racista o a la concentración de la riqueza en un uno por ciento de la población, como denuncia el movimiento de activistas Occupy Wall Street, subrayó.
 
Mediante el Proyecto Minerva, el Departamento de Defensa pagó a investigadores de la Universidad Cornell, en Nueva York, para saber cuándo los movimientos sociales alcanzan una masa crítica de personas, un punto de inflexión donde se convierten en una amenaza para los poderes fácticos.
 
La Universidad de Washington, por su parte, analiza movimientos a gran escala que involucren a más de mil participantes en unos 58 países, con el fin de entender cómo estas personas mantienen sus movimientos en marcha, detalló la publicación digital.
 
Argumentó que el gobierno estadounidense husmea las comunicaciones telefónicas y por Internet a escala global, mientras estudia los patrones de conglomerados humanos para atacar los posibles vectores de resistencia, que
han de ser identificados y erradicados para prevenir “contagios” similares en otras sociedades y a nivel interno.
 
(Con información de Prensa Latina)
 
Fuente: Cuba Debate 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.