Tejido de Resistencia de los Pueblos: lecciones Prácticas y Acciones Concretas

La iniciativa Paraguay: Ocupación Corporativa y Tejido de Resistencia de los Pueblos ya está publicada en Francés,Inglés y ahora en Portugués. Esta iniciativa no tiene dueños ni dirigencias. No tiene voces múltiples pero no vocerías oficiales. Esta palabra recoge algunas cosas, pero no expresa ningún consenso ni organiza nada. Ayuda a convocar una resistencia de resistencia para que los pueblos podamos desde donde podamos.

Abajo compartimos algunos vínculos y noticias y mantenemos este intercambio esporádico y abierto en el espíritu de seguir buscando y haciendo. Los desafíos que recogimos y compartimos en la comunicación anterior ocupan su lugar entre todas y todos. Fueron nombrados colectivamente y presentados como un conjunto.

Mientras tanto, en la práctica se dan hechos que enuncian, exigen y enseñan. No pueden ser ignorados y van orientando estratégicamente para priorizar y reconocer caminos. La realidad de pueblos sometidos no niega otra, la de seguir tejiendo especialmente en las penumbras a las que nos destinan. Van las lecciones de estos días.

1.    Lo que llaman “Osadía” de los pueblos es la transformaciónpráctica YA!. Es una decisión ante una disyuntiva: o dejan que los maten o resisten. Sumada a la de los campesinos en Paraguay que compartimos, mencionamos dos ejemplos que son caminos.

a.    En el Perú y desde Cajamarca, pero ya extendiéndose por el país, persiste la resistencia a Conga. La “osadía” consiste en decidir la política desde abajo y…PUNTO! Conga No Va!. Ya han matado 5 personas, Iban a asesinar al Padre Arana y lo golpearon brutalmente (policía). La situación está clara. Ollanta es de la transnacional minera y gobierna reprimiendo a muerte para esta. Es un criminal y un traidor a su pueblo. El pueblo sabe que si se somete, lo matan y que si no se somete, los tienen que matar a todas y todos. La única salida es que Conga No Va!. Si pierden se quedan sin tierras ni agua. Si ganan, gana la vida, ganamos los pueblos. No hay más espacio para arreglos ni debates. No Va!!

b.    La guerra, el terror y el despojo de la resistencia ocupan los territorios indígenas del Norte del Cauca en Colombia. Esto es parte del Plan Colombia. El territorio, en el lenguaje del Departamento de Estado al servicio de las corporaciones transnacionales, debe ser Consolidado. Los militares controlan los recursos públicos y hacen obras mientras transforman en teatro de operaciones militares la tierra ancestral indígena llenándola de bases militares. Las comunidades marchan exigiendo la salida de las bases y de los actores armados. Las FARC atacan pueblos indígenas y destruyen casa, hiriendo personal de salud. Dan así respuesta al gobierno. Lo invitan a seguir con la guerra. Entre estado y FARC se hace la guerra para despojar a los Nasa. En medio de bombas y balas, salen por miles y desbaratan trincheras, expulsan soldados y guerrilleros. Su pueblo decide y por ello comunidades y GuardiaIndígena exigen respeto y demandan la salida de los armados. Las FARC derriban un avión militar. El padre del Teniente Serrano que lo pilotaba, llama al Presidente Santos a que no haga más guerra. Santos estaba en la zona, donde los indios le exigían sacar la guerra. La ocupación viene por la vía de la guerra articulada a políticas de despojo que reestructuran las tierras indígenas si los indios no viven en ellas y para que no vivan en ellas los sacan con la guerra unos y otros. Pero también los ocupan quienes vienen a servirse de las víctimas y a actuar en su nombre. A nombre de la resistencia, hablan por el pueblo, imponen sus agendas, denuncian violaciones a derechos humanos y “no están de acuerdo” con lo que hace la base. Unos ganan visibilidad personal, otros implementan el plan y gestionan recursos. Todos suplantan y usurpan lo que viene de abajo. La prensa escoge a estos, los que resisten por la vía regular y establecida. Desecha a los osados. Pero estos no respetan un orden que o los somete para matarlos o los mata para robarlos. La única alternativa es vivir como si se pudiera sin la colonización y el despojo. Lo hacen así no más. No obedecen. Son osados. En el norte del Cauca está actuando un pueblo y habla conpalabras que caminan. Se escucha muy claro el mensaje: en la tierra ancestral mandan las comunidades y se respeta la vida. Los que vienen a hacer guerra o a aprovecharse del pueblo, se van. Los recursos públicos son del pueblo y los maneja el pueblo. La resistencia sale a desarmar y habla su palabra sin que nadie pueda seguir decidiendo por las bases. Así será. La osadía de no aceptar más lo que existe y se obedece. De no obedecer más un orden que destruye. De empezar de una vez a vivir con autonomía. No hay alternativa: o el mandato del pueblo por la vida, o la muerte.

“Esta es la guerra que se roba un proceso milenario. La comunidad de Loma Larga dice que se va a quedar porque esa es su tierra. Ante las afirmaciones del presidente Juan Manuel Santos en donde dice que no va a desmilitarizar un solo centímetro en el Cauca ellos dicen “el presidente puede decir lo que quiera. Todos los armados se tienen que ir. Nuestros mayores han resistido 520 años, nosotros hemos dicho aquí  nacimos y aquí nos quedamos, vamos tras las huellas de los mayores”

2.    Madre Tierra: o me están defendiendo o se acaban. No es una metáfora, sino un hecho. No serán nuestros hijos y nietos los que tendrán que enfrentar la destrucción en curso causada por un orden de codicia que extrae y destruye más allá de los límites de la vida para acumular ganancias. Eran nuestros padres. Somos todas y todos. Los corales de los mares ya van inexorablemente hacia la muerte. Ya se calentó el planeta hasta un punto irreversible. Ya hay sequías y tormentas que generan desiertos y despojos. Ya desaparecen pueblos y especies. Ya hay guerras por el agua y la comida. O acabamos con el orden del despojo y armonizamos la historia con los ritmos y tiempos de la naturaleza o dejamos que esa locura que no puede dejar de matar para defender la ganancia nos extermine. Con Capitalismo no hay futuro, porque presente y pasado ya no hubo.

No son dos temas: es el mismo. Sabiendo lo que hay, las reglas del juego y las consecuencias de no someternos, decidirnos por la vida y la libertad con autonomía y simultáneamente en defensa de la Madre Tierra.
 
Paraguay, Perú, Cauca-Colombia-México y los demás lugares no son más que frentes de lucha de los pueblos en resistencia por la vida. La soledad en la que nos han dividido es tan nuestra que nos reúne.

Pueblos en Camino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *