2 de noviembre: “Día Mundial de la Resistencia por Rojava”

Un acuerdo alcanzado entre Putin (Rusia) y Erdogan (Turquía), concede al dictador Turco todo lo que requiere para avanzar en su ofensiva genocida contra el pueblo kurdo y Rojava. Se habla de casi 200.000 personas desplazadas, miles de civiles herido y muertos, uso de armas químicas, destrucción de fuentes de agua, bloqueo al acceso a la Media Luna Roja y otras instancias que brindan ayuda humanitaria, bombardeo de hospitales y centros de salud y otras atrocidades más. Mientras la OTAN garantiza respaldo a los bombardeos continuos y se niega a cerrar el espacio aéreo, Rusia hace otro tanto. Lo predecible se está cumpliendo: Rojava, el Confederalismo Democrático, la Revolución de las Mujeres, son una amenaza para los imperios, para el patriarcado, para el fascismo desatado. Hacer dinero explotando y destruyendo es la prioridad. La vida en libertad y autonomía con dignidad, debe ser destruida…y lo están haciendo con Turquía.

Mientras este horror se profundiza enmascarado por las potencias y los estados de la región, la solidaridad del mundo crece. La fuerza de esta solidaridad sumada a la valiente y tenaz resistencia desde el territorio, debe crecer hasta detener esta masacre. No basta hasta cuando logremos parar el ataque y garantizar la libertad de Rojava que es nuestra. Los levantamientos de Ecuador, Haití, Chile, Honduras, Cataluña, Uruguay y otros pueblos contra el mismo régimen de despojo y muerte, por la autonomía de los pueblos son la misma lucha y cada vez más aparece desde estas insurrecciones la solidaridad con Rojava así como bajo los bombardeos Turcos los pueblos de Rojava se manifiestan en solidaridad con estas luchas y pueblos. Esa fuerza, ese resistir y luchar juntas, es justamente la solidaridad que puede detener el ataque fascista genocida. Riseup4rojava ha convocado un “Día Mundial de la Resistencia por Rojava” para el próximo 2 de noviembre. En todo el mundo, donde quiera que hagan presencia los países miembros de la OTAN y los gobiernos cómplices del capital-patriarcal, hacerles saber y sentir que Turquía tiene que detener el ataque y respetar a Rojava, nos moviliza. Fuera Turquía y fuera la OTAN y los imperios del despojo para la ganancia de Rojava. Compartimos la convocatoria en seguida. ¡Así No! Dominación y Despojo. Pueblos en Camino

La campaña internacional #RiseUp4Rojava convocó al “Día Mundial de la Resistencia por Rojava” para el próximo 2 de noviembre. En muchos países habrá manifestaciones en las principales ciudades y capitales.

La declaración de la campaña internacional contra la campaña genocida turca que busca invadir el norte y el este de Siria es la siguiente:

A las 4 de la tarde del 9 de octubre, el ejército de ocupación turco y sus aliados islamistas comenzaron su largamente preparada guerra de agresión contra las áreas liberadas del norte de Siria.

A las 4 en punto de la tarde, llovieron bombas sobre personas en pueblos y aldeas en la frontera. Las milicias yihadistas comenzaron su avance bajo el liderazgo del ejército turco e intentaron penetrar en la zona fronteriza. Turquía está hablando de una “operación militar” destinada a “asegurar la frontera” y establecer un llamado “corredor de la paz”, pero el hecho es que el ejército turco y los mercenarios islamistas bajo su mando están preocupados por nada menos que la ocupación de toda el área poblada mayormente kurda a lo largo de la frontera turco-siria. El régimen en Ankara habla de la “lucha contra el terrorismo” y enfatiza que su guerra de agresión no se trata de la guerra contra la población civil, sino del bombardeo indiscriminado de los asentamientos civiles, el saqueo y las deportaciones masivas de cientos de miles de personas, las ejecuciones arbitrarias y el brutal secuestro de cientos de civiles que hablan un idioma diferente. Cuanto más avanza la guerra contra el norte de Siria, más se vuelve claro de qué se trata el plan de Erdogan, es decir, la limpieza étnica a través de la expulsión violenta de millones de personas y el cambio demográfico a largo plazo de toda la región.

En el norte de Siria, a la sombra de la guerra civil siria, un proyecto social revolucionario y democrático, ha prosperado en los últimos siete años, y que ha sido una espina en el costado de los poderes de la región y los estados imperialistas desde el principio. Las sociedades del noreste de Siria establecieron su propio gobierno y crearon un oasis de paz, basado en la coexistencia igualitaria de todos los grupos de la población local, la liberación de las mujeres, una economía ecológica y una democracia radical. La Federación Democrática del Noreste de Siria se ha convertido en un ejemplo vivo de un futuro pacífico y democrático para Medio Oriente, más allá del despotismo local y los gobiernos extranjeros. Finalmente, las fuerzas de defensa de los pueblos del noreste de Siria, las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), lograron aplastar los últimos restos del califato del Estado Islámico (ISIS), que tiene su sede en Turquía.

Hoy, las milicias islamistas, la mayoría de ellas combatientes del Estado Islámico y de Al Qaeda, están avanzando nuevamente junto a la ofensiva de ocupación turca en el norte de Siria y propagando el miedo y el terror. Los estados de la Coalición Internacional, sobre todo Estados Unidos, han allanado el camino para la guerra de agresión turca con su retirada coordinada de las tropas. Regalaron a sus antiguos aliados la destrucción y sacrificaron a los pueblos del noreste de Siria por sus sucios intereses. Los estados del mundo han acordado cerrar los ojos mientras el ejército de ocupación turco y sus yihadistas están cometiendo un genocidio con armas de la OTAN.

Pero no vamos a esperar y presenciar en silencio las masacres que tienen lugar a los ojos del mundo de hoy. Solo un movimiento amplio y resistente detendrá esta guerra. Del mismo modo que la gente se movilizaba por las calles de todo el mundo contra la Guerra de Vietnam o la invasión estadounidense de Irak en 2003, la conciencia de la humanidad debe levantarse hoy en una revuelta frente a la barbarie turca en el norte de Siria.

El 1 de noviembre de 2014, millones de personas en todo el mundo salieron a las calles por un día para expresar su solidaridad con la heroica resistencia de Kobane. Hacemos un llamado para que el 2 de noviembre de este año sea un día de resistencia global contra la Guerra de Agresión de Turquía, para romper la situación normal y paralizar la vida. Participemos en acciones creativas y diversas de desobediencia civil, manifestaciones y mucho más, y tomemos las calles y los espacios públicos. Mientras continúe la matanza, la resistencia no debe detenerse.

¡La revolución en el noreste de Siria prevalecerá, el fascismo será aplastado!

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina
Octubre 24 de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.