Paraguay: los campesinos no están pidiendo perdón, están exigiendo sus tierras

“Por fin se hacen visibles los campesinos paraguayos. Tuvieron que morir de hambre “voluntariamente” para salir de donde los habían desparecido. 22 meses de prisión sin cargos y sin culpa. Chivos expiatorios desaparecidos judicialmente en torno de una masacre diseñada para derrocar el gobierno constitucional y darle el país, las tierras de estos campesinos y sus riquezas a las transnacionales…

 58 días después de no comer, de que sus familiares, mujeres, se encadenaran frente a la cárcel y de que el mundo reconociera por fin que existe Paraguay y es campesino, no termina nada. Empieza, ojalá, el proceso que lleve al mundo a sacudir ese campo de exterminio llamado Paraguay para que la tierra y su gente sean gente con tierra. El hambre por dignidad da inicio tal vez a la lucha por la libertad. Los 5 campesinos que decidieron morir salen con vida a defender la vida toda. 
 
Después de dos meses de huelga de hambre no salen libres, salen a casa por cárcel y siguen siendo acusados sin haber cometido crimen alguno. En este sentido, lo único que lograron es que su juicio injusto, el montaje, salga a la luz y la persecución judicial en su contra sea visible. Siguen siendo inocentes. Y el culpable el Estado Paraguayo, las transnacionales, los intereses imperiales y megaproyectos siguen libres y acusando. Ahora por fin, habiendo decidido morir logran tal vez, poderse defender. Solamente cuando las transnacionales y sus agentes sean juzgados y condenados por el pueblo Paraguayo y retornen las tierras a indígenas y campesinos terminará el hambre que el hambre de los 5 campesinos con sus vidas dio a conocer al mundo. Los campesinos en huelga no exigían casa por cárcel sino la titularidad de sus tierras y su libertad.
 
Ellos hicieron su parte, al mundo le toca ahora hacer la suya”. Pueblos en Camino  
 
Compartimos la noticia del Periódico de Interpretación y Análisis “E’a” desde Paraguay.
 
 
 
 
El Tribunal de Saltos del Guaira modificó de oficio la prisión preventiva. 5 presos por el caso Curuguaty están hace 58 días en huelga de hambre solicitando la medida alternativa. Tenían más de 21 meses presos, sin ser juzgados.
 
 
Los presentes festejaron frente al Hospital militar la medida. Foto: Paulo López.
 
 
 
Los 5 presos del caso Curuguaty, en huelga de hambre desde hace 58 días, obtendrán finalmente prisión domiciliaria. El Tribunal de Saltos del Guaira, comunicó la modificación de oficio de la prisión preventiva por una medida alternativa. Así lo confirmó al E’a el abogado Guillermo Ferreiro, defensor de los huelguistas.
 
El abogado Vicente Morales comentó a radio Ñanduti que pasada las 22 horas de este sábado, el juez Ramón Trinidad Zelaya le envió por WhattsApp la resolución del Tribunal con la nueva medida.
 
Los huelguistas ya fueron informados y decidieron levantar la medida de fuerza, según confirmó también el abogado Ferreiro.
 
Los ciudadanos que se congregan frente al hospital en apoyo a los mismos festejan.
 
Las mujeres que se encadenaron frente al hospital militar, pidiendo la prisión preventiva de los huelguistas también levantaron la medida de fuerza. Raquel Villalba, pareja de Rubén Villalba; Mirta Benítez, hija de Felipe Benítez Balmori;  Elida Benítez, madre de Néstor y Adalberto Castro y Carmen Paredes, madre de Arnaldo Quintana, habían resuelto tomar dicha medida ante el rechazo del tribunal de Salto del Guaira a la medida de prisión domiciliaria solicitada.
 
Esta tarde se realizó una nueva vigilia solidaria esperando el domingo de ramos. Acudieron varios senadores a la misma, como Sixto Pereira y Luis Alberto Wagner.
 
El Tribunal rechazó el pasado miércoles 9 de abril, durante la audiencia de revisión de medidas, la prisión domiciliaria alegando que no hay “elementos nuevos” que ameriten el otorgamiento de la medida. Posteriormente, el Tribunal envió médicos que constataron la situación crítica de los huelguistas.
 
Arnaldo Quintana, Adalberto Castro, Felipe Benítez Balmori, Néstor Castro y Rubén Villalba se encuentran en huelga de hambre hace 58 días exigiendo la prisión domiciliaria hasta que la Corte resuelva el litigio sobre la titularidad de las tierras de Marina Cue. Por el delicado estado de salud en que se encuentran, habían sido derivados días pasados de la cárcel de Tacumbú al Hospital Militar.
 
Los ciudadanos que se hicieron presentes realizaron una peña frente al Hospital militar, tras conocerse la medida, homenajeando a los presos y a las mujeres que estuvieron encadenadas.
 
Acta que resuelve dar prisión domiciliaria a 5 campesinos presos y con 58 días de huelga de hambre caso Curuguaty. 
 
Resolución judicial que resuelve dar prisión domiciliaria a 5 campesinos presos, con 58 días de huelga de hambre, por el caso Curuguaty.
 
Las mujeres que se habían encadenado levantaron la medida de fuerza y festejaron con los ciudadanos que apoyan la causa. Foto: Cigarra. 
 
Se armó una peña frente al hospital Militar para festejar. Foto compartida por la senadora Esperanza Martínez en Twitter.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.