En Jalisco realizan II Encuentro de Mujeres que Luchan. Ellas están cuidando la lucecita de las zapatistas

Desde Jalisco las compañeras que participaron en el I Encuentro Internacional de Mujeres que Luchan están cuidando la lucecita que nos entregaron las zapatistas en el Caracol Morelia el año pasado. Ellas emulando el I encuentro se dieron cita en el Parque Agreoecológico de Zapopan en el Estado de Jalisco, donde se juntaron “…207 mujeres, participaron 19 niñas y tuvieron 25 actividades, y fue con el objetivo de crear mecanismos de autoprotección y sobre todo resaltar la dignidad en la vida de las mujeres”.

Este encuentro es vital para las mujeres en Jalisco, pero también para seguir más cerca de las compañeras zapatistas, quienes han manifestado que no podrán realizar el II Encuentro de Mujeres que luchan en Chiapas dada la guerra que enfrentan en sus territorios contra su lucha incansable por la libertad de todas sus territorialidades: “…ya empezaron los ataques de sus paramilitares. Son los mismos que antes eran del PRI, luego del PAN, luego del PRD, luego del PVEM y ahora son de MORENA…” Aún así, ellas nos convocan a no rendirnos y a seguir luchando desde nuestros rincones más allá de las geografías impuestas para que realicemos nuestros encuentros.

Así que respondiendo al llamado de las zapatistas es la hora de autoconvocarnos y autogestionar nuestro II Encuentro autónomo en todos los rincones del mundo, descolonizando también las formas permitidas que han impuesto las agencias estatales, las oenegés y las instituciones que financian los encuentros de mujeres. Así como lo hicieron ellas en marzo de 2018, nosotras debemos hacer los esfuerzos necesarios para juntarnos este 2019 a compartir desafíos comunes y luchas en camino, también alimentadas sanamente con lo que está pariendo la tierra y con los nacimientos otros que urgen para luchar desde adentro y afuera contra el patriarcado, el estado, el racismo y el capitalismo con sus renovadas formas mafiosas de dominación y acumulación.

Entonces, el llamado es a convertir nuestra palabra en acción tejida a la lucha de las compañeras zapatistas y a las demás invisibles y silenciadas que cuidan sus territorialidades desde abajo, para que nos sigamos encontrando desde la penumbra y más enraizadas a nuestra Madre Tierra. Ese es nuestro desafío y llamado frente a los proyectos de muerte que nos imponen los malos gobiernos y frente a la necesidad de recrear, cuidar y tejer nuestras apuestas cotidianas y de largo aliento en esta lucha permanente por la vida toda. Como lo plantearon desde Jalisco: “…Pero acá, lo que procuramos, fue trabajar bajo cuatro ejes principales, que era justo con la intención de rebasar lo que los Estados y los Gobiernos pueden hacer, entonces pensábamos en educación, en salud y sexualidad, en territorio y naturaleza y en trabajo y economía. Y entonces, lo que hemos entendido muy bien, muy claramente, justamente a partir del trabajo de las Zapatistas, es que debemos ser rebeldes, autónomas y auto-gestionar nuestro bienestar, porque a nadie le importa más que a nosotras…”. Así sí Carajo a construir nuestra agenda propia más allá de la instucionalidad y en camino a la libertad !!! Compartimos más información sobre este encuentro.

Realizan en Zapopan el Segundo Encuentro de Mujeres que Luchan: Comandanta Ramona


Mientras ellas, las mujeres, conversaban de sus miedos, pero sobre todo de sus logros en las luchas y sobre la defensa de los derechos humanos


En Jalisco, del 6 de diciembre al 10 de febrero han asesinado a 65 mujeres por diversas causas: por arma de fuego, a golpes, por estrangulación y por armas punzo-cortantes, según el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF). Período en el que inició el gobierno de Enrique Alfaro Ramírez, quién recientemente declaró que solo tres de las múltiples muertes de mujeres se están investigando como feminicidio.

Bajo este contexto, realizaron el Segundo Encuentro de Mujeres que Luchan: Comandanta Ramona, que reunió a 207 mujeres, participaron 19 niñas y tuvieron 25 actividades, y fue con el objetivo de crear mecanismos de autoprotección y sobre todo resaltar la dignidad en la vida de las mujeres.


También las mujeres, entre ellas amas de casa, mamás, estudiantes de distintas licenciaturas, profesoras, investigadoras, activistas, deportistas, todas mujeres que luchan, compartieron saberes y experiencias que alimentan los espacios de resistencia y rebeldía dentro de las diversas comunidades.

A las 8:00 horas, las mujeres, una a una, llegaron al Parque Agroecológico de Zapopan (PAZ), cargadas con mochilas grandes, bolsas de dormir y casas de campaña.

Mientras ellas, las mujeres, conversaban de sus miedos, pero sobre todo de sus logros en las luchas y sobre la defensa de los derechos humanos que se les han negado a los largo de los años, el campamento instalado entre los árboles del parque y los colores llamativos de las casas de campaña, las acompañaba, logrando un escenario cómodo y seguro para las mujeres que luchan en Jalisco.

Verónica Marín, una de las organizadoras del campamento, recordó que el Primer Encuentro de Mujeres que Luchan, se realizó en Chiapas, convocado por mujeres zapatistas y que reunió a cientos de mujeres mexicanas como extranjeras.

“Bueno, estamos emulando, la experiencia que tuvimos el año pasado, en Chiapas, y siguiendo la directriz que sentaron las compañeras al despedirnos, aquel 10 de marzo del año pasado, cuando nos invitaron a hacer lo que ellas habían hecho, un esfuerzo por convivir de esta manera, por organizarnos, por poner en común lo que tenemos que hacer para que nuestra fuerza sea una fuerza con mucho más empuje”, dijo Verónica Marín.

El IJCF ha realizado un total de 43 autopsias a mujeres que fueron asesinadas por arma de fuego, en Tlaquepaque se registró el mayor número de asesinadas (14), le sigue Guadalajara con 12 mujeres. Siete féminas han sido asesinadas a golpes en poco más de dos meses. Muertes de mujeres registradas por estrangulación fueron ocho, también en el mismo período. Así como seis muertes por armas punzo-cortantes.

“Luchar, resistir, el acuerdo es vivir” fueron de las consignas que resaltaron en el encuentro. Además, entre las frases más utilizadas por las mujeres fue el de: “tengo miedo a que me desaparezcan”, “no quiero ser víctima de un feminicidio” y “quién camina por las calles con miedo soy yo”.

Los pañuelos verdes se asomaban en varias de las asistentes, unas lo portaban en la muñeca, otras en la cabeza, y en el cuello. El pañuelo verde está asociado a la lucha por la despenalización del aborto y por el derecho a un aborto legal, seguro y gratuito.


Verónica Marín, dijo que frente a este gobierno y ante cualquier gobierno, lucharán por los derechos que históricamente se les han negado. Entre ellos el derecho a decidir sobre su cuerpo, el aborto.

“Pero acá, lo que procuramos, fue trabajar bajo cuatro ejes principales, que era justo con la intención de rebasar lo que los Estados y los Gobierno pueden hacer, entonces pensábamos en educación, en salud y sexualidad, en territorio y naturaleza y en trabajo y economía. Y entonces, lo que hemos entendido muy bien, muy claramente, justamente a partir del trabajo de las Zapatistas, es que debemos ser rebeldes, autónomas y auto-gestionar nuestro bienestar, porque a nadie le importa más que a nosotras”.

Durante el campamento, las asistentes, hacían fila en la cocina para recibir la comida, todas organizadas, comieron lentejas, menudo de zetas, chilaquiles y chorizo vegano, el café y el té siempre estuvo presente.

Las conversaciones entorno a temas preocupantes que violentan la vida de las mujeres continuaba, el hilo tejiendo redes aumentaba en todos los escenarios del campamento.

Cuando el sol se escondió, las mujeres y niñas se concentraron en el centro del parque para escuchar poesía de María Ornelas Álvarez, cantos de protesta, después bailaron y cantaron juntas. Las risas y la reflexión se instalaron durante la noche del sábado.

La noche del sábado, recordaron a la Comandanta del Ejercito Zapatista de liberación Nacional (EZLN), Ramona, quién nació en Chiapas en 1959 y falleció en el año 2006 por un cáncer renal. Y fue quien, a través de una consulta a mujeres de la comunidad, realizará la Ley Revolucionaria de Mujeres, que garantiza los derechos reproductivos, políticos, educativos y laborales de las mujeres.

Verónica Marín, contó porqué decidieron nombrar al encuentro con el nombre de la Comandanta Ramona.

“La comandanta Ramona es una inspiración para todas, es un ejemplo de vida, un ejemplo de lucha, y además también porque queremos reivindicar el lugar y la importancia de las mujeres indígenas en este momento de la historia, y en nuestras vidas en general, ellas han sido quienes para nosotras han dado la pauta de lo que podemos y debemos hacer para modificar la manera en la que vivimos, y garantizar nuestra permanecía en esta tierra”.

Los talleres fueron: Cultura de la Paz, Lesbianas y Derechos, Economías alternativas, Menos dietas y Clitoralia.

Para el domingo los temas a tratar fueron: aborto, mujeres que luchan, danza terapia, vulva con vulva, matemáticas y prácticas de crianza.

El cierre del Segundo Encuentro de Mujeres que Luchan: Comandanta Ramona, consistió en encomendar tareas, algunas de ellas fueron las de impulsar ventas en conjunto para abonar en la economía participativa, continuar con talleres de autodefensa, reforzar el conocimiento con perspectiva de género en las escuelas y en los programas de estudio.

Datos de la Fiscalía General del Estado de Jalisco –

De enero del 2013, hasta abril del 2018, la Fiscalía General del Estado (FGE) ha registrado mil 54 Averiguaciones previas por el delito de acoso sexual y hostigamiento, sin embargo el número de personas consignados o judicializadas es casi nulo, tan solo 10 personas han sido consignadas por el delito de acoso sexual y 21 personas por el delito de hostigamiento.

Durante el sexenio de Jorge Aristóteles Sandoval, la FGE, registró del año 2013 a agosto del 2018 un total de 2 mil 57 víctimas de violación sexual a mujeres. Y las personas detenidas o consignadas por violación sexual a mujeres durante el mismo periodo fueron solo 163, registradas tanto de la Fiscalía Central como la Regional.

De enero del año 2013 a septiembre del 2018 se han registrado un total de 223 mujeres víctimas de feminicidio en Jalisco sin embargo tan sólo han sido consignados 109 personas por dicho delito.

Fuente: UDGTV

Por Sara Esther Leos Andrade – 11 febrero, 2019
Campamento mujeres Guadalajara
Fotografía: Sara Leos
🔊 Escuchar la nota
Zapopan, Jalisco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.