Víctimas de EPM/Hidroituango…¡NO EN NUESTRO NOMBRE!

EPM informa sobre el cierre de las compuertas de Hidroituango, la represa que bloquea el río Cauca. «Informa» a través del Gobierno de Colombia, a través de los medios de propaganda comercial, a través de la Ministra de Minas y Energía. EPM ha generado una catástrofe ecológica, económica, social, humanitaria sin precedentes a partir de un proyecto que se inicia con corrupción, masacres, desapariciones forzadas, desplazamiento, destrucción de culturas, despojo y muerte y que ahora detiene el cauce del río destruyendo la vida del mismo y de las comunidades río arriba y río abajo. Los «Noticieros» «informan» desde las oficinas de EPM. En Colombia, y en este caso perverso, el criminal y el verdugo es quien da la versión «objetiva y veraz» de los hechos. El asesino es el único que es escuchado. Se le da la palabra para que siga mintiendo, encubriendo, engañando, destruyendo, robando y matando. El segundo río de Colombia se muere: la mata EPM con sus cómplices de Estado, de la Banca internacional, del BID y de los medios de (in)comunicación. Se muere y alega que todo esto es necesario y que es para las víctimas. Colombia aplaude y traga mientras la destruyen. Mientras la engañan. El periodista está de pie en el centro del río ahora mismo. Nos advierten que si no entra en operación Hidroituango pronto, subirán los costos de la energía cuando ya se demostró con absoluta certeza que no se necesita un sólo kilovatio de energía de Hidroituando. No se necesita la represa. No hace sino daño y además, por los riesgos geológicos que genera hay que desmantelarla de manera controlada. Todo esto ya se había dicho. Pero los criminales, Presidentes para arriba y para abajo, siguen adelante. Acá está la voz de Ríos Vivos Antioquia de nuevo insistiendo en la verdad. A la cárcel la dirigencia de EPM, sus cómplices en el Estado, sus cómplices transnacionales. Que devuelvan lo que se robaron, que detengan el proyecto, que se desmantele la represa, que nos digan la verdad sobre las necesidades de energía, que vuelvan indemnizadxs las y los cañoneros a las orillas del Cañón de este incomparable río y ecosistema y que se desmantele con los recursos de los ladrones y mentirosos de manera controlada esta megaobra criminal. Eso no devolverá a las desaparecidas ni a los asesinados, pero el río volverá a la libertad con los pueblos. Por la mano de los pueblos (Fotografía de portada: Animales han fallecido debido a la sequía en el río Cauca.Foto: Guillermo Ossa. EL TIEMPO) ¡Ríos para la vida, no para la muerte! ¿Dónde Estamos? En Tiempo Real. Pueblos en Camino.

Comunicado del Movimiento Ríos Vivos Antioquia ante la decisión de EPM de cerrar las compuertas de casa de máquinas. Hidroituango matando el río Cauca

Como comunidades afectadas por Hidroituango expresamos a la opinión pública nacional e internacional nuestro profundo dolor por el crimen ambiental y social que está cometiendo de manera dolosa Empresas Públicas de Medellín (EPM), en contra de nuestro patrón Mono (el río Cauca, el hermoso Bredunco), el segundo más importante del país del que dependemos unos 10 millones de personas

NUNCA pediríamos, con el falaz argumento de protegernos, asesinar el río que nos la da la vida, del cual depende nuestra cultura, alimentación y economía. No aceptamos que hagan suponer que fue por nosotros este crimen, no lo cargaremos en nuestra conciencia que ha luchado con dignidad por evitar lo que hoy sufrimos. Les exigimos respeto. Sólo y únicamente lo hacen en nombre de su proyecto de muerte, que es su verdadera prioridad.

Contrario a lo dicho el día de hoy en rueda de prensa por el gerente de EPM (Jorge Londoño de la Cuesta) en presencia del gobernador de Antioquia ( Luis Pérez) y el alcalde de Medellín(Federico Gutiérrez) el río no volverá a ser el mismo y nosotros tampoco porque su vida y la fuerza que hoy le arrebataron, los sedimentos que están quedando represados, su abundante  caudal, la temperatura de sus aguas y las riberas hidratadas que hoy sufren erosión con tantas  fluctuaciones; todo esto se da  por su insensatez, porque no conocen no tienen ni idea que es un río, un ecosistema muy complejo para que se entienda con los ojos de la avaricia y la destrucción.

Ayer nos avisaron que no habría agua hoy y que no se sabe hasta cuándo. Depender de un carrotanque, que es la solución que plantea EPM, para tener agua es una nueva angustia que crea Hidroituango.

La  responsabilidad por lo que sucede con el río y las comunidades, es de todos aquellos que aceptaron este proyecto de muerte, de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales,(ANLA), autoridad ambiental que más parece la abogada de EPM, de instituciones cómplices que siguen desconociendo la realidad y el llamado de libertad que clama el río.

La muerte del río es nuestra  propia muerte. EPM trajo hambre y desolación. Los grupos al margen de la ley han crecido y esto también es su responsabilidad, los niños se han sumado a estos grupos por hambre, las familias no tienen que comer y la única opción es la violencia.

Comunicado del Movimiento Ríos Vivos Antioquia ante la decisión de EPM de cerrar las compuertas de casa de máquinas. Hidroituango matando el río CaucaComo comunidades afectadas por Hidroituango expresamos a la opinión pública nacional e internacional nuestro profundo dolor por el crimen ambiental y social que está cometiendo de manera dolosa Empresas Públicas de Medellín (EPM), en contra de nuestro patrón Mono (el río Cauca, el hermoso Bredunco), el segundo más importante del país del que dependemos unos 10 millones de personasNUNCA pediríamos, con el falaz argumento de protegernos, asesinar el río que nos la da la vida, del cual depende nuestra cultura, alimentación y economía. No aceptamos que hagan suponer que fue por nosotros este crimen, no lo cargaremos en nuestra conciencia que ha luchado con dignidad por evitar lo que hoy sufrimos. Les exigimos respeto. Sólo y únicamente lo hacen en nombre de su proyecto de muerte, que es su verdadera prioridad.Contrario a lo dicho el día de hoy en rueda de prensa por el gerente de EPM (Jorge Londoño de la Cuesta) en presencia del gobernador de Antioquia ( Luis Pérez) y el alcalde de Medellín (Federico Gutiérrez) el río no volverá a ser el mismo y nosotros tampoco porque su vida y la fuerza que hoy le arrebataron, los sedimentos que están quedando represados, su abundante caudal, la temperatura de sus aguas y las riberas hidratadas que hoy sufren erosión con tantas fluctuaciones; todo esto se da por su insensatez, porque no conocen no tienen ni idea que es un río, un ecosistema muy complejo para que se entienda con los ojos de la avaricia y la destrucción.Ayer nos avisaron que no habría agua hoy y que no se sabe hasta cuándo. Depender de un carrotanque, que es la solución que plantea EPM, para tener agua es una nueva angustia que crea Hidroituango.La responsabilidad por lo que sucede con el río y las comunidades, es de todos aquellos que aceptaron este proyecto de muerte, de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales,(ANLA), autoridad ambiental que más parece la abogada de EPM, de instituciones cómplices que siguen desconociendo la realidad y el llamado de libertad que clama el río.La muerte del río es nuestra propia muerte. EPM trajo hambre y desolación. Los grupos al margen de la ley han crecido y esto también es su responsabilidad, los niños se han sumado a estos grupos por hambre, las familias no tienen que comer y la única opción es la violencia.No intenten convencernos de que somos una prioridad cuando desde hace 10 años nos están desoyendo, desplazando, maltratando, humillando, violando nuestros derechos, mintiendo, persiguiendo, dejándonos sin trabajo, sin alimentos sin tranquilidad y sin vivienda. Nos han robado todo lo que teníamos, nuestra vida y ahora atentan contra un bien natural de toda Colombia. La única manera de proteger realmente la vida en el cañón del río Cauca, el Bajo Cauca y de salvar el río es que desmantelen Hidroituango.¡Ríos para la vida, no para la muerte!

Posted by Movimiento Ríos Vivos Antioquia Colombia on Wednesday, February 6, 2019

No intenten convencernos de que somos una prioridad cuando desde hace 10 años nos están desoyendo, desplazando, maltratando, humillando, violando nuestros derechos, mintiendo, persiguiendo, dejándonos sin trabajo, sin alimentos sin tranquilidad y sin vivienda. Nos han robado todo lo que teníamos, nuestra vida y ahora atentan contra un bien natural de toda Colombia. La única manera de proteger realmente la vida en el cañón del río Cauca, el Bajo Cauca y de salvar el río es que desmantelen Hidroituango.

¡Ríos para la vida, no para la muerte!

Ríos Vivos Antioquia
Febrero 6 de 2019
https://riosvivosantioquia.org/no-en-nuestro-nombre/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.