Erdogan: encarnación del fascismo-patriarcal prepara una nueva guerra

(Desde Kurdistán-América Latina nos llegan noticias aterradoras y urgentes que nos convocan y compartimos.) La dignidad, la libertad, una sociedad organizada en asambleas, las mujeres no sólo liberadas de la opresión sino liderando una revolución de academias cuadra por cuadra, un sistema de Confederalismo Democrático con igualdad de participación de hombres y mujeres y con una estructura paralela de mujeres en todos los ámbitos y esferas de decisión. Todo estructurado desde las bases, sin jerarquías, de modo que no son liderazgos políticos ni de partidos quienes controlan y deciden sino la diversidad de intereses, sectores, comunidades, pueblos. Todo esto en paz, es un mundo nuevo. Mundo nuevo que surge en medio de los juegos de guerra de las potencias globales, los estados nación regionales al servicio de intereses de acumulación de capital. Ese “sistema“, patriarcal, racista, motivado por la acumulación y concentración de ganancias, no puede tolerar la libertad. Las YPG y YPJ, unidades de protección del pueblo, mixtas y de mujeres han librado esa guerra contra un enemigo directo en el terreno, apoyado hipócritamente por todos los estados nación; DAESH, es decir, el Ejército Islámico (EI). Cuando las YPG y YPJ liberan Kobane, los EEUU cuya retórica anti EI le ha permitido simultáneamente presentarse como defensor de la civilización “occidental” contra la “amenaza islámica” mientras en el terreno, en articulación con Israel, Arabia Saudita, las demás potencias locales y, ante todo en Siria, en realidad arma, entrena y financia al EI.

Rojava una utopía en el corazón del caos sirio

Avergonzado por la fuerza Kurda en Kobane y el apoyo global a la dignidad obligada a la guerra y construyendo libertad y paz en medio de ésta, EEUU establece una alianza táctica con las YPG y YPJ para ostentar su acción militar aérea contra el EI. Derrotado el EI (por el pueblo kurdo) y levantado un mundo nuevo en Rojava, los tres cantones del norte de Siria, a pesar de y en medio de la guerra civil, la amenaza es la revolución kurda: la revolución de las mujeres. No sólo ha demostrado en concreto que hay alternativa a los estados nación, al capitalismo, al patriarcado, sino que va contagiando al mundo entero desde los abajo y con las mujeres adelante.

Lo anuncian las y los Kurdos, todas y todos van a lanzarse contra el pueblo kurdo.

Turquía tiene el segundo ejército más poderoso de la OTAN, es decir, es un aliado estratégico del capitalismo global encabezado por EEUU y el capital Europeo. La banca y empresarios alemanes tienen enormes inversiones en ese país e inyectan capitales para defender el régimen turco a toda costa. Mientras tanto, Recep Tayip Erdogan, se convierte en dictador y transforma a Turquía en un estado fascista, islámico y fervorosamente fiel a su tirano que invoca la grandeza Turca de antaño (imperio Otomano). Erdogan ha hundido por su corrupción al servicio del capital transnacional, ineptitud y autoritarismo a Turquía en la catástrofe económica más profunda. Todo esto encuentra una salida: Erdogan señala un causante de todos estos males: el pueblo Kurdo “terrorista”, una amenaza para la estabilidad y grandeza de Turquía. Unifica al pueblo con una maquinaria de propaganda y terror contra el pueblo Kurdo segregado en Irán, Irak, Siria y, mayormente en Turquía donde se le persigue en el propósito de exterminarlo, mientras la legitimidad de su causa y existencia se fortalecen con el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) que, en esfuerzos admirables de crítica y auto-crítica, a partir de un movimiento revolucionario de izquierda, se transforma en un movimiento de masas en torno de la revolución de las mujeres, el confederalismo democrático y la construcción en concreto de una sociedad ecológica. El PKK es falsamente señalado como la amenaza a la estabilidad de Turquía y del Medio Oriente mientras justamente son las potencias, los estados nación de la región y los intereses económicos que explotan el patriarcado, el racismo y las divisiones religiosas, quienes, para reactivar las economías globales en crisis siembran la guerra, la inestabilidad y el terror en Siria, Yemen, pronto Iran y toda la región donde se ejecuta a partir del genocidio un proceso de ingeniería demográfica con poblaciones desplazadas y un re-mapeamiento de los territorios para repartirse corredores, mercados, ganancias. El capital elimina excedentes y captura recursos mientras la guerra le resuelve su crisis. Esta inestabilidad creada y diseñada es el capitalismo y su guerra desde el Medio Oriente con Turquía a la cabeza.

Kurdistán dividido por los intereses del capital entre Irán, Irak, Siria y Turquía

Es más, el capital inventa y crea alianzas y enemigos para hacer la guerra y justificarla. Aprovechan insurrecciones populares como las “primaveras” y se las toman (con el EI en Siria) para justificar ingresos de tropas Rusas, Estadounidenses, ataques Israelíes y todo el apoyo Saudi e Iraní. La guerra es el premio y con ella, no sólo el acceso a recursos, sino el re-diseño de una región estratégica. La Cuarta Guerra Mundial en curso, ha transformado el Medio Oriente y Siria en un teatro de operaciones militares para la eliminación de excedentes, la captura de recursos y territorios y la reactivación del capital. Esta guerra total es el experimento de lo que será la “sirianización” de otros territorios globales: Venezuela, Ucrania y Crimea, etc. 

Abdullah Ocalan confinado en la isla prisión de Imrali/Turquía en solitario. Capturado en operación conjunta de Mossad-Turquía-EEUU-UE hace 40 años cuando negociaba la paz con el régimen Turco

Erdogan y Turquía son la pieza fundamental de esta farsa sangrienta. El régimen de Erdogan se arrodilla ante el capital por su crisis y obedece lo que le ordenen para aparecer como hombre fuerte y quien recupera la grandeza Turca. No sólo apoya, sino que financia, arma, entrena y se coordina militarmente con el EI, como ha quedado demostrado abiertamente durante la invasión a Afrin, cantón liberado por las YPG y YPJ en Rojava. Se coordina con Arabia Saudita e Israel, mientras grita contra EEUU y se proclama anti-imperialista. A nombre de la dignidad y contra el terror señala a EEUU por apoyar al PKK, pero su ejército obedece al Pentágono y a los intereses del capital. Mientras tanto, crea una alianza con los “enemigos” abiertos de EEUU, el régimen Ruso y Putin y el régimen Iraní, con quienes establece una triple alianza. Erdogan incluso llega a América Latina con un discurso anti-imperialista y se suma al extractivismo del oro y a la destrucción de Venezuela con el Arco Minero del Orinoco. Es autoritario, capitalista, racista, radicalmente patriarcal y misógeno a nombre de Islam, impone el extractivismo en su territorio y fuera y pone su ejército al servicio de los imperios, mientras se proclama anti-imperialista y luchador contra el terrorismo. Pero la “izquierda global progresista” lo apoya. Erdogan es el líder perfecto para el capitalismo. Su cinismo, su capacidad de torturar, perseguir, asesinar y matar no tienen límite y, además, le brindan la posibilidad de encubrir la catástrofe de miseria, corrupción, opresión y terror en la que mantiene a su pueblo. Si el fascismo global contara con un Erdogan en cada región del mundo, podría activar en cada región del planeta los juegos de guerra que hoy desangran y desplazan millones en el Medio Oriente. Desafortunadamente personajes como este asesino de discurso fervoroso van asumiendo el poder en todo el mundo. Latino América no es la excepción.

En este contexto de mentiras y trampas, de propaganda con guerra, Trump anuncia que saca sus tropas de Siria, es decir, que da vía libre a Erdogan para ocupar Manbij en Rojava y avanzar contra la revolución de las mujeres y la paz que viene construyendo el pueblo kurdo y el PKK. Turquía prepara todo ese aparato de guerra de la OTAN para lanzarse contra esta ciudad al norte de Siria. Dice Trump (miente) que EEUU ha derrotado al EI y que por ello sale de allí. Las YPG y YPJ no pueden solas contra la OTAN cuya constitución establece y reitera que el ataque contra un aliado es un ataque contra todos. Es decir que Rojava libre es enemigo de todos los estados imperiales capitalistas y patriarcales. Es decir, se trata de los imperios contra la libertad hecha camino en Rojava. Los rusos e Irán se reunirán con su aliado Erdogan en la primera semana de enero y diseñarán guerra, más guerra. Tienen un pretexto para hacer más guerra y profundizar el genocidio y la ingeniería demográfica. No son realmente enemigos, pero así aparecen, se necesita que lo sean para poder hacer la guerra. Guerra que es un instrumento de diseño y acumulación a sangre, dolor, terror y fuego….y propaganda. Las YPG y YPJ anuncian hoy una alianza estratégica y se movilizan al este del Eufrates para defender el resto de Rojava y a Kobane de la agresión global encabezada por Turquía. De la defensa de Manbij y el territorio que busca capturar Turquía se ocuparan las fuerzas Sirias (y seguramente serán apoyadas por Rusia e Irán).

La triple alianza Turquía Irán Rusia: “Juegos de Guerra” (Foto La Gaceta en https://gaceta.es/mundo/rusia-turquia-e-iran-omiten-diferencias-y-planean-una-paz-conjunta-en-siria-20180405-1214/)

Dos guerras se desarrollan en esta guerra mundial desde Rojava, Siria: una entre la OTAN y sus aliados contra Rusia (y sus aliados) con Turquía a ambos lados de la ecuación en el terreno y otra, la otra, entre pueblos que conocen estos juegos y estos imperios patriarcales y capitalistas y han creado, vienen consolidando un mundo otro liderado por el pueblo kurdo. Unos juegan a la guerra para acumular, otras tienen que hacerla para defender un mundo nuevo. 

Así como en Cataluña la humanidad se jugó contra el fascismo y estableció una nación libre desde abajo al comienzo de la guerra civil Española y de la II Guerra Fascista Mundial, ahora en Rojava, nos reclutan para su guerra, cuyo propósito es que nos matemos para que sigan acumulando y superen su crisis. Nos reclutan para negar en sangre y mentiras un mundo otro posible que se consolida en Rojava y que defienden las YPG y YPJ.

Se equivocan quienes piensan que esto es lejos y no nos afecta. Que no haya más camino que sumarnos a uno u otro ejército del capital tras discursos que engañan y ejércitos que sirven a la acumulación, a la banca y a las transnacionales. Que no sea posible, aunque lo esté siendo de hecho. En Manbij y luego al este del Eufrates se define ahora nuestro futuro: o aceptamos la retórica de los poderosos para exterminarnos y seguir acumulando, o reconocemos que son el enemigo de la humanidad, de la vida, de la libertad.

La triple alianza de este lado: Maduro-Erdogan-Putin. “Juegos de guerra” y la “sirianización” de Venezuela. Foto de ABC internacional en https://www.abc.es/internacional/abci-maduro-esfuerza-sumarse-alianza-putin-y-erdogan-201610111038_noticia.html

Erdogan es una ficha, un títere repugnante, un cínico sin escrúpulos, un mentiroso sin consciencia y un genocida aterrador a quien la mayor parte del pueblo Turco adora mientras los mantenga inflamados. Lo es, sí, pero ante todo, es la fachada que encubre y sirve al mismo orden patriarcal que con otros rostros y discursos nos hunde entre bandos cuyo fin es el mimo, la guerra y la muerte para que otros nos despojen y nosotras, nosotros, nos matemos mientras nos despojan. Erdogan es la cara y el cuerpo de ellos, mientras la revolución desde Rojava y Kurdistán somos nosotras y nosotros. No se vale decir “yo no sabía“. Cuando desde Venezuela y por el oro y el petróleo acaben de “sirianizar” América Latina y por las riquezas y ganancias la guerra nos recluten a uno u otro bando, el nuestro, el de los pueblos tejidos a los territorios en femenino y con la Madre Tierra, será el único posible y necesario. Ojalá no sea demasiado tarde, ni seamos demasiado pocxs. an América Latina (fotos de Kurdistán América Latina a menos que se especifique otra fuente)¿Dónde Estamos? En tiempo real. Manuel Rozental para Pueblos en Camino

Erdogan amenaza con una nueva guerra en Siria,
ahora contra la alianza kurdo-árabe

Recep Tayip Erdogan ya lo tiene todo listo y solo espera el momento oportuno para lanzar su nueva ofensiva contra la región controlada por los kurdos en el norte de Siria. Durante las últimas semanas, el Ejército turco ha ido acumulando tropas y unidades blindadas tanto a lo largo de la frontera siria como frente a Manbij, al este de Alepo. Junto a ellos, se concentran miles de combatientes islamistas pro-turcos, encuadrados bajo la bandera del Ejército Libre de Siria. 

La misión de este impresionante despliegue militar, según ha manifestado el propio presidente turco, sería destruir el sistema federal y democrático que, desde hace varios años, funciona como alternativa al régimen de Bashar al Asad en un territorio que supondría casi un tercio de toda Siria, al norte del río Éufrates.

En esta región se calcula que viven entre tres y cuatro millones de personas, incluidas numerosas de otras regiones, bajo la administración de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza de kurdos, árabes y cristianos liderada por el Partido de la Unidad Democrática (PYD).

Según Erdogán, el PYD y su brazo armado, las Unidades de Protección Popular (YPG), son la versión siria del PKK (Partido de los Trabajadores de Kurdistán) y, por lo tanto, una organización terrorista que el gobierno turco equipara al Estado Islámico (ISIS), interpretación que no comparte ninguno de los otros países implicados en la crisis siria.

Se da la circunstancia de que Ankara prepara este operativo precisamente cuando las YPG y sus aliados, en colaboración con Estados Unidos, Francia y el Reino Unido, están arrebatando al Estado Islámico sus últimos bastiones en torno a la ciudad de Hajin, en la margen oriental del Éufrates, junto a la divisoria con Irak.

Al parecer, el presidente norteamericano, Donald Trump, habría terminado aceptando esta tesis en sus últimas conversaciones telefónicas con Erdogan y, sorpresivamente, sin contar con el Pentágono, anunció la retirada inmediata y total de las tropas norteamericanas.

Este radical cambio de postura ha provocado la dimisión del máximo jefe de las fuerzas armadas, el secretario de Defensa James Mattis, y del representante especial de Estados Unidos en la Coalición Internacional, Bett McGurk, es decir los dos máximos responsable en la lucha contra el Estado Islámico.

Si realmente se llevara a cabo esta retirada, nos encontraríamos ante el escenario de una nueva guerra, ahora entre el Ejército turco y los combatientes kurdos, árabes y cristianos que llevan años luchando contra los seguidores de Al Bagdadi, que, ahora, quedarían a merced de las divisiones blindadas turcas, al no contar con la protección de los aliados que hasta ahora les han dado cobertura aérea y armamento.

Las consecuencias de tal conflicto son imprevisibles ya que Siria volvería a los peores momentos de la guerra fratricida justo cuando este largo, devastador y sangriento conflicto armados parecía estar tocando a su fin.

En primer lugar, se generaría un nuevo éxodo masivo de refugiados, probablemente de cientos de miles de civiles, fundamentalmente kurdos, que ante la imposibilidad de entrar en Turquía y el miedo a caer en manos del régimen de Damasco, tomarían la única ruta de escape posible: el Kurdistán iraquí, una región ya colapsada con decenas de campos de refugiados. Por este motivo, en algunas ciudades fronterizas como Serekaniye, Kobani, Tel Abyad o Qamisli, grupos de civiles se están organizando para formar “escudos humanos” que frenen el avance de las tropas.

En segundo lugar y contra lo asegurado por Erdogan, se provocaría una situación de caos semejante a la existente en las zonas sirias que ya están bajo control turco, como está ocurriendo en el Kurd Dag (Montes Kurdos), con capital en Afrin. Aquí también prometió el presidente turco “restablecer la paz y la seguridad” tras acabar con “los terroristas del PKK”, pero la realidad es que en esta región olivarera, desde que las milicias pro-turcas se hicieron con su control, son constantes los casos de pillaje, asesinatos, secuestros, enfrentamientos sectarios y la persecución de minorías religiosas, especialmente yezidis y cristianos, además de requisar las cosechas de aceituna y confiscar cientos de casas abandonadas por las familias kurdas que tuvieron que huir durante la invasión turca.

Además, esa posible retirada de las tropas norteamericanas, que tienen una decena de bases en este territorio, dejaría el campo libre a un acuerdo entre Turquía, Rusia e Irán para repartirse la influencia sobre Siria, mientras las potencias occidentales desaparecerían de este importante escenario geoestratégico.

Esta habría sido una de las principales razones por la que el general James Mattis habría presentado su dimisión y por la que un grupo de senadores republicanos se habría unido a las críticas demócratas contra a Trump por facilitar la progresiva expansión de Rusia e Irán en Oriente Medio, además de poner en peligro los éxitos alcanzados contra el Estado Islámico, que según todos estos detractores todavía no ha concluido.

Este es el argumento de las FDS para rechazar el anuncio de Trump. Además, añaden, que si se lleva a cabo la nueva invasión turca, no tendrían más remedio que abandonar los frentes de combate para defender las ciudades, que, como Kobani, Qamisli, Manbij, Tel Abyad, Serekaniye, Hasaka o Raqqa, quedarían amenazadas, desguarneciendo unos frentes donde, con toda seguridad, resurgiría el Estado Islámico. Incluso las YPG, el principal grupo de las FDS, advierten que se verían obligados a dejar en libertad a miles de prisioneros de ISIS, ya que no podrían seguir manteniendo la seguridad de los distintos centros de internamiento donde ahora están bajo vigilancia.

Hasta Francia, principal integrante de la Coalición Internacional junto a Estados Unidos, ha salido al paso de la intempestiva decisión de Trump, asegurando que mantendrá sus tropas en Siria para seguir apoyando a quienes han llevado el peso de esta dura lucha, pagando un elevado precio en sangre, con la vida de varios miles de jóvenes, hombres y mujeres, para acabar con esta amenaza internacional.

FUENTE: Manuel Martorell / Cuarto Poder
26/12/2018
http://kurdistanamericalatina.org/erdogan-amenaza-con-una-nueva-guerra-en-siria-ahora-contra-la-alianza-kurdo-arabe/?fbclid=IwAR2zcIR6MRJUz4MkwQoO1iPjLfxBGy17O-jvxG7F8l30fnZcOh90wS9msO0

Masacre de Roboski.
7 años de Impunidad

Masacre de #ROBOSKI . 7 años de impunidad.En la noche del 28 de diciembre de 2011, aviones de guerra de las Fuerzas Armadas turcas bombardearon un área de la frontera con el Kurdistán iraquí.Las bombas mataron a 34 hombres que volvían a sus aldeas como lo hacían habitualmente, luego de ocuparse del comercio fronterizo entre las aldeas de Bejuh y Roboskî, entre el distrito de Şirnak y Uludere Las 34 víctimas eran en su mayoría pertenecientes a las mismas familias. Entre ellos varios niños.Las aldeas de Roboskî y Bejuh se formaron en los años 90, cuando decenas de personas (que fueron expulsadas de sus hogares) se establecieron después de que sus propias tierras y pueblos fueran evacuados por las fuerzas de seguridad del Estado de la República Turca.El estado turco colocó minas en las tierras alrededor de los pueblos, lo que cobró la vida de varias personas y dejó a más de 20 hombres lisiados, según los precarios registros que pudieron hacerse hasta ahora. Sería difícil estimar la cantidad de animales muertos en las explosiones de minas.Lo que los estados y sus partidarios llaman "contrabando” es la única forma de que la gente allí se gane la vida, desde los tiempos de sus abuelos, ya que siempre han tenido familias, parientes o campos en ese "otro lado" de lo que nunca llamarán frontera, porque nunca nadie las ha reconocido y tampoco a esa tierra la llamarán Irak. Ese paso imaginario ni siquiera tiene un límite físico. Sólo hay una piedra con el número 15 tallado.Sin embargo, ese territorio impuesto como “nación”, ha provocado en las personas que allí habitan, profundos traumas sociales.Viven con el trauma de una historia de grandes masacres, del genocidio armenio al genocidio en Dersim, desde los golpes militares hasta las masacres de Çorum y la del Hotel Madımak en Sivas, de la matanza del 28 de febrero en el pueblo de Zanqirt ( Bilge) a esa matanza deplorable que pasó a la historia como "Masacre de Roboski", que es sólo un eslabón en esta cadena de traumas.Pero en esa noche del 28 de diciembre de 2011, un grupo de personas de la aldea fue a hacer lo que de costumbre hacían, dentro del conocimiento y a la vista de las unidades militares locales que ya habían vaciado todos los sitios militares en la región y allanado el camino para los comerciantes fronterizos, un mes antes de la masacre que se llevó a cabo. De acuerdo con Murat Karayılan (KCK) presidente del Consejo Ejecutivo, la zona en la que el bombardeo se llevó a cabo, no volvió a ser utilizada por el PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) desde 1991 por las características propias de la zona. No es un dato menor, ya que el gobierno intentó justificar la masacre alegando que se trataba de guerrilleros del PKK.Cuando regresaban de la frontera, la gente del grupo vio que los soldados habían cerrado las tres vías alternativas al pueblo. Fueron sometidos a un disparo de advertencia y rápidamente a fuego de artillería sin que se les advirtieran que se detuvieran. El padre de Muhammed Encü, de13 años de edad, que también perdió la vida esa noche, dijo que había llamado al comandante en el puesto militar cerca del pueblo y que le informó que un grupo de personas, incluyendo a su hijo, estaba en la zona. Lo hizo con el.propósito de que detengan el bombardeo. El comandante le dijo a Encü que él sabía acerca de la gente allí y respondió que solo habían disparado un tiro de advertencia para intimidarlos. Sin embargo, las cosas no funcionaron de esa manera y sus hijos fueron blanco de las bombas de los aviones de combate F-16.Los aldeanos que acudieron a la escena después del bombardeo, dicen que 13 personas seguían con vida pero los cuerpos de los demás todavía estaban ardiendo cuando llegaron allí. … tuvieron que cargar a los sobrevivientes heridos, ya que ningún funcionario acudió a la escena, a pesar de que habían informado a todas las autoridades poco después del incidente. Los soldados en los puestos militares negaron a los equipos de atención médica de Şırnak el permiso para ir hasta el lugar, mientras los cuerpos de las víctimas y los heridos eran sacados de allí "Reunimos las partes de sus cuerpos e intentamos llevarlos a nuestro pueblo en las sillas de los burros que sobrevivieron al bombardeo". Todos los aldeanos que estuvieron allí ese día saben que muchos de los heridos murieron desangrados o congelados, o por ambas cosas. 17 de las 34 víctimas eran niños menores de 18 años. Cualquiera que visite el pueblo una vez, puede ver qué tipo de trauma ha causado esto. La gente en el pueblo ha estado sufriendo depresión psicológica desde ese día, durante los últimos siete años.Sin embargo, los medios turcos no reportaron este trágico acontecimiento – indiscutiblemente periodístico – durante más de 12 horas, mientras que algunos de los pocos que querían denunciarlo se vieron obstaculizados por los directivos de los medios. Cuando las autoridades estatales comenzaron a hacer declaraciones oficiales sobre la masacre, los medios recurrieron al eufemismo y lo denunciaron bajo el título "incidente cerca de la frontera iraquí". Los debates en los días siguientes no fueron más allá de preguntar "si las víctimas eran contrabandistas o terroristas" y "si el incidente fue un accidente, una negligencia o una trampa".El lado occidental de la sociedad turca organizó las celebraciones nocturnas del año nuevo tres días después, como si no hubiera habido una masacre, mientras que la gente en Roboski pasó una noche dolorosa después de ver los cuerpos de sus queridos hermanos e hijos volados en pedazos…La noche de la masacre enviaron un equipo que reunió todos los restos en el área y los prendieron fuego, con el objetivo de estropear las evidencias, evidentemente. El fiscal describió la masacre como un "error" y prometió no arrestar a nadie. Luego ordenó que un equipo investigara la escena del crimen con un helicóptero desde el aire y en los informes aseguraron que "no vieron nada'.El proceso avanzó tan imprecisamente que incluso los nombres y números de las víctimas se registraron erróneamente en los informes de la autopsia y, por lo tanto, en los de las organizaciones de Derechos Humanos que basaban sus registros en estos informes. …Esa noche, como dice Ferhat Encü, hermano de una de las víctimas y diputado por el Partido Democrático de los Pueblos (HDP):"El estado se convirtió en una bomba y llovió sobre nosotros desde el aire, haciendo que nuestros hijos y parientes no pudieran entender lo que estaba pasando. Un estado que derramó la muerte y nos dejó solos con nuestros parientes muertos además de amenazarnos después de la masacre. Ni siquiera nos permitió que enterráramos a las víctimas una al lado de la otra ".video publicado por Amed Dicleeinformación (editada): ANF

Posted by Nath Benav on Thursday, December 27, 2018

“Las amenazas de Erdogan de invadir son peligrosas no solo para Siria sino para todo el mundo”

El Consejo Ejecutivo de la Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria difundió un comunicado en el que se refiere a las amenazas de invasión militar de Turquía sobre la región.

La declaración fue leída por el copresidente del Consejo Ejecutivo de la Administración Autónoma Siria del Norte y el Este, Abid Al-Mihbas.

A continuación trascribimos la declaración:

En 2011, el pueblo de Siria lanzó protestas pacíficas. Sus demandas en ese momento eran la libertad, la democracia, el reconocimiento constitucional de todos los pueblos y el reconocimiento de los derechos. Pero la crisis emergente no fue dirigida de acuerdo con las demandas de la gente y continuó profundizándose. Cuando las potencias regionales como Turquía e Irán, y las influencias globales de EEUU y Rusia, así como ciertos países occidentales, entraron a Siria, la crisis empeoró y comenzó un período de guerra armada en el país. Como resultado, el pueblo sirio ha abandonado sus hogares, ciudades y pueblos por seguridad y estabilidad.

Algunos emigraron a otras áreas en Siria, y otros abandonaron el país para dirigirse a las rutas migratorias desafiando todo peligro. Al final, muchas mujeres, niños y ancianos murieron caminando y se ahogaron mientras cruzaban los mares. Todo el mundo vio lo que pasó con el pueblo sirio. Los sirios llegaron a Europa, Canadá, Estados Unidos y otros países del mundo, pero se han visto reducidos a vivir en condiciones inhumanas. El destino del pueblo sirio ha estado atrapado entre convertirse en inmigrantes o refugiados.

El caos que siguió y la falta de seguridad permitieron a los islamistas radicales como Al Qaeda y el ISIS que cruzaran de Irak a Siria. Más tarde, estos grupos declararon que Raqqa era su capital y forjaron un territorio para sí mismos en y alrededor de Deir Ezzor y Heseke.

Nuestro vecino Turquía ha reunido a todos los terroristas del mundo bajo su sistema fascista y los ha esparcido por toda Siria, comenzando por el norte y el este del país. Estas organizaciones terroristas que reciben apoyo de Turquía, han tomado el control de muchas áreas a lo largo de la frontera turca. Cuando los terroristas de Erdogan querían cruzar al territorio sirio e invadir Kobane, las YPG y las YPJ habían respondido de la misma manera. La gente de Kobane no dejó que los terroristas tomaran la ciudad. A partir de entonces, la ruptura comenzó en el ISIS. Kobane fue liberado. Luego vino la liberación de Hawl, Til Baraq, Gire Spi y Manbij. Los héroes de las SDF kurdos, árabes, siríacos, turcomanos y otros pueblos del norte y este de Siria, lanzaron operaciones de rescate. Primero se liberó la llamada capital de Raqqa. La operación de liberación en Deir Ezzor continúa aún.

Hay intensos enfrentamientos en las últimas posiciones de ISIS, al este de Deir Ezzor, al este del Éufrates. Las fuerzas de la Coalición Internacional han estado apoyando a las SDF para la eliminación del ISIS. La Coalición Internacional liderada por Estados Unidos y las SDF han logrado mucho, el terror ha sido erradicado en las áreas liberadas y se ha logrado una vida segura. Hasta la fecha, se han liberado un total de 67.200 kilómetros cuadrados de tierra, que corresponde a un tercio del territorio sirio en su conjunto. Las SDF han perdido ocho mil mártires para poder liberar estas tierras. Raqqa y Deir Ezzor están entre las áreas liberadas, después de más de cuatro años de ocupación del ISIS.

Con la liberación de las ciudades y pueblos, se formaron administraciones civiles para llevar a cabo las obras necesarias y prestar servicios. Primero, las personas fueron retiradas de las zonas de guerra y colocadas en campamentos donde recibieron apoyo. El campamento de Ayn Isa se construyó como parte de esto y alberga a un total de 15.500 migrantes de Raqqa y Deir Ezzor. Hay dos campamentos alrededor de Manbij con poblaciones de 1.947 y 2.832, respectivamente. Hay 7.500 inmigrantes en el Campamento Tiwehine en Tabqa, 3.686 en el Campo Ebu Xesheb, 9.469 en el Campo El-Erisha, 2.099 en el Campo Mebruka, 7.900 iraquíes y un total de 12.200 inmigrantes en el Campo Hawl, 1.682 en el Campo Roj, y 451 migrantes y refugiados en el campamento Newroz. Mientras tanto, hay migrantes en campamentos dispersos en algunas regiones y en edificios abandonados. Hay un total de 97.000 migrantes viviendo de esta manera en Manbij, 15.298 en Raqqa, 193.000 en Deir Ezzor, 65.000 en Tabqa, 750 en Til Temir y 400.000 migrantes en la región de Cizire.

Hay un total de 54.066 migrantes y refugiados en los campamentos de migrantes y 825.413 migrantes y refugiados en todo el norte y el este de Siria.

Debido a la estabilidad y seguridad actuales en el norte y este de Siria, los civiles han estado migrando a nuestra región desde áreas como Sexne, Idlib y el este de Hama, bajo el control de la operación del “Escudo del Éufrates”. Esto ha aumentado la carga sobre las administraciones civiles. Hemos estado compartiendo nuestro pan con nuestros migrantes, porque todos somos el pueblo de Siria.

El objetivo de los migrantes que ingresan a las áreas controladas por la administración autónoma es alcanzar la seguridad y la protección.

Hacemos un llamado a nuestra gente que emigró fuera del territorio de la Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria para que regrese a sus tierras y sepa que estaremos brindando el apoyo necesario. Con eso, también hacemos un llamado a aquellos que han perjudicado a nuestra gente en nuestra región, aquellos que se unieron al ISIS u otros mercenarios, aquellos que emigraron a Turquía u otros países, que pueden regresar a estas tierras y encontrar soluciones a través de los tribunales e instituciones de justicia en el territorio sirio del este y el norte.

Algunos círculos han afirmado que las SDF han empujado deliberadamente a los árabes a migrar. Estos círculos tienen conexiones con Turquía y su propósito es mentir y engañar. Vivimos en paz y unidad. Estamos eliminando las ideologías radicales y resistiendo junto con todos los pueblos sobre la base de una ideología democrática, una vida común y la hermandad de los pueblos. Podemos ver que el régimen turco, habiendo invadido Afrin, obligó a su gente a migrar y robar sus propiedades; apunta a las victorias en los territorios del norte y el este de Siria, así como a romper la seguridad y la estabilidad en la región.

La gente de Afrin se ha asentado en territorios de la Administración Autónoma como Shehba, Kobane, Manbij y Cizire. El Estado turco ha establecido sus bandas mercenarias en lugar de la gente de Afrin. Esto está cambiando la demografía. Con eso, han invadido Azaz, Jarablus, Bab y Idlib. Ahora han colocado a su ejército y sus bandas a lo largo de la frontera siria del norte y del este, y están amenazando a las personas en territorios bajo el control de la Administración Autónoma, que los pueblos de Siria y las SDF han liberado a través de la sangre de los mártires.

Erdogan quiere restablecer el Misak-i Milli (el “Pacto Nacional”) a través de la invasión del territorio sirio. La decisión del presidente estadounidense Trump de retirar las tropas del territorio de la Administración Autónoma se produjo inmediatamente después de las amenazas de Erdogan, y sirve al terrorismo y al regreso del ISIS. La lucha contra el ISIS no ha terminado. Las amenazas de Erdogan de invadir el norte y el este de Siria son peligrosas, no solo para Siria sino para todo el mundo. En tal caso, nuestras fuerzas pueden tener que abandonar la lucha en Hajin para tomar posición a lo largo de la frontera norte contra Turquía. Eso significaría el regreso del ISIS una vez más. Recordemos que hay 2.622 prisioneros del ISIS de 46 países en nuestras instituciones. Estas personas están en campamentos especiales. Hay 790 detenidos, comandantes y miembros del ISIS, de 48 países.

Si Turquía comienza a atacar la región, no podremos detener a estos prisioneros. La situación se saldría rápidamente de nuestro control y estos prisioneros se dispersarían por todo el mundo para crear amenazas contra la paz mundial.

Estamos pidiendo a la ONU y a las organizaciones de derechos humanos que cumplan con sus obligaciones y que detengan los posibles ataques de invasión del régimen turco que podrían resultar en masacres del pueblo sirio. La historia ha sido testigo de este régimen fascista cometiendo un genocidio contra el pueblo armenio. Para evitar repetir tales masacres y genocidios, la región debe ser declarada zona de exclusión aérea, y los pueblos del norte y el este de Siria deben ser protegidos.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina
27/12/2018
http://kurdistanamericalatina.org/las-amenazas-de-erdogan-de-invadir-son-peligrosas-no-solo-para-siria-sino-para-todo-el-mundo/?fbclid=IwAR3MKjPfCeT2FWSl2_geyAcgl4UsKP-yt6m3jKIQJ_SPTsZzPKHGAgjUto0

YPG convoca al ejército sirio a
defender Manbij ante las amenazas turcas

La Comandancia General de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) instó al gobierno sirio a proteger la ciudad de Manbij y otras zonas del norte de Siria.

En un comunicado, las YPG señalaron que “debido a las amenazas del Estado turco invasor de ocupar el norte de Siria y desplazar a su gente de forma similar a como lo hiciera en Al Bab, Jarablus y Afrin”, y tras la retirada de las fuerzas de autodefensa de Manbij, “anunciamos que nuestras fuerzas se centrarán en la lucha contra ISIS en todos los frentes al este del Éufrates”.

“De forma paralela, invitamos a las fuerzas del gobierno sirio, obligadas a proteger el mismo país, la misma nación y las mismas fronteras, a tomar el control de las zonas de las que se retiran nuestras fuerzas, especialmente la de Manbij, y protegerlas de una posible invasión”, expresaron en el texto.

Luego de que las YPG liberaran Manbij del control del Estado Islámico, se conformaron un consejo civil y otro militar para autoadministrar la zona.

Agencias de noticias internacionales informaron que durante esta jornada el ejército sirio ingresó a Manbij.

En un comunicado, el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas siria reiteró “su intención de destruir el terrorismo y derrotar a todos los invasores y ocupantes del territorio sirio”, a su vez de “la completa seguridad de todos los ciudadanos sirios”.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, había declarado previamente que Ankara estaba preparada para lanzar una ofensiva al este del Éufrates y en la zona de Manbij contra las fuerzas kurdas de las YPG, si Estados Unidos, sus principales aliados, no las retiraba de allí.

Por su parte Rusia, aliado del régimen de Bashar Al Assad, reaccionó considerando “positiva” la entrada del ejército sirio en este sector norteño y estimó que esto contribuiría a “estabilizar la situación”.

Con la entrada del ejército sirio a Manbij, Turquía ya no contaría con un pretexto para lanzar una campaña y entrar en la ciudad, que es la primera zona en la que las fuerzas turcas están planeando entrar.

FUENTE: ANF / AFP / Xinhua
28 de diciembre de 2018
http://kurdistanamericalatina.org/ypg-convoca-al-ejercito-sirio-a-defender-manbij-ante-las-amenazas-turcas/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.