Cauca-Alerta de Navidad: Testimonio de hechos de dignidad y terror

Este es el testimonio dramático y directo de un comunero indígena Nasa del resguardo de Huellas en el Norte del Cauca, Colombia. Bajo el amparo de la fuerza pública, penetran a territorio indígena camionetas con civiles y “semi-militares” fuertemente armados quienes amenazan, intentan asesinar comuneros, autoridades, guardias, reparten panfletos. Todo en el marco de la ocupación del territorio y el reclutamiento de comuneros bajo el mando de grupos delincuenciales que trafican con productos de cultivos de plantas para uso ilícito. Las comunidades, tras el asesinato del Gobernador Edwin Gregorio Dagua Ipia, quien le pusiera el pecho a esta ocupación sistemática y coordinada con fuerzas del régimen, refuerzan el control de su territorio y en ese contexto, realizan capturas, decomisan y queman mercancías de traficantes y enfrentan los hechos aterradores que acá se narran.

Hoy es noche de navidad en Huellas y en los demás territorios indígenas como Pioyá, donde las comunidades dignas y solitarias lo dan todo, arriesgando la vida, por la dignidad de la vida misma frente a esta ocupación encubierta como crimen organizado pero que en realidad es la guerra actual contra los pueblos.

Como acá se narra como ejemplo, desde un testigo presencial, una camioneta con tres hombres armados amenaza a la comunidad que los persigue y obliga a huir. Buscan refugio en una estación de policía, cuyos uniformados les ofrecen refugio y protección en abierta complicidad. La comunidad logra identificar con su pasaporte a uno de los armados mientras entra a la estación de policía y se trata de un ciudadano chileno.

No son hechos aislados, ni asuntos extraños, sino una estrategia criminal que involucra en complicidad toda clase de actores, no solamente armados.  Para entender esta invasión hay que buscar los beneficiarios que son si duda quienes al despojar a los pueblos del territorio podrán realizar actividades legales e ilegales que les permitan acumular ganancias. Para esto dividen las comunidades, compran consciencias, portan uniformes de unos y otros, pero se coordinan mientras esta nueva fase del capital, este post-conflicto, se va implementando desde el Cauca indígena hacia todo el país y en varios territorios de Colombia y de países de todo el mundo simultáneamente.

Llama el comunero que da su testimonio a los resguardos y autoridades atemorizados o distantes de lo que viven las comunidades. Exige unificar políticas y posturas frente a esta invasión. Si hubiera unidad, no podrían actuar así. No basta con manifestarse desde oficinas y escritorios en Popayán o Bogotá. Hay que caminar con la comunidad. Por ese gesto valiente que ya ejercen desde Huellas, reconocen y agradecen al Resguardo y Cabildo de Pioyá. No es sólo un testimonio; es una advertencia más y dramática: ahora mismo seguramente se prepara y ejecuta por vía del terror, amenazas, asesinatos, señalamientos, probablemente una masacre. La última vez que silenciaron con un atentado a Radio Pa´yumat como se ha silenciado ahora secometió el asesinato de Edwin Legarda en el intento de homicidio contra Aida Quilcue que involucró directamente al ejército de Colombia y fue ordenado desde las más altas instancias de poder.

Acá compartimos un testimonio valiente y una alerta aterradora. Se está ejecutando un plan de guerra y terror por territorios y contra los pueblos. Si no fuera porque algunas comunidades Nasa tienen el valor y la dignidad de defenderse, ya habrían sido ocupados. Lo sabe el gobierno, lo saben quienes deberían estar protegiendo a los pueblos. Lo saben quienes se dejan reclutar por miedo o por beneficios y lo saben también quienes, como quien nos da este testimonio y su comunidad, no están dispuestos a venderse, a cansarse ni a dejarse engañar. Ahora mismo y con estos hechos nos llaman a todas y todos. Este Estado Criminal es nuestro enemigo y se nos ha metido hasta lo más íntimo. ¡Así No! ¡No más! ¿Dónde estamos? En tiempo Real.Pueblos en Camino

Alerta y Testimonio de Comunero de Huellas-Caloto, Cauca, Colombia. Noche de Navidad de 2018

“Compañeros, un saludo de parte del territorio indígena de Huellas, municipio de Caloto (Norte del Cauca,Colombia), donde como Kiwe Thengza (guardias indígenas), como autoridades veredales, como autoridades tradicionales Sa´twe´sx que venimos adelantando el tema del control territorial por el bienestar de nuestras comunidades, en pro de buscar el Wët wët fizenxi para nuestras familias que es el sueño que nuestros mayores han planteado para poder construir un Buen Vivir en nuestras comunidades. Lastimosamente debemos decir que nuestro territorio sigue en disputa por actores armados que buscan el control, que buscan beneficiarse personalmente sin importar las consecuencias. Buscan controlar el territorio por medio de amenazas, por medio de señalamientos y, pues, lastimosamente, el más reciente, quitarle la vida a nuestra autoridad tradicional Edwin Gregorio Dagua Ipia. Es algo que nos llena del coraje. Al ver toda esta situación que venimos pasando yteniendo en cuenta que como territorio de Huellas ya veníamos afrontando eltema de control territorial y también buscar la manera de mermar los cultivosde uso ilícito. Veníamos recorriendo como vereda, concientizando a las comunidades sobre las consecuencias que nos podían traer estos cultivos y el tema de los actores armados. Tenemos claro que esos cultivos de uso ilícito sonla sangre, las venas que nutren esos actores armados, porque gracias a estos cultivos los actores armados han lucrado, han existido. Por eso hoy hay tantas bandas en nuestro territorio.

Nosotros veníamos buscando minimizar estos cultivos y en esto veníamos trabajando principalmente con el Sa´twe´sx Edwin que era uno de los que nos impulsaba más. Uno de los que caminaba con nosotros. Para donde íbamos venía, no le gustaban las oficinas ni las reuniones sino caminar con la guardia y eso fue lastimosamente lo que lo llevó a que hoy, en cuerpo presente, no esté con nosotros. Enfatizamos mucho el tema de cómo poder contrarrestar los actores armados. Lastimosamente algunos de estas bandas, algunos de estos comuneros afirmaban que “ellos no nacieron para trabajar”, que “el trabajo es para los pendejos”. Así afirmaban. Esto fue lo que nosotros recalcamos más y dijimos “esa delincuencia tenemos que acabarla”. Eso llevó a la muerte de nuestro Sa´twe´sx, con el fin de debilitarnos, de quenos quedáramos quietos, con el fin de que no siguiéramos con el tema de controlterritorial. Pero esto hizo que nosotros con más fuerza cada día apretáramos el control territorial y mandatamos que nosotros contrarrestaríamos el tema de los actores armados, milicianos, disidentes, EPL y quienes quiera que hicieran parte de los actores armados, nosotros los íbamos a recoger.

Como Huellas ya empezamos ejercicios, ya empezamos con el tema de capturas a estas personas que se hacían llamar disidentes y a estas bandas criminales. Como Huellas ya venimos adelantando eso. Tenemos varias capturas. Eso hace que el conflicto cada día se agudice más, que haya más señalamientos, que haya más amenazas. Lo más preocupante es que hoy, los cabezas de comuneros, cabezas de guardias y autoridades, pues les ponen precio. Es lo que más rechazamos.

Lo que más nos da coraje, nos da rabia ver cómo estos actores, estos delincuentes le ponen precio a los comuneros que solamente buscan el bienestar de las familias. Buscan que muchas mujeres, que sus hijos, vivan con dignidad. Porque hay muchas mujeres que atados sus hijos van a ver cómo se rebuscan el trabajo, van a ver cómo pueden cultivar y cómo pueden garantizar el bienestar para su familia. Pero estos comuneros, estas bandas a las que les interesa no más estar sentados en las fincas, en las carreteras mirando cómo lucrarse, cómo cobrar impuestos y eso es lo que más nosotros rechazamos y vienen los señalamientos.

En este momento el tema se pone más candente, más complicado, porque nosotros mantenemos haciendo controles territoriales, mantenemos vigilando las vías con base en los mandatos que dieron los mayores. Pero se nos vuelve cada vez más complicado. Tuvimos el control en (la vereda de) Pajarito, en las veredas territorio de Huellas también, donde lo veníamos haciendo y el señalamiento se recrudece mucho más.

Placas de la camioneta verde

Lo más delicado hasta ahora es que la noche anterior, nosotros estamos pendientes de las vías cuando una camionetaverde doble cabina se pasea por la vereda para arriba y para abajo. 8-10 comuneros procedemos a salir a detener esta camioneta. Al hacerlo, pues, desafortunadamente en la camioneta venían tres personas armadas que sacan sus armas y le tiran la camioneta encima a los comuneros. Esto hace que la comunidad reaccione y persiga a la camioneta que baja al casco urbano del municipio de Caloto y se dirige directamente a la estación de policía. La comunidad enfurecida trata de llegar detrás de esa camioneta y exige explicaciones sobre los personajes que van dentro de la camioneta. Es cuando nosotros vemos cómo estos personajes se bajan de la camioneta y buscan llegar directamente a la estación de policía y la policía en vez de ser garante…en vez de escuchar la comunidad, en vez de, como ellos lo han dicho, defender el pueblo, defender las comunidades, que para eso, supuestamente ellos hacen control territorial, lo que hacen es esconderlos, lo que hacen es recibir estos tres personajes directamente entrarlos a la estación y decirnos que “de eso se encargan ellos” y que si la camioneta golpeó a algún comunero, que van al hospital y que pidan la remisión y coloquen la demanda. Así de sencillo, de esa manera nos responde la policía.

Yo creo que eso es lo que hace que la gente se llene de rabia y la comunidad trata de quitarle a uno de esos personajes los documentos, a uno de los personajes que venían dentro de la camioneta. El documento es un pasaporte. El personaje es chileno. Procede de Chile.

Pasaporte del ciudadano chileno que venía armado en la camioneta. El policía tapa la fotografía para impedir su identificación.

Nosotros tratamos de tomarle una fotografía a la carátula y a la cara de identificación en el pasaporte, pero la policía lo que hace es cubrir con la mano esta página e impedirnos que tomemos la foto del señor que está allí para obstaculizar la respectiva denuncia. Vemos que la policía encubre esta situación y protege a los actores armados civiles porque no portaban uniformes. Mientras los protegen dicen “de eso nos encargamos nosotros directamente”. Los meten directamente a la estación de policía sin importarles el bienestar de la comunidad, sin importarles lo que le haya podido pasar a la comunidad o lo que la comunidad haya venido a decir.

Esa es la situación que venimos viviendo. Es lo que viene pasando en nuestros resguardos.

A las 10 de la misma noche, entran a intentar asesinar a un comunero en el resguardo de Tacueyó y la camioneta en la que íban quienes cometieron el atentado, una Toyota blanca se desplaza hacia la parte baja donde la comunidad de Tierrero procede también a hacerle el alto, a ponerle palos, piedras para detener la camioneta, pero la camioneta lo que hace es agredir a la comunidad. Se la tiran encima a la gente que está haciendo elpare. También logramos perseguir esta camioneta pero ya llegando a el corregimiento de El Palo, la camioneta se nos pierde con rumbo desconocido. Es la situación que viene sucediendo.

Lo más preocupante es lo que había sucedido la noche anterior: tres camiones tipo turbo que se movilizan desde el municipio de Corinto hasta nuestro territorio con personal armado, con personal extraño, quienes no portan uniforme, personal, digamos, semi-militar, con botas, sudaderas y camisetas negras. Tres camiones con gente armada, repito, se desplazan desde Corinto hacia nuestro resguardo, hacia Caloto. Es entonces cuando la guardia indígena procede a hacer el respectivo seguimiento. Pero cuando ya nosotros, como Huellas, logramos interceptar estos tres camiones…ya vienen vacíos. Procedemos a interrogarlos y a preguntarles por la gente que transportaban, ¿dónde la dejaron? Los choferes mienten y aseguran que venían vacíos, que no transportaban personal. Esto nos preocupa mucho porque por ese corredor que hay entre Corinto y Caloto, pues, en pocos minutos estarán en Huellas. Eso es lo que hemos denunciado. Que esa gente armada que venía en esos camiones, no sabemos dónde están, dónde los han descargado. Donde quiera que los hayan dejado es parte de nuestro territorio ancestral indígena como Huellasy esto todo tiene que ver con la ola de señalamientos, la ola de amenazas. El panfleto en donde se ofrece dinero y se le pone precio a la cabeza de nuestros líderes, guardias y autoridades y ahora con esta gente, estos personajes que están en nuestro territorio hace evidente que la situación es cada vez más crítica.

Control territorial de la Guardia Indígena. La comunidad se defiende de la ocupación, la mentira, el terror, la propaganda

Nosotros como Kiwe Thengza, como guardias indígenas, como autoridades, seguimos en Asamblea Permanente. La comunidad está muy pendiente. Este tipo de operativos contra los grupos armados se siguenhaciendo. Seguimos pendientes día y noche. Están trasnochando, vigilando las vías. Toda esta realidad que estamos viviendo, lastimosamente, el país entero la ignora. El gobierno Duque lo ignora. Pretende que no pasa nada en nuestros territorios indígenas, nada de lo que estamos viviendo en el territorio de  Huellas. Eso nos preocupa. El mundo entero sigue engañado, sigue ignorando lo que pasa en nuestro territorio. Así, pues, les compartimos un poco de lo que viene sucediendo en nuestro territorio indígena de Huellas a raíz del control territorial que venimos haciendo.

Retén Militar frente al Cementerio de Caloto. ¿Qué controlan?

Sí invitamos a todos los Cabildos, a todos los que hacen parte de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, ACIN, Cxab Wala Kiwe (Territorio del Gran Pueblo), a que se apropien de esta situación. Porque vemos cabildos que están estáticos, cabildos que no le meten a hacer control territorial, cabildos que se dejan llevar por el temor a esta situación, lo que hace que todo el tema de señalamientos y amenazas se centre más en nuestro territorio. Pero invitamos a los demás cabildos mientras le agradecemos al Cabildo de Pioyá que es uno de los Cabildos que ya se manifestó y está dispuesto a meterse al tema de control territorial con nosotros. Está dispuesto a seguir con su propio control territorial. Está dispuesto a venir y a articular trabajo con nosotros. Saludamos al Cabildo de Pioyá y le agradecemos a nombre del Cabildo de Huellas. Pero sí, ojalá, el territorio del norte del Cauca, la Consejería CRIC, entienda que solamente denunciar desde el escritorio, mandar saludos desde Popayán, desde Bogotá no es suficiente. Tienen que venir a ver la realidad que estamos viviendo como pueblos indígenas. Nuestros líderes tienen que venir a ver qué está pasando en Huellas, caminar con la Guardia, caminar con los líderes, con los gobernadores, caminar con la comunidad y salir de los escritorios. No solamente pronunciarse desde los escritorios y desde las oficinas y no venir a caminar con la gente.

Este es el llamado que hacemos a todos los medios de comunicación desde el Resguardo de Huellas y a ustedes que están pendientes de nuestra Cxab Wala Kiwe, especialmente como Proyecto Integral del resguardo de Huellas.

Diciembre 24 de 2018
21:47 horas
Resguardo de Huellas, Caloto, Cauca

2 comentarios sobre “Cauca-Alerta de Navidad: Testimonio de hechos de dignidad y terror

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.