Matan a Margarito. El fascismo paga por el disparo a la cara contra la cultura wixárika

El Marakame Margarito Díaz González, representante del Consejo de Seguridad Wirikuta era querido, respetado y admirado por todas y todos. Defensor y cuidador de la cultura de su pueblo, coherente, digno, inquebrantablemente honesto, su palabra fue su camino. Lo asesinaron de un disparo en su cara al abrir la puerta el sábado pasado. Lo asesinó el mismo fascismo que mata y despoja en todo el continente. El que contrata de oficio asesinos que buscan empleo para quitarle la vida a quien defienda y ejerza la misma. Nos duele hasta las lágrimas este cobarde asesinato. Matan con un disparo en la cara una cultura, un pueblo, una historia, la dignidad y el camino. Asesinan un sabio, un mayor, un ejemplo. Apretaron el gatillo por unos pesos. Pagaron unos pesos para aplastar una vida irrepetible. Asco dan y son los señores de corbata, perfumados presidentes y famosos dirigentes de un mundo de corruptos asesinos racistas de cuello blanco por los que muchos aún votan y a quienes demasiados aún obedecen y respetan. Son ellos, hoy mataron al Marakame Margarito así como están matando en Brasil, Guatemala, Colombia, Nicaragua, Chile, Argentina y el mundo entero. Nos gobiernan y nos manda y nos pagan quienes nos están matando. Marakame Margarito, entre todas y todos  en tu pueblo y más acá, haciendo memoria y abriendo y camino, seguirás vivo aunque te han asesinado y nos duele tu muerte irreparable. ¡Así No! No Más. Pueblos en Camino. 

Asesinan al Marakame Margarito Díaz González, guardián de la cultura wixárika
Personas cercanas al representante del Consejo de Seguridad de Wirikuta confirmaron el crimen contra el responsable de conservar la cultura


El Marakame Margarito Díaz González, guardián del suelo sagrado wixárika, fue asesinado de un disparo en la cara la noche del sábado 8 de septiembre en su propia casa en la comunidad de Aguamilpa, municipio del Nayar, Nayarit, confirmaron fuentes cercanas.

El Marakame se encontraba descansando la noche del sábado en su casa, acompañado por su esposa, cuando un hombre tocó. Al incorporarse y acercarse a la puerta, el hombre le dio un disparo directo en la cara con una arma de 9 mm de calibre, comentaron fuentes cercanas al representante de la cultura wixárica, quienes pidieron no ser citadas.

Los resto del Marakame fueron sepultados este martes en la misma comunidad del municipio del Nayar.

Los Marakames son guardianes de la cultura wiráxika y están entregados a promoverla y conservarla. Margarito era campesino y conformaba la Unión Wixárika de Centros Ceremoniales de los estados de Jalisco, Durango y Nayarit, A.C.

Recientemente promovía que Tatei Haramara —zona sagrada dentro de la cosmovisión religiosa del pueblo wixárika—, ubicada en el municipio y puerto de San Blas, tuviera cerco porque el ririki —pequeña construcción para depositar ofrendas—había sido quemado en varias ocasiones.

Por eso, Margarito y otros wixas buscaban que se pudiera cercar las 3.5 hectáreas que la Comisión Nacional para el Desarrollo de los pueblos Indígenas en 2013 adquirió y se tituló a nombre de ellos, explicaron amigos del Marakame.

Septiembre 12 de 2018
Fuente: México.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.