Entre la dignidad y la masacre, el pueblo digno y rebelde de pie: Ortega y Nicaragua en el charco

Julio López Campos fue reclutado por el propio líder del FSLN, Carlos Fonseca, en 1966. Siempre fue amigo de Daniel Ortega y nunca ha dejado de ser Sandinista y luchador. A sus 72 años, en medio de esta crisis que degenera en guerra a menos que se detenga el terror de estado muy pronto, en una entrevista indispensable para tomarle el pulso a la situación de Nicaragua desde dentro y a partir de un  incansable, López Campos declara que Daniel Ortega “está en su charco“. El gobierno y el estado nicaragüenses están en crisis. La policía nacional ha colapsado. Ortega está asesinando jóvenes inermes por todo el país de manera inclemente. Es una bestia herida y acorralada, incapaz de reconocer su fracaso y sus delitos y por ello empecinado en mantenerse en el poder a la fuerza y a fuerza de terror y muerte. Terror y muerte, pero también, contando con el recurrente y esperable respaldo incondicional de algunos Sandinistas enceguecidos y de las “izquierdas” y “progresistas” solidarios que, desde Stalin hasta hoy, por lealtad y según una fórmula infame, siguen señalando como responsable de la catástrofe y de la traición a la causa de los pueblos, a un complot del capitalismo. Gioconda Belli, titula “Hagamos el Silencio“, una nota que compartimos y que publica Confidencial en el que vuelve a publicar su poema HUELGA y confiesa: “Jamás pensé que ese poema que escribí durante la dictadura somocista, en 1978, volvería a ser necesario”. Cuando un dirigente de izquierda y un partido se corrompen y se integran como burguesías izquierdo-parlantes a lo más perverso del poder dentro del capital, como lo ha hecho Ortega, la derecha solamente necesita atizar el fuego del descontento para generar un estallido. Pero, en este como en otros casos, ni siquiera eso hace falta. Por su propia mano Daniel Ortega ha generado la insubordinación y la rebeldía. Todo un pueblo está de nuevo de pie. Como bien lo señala López Campos “Yo lo que puedo decir es que el pueblo de Nicaragua es el artífice de dos eventos absolutamente extraordinarios. La revolución popular sandinista fue realmente la primera revolución armada en el continente latinoamericano. Y esta revolución pacífica es el otro gran acontecimiento de la historia política en América Latina. Todo va a depender de cuál va ser el desenlace.” Compartimos además textos que envían directamente de Nicaragua, incluyendo una declaratoria de “Militantes Sandinistas Honestos” en la que señalan la corrupción y podredumbre del INSS, cuya reforma fue la gota que rebasó la copa de la ira y el estallido popular, e informes del día de ayer, 12 de junio desde León en los que queda a la vista la masacre en curso y la guerra en ciernes. El ejército no ha intervenido. Si es llamado a reprimir, será la masacre total, o será, como ya lo fue antes, la insurrección definitiva.

Más acá del calor de los acontecimientos, pero siempre con reconocimiento y respeto por ese pueblo rebelde, liderado por mujeres que de nuevo se levantan y ponen el pecho desde su dignidad incomparable y su ira, debemos manifestar que décadas de corrupción bajo el Orteguismo, han convertido al FSLN en un partido y en un sector económico absolutamente capitalistas y profundamente corruptos que controlan el Estado Nicaragüense para su beneficio. FSLN articulado y conviviendo con el sector empresarial capitalista y con los partidos de derecha. Las pugnas desde el poder en Nicaragua no son entre la revolución/el Sandinismo de un lado y el Capitalismo y sus gremios, empresas, transnacionales, inversionistas y partidos del otro, sino pugnas internas por el control del poder y la acumulación de ganancias. Si son las transnacionales Chinas o las de EEUU las que se quedan con las riquezas de ese pueblo, poco cambia para este en su miseria, humillación y despojo. Si el discurso es revolucionario o abiertamente de derecha, el capitalismo es el mismo. Lo que Daniel Ortega y esa facción que se ha apropiado del Sandinismo y de la lucha revolucionaria han hecho, es traicionar la revolución de un pueblo para entrar en la pugna por el poder y la acumulación capitalista. Hoy colapsa el estado en Nicaragua. Pero lo grave es que años de discurso revolucionario, de exigencia de lealtades, de memoria de lucha y sacrificio contra Somoza y por la dignidad, han distorsionado una agenda revolucionaria anti-capitalista y libertaria. En este contexto, la gente digna no aguanta más y quiere que se vaya el dictador. Dan la vida por ello y está por desatarse una guerra. La salida que se propone es la restauración de una institucionalidad que en realidad es el origen de esta catástrofe recurrente y de la que hoy, ante su fracaso y colapso, el pueblo necesitaría allí como en el resto de Nuestra América y el mundo deshacerse -simultáneamente del estado que colapsa, de la institucionalidad al servicio del capital y de quienes se roban una y otra vez su lucha, su sangre, su dignidad para hacer negocio y someterlos-. En la calle está la ira y la dignidad en Nicaragua. En el poder Daniel Ortega en su charco y al acecho, empresarios y mercaderes que buscan aprovechar la muerte y restablecer el orden, del estado, del capitalismo de siempre con discurso de izquierda o derecha, con la sangre de un pueblo digno y de pie. Nicaragua, Nicaraguita; la libertad pasa por salir de Ortega; que se vaya, que no vuelvan nunca ni el ni quienes se aprovechan de la revolución para llenar sus bolsillos y su vanidad, pero que con la rebeldía y la insurrección, ojalá  regrese la sabiduría y la decisión de la revolución y que se hunda el estado capitalista… y que se vayan todos los que desde allí una y otra vez le niegan la libertad por la que tanto ha luchado y lucha ahora mismo… Por eso ahora, en el tiempo permanente de los pueblos frente al calendario de despojo repetitivo del capital que se ha apoderado de discursos y luchas, ahora, en ese tiempo que no ha pasado hasta cuando lo dejemos atrás, queremos con Nicaragua, para Nicaragua UNA HUELGA GRANDE como la que sigue convocando Gioconda Belli:

Quiero una huelga donde vayamos todos.
Una huelga de brazos, de piernas, de cabellos,
una huelga naciendo en cada cuerpo…

¡cuando seas libre Nicaraguita, te querremos mucho más!¡Viva el pueblo digno y rebelde de Nicaragua! !Fuera Daniel Ortega! ¡Fuera el capitalismo y la traición! ¿Dónde estamos? En tiempo Real. Pueblos en Camino

ENTREVISTA
Julio López Campos: “Daniel Ortega está en su charco

Julio López Campos, histórico dirigente del FSLN reclutado por Carlos Fonseca y amigo de Ortega por 30 años, analiza la crisis humanitaria de Nicaragua

Julio López Campos fue reclutado para el Frente Sandinista por Carlos Fonseca Amador en 1966. Desde muy joven fue amigo de Daniel Ortega Saavedra e incluso lo apoyó en los noventa cuando el caudillo “gobernaba desde abajo”. Sus caminos políticos se separaron con el cambio de milenio, pero López Campos asegura que incluso hasta antes del 18 de abril de 2018, si lo miraba en un evento, lo saludaba tranquilamente.

La masacre gubernamental que ha sumergido a Nicaragua en una crisis desde abril pasado ha sido un parteaguas para muchos, y los cientos de miles de manifestantes pretenden que lo sea para la historia y el futuro del país. Julio López afirma antes de comenzar la entrevista que la suya es una opinión desde el sandinismo, y que no le gusta darla con frecuencia a medios de comunicación, pero dice a la vez que la coyuntura actual “lo amerita”.

El analista político, comunicador y graduado en Europa en Ciencias Políticas, analiza la actualidad de Nicaragua y alerta sobre un recrudecimiento de violencia por parte de Daniel Ortega. “Él está en su charco”, advierte, y exhorta al sector empresarial a “involucrarse con convicción en esta lucha”, llamando a un paro nacional.

Hace cuatro años usted dijo en LA PRENSA que la alianza Gobierno-empresa privada era el “nacatamal mejor amarrado de la historia”, pero con la actual crisis esos dos sectores están públicamente divididos. ¿Qué pasó con ese nacatamal?

Carlos Pellas dijo públicamente que el modelo se había agotado. Ese modelo que ellos, Arturito Cruz, el Incae, ficharon con el nombre del “populismo responsable”. Así lo llamaron a este modelo de alianza. Y que lograron venderlo a mucha gente afuera, incluso a los Estados Unidos. Obviamente ese modelo colapsó. No solo se agotó sino que ha colapsado en la sangre santa de los nicaragüenses caídos. Y con ello ha pringado de esa sangre al sector empresarial que durante 11 años vivió en concubinato con Daniel. Y esto es importantísimo señalarlo por la razón siguiente: el empresariado nicaragüense tiene que reconocer que tiene una deuda política y moral con el pueblo de Nicaragua en lucha. Y es más: tienen la oportunidad histórica ahora, hoy, de reivindicarse junto al pueblo.

¿No lo están haciendo, a su juicio?

No, no. No han querido. A eso voy. En una crisis de esta magnitud es absolutamente crucial tener una lectura correcta de la correlación de fuerzas. Y de los principales sujetos de conflicto. Y yo creo que la empresa privada se está equivocando de manera grave en la interpretación del rol y el papel de Daniel (Ortega) en esta crisis. Ellos creen que pueden conducir a Daniel a una negociación efectiva. Ellos seguramente conocen mejor que yo al Daniel de la conciliación y del consenso de los intereses compartidos con el sector privado que produjo tanta riqueza y tantas cosas buenas, se dice, durante los últimos 11 años. Pero hay algo que ellos no interpretan ni leen correctamente. Es un Daniel Ortega en tiempos de crisis. El Daniel Ortega al borde del precipicio. Y en eso ellos están totalmente equivocados. En esta situación de caos que tenemos en el país, caos creciente, Daniel Ortega no está sofocado. Daniel Ortega está en su charco. Enfrentarse a este tipo de circunstancias, que dicho sea de paso se parecen en algo a aquellas circunstancias cuando él decía “gobernar desde abajo”, es en estas donde Daniel cree que puede imponer a los demás sujetos de la vida política nacional su propósito. Está minando la capacidad  de resistencia de la gente, de los sectores medios y del empresariado.

¿Cómo lo hace?

Imponiendo el pánico, el miedo, el terror. Una de las características de esta extraordinaria sublevación del pueblo nicaragüense, es cómo los sectores medios han marchado y están junto al pueblo. Pero en la apreciación de Daniel estos sectores medios son temerosos. Y entre más les aprieta con el pánico, con el terror, piensa disminuir la capacidad de resistencia de esta gente. Y al sector privado, a los empresarios grandes, les comienza a tomar las tierras, a crear inestabilidad sobre la propiedad, les comienza a introducir inestabilidad sobre su seguridad. Ya la mayoría de los ricos mandaron a sus familias fuera de Nicaragua, de vacaciones temporales. Daniel con el caos le está diciendo al sector privado: “¿Ya ven cómo perdieron todo lo que tenían conmigo? Y esto es solo el comienzo. Las cosas van a ser peor desde que me dejaron”.

¿Daniel Ortega maneja mejor esta crisis que nadie más?

Si el sector privado cree que va a agotar a Daniel por el curso actual de su conducta, lo que va a ocurrir es una tragedia más grande para Nicaragua.

¿Qué cree que tiene que hacer el sector privado?

Te decía que es importante ver bien la correlación. O para usar el lenguaje del sector empresarial, los costos-beneficios de la acción que vos vas a tomar. El Cosep calcula muy bien los costos económicos que tiene la permanencia de la situación y lo que puede ocurrir más adelante en términos de su bolsillo. Pero en esos costos-beneficios hay dos cosas que no están tomando en cuenta y que son decisivas. La primera es que ya entramos en un proceso de disolución del Estado nicaragüense. Las instituciones del Estado comienzan a colapsar y a diluirse en la crisis. El ejemplo más notorio es la Policía Nacional. La Policía Nacional colapsó. Está en ruinas. Reconstruir la Policía va a ser una tarea extremadamente compleja y que va a necesitar tiempo y de mucho talento. Pero a su vez están colapsando las demás instituciones del Estado. Las alcaldías ya no son funcionales. Los entes de la administración pública que tienen que atender las necesidades de la gente están entrando en un proceso de debilitamiento creciente. ¿Qué va a pasar cuando ya el Estado esté colapsado y las instituciones totalmente fallidas? Ese costo no lo están midiendo bien desde el sector privado. En la Nicaragua en que vivimos hemos dependido del consenso que hemos decidido nosotros los nicaragüenses. Decidimos en un momento dado poner fin a la guerra. Y cada quien tuvo que poner su parte. Una contribución. Si aquí el Estado sigue colapsando, no solo vamos a tener un caos económico del que será difícil levantarse, sino que habrá perdido la sociedad el consenso. ¿Qué justicia hay en Nicaragua en este momento? ¡Absolutamente ninguna! Es la ley de la selva.

¿Pero qué puede hacer el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) entonces?

Lo que tiene que hacer el Cosep es entender que efectivamente una huelga no bota gobiernos. Pero una huelga con paro nacional consistente en conjunción con la multitudinaria participación del pueblo nicaragüense que grita: “¡Que se vaya!”, no hay manera de poder contenerla. En el cuerpo a cuerpo Daniel piensa que puede resistir por muchísimo tiempo.

¿Matando gente?

Algunos de los asesinados en las primeras protestas

¡Matando gente! Y usando un abanico de medidas de presión, de chantajes y de muerte. Él lo puede hacer con un contingente pequeño de gente leal. Pero él sabe muy bien que si las masas se mueven, estas son indetenibles.

La última vez que una masa de nicaragüenses marchó pacíficamente Ortega mandó a matar. ¿Cómo analiza la masacre del Día de las Madres?

Hay dos cosas increíbles en esa marcha. No existe en Nicaragua otra marcha igual a esa en cantidad de gente. En ese trayecto, que ni fue trayecto porque había tanta gente, no se quebró un plato. No hubo ni un robo. Absolutamente nada ocurrió. Hasta que ellos creyeron que un grupo iba en dirección al estadio, donde ya ellos tienen situado su perímetro de seguridad. Y comenzaron a disparar. Hay que recordar que la explosión en Nicaragua se da, el verdadero detonante de la explosión fue la represión. Y toda la acumulación de resentimientos de un régimen autoritario.

¿Es comparable este estallido social con la insurrección sandinista?

Yo lo que puedo decir es que el pueblo de Nicaragua es el artífice de dos eventos absolutamente extraordinarios. La revolución popular sandinista fue realmente la primera revolución armada en el continente latinoamericano. Y esta revolución pacífica es el otro gran acontecimiento de la historia política en América Latina. Todo va a depender de cuál va ser el desenlace.

Usted fue amigo de Daniel Ortega y vivió la revolución armada desde el Frente Sandinista. ¿Cómo puede esta revolución pacífica tener un desenlace positivo para el país?

Tenemos que asumir y tenemos que explicarle a la gente que todos unidos podemos lograrlo. Y especialmente explicarle a la gente que es necesario plantearse una negociación real con Daniel Ortega. La fiera herida acorralada, necesitás abrirle un espacio para que pueda salirse. De otro modo la fiera herida y acorralada puede ser muchísimo más peligrosa. Hay que hacerle ver a Daniel Ortega que no le queda camino más que irse. Y que el pueblo de Nicaragua está dispuesto a negociar una salida con garantías para él y su gente. Pero que esa salida con garantías tiene que darse ahora. No dentro de dos años.

¿Hay que resignarse a que Ortega y su familia salgan y que no haya justicia para ellos, entonces?

Voy a tratar rápidamente de dar una idea del esquema: Señor, usted se va. Tiene, para decir algo, tres meses para irse. En esos tres meses vamos a determinar las condiciones de su salida. ¿Por qué? Porque necesitamos en Nicaragua hacer un montón de cosas. Decidir ya las elecciones adelantadas. Necesitamos reformar la Ley Electoral. Necesitamos cambiar todo el Consejo Supremo Electoral desde arriba hasta el nivel municipal. Necesitamos restablecer las condiciones de normalidad en la aplicación de justicia en Nicaragua, que está totalmente colapsada. Necesitamos tomar medidas que nos garanticen una rehabilitación temporal por lo menos de instrumentos como la Policía Nacional. Todo eso requiere un proceso de negociación. Necesitamos que Ortega ordene a sus subordinados en la Asamblea Nacional la aprobación de un conjunto de medidas inmediatas. Por eso es que necesitamos negociar en serio con él estas condiciones. Las otras variantes resultan mucho más peligrosas.

¿La otra variante es la guerra?

Exacto. La otra variante es que continuemos socavando las capacidades de resistencia del país y de la gente, y que caigamos en una anarquía y caos total. Y la gente, yo creo, constatamos en los barrios lo que significa el potencial de violencia que se puede desencadenar en Nicaragua. Y Daniel juega también con ese temor. Pero yo creo que las puertas aquí están cerradas. Lo que necesitamos es abrir el espacio para una negociación realmente seria y verdaderamente responsable.

En la masacre del Día de las Madres y en otros eventos desde el 18 de abril se habló de francotiradores, de rifles Dragunov, de la participación del Ejército Nacional al menos abriéndole el Hospital Militar a turbas parapoliciales. ¿Qué tan implicado está el Ejército Nacional?

Managua, Nicaragua 30 de Mayo del 2018. Poblacion Nicaraguense marcha en honor a las madres de los caidos por la lucha contra el regimen de Daniel Ortega.FOTO/LA PRENSA/CARLOS VALLE.

Aquí es importante que estemos clarísimos todos de que el Ejército representa el punto límite después del cual lo que vendría, si se mete, es el caos total en el país. Si el Ejército interviene, será para matar. Y eso desencadenaría una situación caótica de la que difícilmente podríamos salir. Esa es la razón por la cual tenemos que darle un voto de confianza al Ejército. Y al igual que los jefes anteriores del Ejército, han dicho a esta Comandancia que no se metan. Que su papel es preservar la institución. Si las cosas se ponen más de color de hormiga y el Ejército es conminado a actuar contra el pueblo, entre la disyuntiva de estar al lado del pueblo o al lado del presidente Ortega, el Ejército tiene necesariamente que coger el camino de estar al lado del pueblo.

¿Usted ve eso posible?

Tenemos que confiar en su alto mando y en el Consejo Militar. Estar totalmente persuadidos que ellos no pueden ni deben disparar contra el pueblo. Eso sería el fin de la institución armada Ejército Nacional.

En Masaya dijeron que capturaron a una sargento del Ejército y enseñaron su cédula. Tenemos los videos del Hospital Militar del Día de las Madres… ¿Usted asegura que el Ejército no ha intervenido en esta crisis humanitaria?

NI5001. MANAGUA (NICARAGUA), 20/04/2018.-Miembros de las fuerzas antidisturbios de la Policía Nacional enfrentan a jóvenes que se tomaron las instalaciones de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), 20 de abril de 2018, durante el tercer día de protestas en contra de las reformas del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) en Managua (Nicaragua). EFE/Jorge Torres

Es tal la multiplicidad de circunstancias y de hechos que cualquier cosa podría introducirnos un ruido. Yo estoy totalmente persuadido que hasta el día de hoy el Ejército cumple con la decisión de no disparar contra el pueblo. Y confío en que el Consejo Militar y en la Comandancia General estén acatando el consejo de todos los anteriores jefes del Ejército. No deben involucrarse en estas circunstancias.

Ya son más de 130 muertos. Superamos en víctimas mortales a la revolución de Ucrania de 2014 y a la masacre de Venezuela en 2017. ¿Por qué el Ejército no ha intervenido ya para apoyar al pueblo?

Yo creo que el principal apoyo que nos pueden dar ahora es no meterse. Si llega el momento crítico en donde les den las órdenes de disparar contra el pueblo, ellos saben que esa orden no pueden cumplirla. Están en la obligación de rebelarse. Y este es un asunto que tenemos que decirlo con mucha claridad. Y el pueblo de Nicaragua debe respaldar la actitud actual del Ejército. Y persuadirlo de que solo tienen una alternativa: respaldar al pueblo.

¿Cómo toma Daniel Ortega todas estas muertes?

(Silencio)… Honestamente hay cosas que escapan a mi comprensión. Mandar a asesinar a esos muchachos, estudiantes, jóvenes, niños. Es un nivel de perversidad que yo no lo logro entender desde la perspectiva del sano juicio. Ni siquiera desde la obsesión de permanecer en el poder. Aquí estamos frente a un peligro aún mayor del que los nicaragüenses creemos. Por eso es necesario que todos nos unamos contra la dictadura. Es de primera importancia que el sector privado resuelva involucrarse con convicción en esta lucha. Se equivocan grandemente si creen que van a volver a un régimen de estabilidad como el que tenían antes con Daniel Ortega. Esa situación se rompió. Pero lo clave, la esencia, lo vital de este asunto, es que nos vayamos todos contra la dictadura. Si vamos todos contra la dictadura, nadie desde El Carmen podrá parar al pueblo. Esa es la encrucijada en la que estamos.

¿Qué es eso, ir a El Carmen?

A Daniel estas cosas no le dan miedo. Lo que sí tiene duda es que una multitud desencadenada marche sobre El Carmen. Y te digo, algunos querían en el Día de las Madres. Estaban con esa idea. El Carmen no podría detener una oleada masiva del pueblo que vaya multitudinariamente en busca de justicia y democracia. No podría ser detenido por ninguna medida de El Carmen.

Pero eso generaría un lago de sangre…

NI01. MANAGUA (NICARAGUA), 24/04/2018.- Un joven sostiene un cartel en alusión a una marcha en contra del gobierno el martes 24 de abril de 2018, en Managua (Nicaragua). Cientos de nicaragüenses marcharon hoy con velas encendidas por las vías públicas de Managua para pedir justicia por la treintena de muertos en las recientes protestas en donde exigen al Gobierno de Daniel Ortega que deje el poder. EFE/Jorge Torres

Sí. Él solo puede gobernar por la violencia. Y al final terminaría siendo víctima de esa violencia. Cuando ya perdiste vos la legitimidad, que fue lo que él perdió con estos crímenes, solo hay una manera en que vos podés seguir gobernando. Es con la fuerza. Él puede aguantar mucho. Él lo sabe. Él tiene poco respeto por las contrapartes en el terreno concreto de la lucha. Él no cree que los Pellas, los Sacasa, los estos, los otros, son interlocutores de él a la hora del conflicto. Él sabe que los sectores populares sí se le pueden parar. Si Managua despierta yo no sé si van a poder distribuir el periódico ustedes.

Daniel Ortega se reunió con los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua el jueves pasado y ante el clamor democrático pidió 48 horas de reflexión, según monseñor Báez.

Es innegable que Daniel Ortega procura deshacerse de la Conferencia Episcopal. El óptimo ideal para él como mediador en este proceso de negociación es el secretario general de la OEA (Organización de Estados Americanos) Luis Almagro. Pienso que nosotros tenemos que sostener el esfuerzo de la Conferencia Episcopal y aspirar a una combinación de apoyo internacional que esté conformada por Naciones Unidas, la Unión Europea y la OEA. Ya no hay prórroga para Daniel.

Usted conoció a Carlos Fonseca Amador. ¿Qué pensaría Carlos Fonseca de saber que en 2018 Daniel Ortega está causando una masacre contra el pueblo?

(Guarda silencio) Fijate que no me he hecho esa pregunta… No quiero imaginar lo que diría… Esa te la debo.

Plano personal

Julio López Campos, 72 años, es originario de Managua. Está casado con la comandante Mónica Baltodano y es padre de la activista Mónica López Baltodano.
Fue reclutado para el Frente Sandinista de Revolución Sandinista (FLSN) en 1966.
Estuvo un tiempo preso y fue enviado a Suiza a finales de los sesenta, donde se graduó de Ciencias Políticas con especialidad en Relaciones Internacionales.

Durante la insurrección popular sandinista fue dirigente del Movimiento Pueblo Unido, donde “preparaba a las masas para la insurrección final”, según cuenta. También fue parte del Comité Político del Frente Interno.

En el primer año de la RevoluciónSandinista fue secretario nacional de Propaganda y Educación Política del FSLN.

Y del segundo año hasta que entregaron el poder en 1990, fue jefe de Relaciones Internacionales.

Fabrice Le Lous
La Prensa. Nicaragua
10.Junio.2018
Fuente:https://www.laprensa.com.ni/2018/06/10/suplemento/la-prensa-domingo/2432541-julio-lopez-campos-daniel-ortega-esta-en-su-charco

MILITANTES SANDINISTAS HONESTOS.

Compañeros Nicaragüenses todos.

Ante la preocupación demostrada por el asesor económico del compañero comandante y presidente Daniel Ortega, nosotros; un nutrido grupo de militantes sandinistas que laboramos en muchas instituciones estatales vitales, hemos decidido coadyuvar al encuentro de recursos económicos para paliar tanto la problemática del INSS como el lograr y garantizar una mayor recaudación tributaria.

PROPONEMOS:

1) Acabar de una buena vez la corrupción en todos los niveles de la dirección general de servicios aduaneros, sobre todo en lo concerniente a la mafia organizada en la administración de aduana Managua cuyo administrador y su jefe técnico en contubernio con las agencias aduaneras LA Payita , Anber, Roanber y almacén de deposito aduanero Global; han defraudado al erario publico por millones de millones de córdobas en los últimos 8 años de nuestro comandante Daniel.

Dicha defraudación es orquestada desde las oficinas del administrador de la aduana Managua, Osca Moncada Lau, en conjunto con los aforadores de los almacenes Global y Anber, con los socios de estas agencias aduaneras propiedad de allegados al gobierno y el jefe técnico Carlos Baltodano; por supuesto, reclamando y garantizando para ellos y personal de inspectoría aduanera los porcentajes de coima convenidos desde hace mas de 8 años.

2) Exigiendo al director general de aduanas, el asesor económico de la presidencia; deposite en las arcas del erario publico, el producto de la “venta” de licencias a los 3 agentes aduaneros autorizados en el año 2014 sin los exámenes obligatorios establecidos en la ley; así como los usd $ 20,000.00 que cada una de las 3 ultimas agencias aduaneras les han “coimeado” para obtener autorización de operación, la ultima de ellas en contubernio con el asesor legal de CADAEN. Esta fue autorizada en un tiempo record de 15 dias, cuando existen mas de 10 solicitudes de apertura de nuevas agencias que generarían plazas de trabajo y por consiguiente nuevos y mayores ingresos a las bases de registro del INSS y que llevan mas de 5 AÑOS esperando la circular técnica correspondiente habiendo ya cubierto TODOS los requisitos de ley. La SIECA y SICA deben de conocer estas irregularidades y tomar nota de tal proceder y condenarlas.

3) Castigar ejemplarmente a estos funcionarios y empresarios corruptos que , aprovechándose de la incapacidad e ignorancia voluntaria de nuestro gobernante e inoperancia e indiferencia del ente controlador de la cosa publica, y complicidad de la dirección de investigaciones económicas (DIE); han defraudado a la DGI y DGA por sumas multimillonarias.

4) De la corrupción antes denunciada, no se libra Telcor (donde padre e hijo del mismo nombre y apellido han adquirido bienes imposible sde justificar), la EAAI, MTI , ALMA y muchas instituciones mas, producto de toda una red de funcionarios, cuadros políticos de nuestro perdido partido histórico, diputados y miembros de la CSJ.

5) Para culminar, hacemos un llamado a los simpatizantes, miembros y militantes HONESTOS y COMPROMETIDOS con los verdaderos ideales de nuestros HEROES y MARTIRES de nuestro partido FSLN que laboran en todas las instituciones publicas , a que empiecena resguardar TODA documentación publica que demuestre, una vez pueda ser creada una COMISION CONTRA LA CORRUPCION E IMPUNIDAD similar a la del hermano país de Guatemala; sirvan como pruebas fehacientes e inobjetables de cada acto de corrupción de estos sinvergüenzas. Pero así mismo solicitamos que si de se sancionará conforme a ley, que sea aplicable a todos por igual, funcionarios y empleados públicos así como a empresarios formales e informales; que de ello tome nota también la embajada americana con su famosa ley MAGNISTKY…….o como se llame.

HACEMOS UN LLAMADO A TODA LA CIUDADANIA PARA QUE VALORE EL APOYAR A NUESTRO PARTIDO DESDE LA TRINCHERA DE LA HONESTIDAD Y TRANSPARENCIA Y ACABAR CON ESTOS OPORTUNISTAS QUE TANTO DAÑO HAN HECHO AL PAIS Y AL PARTIDO.

POR UNA PATRIA EN JUSTICIA Y VERDADERA IGUALDAD.

POR UNA PATRIA LIBRE DE CORRUPCION , NEPOTISMO, CLIENTELISMO Y AMIGUISMO.

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.¡¡¡¡¡¡

LOCURA EN EL BUNKER DEL CARMEN

Villa El Carmen, Managua 1. El bunker

En el artículo anterior (Después de las 48 horas) hacíamos un rápido análisis de la situación operativa en la que nos encontrábamos el fin de semana, luego de haberse cumplido el plazo que el mismo Ortega había solicitado a los Obispos de la CEN. En dicho escrito señalábamos que las fuerzas de la policía y los antimotines están llegando a una situación límite, tanto por la dislocación en la que se encuentran actualmente, como por las deserciones, la baja moral combativa y el desgaste propio de las continuas acciones que tienen que realizar en contra de la población civil. Con la mayoría de las carreteras trancadas, el envío de refuerzos hacia Masaya, en donde el pueblo tiene literalmente sitiado al cuartel policial, se hace casi imposible y es cuestión de tiempo la rendición del mismo, en las dos variantes que planteábamos ayer. En la ciudad de Jinotega, la población civil, armada de pailas, cacerolas y encabezada fundamentalmente por valientes mujeres, ha hecho retroceder al grupo de antimotines que se quedó entrampado en esta ciudad, quienes todavía cumplen las órdenes criminales del alcalde Leónidas Centeno.

Todo lo anterior da pie a plantearnos un estado de franco estancamiento de la capacidad de maniobra de las fuerzas del gobierno, aunque todavía con alguna capacidad para tratar de presentar una victoria contundente en algún lugar del país y poder llamar a continuar el Dialogo en otras condiciones, favorables a él, y no como hasta ahora se encuentran, totalmente desfavorables a sus intereses. La situación actual ha provocado que Ortega empiece a dar órdenes que se antojan como obra de alguien que ha perdido el sentido real de las cosas, que está viviendo encerrado, aislado y temeroso en su Bunker, donde igual que los tiranos en sus estertores, dan zarpazos a diestra y siniestra, buscando afanosamente una victoria que nunca llega.

Pacto liberal-Ortega, una larga historia de alianzas por el poder en contra de la revolución

Visto lo anterior, estudiemos lo que ha pasado inmediatamente después.

Primero: La tarde de ayer domingo, se dio una confusa situación en Sebaco, en donde un grupo de personas armadas tomaron por asalto la estación de policía de este municipio. Extrañamente, no se ven policías repeliendo el ataque, los supuestos atacantes actúan como siguiendo un guion preconcebido, el vocabulario empleado no se corresponde con el empleado en el resto de las barricadas y tranques del país, lo cual hace suponer que este supuesto ataque no es más que el montaje, nuevamente, de un Falso Positivo, para demostrar, nacional e internacionalmente, que los tranques ni son pacíficos, ni los chavalos están desarmados. Una trama muy burda, pero que al gobierno no le importó arriesgar las vidas de los pobladores de la ciudad, con tal de cumplir con sus propósitos.

Segundo: Tomando como cobertura el supuesto ataque en Sebaco, lograron sacar una considerable fuerza policial de Managua para atacar el tranque de Las Maderas, el que efectivamente era pacífico y desarmado, por lo que lo lograron desarticular relativamente rápido, aunque con un saldo nefasto de muertos, heridos y capturados. Posteriormente recurrieron a la conocida “Operación Limpieza” en el caserío, buscando casa por casa a todos los jóvenes. Extrañamente, dicha fuerza policial no continuó hasta Sebaco. Raro, no creen?

Tercero: Luego de la caravana Azul y Blanco de ayer por la mañana en Managua, los pobladores de algunos barrios se animaron a levantar barricadas para protegerse de las incursiones de motorizados y de las Hilux asesinas. Hoy lunes, en horas de la mañana, las fuerzas policiales en conjunto con trabajadores de la Alcaldía y turbas para – policiales, atacaron sorpresivamente estos barrios, con el objetivo de desmantelar las barricadas e intimidar a la población civil. Una torpeza mayúscula, pues si bien es cierto que dichos barrios estaban apoyando las protestas ciudadanas, aun no se manifestaban con contundencia en contra del régimen. Este “estímulo” de la mañana de hoy, no me cabe duda alguna que servirá para poner en pie de lucha a estos aguerridos barrios orientales. Ortega y sus secuaces no tienen idea del Gigante que despertaron. Esta si será en los próximos dias la verdadera “Operación Gigante”, con la que muchos sueñan y se desvelan.

Ahora bien, que es lo importante que apreciamos en toda esta situación descrita:
1.- La salida de la fuerza que atacó Las Maderas, solo pudo ser posible porque no había ningún obstáculo por Carretera Norte. Si notaron en los videos, hay una buena cantidad de mujeres policías, las que normalmente efectúan labores de tránsito y oficina, lo que permite deducir que están utilizando a todos los efectivos posibles de Managua.

2.- Esa fuerza es una parte del total de policías que están en Managua, la otra parte es con la que atacaron los barrios de Managua. El resto se encuentra atrincherada en las estaciones policiales y protegiendo al dictador en El Carmen. En pocas palabras, no tienen mucho para cubrir tanto.

3.- Para el ataque de hoy en los barrios de Managua, tuvieron que recurrir a una gran cantidad de trabajadores de la alcaldía de la capital, armados y con licencia para matar, en el reflejo más claro de la responsabilidad del gobierno en la creación de las fuerzas para – policiales y para – militares. Esto lo que demuestra es la gran debilidad en la que se encuentra actualmente Ortega, aislado en su Bunker de El Carmen, sin poder reagrupar sus fuerzas, cada vez más dispersas, desmoralizadas y agotadas.

CONCLUSION:

Ortega tiene una muy limitada capacidad de maniobra, que se verá aún más reducida en la medida en que los barrios orientales y resto de barrios de Managua tranquen sus accesos y resto de vías.
Las fuerzas policiales que están en la ciudad capital y que fueron utilizadas para las maniobras de ayer y hoy, son el reagrupamiento de todos los efectivos con que disponen, policías de tránsito, oficiales de oficina y mujeres.

Contrariamente a lo que algunos piensan, mi opinión es que el tiempo obra en contra de Ortega, ya que en la medida que la represión aumenta por la desesperación del régimen, en mayor medida aumenta la ira popular y el tiempo para trancar completamente la capital disminuye.

A Ortega solo le está quedando como única arma disponible, la represión ciega y criminal, mediante la utilización de las fuerzas para – policiales y para – militares, las que utiliza sin siquiera guardar las apariencias, sobre todo ante la comunidad internacional. Esto lo aleja rápidamente de la posibilidad, de que en un eventual proceso de negociación, el pueblo en rebeldía le permita permanecer en el país durante la transición. El grito nacional de que ¡El dictador Se Va! es cada vez más ensordecedor y truena en todos los rincones del país.

Por Roberto Danilo Samcam Ruiz

León 

Hoy ha sido un día trágico para el pueblo Leones, en especial de los jóvenes, que han muerto de la manera mas cruel con uso desproporcionado de la fuerza.
Gente armada matando a jóvenes indefensos en los tranques de la ciudad.
Después de un paro cívico de toda la población, comenzó la represión total y violenta.
Resultados a la fecha:
10 muertos
15 heridos
20 detenidos
10 desaparecidos

Y las cifras van a ir en aumento en toda la noche desgraciadamente.

Comunicado desde León
Junio 12 de 2018

Hagamos el Silencio

El silencio es elocuente. Un pueblo que guarda silencio, que al unísono y decidido se pronuncia quitándole el habla a quien lo ha ofendido, es un pueblo digno, un pueblo listo a dar una lección de civismo, cordura y madurez a unos gobernantes que, enloquecidos ante la idea de perder el poder, no han cesado de matar.

En 1978 durante los últimos tiempos de la dictadura somocista, escribí un poema llamando a la huelga. Jamás pensé que ese poema volvería a ser necesario. Mucho menos cuando derrocar a quien creí sería el último tirano que verían mis ojos, fue el empeño de mi juventud, la razón por la que murieron tantos amigos que quise, tantos que soñaron con una Nicaragua libre y que estarán agitados en sus tumbas viendo a Daniel Ortega repetir los crímenes y atropellos que cometió Somoza. Peor aún porque Somoza se enfrentó con un ejército guerrillero armado, y los muertos que han caído en esta rebelión de abril, no han tenido más armas que su valentía y su convicción.  Les dejo aquí mi poema HUELGA, esperando que mañana respetemos la memoria de los caídos, nos quedemos en nuestras casas, cerremos todos los negocios y poblemos este país con el silencio de un pueblo que aprendió a  sangre y fuego a no tolerar más dictaduras.

HUELGA

Quiero una huelga donde vayamos todos.
Una huelga de brazos, de piernas, de cabellos,
una huelga naciendo en cada cuerpo.

Quiero una huelga
de tiendas, de choferes
de palomas, de flores
de técnicos, de obreros
de niños de mujeres.

Quiero una huelga grande,
que hasta al amor alcance.
Una huelga donde todo se detenga,
el reloj el plantel los colegios
las fábricas el bus la carretera
los comercios los puertos.

Una huelga de ojos, de manos y de besos.
Una huelga donde respirar no sea permitido,
una huelga donde nazca el silencio
para oír los pasos
del tirano que se marcha.

Gioconda Belli
Febrero 1978
CONFIDENCIAL, Managua, Nicaragua
Junio 13 de 2018
https://confidencial.com.ni/hagamos-el-silencio/

Nicaragua: el fin de Ortega Murillo

1. Policías uniformados, francotiradores, fuerzas parapoliciales afines al gobierno Ortega-Murillo disparan a mansalva a la población desarmada. Las fuerzas parapoliciales están aplicando mecanismos de terrorismo de Estado contra la ciudadanía desarmada y pacífica. En esas condiciones no se puede sostener un diálogo con el gobierno, dicen obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN).

2. En esta lucha política-social nadie es neutral. Hay distintos niveles de conciencia, distintos niveles de compromiso, distinta capacidad de sacrificio, pero el 90% de la población desea un cambio definitivo, porque el orteguismo en crisis ha revelado un rostro criminal inaceptable.

3. Hasta el 11 de junio de 2018 se contabilizaba por lo menos 150 muertos, más de 1,500 heridos, centenares de desaparecidos y presos políticos. Sin exagerar se puede decir que la represión de la dictadura orteguista contra la demanda pacífica de justicia y democracia, es una masacre.

4. Muy pocos ciudadanos prefieren seguir viviendo bajo un régimen que asesina a estudiantes desarmados, y que resulta ser inviable para la futura estabilidad del país. El quid del asunto actual radica en la circunstancia y en el método con que se producirá el cambio, la caída de Ortega-Murillo.

5. Los cimientos éticos, morales e institucionales de Nicaragua hasta el 17 de abril de 2018 ya estaban socavados, el gobierno Ortega-Murillo y el gran capital habían vendido una imagen falsa, una ficción de: seguridad individual y jurídica, crecimiento económico y paz. Ignorando las innumerables carencias de la población, el desempleo, la pobreza, la desigualdad, la justicia social.

6. Desde el inició de la crisis, en la práctica Ortega-Murillo y su familia están presos en su residencia de El Carmen (residencia y oficinas del poder dictatorial), pues no se pueden movilizar con tranquilidad en la ciudad capital y menos en el resto del país. Lo cual demuestra el aislamiento social que sufren.

7. A menos de dos meses de la crisis sociopolítica la agencia calificadora S&P Global Ratings cambió la perspectiva de la calificación crediticia de estable a negativa. Esto eleva el costo del financiamiento comercial que Nicaragua adquiere en el exterior y hace al país menos atractivo para la inversión extranjera.

8. El 12 de junio, el paro de 24 horas convocado por la sociedad civil y los diferentes sectores productivos de la ciudad de León es efectivo en casi 100% las calles lucen desiertas, el sector transporte que incluye a taxistas y buses son muy escasos. La mayoría de la población de León se suma al paro un ejemplo de lucha que puede ser imitado para otras ciudades de la nación.

9. El paro en la ciudad de León, la segunda ciudad de importancia de Nicaragua, es un éxito total. Los mercados de la Estación y Central están cerrados y reguardados por los comerciantes. Los alrededores están cerrados, las barricadas del centro de la ciudad no las pudo quitar la Alcaldía ni la policía. Las principales tiendas de la ciudad están cerradas: Gallo más Gallo, La Curacao, El Verdugo, El Tropigas, Sinsa, Pali, Proquinsa, etcétera. Las calles estar desiertas y las pocas que transitan se mueven en moto, vehículos y a pie. Andan mirando, tomando fotos para que nadie les cuente o los engañen con “face new”. Esto puede repetirse a nivel nacional. En León si se pudo.

10. Ortega desde que llegó al poder, enero 2007, estableció una alianza con el gran capital. Hasta abril 2018, ese sector había mantenido un respaldo al gobierno Ortega-Murillo, luego de la insurrección cívica de abril-mayo-junio ha tomado cierta distancia del gobierno. Sin embargo, se apuntan a una salida al suave que significa: elecciones anticipadas, que todo cambie para que nada cambie.

11. El culpable de todo esto no es sólo el gobierno Ortega-Murillo, sino toda la oligarquía y la élite política de este país, por complicidad o por incapacidad. El acuerdo entre el gobierno Ortega-Murillo, los grandes empresarios y los sindicatos, ha permitido a Ortega-Murillo gobernar sin contrapesos, pervertir las instituciones estatales y eliminar a la oposición, con la bendición y complicidad de los grandes empresarios que, a cambio, dictaban las medidas económicas y se beneficiaban del Estado.

12. El país no cuenta con verdaderos partidos de oposición. Fueron comprados, neutralizados o declarados ilegales. El papel de la verdadera oposición lo está jugando los estudiantes, los pobladores en los tranques, los campesinos, la sociedad civil y la población auto-convocada en general.

13. La actual crisis política-social rebalsó a todas las instituciones, ninguna puede actuar en forma independiente. El poder legislativo, la policía, la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía General, la Contraloría de la República, el Consejo Supremo Electoral y las principales alcaldías están subordinados y controlados por Ortega-Murillo.

14. El Estado dictatorial se ha convertido, en su conjunto, en un Estado terrorista. Vemos alcaldes dirigiendo a paramilitares y pandilleros para reprimir a la población indefensa. Observamos a la ministra de salud ordenando a los médicos de los hospitales públicos a no atender a los ciudadanos heridos.

15. Las fuerzas policiales y parapoliciales están actuando de la mano del poder central y/o del poder municipal. Todas están aplicando una política del miedo contra la población para desmovilizar las protestas sociales en marcha. Sin embargo, la desproporcionada represión por las fuerzas policiales y de las fuerzas de choque afines del gobierno ha permitido que la población se vaya incorporando a la insurrección cívica.

16. Una década de autoritarismo sin límite, un acumulado de indignación antes los abusos, arbitrariedades, corrupción, desigualdades, desempleos, crímenes impunes encendieron la mecha de la protesta. Es decir, la arrogancia del poder cada vez más absoluto y asfixiantes ayudó a la protesta generalizada.

17. La decisión de Ortega-Murillo de organizar y armar a delincuentes, darles total impunidad y licencia para asesinar, robar, saquear e incendiar establecimientos públicos y privados. Estas fuerzas están actuando en los barrios de las ciudades, en los ataques a los tranques con total impunidad y acompañados o protegidos por la policía. Estas fuerzas delincuenciales son los responsables de crímenes con la población civil desarmada y de asaltos a negocios.
18. Por esta razón la población coloca a la policía al mismo nivel de las turbas, las fuerzas delincuenciales, las fuerzas parapoliciales y los grupos armados al margen de la ley.

19. El objetivo de Ortega-Murillo es conducir/empujar la protesta cívica y desarmada al camino de la confrontación armada. Al mismo tiempo, la estrategia del gobierno Ortega-Murillo ha sido y sigue siendo ganar tiempo, provocar un desgaste en filas de la rebelión y utilizar la represión indiscriminada contra la población para sembrar miedo y terror.

20. Otro objetivo del gobierno Ortega-Murillo es aguantar lo más que se pueda, pensando que el pueblo se vaya cansando y cunda la desesperación. Al mismo tiempo, a través de la Organización de Estados Americanos (OEA), oxigenar a la oposición comparsa que ellos controlan. La Secretaría General de la OEA ha sido cuestionada por su cercanía con Ortega-Murillo.

21. La estrategia de Ortega-Murillo es reprimir indiscriminadamente para intentar cambiar la correlación de fuerzas, combinando la separación de la Conferencia Episcopal de Nicaragua como mediadores del diálogo nacional. Su objetivo es poner a la OEA como mediadora e incorporar al diálogo a los partidos comparsas, sectores evangélicos afines al gobierno, con el fin de cambiar el rumbo de las negociaciones en curso.

22. Michel Forst, Relator Especial de Naciones Unidas (ONU) sobre la situación de las personas defensoras de derechos humanos se refiere a la situación que vive Nicaragua y que afecta gravemente los derechos a la libertad de expresión, a la reunión y asociación pacíficas y a la participación política, así como el derecho a la vida y la integridad personal.

23. La crisis sociopolítica que atraviesa a Nicaragua está impactando a los otros países centroamericanos por tres vías: la actividad comercial ya que muchas de las mercancías que se desplaza por vía terrestre debe transitar por Nicaragua; los efectos negativos a la economía de cada país; y las repercusiones sociopolíticas que se puedan presentar por los vasos comunicantes existentes entre los países de la región centroamericana.

24. En los días 10 y 11 de junio, la represión gubernamental se recrudeció en varias ciudades de las principales del país (Jinotega, Matagalpa, Jinotepe, Diriamba, Las Maderas, Masaya, Sébaco, Estelí, Ocotal, Somoto, Mulukukú, etcétera) y, también, en los barrios orientales de la capital, Managua, en los que nuevamente los pobladores han señalado a policías, y paramilitares como los responsables de la agresión a la ciudadanía que se manifiesta en contra del régimen orteguista.

25. Se reportan tomas tierras en todo el Pacífico por integrantes de las fuerzas paramilitares. Es la modalidad de pago del gobierno Ortega-Murillo a los paramilitares, a cambio de atacar a los tranques y usarlos como parapoliciales contra los manifestantes cívicos. Por eso son tan agresivas. El régimen trafica con la pobreza y la necesidad para convertirlos en sicarios. Los últimos cuatro muertos en Chinandega han sido causados por estas fuerzas instaladas como toma tierras. En Managua, están en la zona de Ciudad Belén y buscando hacia Sábana Grande (cerca del aeropuerto internacional).

26. En cada ciudad o comunidad (León, Chinandega, Managua, Carazo, Matagalpa, Estelí, etcétera) se sabe quiénes son los que invaden ilegalmente las tierras: grupos marginales y delincuenciales. Las tierras son invadidas bajo protección policial y de secretarios políticos del partido de gobierno. Estos grupos están estableciendo bases territoriales de dónde puedan operar flagrantemente para delinquir y aterrorizar a la población. La estrategia de Ortega-Murillo es desatar el caos para que la población pida la intervención del Ejército.

27. El orteguismo ha reagrupado las fuerzas lúmpenes que han podido, en algunos lugares más y en otros menos, para hacer que actúen como paramilitares, atacando a personas de su propio pueblo, barrio o ciudad o de los pueblos, barrios y ciudades vecinas. Ellos le están llamando a eso “Operación Limpieza” y los alcaldes, secretarios políticos y sus principales cuadros en cada lugar están activamente involucrados.

28. El Ejército no puede vivir durante esta revolución cívica en una burbuja al margen de la suerte del país. El Ejército deberá optar abiertamente entre la república democrática o la dictadura. La prudencia actual del Ejército indica que tiene intereses más amplios que los que ofrece el marco jurídico viciado del orteguismo. El Ejército, para su sobrevivencia, tiene que separarse de los errores irreparables del gobierno Ortega-Murillo.

29. El Ejército, como institución, se ha convertido en un poder económico importante principalmente en bienes inmobiliarios. Al mismo tiempo, tiene fuertes inversiones en la bolsa de valores de New York. Razones por las cuales no puede apoyar abiertamente a Ortega-Murillo. Cualquier involucramiento abierto tendría consecuencias nefastas para la institución castrense tanto a nivel nacional como internacionalmente.

30. Según otra encuesta de opinión, más del 70% de la población nicaragüense, mayor de 16 años, está de acuerdo con la demanda del movimiento estudiantil y de otros sectores sociales, de que Daniel Ortega renuncie y abandone el poder junto a su esposa Rosario Murillo, Vicepresidenta de la República, por considerar que son los principales responsables de la matanza de más de 150 personas, desde el 18 de abril hasta el presente.

31. Informaciones que circulan en las redes sociales, provenientes de trabajadores del aeropuerto internacional de Managua, indicando que han aterrizados dos jets privados de Venezuela, provenientes del aeropuerto de Maiquetía/Caracas, uno de los dos aviones es militar y se denuncia que trajo armamentos y municiones.

32. Ortega-Murillo están acorralado. Han perdido importantes sectores de su base social, según la misma encuesta de opinión solamente los apoyan entre el 14 y 18 por ciento de la población encuestada. Muchos de sus funcionarios en secreto dejaron de apoyarlo, no lo expresan públicamente, pero a nivel personal y privado lo manifiestan, algunos se han marchado del país a escondidas.

33. Cada día que se mantiene la insurrección pacífica Ortega-Murillo pierden facultad para seguir gobernando. A Ortega-Murillo les está quedando solamente la represión para permanecer en el poder. Esto lo aleja de un proceso de negociación con “salida al suave”, el pueblo no va a permitir que permanezcan en el país en cualquier salida que se establezca. Estamos en una verdadera encrucijada en la que Ortega-Murillo acepta salir del poder o la crisis se va a alargar, sin pronóstico favorable.

34. El día 9 de junio arribó a Nicaragua un enviado del presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado norteamericano. Ha tenido reuniones con los Obispos, Ortega-Murillo, banqueros y sectores del gran capital. El mensaje es: apoyo a la Conferencia Episcopal como los mediadores del diálogo; adelanto de las elecciones con observación electoral nacional e internacional; parar la represión; y salida del poder de Ortega-Murillo.
35. La presión norteamericana es fuerte, con la amenaza de que el Senado norteamericano pueda aprobar una ley, en caso de la represión indiscriminada continúe, que afectaría directamente a la familia Ortega-Murillo, ministros y allegados del gobierno.

36. Existen tres posibles escenarios de salida: Primer escenario: Que Ortega logre a sangre y fuego superar la crisis y permanecer en el poder por tiempo indefinido. Escenario poco probable.

37. Segundo escenario: Que se llegue a un acuerdo de la salida al suave con elecciones adelantadas para el año 2019.

a) Que Ortega logre negociar que él se queda en el poder para organizar las elecciones.
b) Que Ortega tenga que renunciar y que asume el control un gobierno de transición.

Este escenario es el que se visualiza como el más probable, apalancados por los Estados Unidos, el gran capital, sectores del orteguismo, el Ejército y algunos miembros de la Conferencia Episcopal.

38. Tercer escenario: Producto del incremento de la insurrección social, los tranques y el paro en las principales ciudades, Ortega abandona el poder y se llama a una Junta de Gobierno de Transición, se convoca a una Asamblea Nacional Constituyente para refundar el Estado. Se destituyen a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, Consejo Supremo Electoral, Alcaldes involucrados en la represión, Contralores, Fiscal General, principales mandos de la Policía, etcétera.

Oscar-René Vargas
Managua, 12 de junio de 2018

Un comentario sobre “Entre la dignidad y la masacre, el pueblo digno y rebelde de pie: Ortega y Nicaragua en el charco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *