¡Nunca más nosotrxs sin ustedes! ¡Un Nosotrxs sin Estados!

Miradas, escuchas, palabras: ¿prohibido pensar?“, el reciente semillero convocado por la Comisión Sexta del EZLN en el CIDECI, San Cristóbal de las Casas, Chiapas, que muchas y muchos seguimos en vivo a la distancia queda resonando en corazones y pensamientos cercanos y distantes, pero tejidos. Ahogadxs por el dolor, la ira, escuchamos sesiones en las que se habló de la realidad de México y más acá. No olvidamos, por ejemplo, una voz entrecortada e intensa que era la nuestra a punto de estallar en llanto. Artistas, gentes de ciencia, testigxs…Siempre, una y otra vez, la Comisión Sexta. A carcajadas  una y otra vez también con las burlas y bromas del Sub-Galeano y mientras, tratando de no seguir riendo para no perdernos la reflexión, el desafío, el análisis, la provocación. En fin que allí está para consultar esos días, esas palabras e imágenes, la intensidad, las dudas, la expectativa y lo que falta. Les damos las gracias de lejos pero cerca por organizar este espacio y por seguir allí, referente y respaldo para nuestro propio rumbo. No se vale ni se puede poner todo acá, pero nos urge compartir, permanecer allí, que es aquí y ahora en este horror que se hará, que haremos a un lado, que enterraremos, cueste lo que está costando para que surja lo que ha debido ser en libertad y camino hace tiempo. “No es una profecía, es una promesa” (Sub-Galeano). Bueno y también jóvenes como el recién nacido Pablo “Contreras”, por contradecir con firmeza y dar ejemplo de ello y de compromiso que ha sido reconocido por su trabajo “con más trabajo” (Sub-Tacho) cuando dio la bienvenida a Pablo González Casanova al CCRI (Comité Clandestino Revolucionario Indígena) a sus 96 años. Todo, todas, todos, se nos queda por fuera por nombrar algunas y algunos, de modo que asumimos que, como solamente se puede ir hablando por partes y seguir haciendo lo que se requiera, compartimos acá la palabra de Yasnaya Aguilar, UN NOSTRXS SIN MÉXICO-SIN ESTADOS NACIÓN-. Un nosotras y nosotros sin estados-nación para poder surgir desde el olvido sin tener que someternos más a las condiciones que nos imponen para “salir” entrando en su mundo que nos niega…y una de las varias y maravillosas presentaciones de la Red de apoyo al CIG, Mesa de Bellas Artes que termina con un grito que recoge…pues…TODO: ¡NUNCA MÁS NOSOTRXS SIN USTEDES! ¡NUNCA MÁS! Así mismo lo asumimos: ¡Así Sí! Resistencias y caminos. Pueblos en Camino.

¿Un nosotros sin México?
Día 10, Conversatorio
“Miradas, escuchas, palabras: ¿prohibido pensar?”

Escucha los audios y ve las imágenes aquí:
http://radiozapatista.org/?p= 26960
portada.jpg
Esta tarde clara en el auditorio del CIDECI, Néstor Quiñones ha explicado que llevamos por dentro una batalla ardua entre pulsiones ya sea destructivas o impulsivas hacia la vida. En el arte, explicó, nuestras sumas de obsesiones, deseos y dolores toman partido por alguna de estas opciones, lo sano (optar por la vida) o lo patológico (optar por morir). En Los Adioses proyectados de Natalia Beristáin, habíamos visto a Rosario Castellanos reencontrar a su pareja, jugar entre las sábanas e intentar desnudarse aunque al final se arrepentía y se cubría el cuerpo tenuemente. “Me cuesta trabajo estar desnuda frente a ti”, le explicaba a un señor Guerra incapaz de contener su impulso creativo, de controlarla y de poseerla. “¿Sabes cuál ha sido tu problema siempre? Sientes mucho todo”, intentaba articular y justificar sus impulsos e incapacidades su pareja, un señor Guerra protagonizado por Daniel Giménez Cacho, quién tras presentar un cortometraje sobre la búsqueda de Salomón Aceves, Jesús Díaz y Marco Ávalos, los estudiantes de cine desaparecidos desde el 19 de marzo pasado cuyos cuerpos fueron disueltos en ácido sulfúrico según declaró este lunes 23 de abril la Fiscalía de Jalisco, protegió y exaltó que el Arte tiene la enorme y particular belleza de conseguir mostrar las heridas sin caer en la victimización, de provocar la escucha activa -dejarse tocar por el otrx- y por lo tanto hacer el amor, ese “querernos como resultado de ir hacia el otrx”, ese querer desnudarse y brindarse que tanto quiso Rosario pero el México de hoy, vencido por su impulso patológico, quiere incluso disolver.
Yasnaya Aguilar
Por ello, Yasnaya Aguilar irrumpió en el auditorio del CIDECI como un huracán dispuesto a sanar las heridas y la enfermedad contemporánea con el irreductible y originario remedio de la libertad. Si tomamos la domesticación del maíz como nuestro origen, el <> apenas haría referencia a 200 de los 9,000 años transcurridos desde entonces, pues esta gran categoría fue creada por los Estados-Nación para encasillar, conjuntar y encapsular en un cajón único y supuestamente común distintas prácticas de vida y organización cuyo rasgo compartido era precisamente la negación a aceptar la idea de pertenecer a un Estado, es decir, formar parte de algo mayor encima de los pueblos y practicar un estar juntxs falso e inocuo lejano al amor y cercano al impulso patológico de la muerte. Así, del torrente de palabras, miradas y escuchas compartidos por Yásnaya -lxs zapatistas de plano le pidieron su texto para seguirlo descubriendo con calma-, emergió ayer de nuestras heridas físicas y patológicas una pista enorme y vital para sobrevivir juntxs. “Eso que entiendo que los caracoles, que los compañeros zapatistas ya están haciendo, y disculpen si los contradigo, más que buscar un <> están creando ya el nosotrxs sin México”, sonrió Yásnaya.
Escucha los audios y ve las imágenes aquí:
http://radiozapatista.org/?p= 26960
 

¿Prohibido Pensar? ¿Prohibido Actuar?

Este trabajo lo hicimos no teniendo fe en la absurda y mediocre democracia mexicana, este camino lo recorrimos no porque creyéramos en el INE, o en sus reglas, o en sus aplicaciones que no aplican para nada, fue y es en el actuar de nuestros compañeros del CNI, en su palabra que es semilla, en esa larga noche sin horas donde vimos y vemos esas luciérnagas, ese horizonte muy otro en el que lo plural y lo diverso se plantean no desde la marginación, el odio, el asco o el hastío, sino desde la fortaleza y la virtud.

¿Dudas? ¿Incertidumbre? Pues claro, siempre las hay, las hubo, de ahí que el filósofo dijera: cogito ergo sum, pienso, luego existo, pero ¿no acaso alguien le respondió: piensa el sentimiento, siente el pensamiento, que tus cantos tengan nidos en la tierra?

Sabemos que muchos admiran la portentosa figura del pensador que sentado en una piedra sumerge su mirada entre la nada y el vacío, cierra el puño y lo acerca lentamente a su barbilla, escarbando en la soledad de sus ideas, y se pregunta: ¿ser o no ser, firmo o no firmo, descargo la aplicación o no la descargo, me registro o no me registro? … levanta los hombros y murmura: esa es la cuestión. Sin embargo, compas, el tráfago no daba para esas hermosas epopeyas, el camino no está para esos trotes, lo que nosotros vimos es que se puede pensar caminando, es decir, que se puede pensar y actuar. Pues como dicen nuestros hermanos del Cauca, la palabra sin la acción es vacía y la acción sin la palabra es ciega.

Dicho de otro modo, para hacer lo que hicimos tuvimos que enfrentarnos a un chingo de adversidades como ya lo comentaron mis compañeros, sin embargo, tres de ellas fueron fundamentales para el trabajo:

1) Romper el ridículo debate: ¿Organización o firmas? No sabemos quién o quiénes confundieron el medio con el fin, o el fin con el medio, pero sabemos que esa confusión se esparció como una plaga infectando la posibilidad de juntar más firmas para nuestros compañeros. No entendemos porqué pensaron que una excluía a la otra, pues juntar firmas no limitaba la organización, al contrario, creemos que la hacía crecer, sobretodo porque una firma no se limitaba a ser una firma, recuerden que la aplicación sólo escaneaba credenciales, no tenía la capacidad de entregarse al diálogo, ni por muy inteligente que fuera el teléfono, éste jamás iba a tener la capacidad de convencer. Claro que si se piensa y actúa como el Bronco o la Margarita Zavala las firmas representan el humor más pendejo que hay en nuestro país.

2) La geografía. La ciudad de México no sólo es un laberinto de soledades, es, en muchos casos, un laberinto de espejos y cuando dos de ellos se confrontan crean la abrumadora ilusión de un infinito abismo. El haber tomado la decisión de que las mesas fueran permanentes, como permanente es la lucha, nos acercó a mirar que un mismo sitio, un sólo espacio no es siempre el mismo pues conforme avanza el tiempo, las horas, los días, las noches, éste va transmutando en realidades casi imperceptibles. Así como las ciudades continuas, o escondidas, o invisibles de Ítalo Calvino, así la ciudad de México. Así de paradójica, así de injusta, así de monstruosa la ciudad, mas también, llena de corazones de todas las edades, con pensamientos y acciones que combaten contra la rutina y lo ordinario, dispuestos a aniquilar la memoria del olvido. Ahora bien, ésta multiplicidad de formas, esta oscuridad en pleno día fue atisbada desde nuestras periferias, recuérdese que la ciudad se alimenta de un chingo de periferias, y nosotros somos parte de ellas; desde variados rincones llegamos a esas plazuelas; el efecto de la propuesta, es decir, el caminar la palabra nos hizo entender que no había límites, muros o fronteras, lo que había era el estar dispuestos a chingarle ¿dónde? donde fuera, en todas partes, ¿cómo?…. pues como a cada cual le viniera en gana pues con las ganas de agrietar esta mierda uno se encontraba no con una manera sino con una flor de creatividades, modos y pensares. Y como dijo el compañero Luis Villoro, cuando los europeos se dieron cuenta de la esfericidad del planeta un pensamiento los fue dejando absortos: ya no existía el centro de la circunferencia, pues en la esfera, cualquier punto puede ser el centro, y cualquier centro la periferia. Así la ciudad de México, transmutando de periferia a centro y de centro a periferia.

3) La vanidad de los espejos. Dicen por ahí que lo que vemos no es lo que vemos sino lo que somos, bueno, quien lo dice es Pessoa en su Libro del Desasosiego.

En este caminar uno carga con muchas palabras, unas muy grandes: rebeldía, colectivo, organización, autonomía, compromiso, lucha, amor; otras muy provocadoras: mujer, indígena, abajo, autogobierno; unas muy vacías: democracia, justicia, participación; y otras muy despedazadas: México, nación. Algunas se nos iban escurriendo mientras se caminaba, mientras se hablaba. Nosotros sostenemos que a las palabras no se les debe tomar a la ligera, pues no son un burdo reflejo pretensioso, son puentes, son guerreras, son guías que nos muestran el camino, y para llegar a ellas hay que darle muy duro al trabajo para encontrarle los significados, los sentidos, pues no son los que aparecen en enciclopedias, diccionarios o wikipedias, sino los que abundan en la realidad misma. Por eso es que desde nuestras mesas reconocemos que mucho es lo que nos falta para portar con pleno sentido las palabras, reconocemos que no somos un colectivo, pero que sí nuestra mirada apunta a ese horizonte. Cometimos muchos errores, no en la aplicación o en la recabación de firmas, aunque sí; cometimos muchos errores, sobretodo, entre nosotros, pues mucho nos falta para arrancarnos completamente la silueta que nos fue impuesta. Mucho nos falta para dejar que el otro, lo otro se manifieste en nuestra vida misma, pero estamos aprendiendo y vemos que en colectivo, en comunidad, si se piensa y se trabaja, cada individuo puede alcanzar la plenitud de su existencia.

Voceros y voceras de Explanada Bellas Artes con el Sub-Galeano

Por eso, compañeros, compañeras, cuando escuchamos la propuesta entendimos que mucho había que hacer, y lo hicimos, y lo seguiremos haciendo, pues la lucha es por la vida y contra el olvido, y en ese sentido, entendemos que el tiempo es muy muy otro cuando de lucha y resistencia se habla. Y desde nuestros corazones, desde nuestras soledades, desde nuestras tristezas, alegrías y rebeldías, compañeros, compañeras, les decimos, nunca más nosotros sin ustedes.

Veruz Varaz,
Auxiliar de Marichuy en la mesa de Bellas Artes y
compañero permanente en Hormiguerozer0

En Audio

radio

Radio Zapatista

El corazón está listo – Día 11, Conversatorio “Miradas, escuchas, palabras: ¿prohibido pensar?”

Bellas Artes, Parte 2. Minuto 17:45 en adelante

Para escuchar todos los audios de “Miradas, escuchas, palabras: ¿prohibido pensar? ir a Radio Zapatista http://radiozapatista.org/?cat=1

Todas las transmisiones en http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2018/04/15/transmisiones-del-conversatorio-miradas-escuchas-palabras-prohibido-pensar/

Pueblos en Camino
Abril 29 de 2018 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *