“El discurso del Progreso”: Canto desde el Caquetá “riqueza petrolera y pobreza en la vereda”

Juan Vásquez se va a un lugar del bosque en Belén de los Andaquíes, Caquetá, Amazonía de Colombia y canta solo con su guitarra desde allí lo que ésta tierra y quienes de allí brotan saben y sienten. Ríos, bosques, aguacero, vida, ahora de nuevo amenazados. Canta la selva y la vida en el amor que engendra y brota…amenazada. Escuchar a Juan; escucharlo en la compañía de este mensaje al aire, es encontrarnos frente a él escuchando en cualquier parte, en todas partes. Acompañarlo allí, en la Amazonía, en el bosque adonde pertenece este canto que nos regala.

La Amazonía ha sido y es tierra “baldía” para la conquista. “Desierto” verde y vivo para que lo cerquen los ladrones de toda estirpe. Como dice un habitante de esas tierras “las haciendas se establecieron con fósforos“; es decir que se prendía fuego a la selva y hasta donde alcanzara lo destruido se convertía en lindero con propietario. Fuego, no de fósforos ni antorchas sino a balazos desde entonces. Misioneros, locos, religiosos, acaparadores, comerciantes de plantas, especies, semillas y todo lo que diera esa rica tierra, desde hace tres siglos entrando a sangre y fuego. Los pobladores de la selva, pueblos indígenas, asesinados, cazados, evangelizados, convertidos, violadas. Caucho, oro, maderas. Todo para la rapiña. Exterminio: no sólo fuego de fósforos y antorchas: bombardeos, ejércitos, guerra; un “teatro de operaciones militares“. Narcotráfico y los demás tráficos de la codicia. Políticos que a nombre de esas tierras explotadas y esos pueblos negados, prometían y prometen que, a cambio de votos y cargos, entran al gobierno, al congreso, para regalar carreteras, escuelas y…PROGRESO!!! El Discurso del Progreso! “Riqueza petrolera y pobreza en la vereda.” Vienen por el petróleo, vienen por todo lo que les sirve para transformarlo en mercancía y dinero matando mientras se mezcla su veneno con las aguas de “mi tierra y de mis venas“. Vienen a militarizar, a entregar a manos llenas la tierra a las transnacionales. Hoy el progreso llega reanimado y reavivado con un nuevo logo del PROGRESO : “Caquetá es Pasión“. A través de las fuerzas armadas, se invita al turismo y al despojo de tierras y riquezas que por la guerra y por haber sido la retaguardia de las FARC no podían “progresar“. Todo esto y peor, es lo que trae el discurso del progreso. Pero desde esas tierras, ríos, montañas, planicies, gentes, llega este canto que niega el “desierto“, desmiente el “baldío” y por todo lo que vive anuncia que ¡NO!, ¡NO! AL DISCURSO DEL PROGRESO. ¡NO! PORQUE CAQUETÁ NO VA A CEDER.

Juan Vásquez desde Belén de los Andaquíes-ya extintos por el progreso, le pone corazón, voz, guitarra y letra a este ¡NO! desde el Caquetá que es un ¡SÍ! bello y nuestro por la vida y la dignidad que NO VA A CEDER. Acá para con-movernos y cantar y sentir; Juan Vasquez y “El discurso del Progreso“. Pueblos en Camino. Así Sí. Resistencias y Caminos.

EL DISCURSO DEL PROGRESO

Juan Vásquez

Juan Vásquez
Grabado en Belén de los Andaquíes, Caquetá
Diciembre de 2018
Pueblos en Camino

Un comentario sobre ““El discurso del Progreso”: Canto desde el Caquetá “riqueza petrolera y pobreza en la vereda”

  • el 3 junio, 2018 a las 5:31 pm
    Permalink

    Me gusto mucho la canción, me parece que el autor se inspiro en todos los problemas que tiene el país
    y mas que una canción es un llamado a la comunidad para que no dañen mas los recursos

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.