Corte Suprema de Justicia: Uribe Vélez núcleo de aparato de manipulación de testigos y fraude procesal

El Senador Iván Cepeda Castro fue denunciado por Álvaro Uribe Vélez en 2012: “En dicha denuncia, el expresidente Uribe señalaba a Cepeda Castro de utilizar una misión humanitaria para buscar a ex paramilitares en las cárceles y convencerlos de que declaran en su contra.” En realidad, el Senador Cepeda, en estricto cumplimiento de sus obligaciones y mandatos recogió testimonios que vinculan al expresidente Uribe con varias masacres. Como es usual en Uribe Vélez, su reacción es atacar y denunciar a quien, tras investigar, encuentra evidencias y testimonios de sus delitos, para seguir delinquiendo y someter a quienes lo investigan en derecho y con rigor, a persecuciones judiciales. Esta vez se enfrentó con el Senador Cepeda, cuyo compromiso con la verdad y cuya seriedad en el trabajo investigativo y su perseverancia son tales que, tras una ardua tarea investigativa que incluyó interceptaciones telefónicas, no sólo se absuelve al Senador Cepeda de todo cargo suscitado por la denuncia de Uribe Vélez, sino que, por el contrario, la demanda de la Corte recae sobre Uribe Vélez quien, según las pruebas contundentes obtenidas, junto con cómplices y miembros del Centro Democrático (partido político que controla Uribe Vélez) manipuló testimonios y testigos. En realidad, la Corte Suprema de Justicia encontró que existe “un aparato con fines de manipulación de testigos y fraude procesal cuyo núcleo es Uribe Vélez“. Es una demanda sin precedentes contra un criminal conocido, pero protegido por una estructura de poder y grandes respaldos que, hasta ahora, no han podido ser desmontados. Estos cargos y pruebas contra Uribe Vélez son apenas una muestra de la maraña de actividades delincuenciales en las que se encuentra involucrado el expresidente, cuyas redes con narcotraficantes, escuadrones de la muerte, corruptos, se extienden por toda Colombia y por todo el continente. Hoy mismo, apenas a 2 días de haber sido pronunciada la sentencia, Uribe y su séquito de periodistas y áulicos, se defienden a gritos alegando que se trata de persecución política y señalando a Cepeda como aliado y cómplice de “bandidos de las FARC”. Hasta ahora, Uribe Vélez ha logrado manipular una combinación de denuncias penales, denuncias políticas, movilización de medios y masas, amenazas y aún asesinatos no esclarecidos o impunes, para intimidar y silenciar a quienes lo critican o señalan por sus comportamientos criminales, además de desviar las culpas y sentencias reiteradamente hacia sus colaboradores y cómplices negando tener conocimiento de lo que él ordenó. Tal como lo repiten una y otra vez miembros de las mafias italianas, Uribe también es, según el, un “hombre de honor” y quien lo cuestione debe ser aplastado. El y su familia y amigos, mientras tanto, a la vista y con conocimiento de gentes en todo el país y más allá donde quiera que llega su influencia, saben que su poder consiste en impedir que la justicia lo alcance, mientras se perpetúa en el autoritarismo, el abuso, las acciones criminales, el despojo y la acumulación de riquezas encabezando un sector recientemente poderoso del capitalismo mafioso y fascista. Nada de esto puede ser probado y todo se sabe….excepto que, gracias al Senador Iván Cepeda, una vez más, no sólo se sabe sino que, con pruebas que incluyen las propias palabras y acciones de Uribe, este ha sido expuesto en flagrancia. ¡Así Sí! Resistencias y Caminos. Pueblos en Camino.

Corte Suprema de Justicia ordena que se investigue a Álvaro Uribe por manipulación de testigos

  • A través de una sentencia sin precedentes en el sistema judicial colombiano, la Sala Penal adopta una decisión valiente e histórica al revelar material probatorio en el que aparece actuando directamente el expresidente.
  • De la ardua investigación que incluyó seguimientos, interceptaciones e inspecciones, emerge la existencia de un aparato con fines de manipulación de testigos y fraude procesal cuyo núcleo es Uribe Vélez.
  • El mismo fallo absuelve de toda responsabilidad el senador Iván Cepeda por tres cargos de los que había sido denunciado. Por el contrario demuestra que el senador ha sido víctima de una confabulación de varias personas cercanas al Centro Democrático.

Bogotá, 17 feb. /18.- en el día de ayer la Corte Suprema de Justicia dio a conocer el documento de 219 páginas en el que el magistrado ponente, José Luís Barceló Camacho, junto a otros dos magistrados determinaron absolver al parlamentario del Polo Democrático Iván Cepeda Castro, por la acusación de falsos testigos tras la denuncia hecha en el año 2012 por el senador Álvaro Uribe Vélez.

En dicha denuncia, el expresidente Uribe señalaba a Cepeda Castro de utilizar una misión humanitaria para buscar a ex paramilitares en las cárceles y convencerlos de que declaran en su contra.

La Corte Suprema de Justicia al examinar el contenido de las interceptaciones hechas en desarrollo de su indagación, encontró pruebas suficientes que ameritan abrir investigación formal contra el expresidente por su posible participación en la manipulación de testigos y fraude procesal.

De otra parte, con relación a las conductas de abuso de la función pública, calumnia, fraude procesal, y falso testimonio en calidad de determinador, la sentencia SP245-2018 de la Sala de Instrucción II, establece que “no encontró fundada la denuncia ni motivos para abrirle proceso penal al senador Cepeda”.

Al examinar los cargos que formuló el denunciante, el alto tribunal señala, en primer lugar que con relación al supuesto abuso de la función pública, la actuación de Cepeda Castro se desarrolló en el marco legal de sus funciones como representante a la Cámara y senador de la República, como vicepresidente de la Comisión de Derechos Humanos, copresidente de la Comisión de Paz del Congreso y también como miembro de la Comisión Segunda del Senado.

Respecto a ello, “la Corte reconoce que en vez de haberme extralimitado en mis funciones o cometido cualquier tipo de prevaricato lo que hice fue cumplir de manera transparente y rigurosa con las funciones y obligaciones que tiene todo servidor público en la defensa de los derechos humanos”aseguró Cepeda.

Asimismo, el segundo cargo de fraude procesal y de manipulación de testigos en calidad de determinador fue descartado por la Sala al hacer un análisis riguroso de cada uno de los siete testimonios vinculados a este proceso.

En el caso de los testimonios de los ex paramilitares Pablo Hernán Sierra y Juan Guillermo Monsalve, la Corte dictaminó que son declaraciones consistentes, que se han sostenido en el tiempo y a las cuales la justicia les ha dado credibilidad; y en lo que respecta a Ramiro de Jesús Henao, alias Simón, Gabriel Muñoz Ramírez, alias Castañeda, Pedro Manuel Benavides, Alexander Amaya y Carlos Enrique Areiza, el examen probatorio desvirtuó totalmente que fueran ciertas la afirmaciones de que Cepeda Castro, había sido el creador de una estrategia que implicaría falsos testigos. Al contrario se encontraron elementos probatorios que demuestran que estos testigos fueron manipulados o amenazados para favorecer a otras personas.

Como resultado de la ardua investigación que incluyó seguimientos, interceptaciones e inspecciones, emerge la existencia de un aparato con fines de un montaje en contra del senador Iván Cepeda cuyo núcleo es el expresidente Uribe. Este caso se trata de la primera sentencia judicial que además de incluir testimonios de terceros, incluye pruebas materiales en las que aparece actuando en flagrancia el líder del Centro Democrático.

La sentencia incluye decisiones que seguramente tendrán impacto en otros casos relevantes vinculados al senador Uribe Vélez, como lo es la conformación de un grupo paramilitar en la hacienda Guacharacas, la actuación del grupo paramilitar los Doce Apóstoles, el caso de las masacres de la Granja y el Aro y la acusación en contra del exgobernador Luís Alfredo Ramos. La decisión indica además que hay una serie de situaciones graves en las que Álvaro Uribe aparecería interfiriendo en la labor investigativa de la sala de interceptaciones Esperanza de la Fiscalía.

Así quedó El Aro luego de la masacre que, según testimonios de paramilitares que la cometieron, fue ordenada por Uribe Vélez…no fue la única

Este fallo convoca a entender que Colombia se encuentra en un momento histórico en el que es necesario que el país conozca la verdad del conflicto armado y sus determinadores. “Hago un llamado al senador Uribe a que asuma su responsabilidad y le cuente la verdad al país acerca de los hechos que de la sentencia de la Corte se desprenden con pruebas fehacientes” aseguró el parlamentario del Polo.

Finalmente, el senador Iván Cepeda agradeció y reconoció la labor de sus abogados Reynaldo Villalba del Colectivo José Alvear Restrepo y Ramiro Bejarano.

 

“Las llamadas mencionadas dejan al descubierto que Juan Guillermo Villegas Uribe, y otros, han intervenido testigos para involucrar al doctor Iván Cepeda en la conformación de un supuesto cartel de falsos testigos, cuando lo que parece ocurrir es lo contrario, un complot (…) para desprestigiar su labor legislativa y de paso las entrevistas lícitamente recogidas en ejercicio de sus funciones”. Página 128.

“Las llamadas (…) que el sistema Esperanza grabó con la voz del doctor Álvaro Uribe fueron las originadas por él desde su número privado para tratar el tema de los testigos que le hacen señalamientos y la urgencia de buscar mecanismos para neutralizarlos”. Página 179.

LEA AQUÍ LA SENTENCIA COMPLETA

Iván Cepeda Castro
Febrero 18 de 2018
http://www.ivancepedacastro.com/corte-suprema-justicia-ordena-se-investigue-alvaro-uribe-manipulacion-testigos/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *