México: Concesionada casi 25% de la Sierra Norte de Puebla a Almaden Minerals

Ixtacamaxtitlán, Pue.- Casi 121 mil hectáreas de tierras de la Sierra Norte de Puebla, que representan el 25 por ciento de la región, fueron concesionadas a la minera canadiense Almaden Minerals a través de su filial Gavilán, según información obtenida por el Consejo de la Tierra Tiyat Tlali a través de la Secretaría de Economía.

En el documento entregado a los habitantes de siete de las ocho juntas auxiliares de Ixtacamaxtitlán durante la Caravana por la Vida realizada el sábado pasado, se precisan los datos de las autorizaciones, la extensión territorial entregada, el municipio al que pertenecen, las comunidades involucradas así como la vigencia de los permisos.
 
Se trata de 12 concesiones para la búsqueda y explotación de oro, plata y cobre en 120 mil 822 hectáreas de terreno de siete municipios asentados sobre el Carso Huasteco de la Sierra Madre Oriental, a saber: Ixtacamaxtitlán, Libres, Zautla, Tetela de Ocampo, Tepeyahualco, Xochiapulco y Ahuazotepec, que expirarán entre los años 2058 y 2061, aunque una de ellas terminó en el año 2009.
 
La extensión más grande 67 mil 85 hectáreas de tierra, fue concesionada a la canandiense en Ixtacamaxtitlán, en tres licencias en los predios Caldera 3ª, Caldera 3b y Cerro Grande, aunque a este último la Secretaría de Economía lo identifica erróneamente como parte del municipio de Tetela de Ocampo y expiró en 2009.
 
La organización precisa, con datos actualizados a junio de 2013, que en esta misma demarcación el gobierno federal dio además tres concesiones a la empresa Exploraciones Minera Parreña SA de CV., subsidiaria de la Minera Peñoles cuyo dueño es Alberto Bailleres a quien se entregaron los 460 hectáreas del lote Providencia; 770 hectáreas del predio Nacayolo y 173 hectáreas en el terreno Barranca, todas con vigencia hasta el año 2062.
 
En segundo lugar, en el municipio de Libres a Almaden Minerals se le dieron cuatro licencias para la explotación de minerales metálicos en 26 mil 804 hectáreas de terreno en los predios La Fruta, Segunda Reducción Caldera, Nefi y El Chato, que se vencen entre los años 2058 y 2061.
 
En Ahuazotepec mediante una concesión se entregaron 9 mil 942 hectáreas del predio Terrerillos ubicado en las comunidades de San José Corral Blanco, Cuatelolulco, San Francisco Terrerillos,  Cruz Colorada, Jonuco y Pedernales, y termina el 19 de abril del año 2061.
 
Mientras que en Xochiapulco, a través de la concesión 238245 se le dieron 9 mil 690 hectáreas del predio Ocotzingo, ubicado en las localidades de Las Lomas, Cinco de Mayo, Taxcantla, Chilapa De Vicente Guerrero, Jilotepec, Acatzacata, Chinampa, Tagcotepec, Ixtactenango, Ocotzingo y vence el 22 de agosto del año 2061.
 
Ubicada por la secretaría de Economía en el municipio de Zautla, cuando en realidad está en Ixtacamaxtitlan, se entregó a la Almaden Minerals una concesión en Santa María Sotoltepec, denominada Cerro Grande 2, con una extensión de 3 mil 028 hectáreas de terreno que puede explorar y explotar hasta el 23 de febrero del año 2059
 
En tanto en el municipio de Tepeyahualco se le dieron a la minera cuatro mil 273 hectáreas de tierras mediante dos concesiones la 238799 en el predio El Chatito F1 y la 238800 para el aprovechamiento mineral del predio El Chatito F2.
 
Estas licencias forman parte de las 70 otorgadas en la Sierra Norte, según el Consejo de la Tierra, a las empresas mineras naciones y extranjeras que quieren extraer oro, plata, cobre, zinc y otros minerales y que si no son detenidas provocarán un “desastre social”.
 
Por ello llamaron a los pobladores a defender sus tierras que no pueden ser ocupadas por los mineros sin la autorización de los propietarios a pesar de las secretarías de Economía y del Medio Ambiente aprueben las concesiones y los estudios de impacto ambiental, respectivamente y  los municipios den los permisos de uso de suelo. Pues los empresarios cometerían “un delito y se les puede demandar por daños a propiedad privada”.
 
“Las comunidades deben exigir a su gobierno municipal que no de ningún permiso a las empresas mineras. Los presidentes municipales deben hacer lo que el pueblo que los eligió les exija y no pueden entregar esos permisos sin consultar con la población. Ellos deben respetar y proteger nuestros derechos como ciudadanos y ciudadanas”, precisó Tiyat Tlali.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.