Comunidades campesinas de Barichara investigan, exponen, resisten y advierten sobre riesgos de Cultivos de Cannabis/transnacional-Cannavida SAS

Compartimos el Comunicado No. 1 de las comunidades campesinas de Barichara frente al proyecto de cultivo de Cannabis por parte de la transnacional Cannavida SAS (Canadiense/Colombiana). Un ejemplo extraordinario de investigación y acción colectiva para descubrir abusos e irregularidades, comunicarlas y organizar la resistencia advirtiendo a cultivadores, campesinos, indígenas, afros, sobre el peligro de estos “programas de sustitución”. En su discurso como Nobel de la Paz, Juan Manuel Santos tuvo un solo gesto provocativo y desafiante (o por lo menos, así lo hizo aparecer). Habiendo sido un siervo fiel y protagonista de las más destructivas y agresivas políticas de la “guerra contra el narcotráfico” (en realidad una guerra contra los pueblos por el control de la acumulación del mercado de sustancias psicoactivas y por el control y ocupación de los territorios de cultivo desplazando y despojando con guerra y terror a campesinos, afros e indígenas), Santos denunció que la guerra contra el narcotráfico había fracasado y que era hora de intentar otras iniciativas y otro abordaje. Pronto se descubre la presencia de intereses corporativos transnacionales, entre los que se destaca Cannavida SAS, la empresa Canadiense-Colombiana, detrás de la cual hay inversiones ocultas, pero conocidas de por lo menos tres de las corporaciones transnacionales globales más poderosas (relacionadas, según fuentes confiables que prefieren mantenerse ocultas por los riesgos involucrados, con el tabaco, agronegocio/farmacéutica y la industria automotriz). Utilizando un modelo dominante del agronegocio, ponen a las comunidades y pueblos dueños de las tierras a producir bajo sus condiciones cannabis legalizado de modo que el trabajo, el riesgo y los daños ambientales -a cambio de limosnas-, quedan en los territorios y las ganancias descomunales pasan a manos de inversionistas y transnacionales. Todo esto protegido a través del terror de fuerza pública y paramilitares controladas por socios de este megaproyecto capitalista de ocupación y explotación destructiva de territorios y pueblos. Contrapartes nacionales de mucho poder que han controlado y controlan estas fuerzas desde los más altos niveles de gobierno. Toda esta maquinaria está por descubrirse y resistirse de manera articulada. Por el momento, las comunidades y procesos tienden a correr detrás de los inversionistas, compitiendo entre sí por los favores de la producción de Cannabis, en lugar de articularse para poner las condiciones, defender las tierras y la autonomía y garantizar la soberanía alimentaria y la protección del agua. Compartimos este ejemplo que dan las comunidades de Barichara en Santander, Colombia, quienes investigan y descubren irregularidades, riesgos y abusos de un proyecto de Cannavida SAS en su territorio y proceden en consecuencia a denunciar, comunicar y defenderse. Nos ocuparon con guerra al narcotráfico (y lo siguen haciendo porque la guerra no termina) y nos ocupan y despojan con esta paz cuando “termina” una parte del conflicto armado para continuar con la guerra de conquista -postconflicto- ahora que el trabajo y la tierra pasan a manos de transnacionales, lo mismo que las ganancias. Un proyecto de conquista y ocupación. ¿Dónde Estamos? En tiempo Real. Pueblos en Camino

Enero 29 del 2018

Comunidades Campesinas de Barichara: Comunicado de prensa # 1
Proyecto de Cannabis Medicinal de la empresa Canadiense Colombiana -CANAVIDA
Investigación de las comunidades pone en evidencia irregularidades y riesgos ambientales y sociales
La Comunidad Resiste

Los pobladores de las veredas El Salitre, Paramito, Santa Helena y Santa Helena bajo, desde el pasado 14 de diciembre de 2017, decidieron iniciar un proceso social y comunitario en defensa del Agua, la vida, el territorio y las tradiciones culturales campesinas de Barichara, por la amenaza del establecimiento de varios proyectos inmobiliarios y en particular de un proyecto agroindustrial, que pretende cultivar cannabis medicinal por parte de la empresa canadiense colombiana Cannavida S.A.S, en la vereda Santa Helena Bajo, de este municipio.

Los representantes legales de estas veredas, en aras a la defensa del territorio, han solicitado una serie de información a diferentes instituciones del Estado colombiano con relación a las licencias, permisos, autorizaciones y otros actos administrativos que dan el visto bueno a la empresa Cannavida S.A.S para realizar sus actividades comerciales de acuerdo a la constitución y leyes colombianas.

En esta recolección de información y de pruebas queremos informar a los diferentes habitantes de Barichara, a los medios de comunicación del Departamento de Santander, a la prensa nacional e internacional de los siguientes hallazgos.

Advertimos que los predios Lote No 2 y Lote No2 La Floresta que adquiere la empresa Cannavida S.A.S el 27 de diciembre del 2015, presenta un cambio en el uso del suelo pasando de explotación agrícola a desarrollo agropecuario sin restricción medioambiental, según certificado de planeación (fotos de los certificados de Planeación donde se modifica el uso del suelo de los lotes antes mencionados).adjuntamos archivos planeacioncertbarichara0, 1, 2 y 3.

Es de aclarar que según la ley 388 de 1997, establece que son los concejos municipales de cada municipio los únicos autorizado en la modificación del uso del suelo.

Igualmente queremos informar que desde mediados de noviembre se solicitó al ICANH (Instituto Colombiano de Antropología e Historia) el plan de manejo arqueológico que debe tener toda obra que realice remoción de tierra en el territorio nacional, tal y como ha sucedido en los predios de la mencionada empresa, por lo cual se instauro una tutela por la no respuesta de esta institución, adjuntamos respuestas del ICANH. Adjuntamos archivos CE 0229 Mauricio Chinchilla y CE 0228 Yaron Marzel.

CE 0228 Yaron Marzel

También manifestamos que la comunidad ha entablado una oposición formal al proceso de prospección de aguas subterráneas, una querella sobre los trabajos realizados sobre el pozo de prospección el pasado 17 de enero del 2018, y que a su vez, hemos solicitado el expediente a la autoridad ambiental de Santander, CAS (Corporación Autónoma de Santander), sobre el proceso de prospección de aguas subterránea que adelanta la empresa Cannavida en la vereda Santa Helena, y hasta la fecha no hemos obtenido respuesta. Adjuntamos archivo RAD021330-2017 y querella CAS.

De la misma de manera hacemos público la información que manifiesta la empresa Cannavida ante las autoridades tributarias, cámara de comercio y lo que manifiesta ante los medios de comunicación. Adjuntamos archivos cámara comercio Cannavida, cámara comercio cannavida1 y https://imgcdn.larepublica.co/cms/2018/01/17172655/0117-Entrevista-Cannavida-La-Republica_Final.pdf?w=auto

Asimismo, manifestamos nuestra extrañeza por la falta de respuesta por parte de la alcaldía de Barichara, ante una carta fechada el pasado 30 de octubre y radicada el 8 de noviembre, con 392 firmas donde la comunidad manifiesta su postura ante el proyecto de Cannavida S.A.S.

Ante la falta de información que tienen las comunidades y los habitantes vecinos a los predios de Cannavida y ante la falta de una certeza jurídica y del uso del suelo de los predios Lote No2 y Lote No 2 La Floresta, solicitamos a la alcaldía de Barichara y a la Secretaría de Planeación del municipio la suspensión y posterior cancelación de las licencias de construcción y cerramiento otorgadas por la oficia de planeación con fecha 25 de septiembre y 13 de octubre de 2017.

Por último, solicitamos al Ministerio de Justicia la realización de una audiencia pública donde se escuche a las comunidades, sobre los miedos y preocupaciones que tienen sobre el cultivo de cannabis y la negativa de aceptar el establecimiento de ese cultivo en la vereda Santa Helena y en todo el municipio de Barichara.

Comunidades Campesinas de Barichara
Enero 29 de 2018
Departamento de Santander, Colombia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *