Observatorio de Ecología Política en Venezuela: creando alternativas al rentismo extractivista

La presentación de un Observatorio de Ecología Política en Venezuela, mañana 24 de enero de 2018 en el Auditorio de la Facultad de Humanidades de la Universidad Central de Venezuela a las 2:00 pm, no es un asunto menor, ni una noticia para expertos, investigadores y ambientalistas interesados en este tema. No es tampoco un asunto que compete únicamente a Venezuela, dado que los asuntos que aborde y presente este observatorio tienen el potencial de ayudar a superar una crisis que se extenderá a todo el continente, tal vez como la guerra de Siria, involucrándonos en una guerra, como la del Medio Oriente, cuyo beneficiario es el capital transnacional y cuyos perdedores, a un costo incalculable, serán, sin duda, los territorios con los pueblos que los habitamos. No verlo de esta manera es ignorar la historia, el contexto de crisis y la necesidad de alternativas para Venezuela. Imaginarse una Venezuela en la que la disputa por el poder no sea la disputa por el control de la renta petrolera o por la del extractivismo, es imaginar una verdadera revolución para resistir y superar al capitalismo en un contexto en el que no encontrar este camino conduce a una guerra civil entre el gobierno Bolivariano y la oposición y una guerra transnacional por el control de esta riqueza y, ante todo, por la reactivación de la acumulación capitalista y la superación de sus crisis a costa de destrucción y muerte. Como bien lo documenta Emiliano Terán Mantovani en su libro El Fantasma de la Gran Venezuela,  (ver PDF en http://biblioteca.clacso.edu.ar/Venezuela/celarg/20160314012622/fantasma_gran_venezuela.pdf ) el mito de la grandeza de Venezuela ha sido el rentismo petrolero, lo que no cambió con el surgimiento del Chavismo. Gobernar en Venezuela es controlar recursos extractivos en condiciones de mercado cada vez más difíciles, bajo presiones de precios y métodos extractivos, como el fracking-fraccionamiento hidráulico- y la minería a cielo abierto (el Arco Minero del Orinoco), cada vez más destructivos. Lo que aborda un Observatorio de este tipo en Venezuela es justamente una mirada seria y crítica a proyectos extractivos y sus impactos, intereses, beneficiarios, afectados, comprometida con territorios y pueblos (ecología política) de manera inseparable, en la perspectiva de señalar más allá y más acá de retóricas, propaganda y recursos asistenciales efímeros, caminos diferentes al que sustenta la estructura de poder en Venezuela, la razón de ser de ese país, explicando su crisis y negando opciones y alternativas. ¿Puede haber una Venezuela que no dependa del Petróleo y del extractivismo? Crear un Observatorio de Ecología Política  tiene como punto de partida una aseveración que deja atrás esta pregunta porque parte de asumir que No es viable ni posible una Venezuela que siga dependiendo del rentismo extractivista y por ello, la única Venezuela posible y necesaria es la del tejido de territorios y pueblos autónomos. El observatorio se propone, según lo entendemos, a ilustrar esta verdad y también a señalar, apoyar, estudiar y promover alternativas. El territorio del imaginario político en Venezuela gira en torno del petróleo/rentismo a la izquierda o a la derecha. Modificar este imaginario a partir de estudios serios, le abriría a Venezuela (y más allá) la posibilidad de construir naciones de pueblos tejidos a sus territorios, inseparables de estos. Este observatorio es una semilla de futuro, de libertad, de paz. Contentos estarán los pueblos, procesos, organizaciones y personas que han resistido al capitalismo y persisten en ello luchando por la vida. Quienes aprendieron a no dejarse seducir por el asistencialismo y el poder ilusorio y destructivo que viene de quitarle la vida a la tierra, envenenarla y desarraigar confundida a la gente empobrecida y dependiente de los territorios, al punto de considerar imposible otro rumbo distinto al de matarse en algún bando para seguir nutriendo de energía y riquezas al capitalismo global con discursos y acciones de derecha o izquierda. Así Sí.  Pueblos en Camino

Presentación pública del Observatorio de Ecología Política en Venezuela

Este miércoles 24 de enero de 2018, en el Auditorio de  la Facultad de Humanidades de la Universidad Central de Venezuela, a las 2 p.m. se estará presentando públicamente el Observatorio de Ecología Política de Venezuela.

El Observatorio de Ecología Política de Venezuela (OEP) nace como una plataforma socio-política propuesta para congregar organizaciones ecologistas, investigadores y académicos, periodistas ambientales, comunidades, estudiantes y diversos interesados en la temática socio-ambiental en el país.

En el evento se estarán presentando tanto los objetivos de la organización, como el lanzamiento del Mapa de Conflictos socio-ambientales de Venezuela, que inicialmente reúne 40 casos.


Al mismo tiempo será presentado el número 1 de la Revista del OEP ‘Territorios Comunes’, un Dossier sobre ‘Ecología y ecologismos en Venezuela’ que reúne a diversas voces individuales y colectivas desde la lucha y el pensamiento ecológico del país, planteando diferentes reflexiones y aportes tanto en perspectiva histórica como en función de los desafíos futuros.

Adicionalmente serán planteadas las diversas propuestas para 2018, en relación a campañas, la ampliación del mapa de conflictos socio-ambientales, espacios de formación, investigación, divulgación y contenidos, formas de colaboración, entre otros.

La presentación contará con la participación de Emiliano Teran Mantovani, Francisco Javier Velasco, Liliana Buitrago, Edgardo Lander y Esteban Emilio Mosonyi.

Están cordialmente invitados.

 

FECHA: 24 de enero de 2018

HORA: 2 p.m.

LUGAR: Auditorio de  la Facultad de Humanidades de la Universidad Central de Venezuela, Caracas

Fuente: Observatorio de Ecología Política de Venezuela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.