Cauca: Asesinan a un defensor del territorio y de la naturaleza

Las FARC asesinan a un defensor de la Madre Tierra, de su pueblo, de la justicia y armonía. ¿Cómo Así? Entre las fuerzas armadas del estado y la insurgencia armada, han asesinado este año a 40 indígenas en el Norte del Cauca, por resistir el terror al servicio del despojo. Una guerra de ellos contra los pueblos, para que las transnacionales nos roben la cultura, el territorio y las riquezas. 

Van a negociar la Paz entre asesinos y despojadores útiles a la acumulación y enemigos de los pueblos. Si los pueblos se sientan allí se convierten en rehenes de los armados: Si firman la paz, nos someten a sus acuerdos y no podemos exigir nuestra paz en libertad en nuestro país. Si no la firman, nos involucran como partes en su guerra. ¿Como Así que quieren sentarse en esa mesa a nombre del pueblo? Nos resistimos a la guerra del despojo, ¿Como Así que nos quieren meter a los acuerdos para someternos?

 

Selatiel Méndez Secue, nació un día 12 de septiembre, acababa de cumplir 40 años. En el recorrido de su vida siempre estuvo trabajando en “defensa de la naturaleza”, desde la vereda el Tablazo del resguardo y municipio de Toribío, de donde él era. Ahí desarrolló muchos proyectos productivos, entre ellos: fortalecer las huertas Tul, artesanías, cultivo de truchas, proyectos de reforestación en la cuenca del río Isabelilla y el liderazgo en el resguardo.

 

Cómo olvidar las acciones de control territorial que hizo la comunidad del norte del Cauca para defender y proteger el Cerro Berlín – Toribío, ahí se representó la dignidad, la fuerza y la unidad de la comunidad Nasa. Muchas y muchos participaron en esos días, llegaron muchos periodistas a cubrir las noticias y muchos desinformaron a Colombia. Las autoridades indígenas, la Guardia Indígena y la comunidad en general decidieron sacar a la guerrilla de las Farc, a la policía y al ejército colombiano para exigir respeto a Mama Kiwe porque ningún grupo armado defiende a los pueblos. Pero en vez de retirarse del territorio se militarizó más el norte del Cauca, después de las acciones de liberar a la Madre Tierra de los grupos armados empezaron las amenazas, señalamientos, asesinatos, hoy la vida se encuentra amenazada.

 

 “Mataron a un hijo de la naturaleza“  

 

La comunidad de Toribío en varias ocasiones le propuso a Selatiel Méndez que fuera gobernador indígena pero él no aceptó, siempre quiso estar de cerca a su vereda y a su familia, trabajando el tema ambiental y fortaleciendo a la Guardia Indígena. Él hizo una experiencia demostrativa de proyectos productivos en la vereda el Tablazo – Toribío, se desempeñó como concejal del municipio de Toribio, en los años 2004 -2007.   Selatiel siempre “habló duro”, él venía analizando el trabajo de la Guardia Indígena y por eso hacia muchas orientaciones, él hablaba de “los defensores del territorio”, él decía que había que meterse al proceso comunitario, al cabildo y a trabajar por el Plan de Vida.

 

Por su gran liderazgo empezó a ser amenazado y cuestionado en su comunidad hasta que el odio acabó con su vida el día 3 de octubre del 2012, en la vereda Los Chorros – Caloto cuando se dirigía a Santander de Quilichao con su compañera.   Tres milicianos de las Farc que iban en una moto lo alcanzaron en la vereda Los Chorros – Caloto, Selatiel se bajó de su moto porque tenía fallas mecánicas, pero nunca se imaginó que lo estaban siguiendo, lo sorprendió la muerte. Los armados huyeron cobardemente a esconderse.

 

Estos terribles hechos de violencia desequilibran y desarmonizan a nuestra comunidad porque le  arrebatan un hijo a nuestra Mama Kiwe.   “Solo los espíritus de la naturaleza serán los que nos seguirán fortaleciendo”   Selatiel deja a su esposa y a sus tres hijos, y deja un gran trabajo de liderazgo en el tema ambiental para reencontrarse con los suyos y con los espíritus de Mama Kiwe. Él siempre invitaba a que estuvieran en equilibrio con la Madre naturaleza. Hablaba de la defensa del agua, de proteger los ojos de agua, del respeto a la Guardia Indígena y al territorio. Proteger la vida es una tarea de todas y todos.       Las autoridades indígenas del norte del Cauca, han dicho que hay que seguir haciendo control territorial, todas las comunidades deben comprometerse con esto porque la amenaza ya está en los territorios indígenas.

 

Esta guerra está cumpliendo su objetivo. Por medio de la muerte y el miedo está sacando a la gente, está corriendo a las comunidades de sus lugares de origen. “Pero si no nos ponemos las pilas lo van a lograr, vamos a seguir con la propuesta de hacer resistencia sin armas y no vamos a dejar el territorio abandonado”, expresó una autoridad indígena del Resguardo de López Adentro – Corinto.  

 

La guerra que están implementando en los territorios del norte del Cauca y de Colombia es para acabar con el movimiento indígena, con pueblos y comunidades que han luchado milenariamente por la autonomía y por su liberación.  

 

Exigimos a todos los armados que se mantengan fuera de la Yat Wala – Casa Grande,  para estar en equilibrio con Mama Kiwe.

 

Como decía Selatiel Méndez, «también se tienen que ir las multinacionales que quieren destruir a Mama Kiwe, multinacionales que han llegado con la ayuda de políticas que se implementan en el gobierno, por eso “Para que haya paz se tienen ir las transnacionales”.  

 

Video: Se nos acabó la parte humana a muchas personas

http://www.youtube.com/watch?v=wCE5nn6YPNo  

Tejido de Comunicación – ACIN tejidocomunicacion@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.