Negocian la paz para matar al pueblo: Gilmer Genaro García Vive!!

Con el reciente asesinato de Gilmer Genaro García, líder comunitario del Pacífico nariñense en Tumaco, una vez más queda claro que la “paz” que se negocia desde arriba sólo beneficia a quiénes mercantilizan la vida misma. Y que la guerra en definitiva es contra los pueblos que luchan. 
Mientras ellos, los de arriba acuerdan cese bilateral al fuego, siguen matando a los nosotrxs de abajo, siguen acallando la palabra y la acción de resistencia, siguen amedrentando las autonomías, siguen encarcelando la otra paz, la paz de los nadies, la paz de los despojados, la paz de los hijos e hijas de la tierra, la paz de quienes no le ponen precio ni mercantilizan la vida. Ellos, unos y otros, sean de izquierda o de derecha son el sistema, con sus acciones siguen cercando los senderos de paz que históricamente los pueblos vienen caminando desde muy abajo. Así No. No más. Ni un muerto ni muerta más sea quien sea el asesino, no aceptamos que ni los que se hacen llamar ejército del pueblo ni que el Ejército del Estado nos siga matando. Sí a la vida, sí a la autonomía y si a una paz que permita vivir dignamente en nuestros territorios. Pueblos en Camino
 
Compartimos el reportaje de Andrés Bermúdez Liévano publicado en La Silla Vacía donde nos informa por qué las comunidades de Tumaco aseguran que Genaro García fue asesinado por las FARC. 

 
 
 
​Este lunes Gilmer Genaro García, un reconocido líder afro del Pacífico nariñense, fue asesinado en una carretera solitaria de Tumaco. En la zona hablan directamente de que fueron las Farc, algo que -de resultar cierto- significaría que esta guerrilla violó su cese al fuego unilateral menos de tres semanas después de que comenzara.
 
“¿Qué entienden ellos [las Farc] por cese unilateral? ¿Que no se combata con la Fuerza Pública pero sí atacar a las comunidades? Que nos digan, no pueden argumentar que no saben qué pasó porque son una organización jerárquica donde no es fácil dar contra órdenes. Nosotros no entendemos este tipo de agresión”, le dijo a La Silla un líder afro, que -como los demás consultados- prefieren omitir su nombre por miedo a posibles retaliaciones.
 
Ese fue el mismo mensaje que le mandó ayer el Consejo Nacional de Paz Afrocolombiano, que reúne a una decena de organizaciones afro, a las Farc en La Habana. “[Demandamos] a los negociadores de las Farc que están en La Habana se pronuncien de manera clara sobre el asesinato de Genaro García”, le escribieron.
 
El asesinato de Genaro
 
Genaro García, líder del consejo comunitario del Alto Mira, fue asesinado este lunes en Tumaco. Entre las organizaciones afro se lo atribuyen directamente a las Farc.
Genaro era desde hace dos años el representante legal del consejo comunitario del Alto Mira y Frontera, un territorio afro situado justo sobre la frontera con Ecuador, en la zona donde los manglares del estuario del río Mira dan paso a la cordillera.
 
Este lunes salió temprano a una cita en el río Rosario, acompañado por otros dos líderes.
 
A unos diez kilómetros del punto de la reunión -a la altura de la vereda de San Luis Robles y dentro del vecino consejo comunitario de Las Varas- los interceptaron cuatro hombres armados, según el relato que le contaron a La Silla dos personas que lo conocían bien. Los hicieron bajar del carro. Al conductor le pidieron las llaves y al resto sus documentos.
 
“Ah, Genaro García, hazte para allá. Ustedes dos, para acá”, le dijo uno de los hombres. “Tírate al piso, boca abajo y ponte las manos en la cabeza”, le ordenó. “Pero, ¿por qué? Yo no les he hecho nada”, les repuso él, mientras sus dos compañeros preguntaban qué ocurría.
 
En ese momento llegaron otros dos hombres en una moto. Uno de ellos le disparó en la cabeza y las piernas, frente a sus dos colegas. “No van a decir nada, no han visto nada. Agárrenlo y échenlo al carro”, les dijo. Ante las protestas de los dos, que explicaban que no podían volver con el cuerpo de su compañero y ninguna explicación, el mismo hombre les dijo. “Digan que fue por sapo o por ladrón”.
 
Entre las organizaciones afro creen que fueron las Farc por varias razones.
 
Primero, porque en esa zona dominan desde hace varios años los hombres armados de su Columna Móvil Daniel Aldana. Segundo porque desde 2009 viven totalmente extorsionados por esa guerrilla, que controla los cultivos de coca en su territorio. Tercero, porque cuando su hermana fue asesinada hace tres años los autores se identificaron como de las Farc.
 
Cuarto, porque a ellos les atribuyen los asesinatos de otros dos líderes en 2008. Quinto, porque a él mismo lo amenazó un comandante de las Farc con asesinarlo hace nueve meses. Y sexto, porque quienes lo citaron para la reunión fueron los campesinos que en la zona son su base social.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.