Aclaración: nos confundimos nosotros en cambio ellos no

Nos negábamos a creer que un presidente indígena, quien se proclama defensor de la Pachamama, permitiera que agredieran violentamente a sus hermanas y hermanos indígenas y campesinos por exigir sus derechos. Y como al mismo tiempo, el gobierno progresista de Cristina Fernández, desalojaba bolivianas y bolivianos de un predio tomado en La Plata, provincia de Buenos Aires, nos confundimos y publicamos la foto de una hermana herida en Bolivia por agentes del gobierno de Evo Morales, denunciando la agresión del gobierno de Argentina contra ellas.
 
Desafortunadamente hubo una confusión de parte nuestra y aunque como ya lo aclaramos, la fotografía corresponde a una mujer indígena agredida en Bolivia, lo cual descubrimos con mucho dolor, gracias a la información de un compañero desde Bolivia. Hoy nos damos cuenta de la triste realidad: Sí hay hombres y mujeres agredidas y heridas en el asentamiento en la localidad de Abasto, en la Plata Argentina, pero también en Oruro Bolivia, porque el gobierno del MAS responde con garrote a las legítimas demandas de su pueblo. La foto que circulamos es de una de las mujeres heridas en Oruro Bolivia durante el desalojo violento realizado el pasado 11 de mayo, durante la gasificación a campesinos e indígenas que bloquean la Doble Vía La Paz-Oruro.  ¿Cómo Así?. Así no. Carajo!!!
 
 
Su gobierno indígena, a quién eligieron y le dieron confianza, una vez más los defrauda. Peor aún, es saber que las demandas de miles de mujeres y hombres que bloqueaban la carretera panamericana al sur de Bolivia, son en defensa de la producción de la quina, precisamente porque desde octubre del año pasado, la demanda y las ventas de este alimento cayeron:  el quintal bajó paulatinamente desde Bs 2.000 hasta Bs 900 y 600. Por esta razón, las y los productores de quinua vienen demandando al gobierno de Evo Morales respuestas urgentes para solucionar esta situación. Sobretodo, exigen el apoyo correspondiente para exportar el grano, el cierre de fronteras al ingreso de quinua extranjera y un seguro agrario.
 
El hecho, finalmente, es que tanto en la Argentina como en Bolivia, las víctimas de la represión son bolivianas y bolivianos defendiendo sus justos derechos frente a un gobierno progresista y otro indígena que actúan en beneficio del poder y de los intereses del capital transnacional contra sus pueblos. Uno y otro gobiernos se proclaman de izquierda, y tal vez lo sean; eso no importa. Lo que importa es que las luchas populares por la vida y contra el sistema son atacadas por estas instituciones de derecha o de izquierda enemigas de los pueblos y de la vida. Pedimos disculpas por la confusión: la mujer indígena boliviana que aparece herida en la foto, sí es indígena, sí es mujer, sí es boliviana, sí fue herida por un gobierno progresista, sólo que ella es víctima de Evo en Bolivia y la noticia se refería a las víctimas de Cristina en Argentina. Los que no se confundieron fueron ellos: los gobiernos del sistema. 

 
Mayo 15 de 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *