“Las compañeras bolivianas llevaban sus hijos en la espalda y ellos le perseguían disparando”

“Ver como las compañeras bolivianas llevaban a sus hijos a cuestas en la espalda y ellos las perseguían y le tiraban con las balas de goma. Ellos estaban desbandados, decían que eran la ley y que nosotros no somos nada, nos decían: son unos hijos de puta, bolivianas de mierda.
 
Liliana Fernandez, (ATE Niñez), una de las desalojadas ayer en Abasto, detenida y golpeada cuenta el horror de la represión: “Lo que vi me hizo acordar al tiempo de los militares, nos siguieron pegando en la comisaría, y hasta los perros quemaron, que pasaban corriendo prendidos fuegos”.
 
“Estoy mal físicamente porque me pegaron por todos lados, y psicológicamente peor, porque pensé que estas cosas ya habían terminado, me hizo acordar al tiempo de los militares, cuando ellos tenían la palabra y vos no eras nada. Me tiraron al suelo y me agarraron a patadas.
 
Indignante saber que al tiempo que las agredían en Argentina, también su gobierno indígena desalojaba violentamente a más de 5.000 indígenas y campesinos en Oruro Bolivia, por reclamar apoyos para sostener los cultivos de quinua. Ver nota aquí

 
¿La policía entró a las 5.30 de la mañana cuando estaba oscuro, cuando legalmente un desalojo debe efectuarse de día?
 
Entraron a las 5.30 de la mañana y nos agarraron a todos durmiendo porque el día anterior nos habían dicho que el desalojo no se hacía, y entonces habíamos festejado. Ellos vieron eso y que estábamos relajados y nos agarraron a todos los compañeros durmiendo.
 
Los compañeros resistieron hasta morir, y prendieron fuego hasta los perros estos desgraciados, porque pasaban los perros vivos corriendo prendidos fuego. Lo que viví no se me va a borrar más nunca de la cabeza.
 
 
Ver como las compañeras bolivianas llevaban a sus hijos a cuestas en la espalda y ellos las perseguían y le tiraban con las balas de goma.
 
Ellos estaban desbandados, decían que eran la ley y que nosotros no somos nada, nos decían: son unos hijos de puta, bolivianas de mierda.
 
¿En total hubo 13 detenidos, 12 hombres y una mujer. Los llevaron al hospital luego?
 
De ahí nos llevan arrastrando hasta la comisaría, y no pudimos ser atendidos los heridos hasta mucho más tarde cuando cayeron algunos compañeros de la CTA y la Defensoría. No dejaron entrar al Juez, e incluso al abogado que fue a reclamar para que atiendan a los heridos que estaban detenidos, lo metieron preso y le pegaron.
 
 
¿Cuales son los reclamos ahora y los pasos a seguir par a continuar la lucha?
 
Ahora reclamamos que nos dejen entrar, porque el señor Matiolli que quiere las tierras no es el dueño, y no quieren decir quien dio la orden de desalojar. Porque había un acuerdo, y fue hasta el mismo vicegobernador Mariotto, el día anterior que nos dijo que no iban a desalojar.
 
Ahora nos estamos reagrupando, y aguantando en la calle hasta que podamos ingresar otra vez al predio. Vamos a necesitar el apoyo de todos los compañeros porque va a estar duro. Ya esta habiendo asamblea en 520 y 210, y los compañeros están acampando con una olla popular, y está bastante tensa la cosa, porque esta gente, si se puede decir así a esta policía, está tensa.
 
¿Desde hace cuanto tiempo están ocupando el predio?Desalojo Abasto bandera cta
 
Yo estoy hace 15 días pero hay gente que está hace 20 años, tenían casa de material pero la policía las volteó a todas. El desalojo estaba parado y no debía ejecutarse, pero la policía no quiere decir quién dio la orden. Porque el vicegobernador ya había ordenado que no se desaloje, y esta semana tenían que venir la Secretaría de Tierras y el agrimensor para que mida los terrenos, y la Secretaría de Niñez para ver como estaban los chicos. Es una locura lo que pasó.
 
Ellos dicen que la orden la dio alguien de más arriba, pero quién es superior al vicegobernador, no creo que el gobernador haya dado la orden. Esto no tendría que pasar nunca más, porque lo que vivimos fue como en el tiempo de los militares, y en la comisaría nos seguían pegando.
 
 
Publicado el 9 de mayo desde Buenos Aires, Argentina.
 
Fuente: www.ctabuenosaires.org.ar
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *