Marcha de Mujeres Originarias por el Buen Vivir

El pasado 21 de abril de 2015, mujeres originarias de 36 naciones se concentraron en el monumento a Julio Argentino Roca para marchar al Congreso Nacional y entregar un proyecto de Consejo de Mujeres Originarias por el Buen Vivir. Participaron Osvaldo Bayer, Nora Cortiñas y el premio nobel de la paz Adolfo Pérez Esquivel, junto a organizaciones sociales y políticas. Veamos el sentido que convocó a esta marcha Así Sí. Carajo!!!

 

“…  La propuesta es la creación de un consejo compuesto por dos consejeras de cada pueblo, de acuerdo a su filosofía ancestral, que tenga como objetivo la realización de un proceso de consulta, participación, información y difusión para proponer normativas y políticas que garanticen y efectivicen el Buen Vivir, es decir la reciprocidad y armonía de los pueblos con la naturaleza….”

 
 
El acto comenzó en Perú 104, frente al monumento al genocida Roca, donde hablaron el historiador Osvaldo Bayer y la madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora Nora Cortiñas. En su intervención Bayer remarcó la importancia de sacar el monumento a Roca, símbolo del genocidio contra los pueblos originarios, y colocar allí el monumento a la mujer originaria.
 
 
Luego una importante marcha encabezada por Moira Millán -referente mapuche organizadora de la marcha-, Nora Cortiñas, el Premio Nobel de la paz Adolfo Pérez Esquivel y otras mujeres originarias, seguidas por organizaciones sociales, feministas y políticas, al canto de “la tierra robada será recuperada”, se dirigió hacia el Congreso de la Nación, pasando por el acampe que mantienen las comunidades de Formosa en 9 de Julio y Avenida De Mayo.
 
 
Al llegar al Congreso, un importante grupo de mujeres entró al palacio legislativo donde presentaron el anteproyecto de ley para la creación de un Consejo de Mujeres Originarias por el Buen Vivir. La propuesta es la creación de un consejo compuesto por dos consejeras de cada pueblo, de acuerdo a su filosofía ancestral, que tenga como objetivo la realización de un proceso de consulta, participación, información y difusión para proponer normativas y políticas que garanticen y efectivicen el Buen Vivir, es decir la reciprocidad y armonía de los pueblos con la naturaleza.
 
 
Las organizadoras de la marcha vienen denunciando el extractivismo, que contamina el suelo, el agua y sus cuerpos, los desmontes, la sojización y los desalojos que sufren en sus territorios. Y también denuncian las problemáticas específicas de las mujeres indígenas, como abortos espontáneos y malformaciones a causa de la contaminación, ligaduras de trompas sin consentimiento que les realizan en los hospitales, y la invisibilización que sufren. Moira Millán expresaba que la mujer indígena ni siquiera aparece representada en los medios “Cuando se piensa en la mujer argentina no se piensa en nosotras, hay un estereotipo de mujer argentina, y no se piensa en la mujer originaria como parte de este país”
 
La Jornada culminó con un acto donde hablaron mujeres originarias de las diferentes naciones, y luego un festival musical del que participaron Bruno Arias, Peteco Carabajal y Arbolito.
 
Autor: Azul Lilén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.