6 claves para entender el conflicto por Tía María

Hay varios aspectos importantes a tomar en cuenta sobre el proyecto minero de Southern Copper.
 
En los 9 días que van del paro indefinido contra el proyecto Tía María de Southern Copper, van más de 20 heridos producto de la represión policial.
 
Este proyecto minero se desarrollará en el distrito de Cocachacra, provincia de Islay, región Arequipa. Tiene estimada una producción de 120 mil toneladas de cobre por año y la inversión de unos 1, 200 millones de dólares para su construcción. En principio, el inicio de las operaciones de Tía María estaba planeado para finales del 2011, pero ya han pasado cuatro años y el proyecto no se ejecuta debido a la oposición ciudadana.
 
 
A continuación, presentamos seis aspectos a tomar en cuenta para entender el conflicto por Tía María:
 
 
1.- El EIA y sus 136 observaciones
 
FOTO: ANDINA
 
En el 2009, se presentó el primer Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de Tía María y recibió 136 observaciones de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicio para Proyectos (UNOPS).
 
En agosto del 2014, el Ministerio de Energía y Minas aprobó el EIA sobre Tía María, a pesar de la preocupación de la ciudadanía. El Gobierno señaló que se habían subsanados las observaciones, pero los ambientalistas señalan que estas observaciones deben ser levantadas por UNOPS, la misma institución que las realizó. Hasta el momento, solo está la palabra del Ejecutivo de que sí se levantaron esas observaciones.
 
 
 
2.- Los «héroes ambientales» de Islay
 
FOTO: NAPA.COM.PE
 
Durante el gobierno de Alan García, en abril del 2011, ciudadanos de la provincia de Islay protestaron contra Tía María. Producto de la represión policial, tres personas perdieron la vida. Néstor Cerezo Patana, Aurelio Huarcapuma Clemente y Andrés Taipe Chuquipuma perdieron la vida víctimas de perdigones disparados por policías. La provincia de Islay los declaró «héroes ambientales» en la lucha contra Southern Copper.
 
 
 
3.- El Valle de Tambo y el tajo abierto
 
FOTO: ARIELPERU.COM
 
Otro de los aspectos importantes es que si Tía María se ejecuta, se estará realizando explotación minera a tajo abierto en el Valle de Tambo, una zona dedicada a la agricultura. Uno de los argumentos de los opositores al proyecto es que la actividad minera afectará a las producciones agrícolas. Como señala el EIA, la explotación de Tía María será a tajo abierto, un cuestionado método de extracción que utiliza explosivos y deja enormes agujeros en la tierra.
 
 
 
4.- El apoyo de los alcaldes
 
FOTO: LAREPUBLICA.PE
 
La protesta en Islay no se mantendría tan firme si no contaran con el apoyo de los alcaldes del Valle de Tambo.
 
El domingo pasado, Richard Ale Cruz, alcalde de Dean Valdivia; Helar Valencia, alcalde de Cocachacra; y José Ramos, alcalde de Punta de Bombón, iniciaron una marcha de sacrificio hacia la ciudad de Arequipa. A su llegada, conversaron con la gobernadora regional Yamila Osorio, quien dijo que ya estaba pactada una cita con representantes del Ejecutivo.
 
 
 
5. El rol del Gobierno central
 
FOTO: ANDINA
 
La minera Southern Copper se queja de la falta de apoyo del Poder Ejecutivo. Sin embargo, el Ministerio de Energía y Minas aprobó el EIA y cuando Julio Morriberón dijo que Tía María se cancelaba, la ministra Rosa María Ortiz salió a defender el proyecto y a manifestar el apoyo a la actividad extractiva. Además, minimizó la protesta en Islay. En declaraciones a la prensa dijo:
 
«‎Tía María no se va. La protesta de los antimineros es muy pobre, con el pasar de los días se ha desinflado. El gobierno está del lado de todo tipo de inversión, no solo minera».
 
 
6.- La falta de credibilidad de Southern Copper
 
FOTO: PROACTIVO.COM.PE
 
La empresa minera con sede en México tiene serios cuestionamientos. En enero del 2015, la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental pidió dos años y medio de pena privativa de la libertad y el pago de una reparación civil de 1 millón de dólares para el presidente ejecutivo de Southern Perú, Óscar González Rocha por el delito de contaminación ambiental en la modalidad de culposa en el mar de Ilo.
 
En mayo del 2008, el Osinergmin multó con 608 mil nuevos soles a Southern por cometer infracción a las normas medioambientales. La empresa no cumplió con el Programa de Adecuación y Manejo Ambiental. También superó los límites máximos permisibles y atentó contra la Ley General de Salud, Ley General del Ambiente y el Reglamento para la Protección Ambiental en la actividad minero metalúrgica. Con estos antecedentes, se entiende que la credibilidad de Southern es débil.
 
Autor y Fuente: Lamula.pe
 
(Foto de portada: Diario El Pueblo)
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.