¡FUE EL EJÉRCITO! En Querétaro distintas organizaciones y colectivos exigen apertura de los cuarteles militares y llaman a no votar

Este sábado 31 de enero de 2014 diversas organizaciones y colectivos del estado de Querétaro respondieron a la convocatoria de lxs padres y madres de los 43 estudiantes desaparecidos de la Normal “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa Guerrero. El punto de reunión fue la esquina de la Avenida 5 de Febrero y la Carretera a Tlacote, desde donde marcharon hasta las instalaciones de la zona militar número 17. El contingente exigió la presentación con vida de los normalistas, así como la apertura de la base militar para su búsqueda, toda vez que existen indicios sobre la participación del ejército en la desaparición forzada de los compañeros. Así mismo, algunos de los participantes hicieron un llamado a no votar por ningún partido político ni movimientos supuestamente ciudadanos, toda vez que “votar, es votar por el crimen organizado”, señalaron. Finalizaron con la entrega de una carta que solicita la entrada de la sociedad civil al cuartel para continuar la búsqueda, la cual fue recibida por el agente de la Secretaría de Gobernación del Estado de Querétaro Erick Gudiño además del Comandante Hernández de la zona militar número 17.

 

Desde las 12 del medio día, las distintas organizaciones, colectivos y personas a título individual comenzaron a llegar al punto de reunión convocado, lo mismo que agentes de la Secretaría de Gobernación del Estado, Procuraduría General de Justicia, y los ya acostumbrados “orejas”. Después de dos intentos intimidatorios para disuadir y/o controlar la movilización por parte de quienes se identificaron como Erick Gudiño y Gerardo González, agentes de la Secretaría de Gobernación del Estado, el contingente se fue nutriendo y organizando para salir rumbo a la Zona Militar 17, con la cobertura de algunos medios libres y de paga.

En el transcurso del recorrido se mantuvo constante una brigada de información y volanteo, así como el grito de consignas como: “!Vivos se los llevaron, Vivos los queremos!, “México no es cuartel, fuera ejército de él”, “Ni PRI, Ni PAN, Ni PRD, Ni MORENA, fuera partidos políticos del poder”, entre otras. Arribando a la entrada de la Zona Militar 17, el contingente fue recibido por un tercer agente de la Secretaría de Gobernación del Estado, quien sin identificarse, amenazó a los manifestantes aludiendo “si no quieren que les pase nada, manifiéstense aquí “, señalando el cruce previo a la entrada de la zona militar, a lo que se le respondió negativamente, emprendiendo la marcha hasta la entrada del cuartel.

Al llegar el contingente a la entrada del cuartel, se colocó una manta en la reja principal que decía  “no pueden desaparecer la esperanza”, así como una bandera de México con el nombre de Ayotzinapa y exigiendo Justicia. No se hizo esperar el reclamo a los militares, quienes respondían con risas de burla y algunos pocos con rostros asustados y tristes, todo ello mientras los tres agentes de gobernación ya mencionados se interponían entre los manifestantes y los soldados, indicando en todo momento ser ellos el único canal de comunicación, lo cual fue rechazado por los manifestantes.

Las actividades continuaron con la lectura de distintos pronunciamientos de las organizaciones, colectivos y personas presentes, en los cuales destacaron: el rechazo a las declaraciones de la PGR, donde se asume el asesinato de los normalistas; el rechazo a ver Ayotzinapa como un caso único y aislado en México y la certeza de que el ejército y policías desplazan, desaparecen y masacran por negocio, como en el caso de las 1270 mujeres desaparecidas en el estado de Querétaro entre los años 2009 y 2013.

Posteriormente se hizo la entrega de una carta donde se solicita que se abran los cuarteles a la sociedad civil para continuar con la búsqueda de los compañeros normalistas, la cual fue recibida por Erick Gudiño, agente de la Secretaría de Gobernación del Estado, quien alegaba que él haría llegar la carta a la persona correspondiente, impidiéndonos todo contacto con el ejército, hasta que los manifestantes lograron que el Comandante Hernández de la 17 zona militar firmara de recibido la carta elaborada a mano, en el momento, por algunos manifestantes.

El pase de lista de los 43 compañeros desaparecidos y la entonación del himno nacional mexicano cerraron la jornada de movilización en la zona militar, abriendo la posibilidad de una nueva jornada con los mismos objetivos.

Finalmente, como medios libres, autónomos, independientes o como se llamen, es deber ético presentar los rostros de quiénes su “trabajo” puede representar nuestro hostigamiento, represión e incluso la muerte, por nuestra oposición al NARCOESTADO en Querétaro, Guerrero y todo el territorio mexicano. A continuación presentamos las fotografías de quienes filmaron a cada uno de los manifestantes durante toda la jornada (Primera foto), nos amenazaron (Segunda foto), e intentaron controlar la manifestación pacífica (Tercera y última foto), haciéndolos públicamente responsables de cualquier agresión futura en contra de los manifestantes.

 

 

QUERÉTARO DE ABAJO, 31 DE ENERO DE 2014
POR: MEDIOS LIBRES, AUTÓNOMOS, INDEPENDIENTES O COMO SE LLAMEN

 

VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!

NO VOTAREMOS, PORQUE VOTAR ES VOTAR POR EL CRIMEN ORGANIZADO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *