ECUADOR: NO MÁS MUERTES EN NUESTROS MANGLARES

Hacemos público el atentado que ocasionó la muerte del compañero Jeferson David Tejada, recolector y pescador artesanal del manglar de la provincia de El Oro, quien fue atacado salvajemente por perros asesinos que le provocaron heridas gravísimas en la madrugada de este jueves 16 de octubre del 2014 y que le ocasionó la muerte, dejando a su familia en la orfandad.

 
 
Jeferson, se encontraba en su faena de recolección de concha cuando fue atacado sorpresivamente por perros asesinos y guardianes de la camaronera, seguramente regularizada, propiedad de Julio Rimbaldo, ubicada en la Isla Las Huacas. 
Quienes hacemos la C-CONDEM exigimos justicia, son ya 10 compañeros asesinados por los industriales camaroneros, que ahora se amparan en el Decreto 1391 y se asumen dueños de los manglares y de los estuarios. Reiteramos que la industria del camarón en cautiverio es ilegal, ya que taló el 70% del ecosistema manglar y ahora desplaza a las comunidades, contamina y asesina en nuestros manglares que es nuestro territorio de vida, economía y cultura. 
 
Hacemos un llamado a los organismos internacionales y exigimos al Gobierno y sus autoridades competentes poner un alto a esta serie de atropellos y violaciones sistemáticas a los derechos humanos, es hora de sancionar a los responsables y prohibir inmediatamente a los camaroneros el uso de las cercas eléctricas, perros asesinos y el uso de armas que atentan contra la vida humana.
 
No más muertes a manos de industria del camarón en cautiverio, nosotros los recolectores y pescadores artesanales somos pueblos y comunidades ancestrales del ecosistema manglar que exigimos JUSTICIA y reclamamos que del Estado protección a nuestro derecho fundamental a la vida. 
 
NO MÁS MUERTES EN NUESTROS MANGLARES, QUE SON NUESTRO TERRITORIO DE VIDA.
COMUNICADO- C- CONDEM
Contactos: Líder Góngora cel- 0994893495
 
 
C-CONDEM Corporación Coordinadora Nacional para la Defensa del Ecosistema Manglar del Ecuador. ©2013. manglares@ccondem.org.ec

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *