Santos le cumple al modelo con la «paz» y con la guerra

Hoy 7 de Agosto de 2014. Se posesiona el reelecto Presidente Santos en Colombia, gracias a la izquierda. Hoy en su discurso abofetea al país, a quienes lo apoyaron y le creyeron, a quienes se le vendieron por mermelada. Hoy le cumple a sus patrones y a la guerra contra los pueblos que necesita el Capital. 

A quienes eligieron y promovieron a Santos desde la izquierda, a nombre de La Paz, por ser preferible a Uribe, ya les está respondiendo
 
Juan Manuel Santos no es el Presidente de la Paz ni era el candidato de la Paz ni Paz es lo que busca. Santos igual que Uribe y su títere son agentes en cargos del modelo, a su servicio. No es paz lo que buscan ni defienden. Por eso hoy, cuando se reelige gracias a esa izquierda tonta y manipulada, estamos más cerca de la guerra total que nunca. Esa guerra total, contra los pueblos primero y también contra los pueblos en su expresión Estado-Insurgencia es una guerra para impedir y negar la existencia de conflictos y a los verdaderos y legítimos agentes de su resolución efectiva y justa: Los Pueblos. La guerra en Colombia, venga de donde venga, es Contra los Pueblos. Santos tiene la misión, igual que Uribe, de darle continuidad a la guerra por la vía de la Paz del Modelo o por la vía de la Guerra del Modelo. 
 
Santos, igual que Uribe, siempre ha tenido esas dos cartas que le da el capital transnacional al servicio del Pentágono en sus manos. Acá de lo que se trata es de entregar el continente y sus riquezas a las transnacionales financieras y extractivistas. Santos, igual que Uribe, van a cumplir con esto, con o sin acuerdo de paz con las FARC o el ELN. Los acuerdos y la negociación le sirven a los pueblos solamente si se firman pronto y oxigenan mínimamente los espacios de movilización para que los pueblos amplíen el horizonte de lo político más allá del ámbito al que los ha reducido intencionalmente la guerra estado-insurgencia y mucho más allá del ámbito al que pretende reducirlos con los acuerdos de Paz insurgencia-estado con el que pretende cerrar toda posibilidad de reconocer, abordar y superar desde abajo el modelo de opresión y despojo que nos somete.
 
Había que votar contra el modelo. Había que luchar contra el Modelo. Hay que alcanzar acuerdos de paz-el cese al fuego definitivo y permanente con condiciones mínimas y garantías precisas- insurgencia-estado para que los pueblos puedan reducir la guerra que es, ha sido y será en su contra, venga de donde venga el disparo, la bomba, la masacre, el abuso.
 
Santos, al igual que Uribe, van a seguir con la guerra. Que sigan con la firma de los acuerdos de paz y que deban enfrentar a los pueblos en conflicto desde sus agendas y derechos con el aire que da el que no los estén matando y silenciando todos.
 
Santos le cumple a sus aliados. Algunos puestos habrá para quienes lo apoyaron. Muy pocos. Muchos muertos más. Muchos más de rodillas por esos cargos, puestos y recursos. Mucha más gente que creyó en unos y otros, teniendo que reconocer que la única voluntad que vale es la que NO SE DELEGA EN NADIE QUE MANDE POR ENCIMA DE LOS COLECTIVOS, VENGAN DE DONDE VENGAN LOS PATRONES. 
 
Por la paz, la de verdad, ni Santos, ni Uribe, ni quienes los promueven en contra nuestra
 
Autor: Manuel Rozental
Fuente: Pueblos en Camino
 
 
 
En las últimas semanas las Farc desataron una escalada terrorista contra la infraestructura energética, el medioambiente, las Fuerzas Militares y de Policía.
 
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, advirtió a las Farc, en el discurso de su segunda investidura, que los actos violentos como los registrados en las últimas semanas son «inaceptables» y ponen el riesgo el proceso de paz que se lleva a cabo en Cuba.
«Señores de las Farc: ¡están advertidos!», dijo Santos en su discurso, en el que dijo que no se entiende que mientras en La Habana se habla de paz, en Colombia las Farc cometan actos terroristas.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.